Redacción

En declaraciones que recoge el boletín de noticias de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), el presidente del Grupo Grimaldi, Emanuele Grimaldi, afirma, refiriéndose a la situación por la que atraviesa el sector de la Marina Mercante en Europa, que “muchos bancos están ayudando a los armadores porque no saben qué hacer con tantos barcos” y se pregunta si “¿acaso los bancos pueden gestionar 400 buques mejor que los armadores? La situación hoy en día es crítica. En 2009 muy pocas compañías navieras producirán beneficios. Nos vamos a sorprender con lo malas que van a ser las cuentas de resultados de las navieras en este ejercicio.”

Por lo que se refiere al Grupo Grimaldi, declaró, “no está pensando en hacer ninguna adquisición. Ahora, para nosotros, es tiempo de digerir Finnlines”, una de las principales navieras de ro-ro del norte de Europa, en la que el grupo italiano tiene una participación del 64,5% desde finales de 2007. “Cuando compras una compañía, ya sabes que te va a llevar un tiempo organizarla hasta que consigues el valor de adquisición. Por eso, es momento para trabajar y reorganizar mucho mejor Finnlines, lo que no es tarea fácil.” Grimaldi reconoció que tanto esta naviera como la griega Minoan Lines, otra de las recientes compras de su grupo, en la que tiene un 85% de participación, han tenido un año difícil. “Los primeros seis meses fueron los peores que nunca he visto.”

El accionista mayoritario de Finnlines ha creado nuevas líneas, reforzado otras existentes y reorientado la estrategia de esta naviera finlandesa para su relanzamiento. Desde el pasado mes de mayo, Finnlines ofrece un nuevo servicio semanal, denominado BalticEuroMed Service, con destino a más de 20 puertos mediterráneos (Chipre, Egipto, España, Francia, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Libia, Malta, Siria, Túnez y Turquía).

Asimismo, Finnlines opera desde el pasado mes de junio nuevos servicios de corta distancia para carga rodada y pasaje entre Finlandia y Polonia (Helsinki-Gdynia) y entre Polonia y Alemania (Gdynia-Travemünde), ofreciendo en cada uno de ellos tres salidas semanales y, al mismo tiempo, cubre un nuevo servicio semanal entre Finlandia y Rusia (Helsinki-San Petersburgo).

La naviera finlandesa también ha aumentado a diez las salidas semanales de su servicio entre Finlandia y Alemania (Travemünde-Helsinki) y al mismo tiempo ha puesto en marcha una nueva estrategia más centrada en el transporte de pasajeros, con la introducción de “un enfoque ‘bajo coste’, una política de marketing más agresiva y un servicio a bordo más atractivo”.

Durante el primer trimestre de 2009, Finnlines registró unas pérdidas antes de impuestos de 26,6 millones de euros. “Este proceso se está acercando a su final y creo firmemente que, una vez finalizado, mejorará el nivel de servicio ofrecido a nuestros clientes”, afirmó Emanuele Grimaldi, quien añadió que Finnlines ha estado operando al 50% de su capacidad y que las nuevas iniciativas aumentarían esta cifra hasta un “más aceptable 70% hacia mediados de año. Finnlines nunca ha estado tan activo en la creación de nuevas líneas, servicios y oportunidades de negocio, en beneficio de los importadores y exportadores finlandeses. Esto se ha hecho teniendo un cuidado especial en reestructurar la compañía mejorando la eficiencia y reduciendo los costes.”

Fuente: ANAVE

Finnlines está siendo reorganizada para prestar un mejor servicio

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es el barco de turismo más grande que haya hecho escala hasta ahora en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, pero sí es uno de los más representativos. El crucero británico Queen Victoria mostró durante su estancia el pasado 28 de noviembre la gracia y la elegancia de su construcción, que enorgullece a su compañía armadora, la célebre Cunard Cruises, vinculada con el puerto tinerfeño desde finales del siglo XIX; así como al país cuyo pabellón enarbola, y el astillero y el país donde ha sido construido, Italia, convertido, junto con Finlandia, Francia y Alemania en uno de los grandes protagonistas del sector a nivel mundial.

Durante muchos años, la construcción naval británica fue un claro referente; sin embargo, en las últimas décadas,  otros países han recogido el testigo y nos sorprenden cada vez que sale un nuevo barco. A pesar de su capacidad técnica, España, lamentablemente, ha tenido una escasa contribución y permanece ajena a este mercado industrial de alto valor añadido y hemos de conformarnos con buques de pasajeros nada despreciables, como los nuevos ferries de Naviera Armas o el Grupo Balearia.

Nuestro buen amigo Julio A. Rodríguez Hermosilla -gran enamorado del puerto tinerfeño, de la mar y los barcos- nos envía esta foto del crucero británico Queen Victoria en su maniobra de salida del puerto tinerfeño, gesto que le agradecemos. En esta misma sección hemos profundizado en la historia, las características y el protagonismo del barco que nos ha vuelto a visitar, anotando, de ese modo, un nuevo acaecimiento en la historia inmediata del puerto tinerfeño. Ahí queda el testimonio de cuanto decimos.

El crucero británico "Queen Victoria", en la maniobra de salida del puerto tinerfeño

 Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos podido admirar hoy, 28 de noviembre, en su atraque de la Dársena de Los Llanos, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, la avanzada estampa marinera del megayate Skat, abanderado en las Islas Caymán y propiedad de uno de los grandes magnates del imperio Microsoft, Charles Simonyi. Por evidentes razones, la superestructura del llamativo barco resaltaba en el entorno portuario, en una jornada en la que también formaron parte de la crónica portuaria, entre otros buques destacados, los cruceros Queen Victoria y Aidaluna.  

Construcción número 13.621 de los astilleros Lurssen, en Bremen (Alemania), de larga tradición en grandes yates y buques militares ligeros, y puesto en servicio en 2002, el megayate Skat es un buque de 70,70 metros de eslora total -62,50 entre perpendiculares-, 13,5 de manga y 3,72 de calado. Es el resultado del denominado Proyecto 9906. El diseño del buque pertenece al arquitecto naval Alan Denae y el aspecto exterior es resultado del estudio Espen Øino Naval Architects, en estrecha colaboración con Lürssen Yachts, mientras que el diseño interior se debe a Marco Zanini y Flavia Alves de Sousa.

De 1.998 toneladas brutas (GT), el casco es de acero naval y la superestructura de aluminio y posee la máxima clasificación del Lloyd’s Register. Dispone de una plataforma de vuelo para las operaciones de un helicóptero ligero. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico compuesto por dos motores MTU 16V4000 M79, con una potencia de 2.717 caballos cada uno y tres motores eléctricos de la misma marca, dos de ellos de 280 km y el tercero, de 212 kw, que le permiten desarrollar una velocidad máxima de 17 nudos. Tiene capacidad para alojar a 10 invitados en cinco cabinas y una tripulación máxima de 20 personas.

El megayate "Skat", visto por la banda de estribor

El megayate "Skat", huésped singular del puerto tinerfeño

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto tinerfeño la elegante estampa marinera del crucero británico Queen Victoria, que arribará esta mañana, a primera hora, procedente de Funchal en viaje a Las Palmas y Arrecife de Lanzarote, con una expedición de 1.919 pasajeros y 975 tripulantes al mando del capitán Paul Wright. La escala en el puerto de Santa Cruz de La Palma, prevista para ayer, viernes, fue suspendida por causas técnicas. Antes de que finalice el año, este buque tiene prevista otra escala en el puerto tinerfeño, el día 28 de diciembre, y en Santa Cruz de La Palma al día siguiente. De la consignación se ocupa Hamilton y Cía.

El crucero Queen Victoria es el segundo buque más grande de la flota de Cunard, precedido por el famoso Queen Mary 2, que estuvo en Santa Cruz de Tenerife en su crucero inaugural por el Atlántico. Supera en tonelaje, incluso, a los míticos Queen Mary y Queen Elizabeth y, por supuesto, también al aquí siempre bien recordado Queen Elizabeth 2, a quien relevó el buque que hoy nos visita, tras la venta de éste a la sociedad Dubai World para emplearlo como hotel flotante y museo en la famosa Palm Jameirah.

El proyecto del buque Queen Victoria pertenece a la clase Vista, modelo utilizado por otras compañías del grupo naviero al que también pertenece Cunard, con los que comparten muchas de las características exteriores e interiores. Holland American Line tiene dos buques de la serie llamados Zuiderdaam y Maasdam; Carnival Cruises otros dos llamados Carnival Miracle y Carnival Spirit; P & O Cruises opera el buque Arcadia, que en origen iba a ser el Queen Victoria; y Costa Cruises, otros dos: Costa Luminosa y Costa Deliziosa.

Ciertamente el aspecto exterior es agradable y bien proporcionado y, en el caso del Queen Victoria, todavía destaca más por los colores con los que está pintado: casco negro y superestructura blanca, coronada por su emblemática chimenea roja y negra, conocida en todos los puertos del mundo. La diferencia, obviamente, está en su interior: el lujo en los decorados de sus salones está muy por encima de la decoración de los cruceros de su misma clase y de otros contemporáneos; la calidad en el servicio, las comidas en los distintos restaurantes a la carta y en el “self service” en la cubierta Lido y, en resumen, la tradición y la herencia de Cunard, marcan una clara y notable diferencia.

La mayoría de los salones y áreas de uso público del Queen Victoria evocan el gusto de sus predecesores, caso del Queens Room, un magnífico salón con balcones para bailes y recepciones; el teatro Royal Court, distribuido en tres cubiertas y The Grills, una serie de restaurantes de lujo y alto nivel.  Las suites y las cabinas tienen un estilo único, espaciosas, muy cómodas y con un servicio de 24 horas de primera línea, con independencia del precio pagado. Dispone de 127 suites, 718 camarotes y suites con balcón, 864 camarotes exteriores y 143 camarotes interiores.

La biblioteca, en dos niveles, con escalera de caracol interior, alberga más de 6.000 volúmenes en diferentes lenguas. Un museo lleno de muchos recuerdos en el Hemispheres Club. Durante los días de mar, los pasajeros pueden disfrutar del Cunard Royal Spa Fitness Centre, sala de conferencias, centro de internet, el impresionante Grand Lobby, Britannia Restaurant, Golden Lion, Chart Room, Champagne Bar, la belleza del Queens Arcade, Todd English y Cafe Carinthia son sólo algunos ejemplos de la excelencia distribución y decoración interior de este buque con capacidad máxima para 2.014 pasajeros.

Construcción número 6.127 de los astilleros Fincantieri, en Porto Maguera (Italia), el contrato fue firmado en diciembre de 2004 y el 12 de mayo de 2006 se puso en grada el primer bloque de su quilla. Fue puesto a flote el 15 de enero de 2007, entregado a sus armadores el 24 de noviembre del citado año y bautizado, el 10 de diciembre siguiente, en el puerto de Southampton, por la duquesa de Cornwall, Camila Parker, en presencia de su esposo, el príncipe Carlos de Inglaterra. El buque rinde homenaje a la reina Victoria (1819-1901), personaje de grato recuerdo en la historia del Reino Unido y la Commonwealth.

De 90.049 toneladas de registro bruto (GT), son sus principales dimensiones 297 metros de eslora total, 32,20 de manga y 7,80 de calado. Está propulsado por seis motores Sulzer, acoplados a dos ejes que accionan hélices de paso variable, con una potencia de 63.360 kw y que le permite alcanzar una velocidad máxima de 23,7 nudos. Código IMO: 9320556.

Bonita imagen del crucero "Queen Victoria", en pruebas de mar

La elegancia del crucero "Queen Victoria", en el puerto tinerfeño

El crucero "Queen Victoria", visto de popa por la banda de babor

El gran lobby del buque, expresión del refinado gusto inglés

"Royal Arcade", uno de los centros neurálgicos del crucero

El teatro "Royal Court", situado a proa, se distribuye en tres cubiertas

Fotos: Cunard Cruises. Las del buque en el puerto de Santa Cruz de Tenerife han sido cedidas por Julio A. Rodríguez Hermosilla

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió el 22 de noviembre la primera escala del crucero Vision of the Seas, que arribó procedente de Las Palmas en viaje a Recife, con una expedición de 1.564 turistas, en su mayoría portugueses y brasileños. Representantes de la Autoridad Portuaria agasajaron al capitán del buque y los turistas fueron recibidos a pie de escala con la actuación de un grupo folklórico y también se les facilitó información de interés general. 

Propiedad de Royal Caribbean Internacional y abanderado en Bahamas, el buque Vision of the Seas es la construcción número F31 de Chantiers de l’Atlantique, en su factoría de St. Nazaire (Francia) y fue entregado a sus armadores el 15 de abril de 1998. Posicionado en el puerto de Southampton, en su primera etapa navegó en distintos itinerarios europeos, pasando después al mercado americano e internacional, caso de la Rivera mejicana, en la que cosechó un notable éxito en la programación de 2008. Tiene capacidad para 2.416 pasajeros y una tripulación de 765 personas. 

Es un buque de 78.340 toneladas brutas (GT), 46.263 netas (NT) y 5.000 de peso muerto y son sus principales dimensiones 278,94 metros de eslora total, 32,20 de manga y 7,80 de calado. El equipo propulsor está formado por cuatro motores Wärtsila M3HPD-300, con una potencia de 50.400 kw acoplados a dos ejes que le permiten desarrollar una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9116876. 

El crucero Vision of the Seas es el último de una serie de seis unidades, de la que también forman parte los buques Legend of the Seas, Splendour of the Seas, Gandeur of the Seas, Rhapsody of the Seas y Enchantment of the Seas, respectivamente. Royal Caribbean dispone en la actualidad de una flota de 21 buques de cruceros, entre ellos el novísimo Oasis of the Seas, construido en Finlandia y el mayor del mundo en su género, entregado en octubre de 2009 y al que seguirá un segundo buque gemelo llamado Allure of the Seas, en 2010.

Estampa marinera del crucero "Vision of the Seas", en su primera escala en el puerto tinerfeño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto tinerfeño la presencia del buque-escuela sueco Gladan, propiedad de la Escuela Naval del país escandinavo, cuya estancia en su atraque de la Dársena de Los Llanos ha pasado prácticamente inadvertida para la ciudadanía amante de la mar y los barcos. Y es una pena, porque este buque, al igual que su gemelo Falken, son viejos conocidos por estas latitudes desde que en 1947 y 1948, respectivamente, nacieron a la mar en los astilleros de Estocolmo.

Aparejados de goleta, arbolan dos palos con igual número de velas cangrejas y varios foques a proa que largan una superficie vélica de 512 metros cuadrados. Son buques de 232 toneladas de desplazamiento y una eslora total de 42,50 metros, 7,27 de manga y 4,20 de calado en cascos de acero y disponen de un motor propulsor de 120 caballos. Cumplen con su función docente en contacto directo con el mar, realizando largas campañas de instrucción y, fuera de temporada, también son utilizados por asociaciones civiles suecas para la instrucción de jóvenes en el arte de la navegación y la marinería, llevando a bordo, como máximo, 40 personas.

El buque-escuela sueco "Gladan", en el puerto tinerfeño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos nuevos cruceros de turismo se sumarán en la primera quincena del próximo mes de diciembre al historial de primeras escalas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Se trata de los buques Grand Princess y Louis Majesty, que arribarán los días 8 y 11 de diciembre, respectivamente. Este último, además, visitará también los restantes puertos insulares de la provincia tinerfeña: el día 10 estará en La Palma y el 12 en La Gomera y El Hierro.

Por lo que se refiere a otras escalas a cargo de Hamilton y Cía. previstas en lo que resta de año, hemos de citar la presencia del crucero británico Queen Victoria, los días 27 y 28 de noviembre, en Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife, y 29 y 29 de diciembre, en Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma, respectivamente.

Otros dos cruceros británicos, Arcadia y Oriana, estarán en el puerto tinerfeño los días 2 y 23 de diciembre, mientras que el primero de ellos también tiene prevista una escala en el puerto palmero el 30 de noviembre. Por último, el crucero Island Escape estará de nuevo en Santa Cruz de Tenerife los días 27 de noviembre y 4, 11, 18 y 31 de diciembre, y en el puerto de Santa Cruz de La Palma, los días 29 de noviembre, y 6, 13 y 20 de diciembre.  

El megacrucero "Grand Princess" arribará el 8 de diciembre

Foto: Adolfo Ortigueira Gil (Barcelona)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es frecuente que coincidan en el puerto tinerfeño dos buques auxiliares gemelos de la Armada Española, caso de los hidrográficos Malaspina (A 31) y Tofiño (A 32), que compartieron atraque en la Dársena de Los Llanos los días 21 y 22 de noviembre. Ambos son viejos conocidos y su presencia siempre resulta evocadora de sus predecesores, los planeros de iguales nombres que tanto contribuyeron al levantamiento y actualización de la cartografía marina del Archipiélago Canario y de la vecina costa africana.

En un país como el nuestro, de tan extenso litoral tanto peninsular como insular,  resulta necesario disponer de buques especializados cuyo trabajo permita completar y actualizar la vasta cartografía marítima y equipados científicamente, al mismo tiempo, para efectuar estudios oceanográficos, de biología marina, corrientes, salinidad de las aguas…

El proyecto de ambos buques está inspirado en el tipo “Bulldog” de la Royal Navy y su construcción se firmó con la Empresa Nacional Bazán, siendo asignados al astillero de San Fernando (Cádiz), donde comenzó su construcción a finales de 1972. El primero de ellos resbaló por la grada el 14 de agosto de 1973, haciéndolo el segundo el 22 de diciembre del mismo año y entraron en servicio el 21 de febrero de 1975 y el 23 de abril del citado año, respectivamente.

Son buques de 820 toneladas “standard” y 1.090 de desplazamiento y miden 57,70 metros de eslora total -51,40 entre perpendiculares-, 11,70 de manga y 3,65 de calado. Estan propulsados por dos motores diesel MWM de 2.700 caballos de potencia que accionan igual número de hélices y le permiten alcanzar una velocidad de 15 nudos. Para las operaciones de velocidad reducida disponen de sendos motores eléctricos. La autonomía es de 4.000 millas a velocidad económica de 12 nudos. La dotación máxima, incluido personal científico civil, asciende a 63 personas, de ellos nueve oficiales.

A bordo de estos buques destaca su equipamiento, caso del sistema de radiolocalización  con estaciones en tierra para obtener situaciones exactas y fijar con toda precisión los puntos de sonda; los sondadores de alta frecuencia y pantalla digital, asimismo dispuestos en los botes auxiliares; además de navegación por satélite, diversos ordenadores con funciones técnicas, entre ellos un “plotter” para el trazado automático del curso del buque en coordenadas dentro y fuera del rumbo; equipo de navegación hiperbólica, “display” de todos los datos en pantallas táctiles, registro automático de datos geofísicos y de navegación, laboratorios de electrónica, fisioquímica y fotografía, etcétera. Asimismo, la habilitación de ambos buques ha sido modernizada de acuerdo con los planes del programa CAVIMAR.

Los buques "Malaspina" y "Tofiño", en el puerto tinerfeño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación agasajó el pasado domingo, 22 de noviembre, a su presidente y cofundador, el profesor Enrique García Melón, catedrático de Navegación  de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, con motivo de su reciente jubilación. El homenajeado, que recibió una artística placa de sus compañeros y amigos, expresó con emoción contenida su sentimiento de afecto, gratitud y lealtad a la amistad que le une con todos ellos desde hace muchos años. Excusaron su asistencia y se recibieron adhesiones de otros miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación.

Capitán de la Marina Mercante y académico de una larga y fructífera trayectoria, Enrique García Melón navegó en buques de Compañía Trasatlántica Española, CEPSA y Antonio Armas Curbelo, en los que ocupó plaza de oficial y capitán, y en las tres últimas décadas de su vida profesional ha ejercido la enseñanza superior en la Escuela Oficial de Náutica de Santa Cruz de Tenerife, de la que es uno de sus representantes más prestigiosos y reconocidos por su constante esfuerzo y labor por mejorar la calidad de la enseñanza. Su condición de bidoctor y catedrático de Navegación, le ha permitido formar parte de numerosos tribunales de tesis doctorales de nuevos profesores que hoy tienen importantes responsabilidades en las enseñanzas náuticas del país.

Presidente, desde su fundación, de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, con sede en La Laguna, siempre le ha dedicado esfuerzo y tiempo para su consolidación e incorporación de nuevos miembros, todos ellos de reconocido prestigio académico y universitario. Dotado, además, de una nobleza entrañable, Enrique García Melón pertenece al grupo de personas que suman afectos, razón por la cual en los próximos días se sucederán otros homenajes de compañeros, colectivos y amigos. 

Enrique García Melón (centro, sentado) con sus colegas de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Stream Repsol-Gas Natural LNG, la compañía formada por Repsol y Gas Natural de transporte marítimo de gas natural licuado, fletará dos buques de nueva construcción a las navieras noruegas Knutsen OAS Shipping y Höegh, que se sumarán a otros cuatro buques del mismo tipo contratados entre 2007 y 2009, según informa la citada empresa.

Estos dos buques, actualmente en construcción en astilleros de Corea del Sur,  estarán operativos en 2010, cuando comience a funcionar la planta de licuefacción de Perú promovida por un consorcio internacional, en el que participa Repsol con un 20% de capital. Los nuevos metaneros tendrán capacidades de 173.400 m3 y 153.580 m3 y serán fletados en régimen de “time charter” por un periodo de 33 meses.

Según los planes que maneja Stream Repsol-Gas Natural LNG, prevé que los dos nuevos buques especializados cubran la ruta entre la citada planta de Perú y una de regasificación que se está construyendo en México. Las previsiones apuntan a que el mercado mexicano experimente, en los próximos años, una importante demanda de gas natural, al entrar en operación varias centrales eléctricas de ciclo combinado. Asimismo, Stream podría ampliar sus tráficos hasta el mercado chino, considerado uno de los principales clientes de gas en un futuro próximo, considerando que la planta de Perú está muy bien situada para hacer llegar el gas por mar al norte del continente americano y al sureste asiático.

Con la incorporación de estos dos nuevos buques, la flota total de Stream Repsol-Gas Natural LNG estará compuesta, a finales de 2010, por un total de 17 metaneros, de ellos seis operados por Gas Natural, nueve por Repsol y dos al 50%.

"Bilbao Knutsen", buque LNG propiedad de Knutsen OAS Shipping

Fuente: ANAVE