Fred. Olsen estrena nueva sede

septiembre 30, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de casi veinte años de permanencia en el edificio de Añaza, desde hoy la compañía Fred. Olsen estrena nueva sede en Santa Cruz de Tenerife. Se encuentra en el número 4 de la subida al Polígono del Mayorazgo, en una zona en la están establecidas diversas empresas. Se trata del quinto cambio de sede social en casi cuarenta años de existencia de la citada compañía, llamada Ferry Gomera en sus orígenes.

Ocupa un edificio de tres plantas con una fachada alargada y más acorde a sus necesidades actuales y en el que también tiene su sede el consulado de Noruega en la provincia tinerfeña. En 1994, año importante en la historia de la compañía, se estrenó el anterior inmueble de cuatro plantas, que se convirtió entonces en un claro referente arquitectónico y en uno de los iconos de la compañía naviera.

Nueva sede social de Fred. Olsen y el consulado de Noruega en Tenerife

En 1994, Líneas Fred. Olsen estrenó la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete con los ferries “Bañaderos” y “Bajamar”, ex “Benchijigua” (2º) y la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma pasó a cubrirla el ferry “Benchijigua” (3º). Entre 1999 y 2000 se produjo el cambio a las embarcaciones rápidas con la incorporación de los buques “Bonanza Express”, “Bentayga Express” y “Benchijigua Express” (1º).

En 2005, con la incorporación del segundo “Benchijigua Express”, que sigue siendo el mayor trimarán del mundo, los buques “Bentayga Express” y “Benchijigua Express” (1º) fueron rebautizados “Bentago Express” y “Bencomo Express” y pasaron a cubrir la línea Santa Cruz de Tenerife-Agaete. Además de los citados, la flota actual de Fred. Olsen Express incluye también el buque “Bocayna Express”, que atiende la línea Corralejo-Playa Blanca. 

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el muelle del Arsenal Militar en Las Palmas de Gran Canaria comparten atraque los buques “Esperanza del Mar” y “Beautemps-Beaupré”. El primero, como conocen nuestros lectores, es un buque hospital del Instituto Social de la Marina operativo en aguas del banco pesquero al sur de Canarias y el segundo es un buque hidrográfico de la Marina de Guerra francesa, al que ya hemos visto en ocasiones anteriores.

El citado buque pertenece al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de Francia y su nombre rinde homenaje al hidrógrafo François Beautemps-Beaupré. Releva al buque hidrográfico “Espérance”, dado de baja en 2000. Construido en el astillero STX France, en Lorient, fue botado el 26 de abril de 2002 y entró en servicio el 13 de diciembre de 2003. Puesto que se trata de un buque auxiliar, tiene el casco pintado de blanco y su numeral asignado es A-758.

Estampas marineras de los buques “Esperanza del Mar” y “Beautemps-Beaupré”

El diseño está basado en el buque “Thalassa” y sus principales misiones están relacionadas con la hidrografía, batimetría de gran precisión y física oceanográfica. Numeral A-758, registra 3.061 toneladas brutas y 1.260 toneladas de peso muerto y mide 80,80 m de eslora máxima y 14,90 m de manga. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico, que le permite mantener una velocidad de 13,8 nudos y para los trabajos de su especialidad dispone de un sistema de posicionamiento dinámico. Puede alojar a un máximo de 51 tripulantes. Código IMO 9098361.

El buque hospital “Esperanza del Mar” –capitán, Roberto González Díaz– es propiedad del Instituto Social de la Marina y el proyecto es de factura nacional, construido en el astillero de la S.A. Juliana Constructora Gijonesa y en servicio desde octubre de 2001. Releva a otro buque de su mismo nombre, adaptado en 1982 de un buque portacontenedores, construido en Astilleros de Mallorca e inacabado por su armador original.

Registra 4.983 toneladas brutas y 1.400 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 97,34 m de eslora total, 17,70 m de manga y 5,50 m de calado máximo. Propulsado por dos motores diesel con una potencia de 5.400 kw, le permite mantener una velocidad de 17 nudos. La autonomía es de 7.000 millas. Está equipado con medios quirúrgicos y personal especializado, capaz de acometer cualquier contingencia en alta mar. Su historial de buen samaritano es muy amplio. Código IMO 9220536. 

Foto: Manuel V. Samper Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la espera de que el futuro megacrucero “Britannia” entre en escena, a día hoy los buques “Ventura” y “Azura” son los “flag ships” de P & O Cruises. El segundo de ellos ha estado hoy en el puerto de Vigo, a donde arribó a las 07,45 h procedente de El Pireo (Grecia) en viaje a Southampton, en una escala breve, hasta las 13,15 h, con una expedición de 3.032 pasajeros y 1.164 tripulantes. 

A pesar de la brevedad salieron doce autobuses en excursiones programadas a zonas de interés y otros grupos de pasajeros participaron en visitas guiadas por el casco histórico “a pedra y sus otras”, centros comerciales y aledaños, en un día lluvioso y desapacible. De la consignación se ocupó la agencia de Pérez y Cía, “con la eficacia habitual, hacemos llegar nuestro agradecimiento, a sus agentes y personal de los servicios portuarios, por la colaboración para con esta sección”.

El buque “Azura” llegó con las primeras luces del día, algo desapacible y lluvioso

Construcción número 6.166 de los astilleros Fincantieri, en Monfalcone (Italia), es un buque de 115.055 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 289,60 metros de eslora total, 36 de manga y 8,50 de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila, con una potencia de 67.480 kw, que le permite desarrollar una velocidad de 21,7 nudos. Código IMO 9424883.

Dice P & O que el nuevo buque es un barco moderno y sofisticado, pero sin renunciar a la elegancia y serenidad de un crucero tradicional. Entre las novedades más atractivas del crucero, a bordo existen 11 restaurantes de diferentes estilos, entre los cuales destaca uno denominado “Sindhu”, dedicado a comida india y asesorado por el chef Atul Kochhar.

Es un barco que impacta, llamativo, grande y bien proporcionado en su clase

Su presencia no pasa desapercibida. Es uno de los “megacruceros” de la industria

Sea Screen es un cine al aire libre, situado en la zona de piscinas (Aqua pool), en el que se ubica una pantalla gigante y durante la noche se proyectan las mejores películas. El mismo espacio, durante el día, se utiliza como zona de juegos y entretenimiento, entre los cuales se ofrece un Nintendo Wii proyectado en dicha pantalla.

En la cubierta 18 se encuentra The Planet Bar, que posee una pantalla de plasma gigante de 20 metros, en la que se pasan los mejores videos e imágenes sobre los fenómenos naturales y realizaciones destacadas. En la cubierta 16 se encuentra el Oasis Spa y en la cubierta 17 se ubica otro spa denominado The Retreat, con tratamiento al aire libre. La cubierta 19 está dedicada al deporte y es posible practicar fútbol, baloncesto, tenis y, por supuesto, cricket.

El buque dispone de acomodación para 3.076 pasajeros, repartidos en 1.557 camarotes, de los cuales 900 tienen balcón. Para los viajeros solitarios, el buque “Azura” ofrece 18 cabinas individuales. El teatro, distribuido en dos cubiertas, permite el asiento de 800 pasajeros en cada sesión.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Llegó otoño y cambió el tiempo. En un día propio de invierno, ayer arribó al puerto de Vigo el buque “MSC Ópera” procedente de St. Peter Port en viaje a Lisboa, con una expedición de 1.608 pasajeros y 683 tripulantes. Desembarcaron 136 y embarcaron otros 112 y salieron trece excursiones programadas a las zonas de interés, que ya conocen nuestros lectores. A pesar de que la meteorología no acompañó, hubo gran animación en los servicios de restauración y cafeterías de la zona portuaria y centro de la ciudad, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de la foto que acompañan.

Estampa marinera del buque “MSC Ópera”, atracado en el puerto de Vigo

Hasta la incorporación del buque “MSC Música”, los buques “MSC Ópera” y “MSC Lírica” ostentaron el honroso título de ser los mayores de MSC Cruceros. Construcción número L32 del astillero Alstom de l’ Atlantique, en Saint Nazaire (Francia), entró en servicio en mayo de 2004. Es un buque de 59.058 toneladas brutas, 33.747 toneladas netas y 6.260 toneladas de peso muerto, en un casco de 251 m de eslora total, 28,80 m de manga y 6,60 m de calado. Tiene capacidad para 2.200 pasajeros en 856 camarotes y está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V38A, con una potencia de 30.600 kw sobre dos ejes y una velocidad de 21 nudos. Código IMO 9250464.

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Celebrity Cruises es una compañía del grupo Royal Caribbean International. En la actualidad dispone de una flota de nueve buques, entre ellos cinco de la clase Solstice, que figuran entre los mayores que operan en Europa, puestos en servicio entre 2008 y 2012. Los otros cuatro son buques algo más antiguos, de principios del siglo XXI, pero muy llamativos, todos los cuales anteponen el prefijo Celebrity, como es el caso: “Celebrity Infinity”. 

Estuvo el 26 de septiembre en el puerto de Vigo, con una expedición de 2.140 pasajeros y 962 tripulantes, en viaje a Bilbao a Leixoes. Amplia demanda de excursiones a bordo que ocuparon a 22 autobuses y otro vehículo especial para conocer Cambados, Santiago de Compostela, Bayona la Real y Mondariz, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Estampa marinera del buque “Celebrity Infinity”, a su llegada a Vigo

Flota de autobuses esperando por los turistas para las excursiones

Construido en Chantiers de l’ Atlantique, en St. Nazaire (Francia), entró en servicio en febrero de 2001 bautizado con el nombre de “Infinity” y contraseña de Celebrity Cruises. En junio de 2007 pasó a llamarse “Celebrity Infinity” y la bandera liberiana de su estreno enarbola bandera de Bahamas desde 2002. El viaje inaugural lo hizo en marzo de 2001 desde Port Everglades hasta San Diego, vía canal de Panamá. 

Es un buque de 90.280 toneladas brutas y 11.788 toneladas de peso muerto, en un casco de 294 m de eslora total, 32,30 m de manga y 8 m de calado. Puede alojar a un máximo de 2.499 pasajeros, aunque la acomodación estándar está en 1.950 pasajeros. La planta propulsora está formada por dos turbinas de gas General Electric, con una potencia de 50.000 kw, que accionan dos “pods” Rolls-Royce Mermaid, lo que le permite una gran maniobrabilidad y una velocidad de crucero de 24 nudos. Código IMO 9189421. 

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos tiempos ha aumentado considerablemente la actividad “off shore” en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. No sólo son buques “suppliers”, muy característicos a modo de grandes remolcadores especializados dotados de potentes grúas; o buques sísmicos, entre ellos los novedosos “bow x” o proa invertida, varios de los cuales han sido construidos en los astilleros de Galicia, sino también plataformas petrolíferas de diversos tipos, como la coincidencia de las que vemos en la foto de Sebastián Marrero: “Cajun Express” y “Deepwater Discovery”.

La actividad “off shore” genera un considerable movimiento económico, referido a reparaciones navales, trabajos de mantenimiento, suministros de repuestos y provisiones, combustible, agua, relevos de tripulaciones (guaguas, taxis, coches de alquiler, comidas, entretenimientos…) e ingresos para la Autoridad Portuaria. La actividad que se genera en el Golfo de Guinea y la inseguridad que allí existe, se han convertido en magníficos aliados del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, que cada día crece en este segmento y es más conocido a nivel internacional. Nada que ver con lo que sucede a 50 millas de distancia.

Bonita foto tomada al amanecer desde el catamarán “Bonanza Express”

Foto: Sebastián Marrero

“Rotterdam”, escala en Vigo

septiembre 28, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Holland America Line es una de las mejores compañías de la industria turística que existen en la actualidad. No hemos tenido ocasión de viajar en alguno de sus buques, pero amigos y conocidos que sí lo han hecho y que son habituales de este sector así lo refrendan. Es una compañía de prestigio, y Vigo es uno de los puertos en los que recala con relativa asiduidad. Allí estuvo el pasado 25 de septiembre el buque “Rotterdam”, en viaje de Lisboa a Rotterdam, con una expedición de 1.365 pasajeros y 593 tripulantes, consignado por la agencia Pérez y Cía. Durante su estancia salieron seis autobuses a zonas de interés y muchos grupos recorriendo el centro histórico de la ciudad, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Construcción número 5.980 del astillero Fincantieri en Breda (Venecia, Italia), entró en servicio en noviembre de 1997. La ceremonia de bautizo oficial se celebró en el puerto de Barcelona. Es un buque de 59.652 toneladas brutas y 6.354 toneladas netas, en un casco de 237,95 m de eslora total, 32,25 m de manga y 7,50 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Sulzer 16ZA40S, con una potencia de 37.500 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Puede alojar a un máximo de 1.668 pasajeros en un ambiente de gran confort. Código IMO 9122552.

El buque “Rotterdam”, atracado por estribor, visto por la aleta de babor

Es un barco de tipo medio, con el sello incofundible de Holland America Line

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La presencia del buque “Black Watch” en el puerto de Vigo nos trae el recuerdo de cuando hace ya unos años tuvimos la ocasión de viajar a bordo en un crucero por los fiordos y Cabo Norte. Arribó el pasado 25 de septiembre procedente de Leixoes en viaje a A Coruña y durante su estancia salieron seis autobuses a Bayona la real y Mondariz. Otros optaron por visitas a la ciudad “en un día nublado, lluvioso, más propio de invierno, con densa niebla por la mañana”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acopmpañan.

Con 41 años de vida marinera sobre sus cuadernas, se trata del antiguo “Royal Viking Star”, construcción número 395 del astillero Wärtsila, factoría de Helsinki y, botado el 12 de mayo de 1971, entró en servicio en 26 de junio de 1972 enarbolando la contraseña de la histórica Royal Viking Line. Forma parte de una serie de tres buques gemelos: “Royal Viking Sky”, actual “Boudicca” y “Royal Viking Sea”, actual “Albatros”.

Es un barco bonito, elegante, representante de otra época

No acompañó el buen tiempo, que se presentó otoñal, propio de la época

En su primera etapa tenía capacidad para 539 pasajeros y era un buque de 21.847 toneladas brutas y 3.595 toneladas de peso muerto, en un casco de 177,70 m de eslora total, 25,19 m de manga y 7,30 m de calado. Estaba propulsado por cuatro motores Sulzer –fabricados, bajo licencia, en el astillero finlandés–, con una potencia de 13,240 kw y una velocidad de 21 nudos.

Entre los meses de agosto y noviembre de 1981 se sometió a obras de alargamiento del casco en el astillero Seebeckwerft, en Alemania y desde entonces registra 28.221 toneladas brutas y 5.656 toneladas de peso muerto, siendo su eslora actual de 205,47 m. Puede alojar a un máximo de 820 pasajeros. En abril de 2004 se procedió a la sustitución de los motores principales, que desde entonces son cuatro motores Man 7L32/40 con una potencia de 14.000 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable.

Vendido en 1988 a Kloster Cruise y rebautizado “Westawrd”, en abril de 1994 pasó a la contraseña de Royal Cruise Line y recibió el nombre de “Star Odyssey”. En octubre de 1996 lo compró Fred. Olsen Cruise Line y se rebautizó “Black Watch”, tercero con este nombre en la historia de la compañía. Es un barco bonito, elegante, bien proporcionado y recodamos la calidad de la cocina y la buena conservación de sus instalaciones, así como el trato exquisito de su tripulación. 

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 20 de septiembre el buque de aprovisionamiento de combate “Cantabria” regresó a su base de Garden Island, tras finalizar un período de colaboración con las fragatas australiana “HMAS Stuart” y neozelandesa “HMNZ Te Mana” en aguas al este de Australia a lo largo de las últimas tres semanas, informa la Armada española. 

Los buques citados realizaron un intenso calendario de actividades. El BAC “Cantabria” colaboró principalmente en el campo de la maniobra, realizando aprovisionamientos en la mar diurnos y nocturnos y participando en ejercicios de guerra antiaérea, guerra antisubmarina, guerra asimétrica y operaciones de vuelo.

El BAC “Cantabria” sigue su periplo australiano demostrando su eficacia 

En esta ocasión embarcó una Unidad Aérea (UNAEMB) del Escuadrón 723 de la Real Marina Australiana (RAN), formada por dos helicópteros AS350BA Squirrel, y un contingente de 26 miembros de la RAN. Es la primera vez que una UNAEMB de un Escuadrón de la RAN embarca en un buque extranjero y su presencia a bordo ha permitido la formación y calificación de nuevos pilotos del Escuadrón 723.

Para la dotación del BAC “Cantabria” ha supuesto un valioso adiestramiento en el área de vuelo, al tener que operar por primera vez con dos helicópteros embarcados. El buque español zarpó el 23 de septiembre de su base para iniciar su participación en los ejercicios multinacionales “Triton Centenary 13”, antesala de la “International Fleet Review” que se celebrará del 4 al 11 de octubre.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía alemana Oldenburg-Portugiesische Dampfschiffs-Rhederei (OPDR) celebra este año el primer centenario de su presencia en la línea Canarias-Norte de Europa, sólo interrumpida en los años de la Primera y Segunda Guerra Mundial. La mencionada línea comenzó en 1913 en el tráfico de exportación de plátanos y lo hizo con buques especialmente proyectados para este tráfico que recibieron nombres canarios. La tradición se ha mantenido en el tiempo y a aquellos buques –“Tenerife”, “Gran Canaria”, “Las Palmas”, “Orotava”, “Telde”, “Arucas”, “Tazacorte”– han seguido los modernos portacontenedores frigoríficos de OPDR.

En la actualidad la compañía naviera alemana –que tiene una filial llamada OPDR Canarias y opera entre Canarias y Sevilla– hace escalas en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife de Lanzarote y mantiene acuerdos para operar también en los puertos de San Sebastián de La Gomera y Puerto del Rosario (Fuerteventura). OPDR ve un gran potencial en el mercado canario de exportación y hace posible el envío de productos agrícolas frescos (tomates, plátanos, papayas y aguacates) de gran calidad en unidades de 40 y 45 pies al norte de Europa en un viaje de seis días de duración. 

“OPDR Tenerife”, uno de los barcos actuales de la compañía OPDR

Foto: Bermaxo