Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una destacada representación del empresariado canario dedicado a la reparación naval se reunió esta mañana en la sede de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, para conocer las perspectivas de futuro del sector de la mano de Taf Powell, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Internacional de Contratistas de Perforación (IADC). Se trata de la mayor empresa internacional vinculada al sector.

La intervención de Taf Powell versó sobre la situación del sector Oil & Gas a nivel general, su evolución en el futuro y las oportunidades de colaboración de EE.UU. y Canarias en el ámbito de servicios ligados a la industria. En los últimos meses, el puerto de Santa Cruz de Tenerife se ha situado como un referente en el mapa internacional de las reparaciones navales para la actividad off shore y está en disposición de ofrecer más y mejores servicios, cuyo crecimiento será continuo. 

Ricardo Melchior escucha la intervención de Taf Powell

La conferencia estuvo precedida de la presentación oficial de la Asociación Tinerfeña de Reparaciones Navales (ATIREN), constituida hace apenas un mes con el objetivo de representar y defender los intereses comunes al sector. En palabras de su director, Cristóbal Núñez, esta asociación sectorial está integrada por empresas que prestan servicios diversos en el sector de la reparación naval y tendrá a finales de año una veintena de miembros.

La presentación de Taf Powell estuvo a cargo del presidente de Puertos de Tenerife, Ricardo Melchior. También intervinieron del director comercial, Airam Díaz y Justo Artiles, director gerente de Proexca, Sociedad Canaria de Fomento Económico S.A. Concluida su intervención Taf Powell visitó la concesión de las futuras instalaciones de Tenerife Shipyards en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Foto: cedida

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Asociación Provincial de Consignatarios y Estibadores de Buques de Santa Cruz de Tenerife respalda la actuación de la Autoridad Portuaria en su plan de empresa cuatrienal (2015-2018) “y acertó de la vista del incremento del segmento de las plataformas petrolíferas en el negocio portuario”. Reconoce y agradece el trabajo realizado “sin complejos y con claros objetivos a conseguir, no entrando en comparaciones interportuarias canarias”, agrega.

Considera la patronal que son las respectivas autoridades portuarias, de acuerdo con lo esteblecido en la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, “que son iguales en todos los puertos del sistema español y en base a sus necesidades y estrategias, las que deben introducir en sus planes de empresa los instrumentos –en los que se incluyen las bonificaciones a aplicar–, para hacer atractiva la captación de tráfico y los ámbitos de negocios de sus operadores públicos y privados”, concluye.

La presencia de plataformas petrolíferas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife se ha incrementado considerablemente

Foto: Julio A. Rodríguez Hemrosilla

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De la casi nada medida en años, el puerto de Santa Cruz de Tenerife se ha convertido en las últimas semanas en punto de referencia en el atraque de plataformas petrolíferas de primera generación. Como ya conocen nuestros lectores, la realidad es que no tienen trabajo en un sector tecnológicamente muy competitivo y tampoco atraque disponible en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria –en realidad, allí no las quieren pues no vienen a efectuar reparaciones importantes– y han encontrado espacio seguro en el puerto tinerfeño que, a falta de mejores panes, buenas son tortas. Aquí realizan algunos trabajos, generan cierta dosis de empleo y algo se mueve en torno a su presencia. Menos es nada.

A los tres artefactos que ya están aquí desde hace algún tiempo, hoy se ha sumado la plataforma “ENSCO 7500”, que desde hace unos días se encontraba frente a Santa Cruz de Tenerife, esperando la necesaria mejoría del tiempo para poder atracar con las debidas garantías en la Dársena de Los Llanos. Espacio portuario que, de apilar contenedores, ha pasado a alinear plataformas petrolíferas llenas de óxido necesitadas de mantenimiento, aunque la Autoridad Portuaria trata de vender la oportunidad como mejor puede: “reporta importantes ingresos a la comunidad portuaria y la reactivación de la industria de las reparaciones navales”.

La cuarta plataforma petrolífera, esta mañana, en la maniobra de entrada

Sector este último, el de las reparaciones navales, que perdió hace bastante tiempo lo poco que tenía cuando desapareció la antigua NUVASA, luego Astilleros de Tenerife. Y aunque el varadero estaba en uno de sus peores momentos, inmerso en una crisis financiera y comercial de considerable calado, la falta de visión y de previsión de la Autoridad Portuaria acabó por dar la puntilla a esta actividad. De modo que los pocos talleres especializados cerraron sus puertas o mermaron considerablemente su actividad y el puerto de Las Palmas de Gran Canaria asumió el liderazgo exclusivo en materia de reparaciones navales, focalizado en ASTICAN y Repnaval-Zamakona, además de un importante número de talleres especializados.

Precisamente, una de estas empresas, llamada Hidramar, es responsable en buena medida de la presencia de las plataformas petrolíferas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Su implantación en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria es notoria, pues no en vano se trata de una compañía de referencia en hidráulica, mantenimiento y reparaciones navales en Canarias. Nos dicen fuentes conocedoras de la situación que, en efecto, se ha creado empleo, pues se requiere de especialistas, aunque no siempre se encuentran aquí por las razones ya expuestas. A Hidramar es a quien tenemos que agradecer en primera instancia su apuesta por ampliar su espacio de actuación en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Mientras tanto, la Autoridad Portuaria a lo suyo. En los últimos meses ha subido el tono del malestar por la discutible gestión que caracteriza su andadura. En la prensa local son visibles las quejas ante la realidad evidente. Consciente de ello ha emprendido una campaña mediática para tratar de frenar el grave deterioro de imagen a la vista de los pobres resultados. Enfrascado en los cruceros de turismo, como si de la panacea se tratara, de pronto se le ha abierto una luz en el cielo con la llegada de las plataformas petrolíferas. Desde aquí decimos que ojalá vengan más chismes de éstos si con ello se genera empleo efectivo y estable y se produce un renacimiento sostenible de las reparaciones navales, tan necesarias en un puerto que se precie.

Porque si de la nueva terminal de contenedores se trata, la decepción es profunda. Y, al margen de la exigible responsabilidad a la empresa concesionaria del grupo OHL, entendemos que también existe responsabilidad política. Quien no cumple no tiene derecho. No alcanzamos a entender muy bien por qué TCT pretende que no se le renueve la concesión a CAPSA, cuando es la única que genera actividad y lleva aquí toda la vida. A la vista de cómo ha transcurrido el tiempo y apenas hay nada, consideramos que se está tardando en rescindirla y entregársela a quien de verdad apueste por el puerto tinerfeño, con las debidas garantías; a quien demuestre que ama con lealtad a esta tierra y cierra filas por el progreso y el desarrollo bien entendido.

Foto: Francisco Luis Yanes Aulestia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos tiempos ha aumentado considerablemente la actividad “off shore” en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. No sólo son buques “suppliers”, muy característicos a modo de grandes remolcadores especializados dotados de potentes grúas; o buques sísmicos, entre ellos los novedosos “bow x” o proa invertida, varios de los cuales han sido construidos en los astilleros de Galicia, sino también plataformas petrolíferas de diversos tipos, como la coincidencia de las que vemos en la foto de Sebastián Marrero: “Cajun Express” y “Deepwater Discovery”.

La actividad “off shore” genera un considerable movimiento económico, referido a reparaciones navales, trabajos de mantenimiento, suministros de repuestos y provisiones, combustible, agua, relevos de tripulaciones (guaguas, taxis, coches de alquiler, comidas, entretenimientos…) e ingresos para la Autoridad Portuaria. La actividad que se genera en el Golfo de Guinea y la inseguridad que allí existe, se han convertido en magníficos aliados del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, que cada día crece en este segmento y es más conocido a nivel internacional. Nada que ver con lo que sucede a 50 millas de distancia.

Bonita foto tomada al amanecer desde el catamarán “Bonanza Express”

Foto: Sebastián Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La multinacional danesa AP Moller-Maersk ha decidido dar un cambio de rumbo en su estrategia empresarial y la primera medida y de mayor calado será desprenderse de su actividad de transporte marítimo, que pasará a la gestión de tres nuevas compañías. El nuevo escenario en el que quiere centrarse será en las plataformas de perforación petrolífera y en las terminales de contenedores.

La compañía reducirá la inversión en Maersk Line, que en estos momentos es el mayor operador mundial de buques portacontenedores y posee una cuota de mercado del 16 %. Se trata de generar beneficios más altos y empresas más estables, de modo que Maersk estima que el 50 % del capital será invertido en las tres nuevas empresas, mientras que Maersk Line representará entre el 25 y 30 % del capital.

El sector “off shore” centra la atención de la multinacional Maersk

Foto: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace tiempo el puerto de Las Palmas de Gran Canaria se ha convertido en una importante base de apoyo logístico para la industria “off shore” que acontece en el Golfo de Guinea, en el que varios países ribereños están metidos de lleno en el sondeo y extracción de petróleo crudo. Es también puerto de escala en las idas y venidas con Asia, África y América.

Una red de industrias auxiliares se ha instalado en torno a esta actividad, que genera buenos ingresos, de modo que es muy frecuente ver a plataformas petrolíferas, grandes remolcadores “off shore”, buques sísmicos, “suppliers” y asimilados entrando y saliendo del recinto portuario. Las fotos de nuestro colaborador David Pérez Rivero son un ejemplo de ello.

El buque “Maersk Lancer”, visto por la amura de estribor

Vista de popa de la cubierta principal del buque “Maersk Lancer”

Buque de apoyo “Samsom”, dotado de una imponente grúa

Buques “Mariska G” y “Samsom”

“Ocean Explorer”, buque de investigación sísmica

“Western Regent”, otro buque para la exploración del fondo marino

ASTICAN tiene bastante trabajo con la presencia “off shore”

Fotos: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La imagen de las tres plataformas petrolíferas atracadas la pasada semana en el puerto de Las Palmas ha dado un nuevo impulso y ha llegado a los despachos de las compañías “off shore” que se mueven por esta zona del Atlántico. Una publicidad gratuita pero que tiene detrás una larga ejecutoria como escala de servicios, tales como reparaciones navales (ASTICAN y otros talleres especializados), empresas de suministros diversos, “bunkering” y un largo etcétera.

La patronal consignataria respalda este tipo de actividades, pues se convierte en un magnífico negocio. Fíjense lo que dice Francisco Naranjo, presidente de la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas: “Disponer de un puerto europeo que mira a África con todos los servicios de un país desarrollado es una cualidad muy competitiva para el intenso tráfico de plataformas que rodea a Canarias”.

Por lo que leemos en canarias7.es, la ruta Europa-Golfo de Guinea incluye el paso de unas 150 plataformas anuales que cubren el tráfico Norte-Sur. La mayoría opera frente a las costas de Nigeria y Guinea Ecuatorial, aunque en los dos últimos años, Mauritania se ha convertido en un punto de referencia para la extracción de crudo, a razón de 75.000 barriles diarios. Las reservas se estiman en más de 400 millones de barriles.

Las tres plataformas coincidieron en Las Palmas durante unas horas

Foto: Arcadio Suárez / Canarias 7

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Las Palmas ofrece desde ayer un singular espectáculo con la presencia de tres plataformas petrolíferas atracadas en el dique Reina Sofía, como apreciamos en las imágenes de nuestro amigo Bermaxo. Una de ellas, llamada “ODN Tay IV” (pintada de color rojo) se encuentra allí desde hace siete semanas en labores de reparación y mantenimiento.

La sorpresa saltó a media mañana cuando aparecieron frente a la ciudad otras dos plataformas autopropulsadas: “Maersk Discoverer” (azul) y “COSL Innovator” (amarillo).  La plataforma de Maersk arribó procedente de Walvis Bay y la de COSL lo hizo de Port Elizabeth. Abanderadas en Singapur, son artefactos de reciente construcción, 2009 y 2011 y miden 117 x 37 m y 104,50 x 26 m.

Estas dos plataformas realizan escalas breves, continuando su viaje a Egipto y Noruega, respectivamente. La plataforma “ODN Tay IV” realiza reparaciones y cuando finalice continuará viaje a Brasil. Hace mucho tiempo que el puerto de Las Palmas es base preferida para las operaciones de avituallamiento y reparaciones de este tipo de ingenios petrolíferos. Una demostración de su eficiente labor comercial, su capacidad de servicios y del auge del negocio del petróleo.

A media mañana de ayer comenzó el espectáculo en el puerto de Las Palmas

La plataforma "COSL Innovator" arribó procedente de Port Elizabeth

La plataforma "Maersk Discoverer", inconfundible por su color azul corporativo

Maniobra de la plataforma "COSL Innovator". Atracada, la plataforma "ODN Tay IV"

Las tres plataformas ponen una estampa diferente en el puerto de Las Palmas

Fotos: Bermaxo