Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria la presencia del buque “Magellan” (46.053 TRB), que realiza un crucero de turismo invernal con pasajeros británicos, en su mayoría. El buque está fletado por la compañía Cruise & Maritime Voyages (CMV), aunque es un viejo conocido, pues en su etapa anterior, cuando se llamaba “Grand Holiday” y estaba al servicio de Ibero Cruises, ya nos había visitado en varias ocasiones.

Contratado en septiembre de 1982 y construido en el astillero de Aalborg (Dinamarca), este buque salió a navegar en junio de 1985 bautizado con el nombre de “Holiday” y contraseña de Carnival Cruise Lines. Hasta noviembre de 2009 estuvo en el área del Caribe y entre 2009 y 2015 navegó con el nombre de “Grand Holiday” y operado por Costa Crociere al servicio de la compañía española Ibero Cruises. En enero de 2015 lo compró la sociedad griega Epic Cruise Ltd. y está fletado a la citada CMV.

El buque “Magellan”, en su primera escala en Las Palmas de Gran Canaria

Foto: Manuel Figueroa García

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una muestra de los avances técnicos en la construcción naval off shore la tenemos en la reciente llegada al puerto de Las Palmas de Gran Canaria de la plataforma petrolífera “Songa Equinox”, que ha atracado en el muelle Nelson Mandela sin ayuda de remolcadores. No obstante, dos unidades se mantuvieron en stand-by y los cabos fueron dados desde la propia plataforma, informa el capitán Manuel Figueroa.

Con un desplazamiento de 52.700 toneladas, la plataforma “Songa Equinox” es el tipo semi-sumergible y viene en viaje inaugural desde Corea del Sur camino del Mar del Norte. La acompaña el buque de apoyo “ALP Centre”. Está propulsada por un sistema diesel-eléctrico Wärtsila-Siemens y ha hecho el viaje a una velocidad promedio de siete nudos. Construida en el astillero Daewoo, mide 116 x 97 m, está abanderada en Noruega y clasificada por DNV.

La plataforma “Songa Equinox” y el buque de apoyo “ALP Centre”

Foto: David Pérez Rivero

Volvió la “rémora”

septiembre 16, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos de ocuparnos de nuevo de este invento de la industria “off shore” llamado “Remora Hiload DP 1”, que desde ayer se encuentra de nuevo en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Ya la habíamos visto cuando estuvo en septiembre de 2014 y realizó un ejercicio de demostración de sus funciones, acoplándose en aguas del antepuerto al petrolero “Navion Anglia”, que había llegado el día antes. Ahora viene a realizar reparaciones, para después proseguir con su cometido.

Como su primer nombre indica, se trata de una rémora que se adhiere al costado de un petrolero para mantener el buque posicionado con su propia propulsión mientras realiza las conexiones de carga y/o descarga a monoboyas o FPSO, evitando con ello el coste del remolcador de popa que en muchas terminales de utiliza, como apunta el jefe de máquinas Juan Manuel Pérez Rodríguez. Se estrenó en el Mar del Norte, en sucesivas operaciones de acople y desacople y bombeo de crudo al costado del petrolero “Telleviken”, en adversas condiciones meteorológicas y los resultados han sido los esperados.

La “rémora” entra en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria

La “rémora”, mientras estuvo adosada al costado del petrolero “Navion Anglia”

El proyecto es noruego y puede cumplir su función en el ámbito de la industria “off shore” en cualquier parte del mundo. Construido por Aibel, en Stavanger (Noruega), tiene un registro de 1.697 toneladas brutas y mide 28 m de eslora, 27 m de manga y 25,50 m de calado máximo. Clasificado por Det Norske Veritas (DNV), está equipado con un sistema de posicionamiento dinámico de última generación para garantizar su plena operatividad. Está abanderado en Chipre y tiene asignado el código IMO 8770950.

El petrolero “Navion Anglia” es propiedad de la compañía noruega Navion Offshore Loading y está operado por Teekay Shipping Norway, con sede en Stavanger (Noruega). Construido en el astillero de Puerto Real (Cádiz), entró en servicio en 1999. Se trata de un buque preparado para la industria FPSO, de ahí que su apariencia no sea la convencional. Registra 72.449 toneladas brutas y 126.749 toneladas de peso muerto y mide 264 m de eslora total, 42 m de manga y 9 m de calado. Código IMO 9204752.

Fotos: Manuel Figueroa García

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Las Palmas de Gran Canaria recibió hoy la primera escala del nuevo buque insignia de P & O Cruises, en un espléndido día de primavera. El flamante “Britannia” arribó a primera hora procedente de Southampton, Funchal y Santa Cruz de Tenerife, en su primer viaje a Canarias. Atracó estribor al muelle de Santa Catalina y durante su estancia mostró su llamativa estampa marinera, rematada por dos chimeneas pintadas de azul que lucen la nueva imagen de la centenaria naviera británica.

El nuevo buque abre una nueva etapa en la historia del turismo marítimo del Reino Unido, mercado para el que ha sido especialmente proyectado y construido. La prensa británica elogia con gran generosidad al nuevo barco, que combina tradición, modernidad y tecnología y apela al más puro sentimiento patrio no sólo con su nombre, sino también con la “Union Jack” pintada en la proa y las amuras. Uno de los grandes atractivos a bordo es su refinada cocina, que está a cargo de “chefs” de prestigio internacional. El éxito está garantizado.

El buque “Britannia”, visto por la amura de estribor, en la maniobra de salida

El pasado 10 de marzo, la reina Isabel II de Inglaterra presidió la ceremonia oficial de su bautizo. Hace veinte años amadrinó también a otro buque de P & O Cruises, convertido desde hace tiempo en un clásico del sector, llamado “Oriana”. La compañía armadora ha recuperado un nombre emblemático en la historia naval del Reino Unido. El anterior buque que lo llevó fue el yate real “Britannia”, que navegó durante medio siglo y causó baja en 1997. En su primer año de servicio, el nuevo crucero de turismo, que está matriculado en el puerto de Southampton, visitará 57 puertos de 31 países y navegará unas 90.000 millas.

Construcción número 6.321 del astillero Fincantieri, en Monfalcone (Italia), el nuevo “Britannia” fue ordenado en 2011 y el 15 de mayo de 2013 se procedió a la colocación del primer bloque de su quilla. El 24 de septiembre siguiente se hizo público el anuncio de su nuevo nombre, que causó sensación en la opinión pública británica. El 14 de febrero de 2014 flotó por primera vez y el 26 de febrero de 2015 fue entregado a sus propietarios. Al mando del citado buque se encuentra el capitán Paul Brown, quien hasta su designación había sido el titular del buque “Azura”. P & O Cruises es una compañía del grupo norteamericano Carnival, a la que también pertenece Cunard Line, su eterna competidora.

Foto: Manuel Figueroa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria aprobó ayer la concesión de una parcela de algo más de 40.000 metros cuadrados de superficie a Naviera Armas, lo que le permitirá concentrar toda su operativa, actualmente repartida en los muelles de León y Castillo, Cambulloneros y Sanapú. Algo lógico, por otra parte, dada la configuración del puerto grancanario y la expansión que se acomete en esta zona próxima a La Isleta.

Naviera Armas invertirá 13,5 millones de euros en la construcción de dos pantalanes, que permitirá el atraque simultáneo de cuatro buques y una terminal de pasajeros, de 31.500  metros cuadrados de superficie. La obra se ejecutará en dos fases y la primera podría estar concluida en el año 2016, informa la edición digital de La Provincia. El espacio asignado es el muelle conocido ahora como Nelson Mandela, antes La Esfinge y la concesión tendrá una duración de 50 años.

En la actualidad, Naviera Armas opera en  tres atraques en el puerto de Las Palmas

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace nueve días y hasta el próximo viernes, 23 de mayo, la Armada participa  junto a otros 25 organismos estatales, locales y autonómicos en un ejercicio conjunto de seguridad marítima denominado MARSEC-2014, que se desarrolla en once escenarios distintos, distribuidos a lo largo de la geografía costera española. Tiene carácter anual con el objetivo de comprobar y mejorar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos estatales.

Ayer se realizó el escenario IV en torno al muelle de Santa Catalina del puerto de Las Palmas y a un escenario de coordinación de incidencias de seguridad marítima, a levante de Gran Canaria con una distancia máxima de cuatro millas náuticas del puerto de Las Palmas. El buque de Acción Mmarítima “Tornado” (P-44) participó como buque blanco.

Además de la Armada participaron en este ejercicioel Ejército del Aire, la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), la Cruz Roja, el Servicio de Urgencias Canario (SUC),Sanidad Exterior,elCentro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES 112), el Centro de Coordinación Regional de Canarias (CCRC), la Dirección General de Seguridad y Emergencia del Gobierno de Canarias, Guardia Civil, Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, Delegación del Gobierno, Capitanía Marítima, Autoridad Portuaria, Escuela taller “Arucas, Deporte y Salud”, Red Radio de Emergencia (REMER) y Asociación de Navieros Españolas.

El BAM “Tornado” (P-44) actuó como buque blanco en el ejercicio MARSEC-14

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cuatro cruceros de turismo y un buque escuela han adornado hoy la estampa portuaria en Las Palmas de Gran Canaria. Tres de ellos –“Maasdam”, “Columbus 2” y “Kristina Katarina” – coincidieron ayer en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, la novedad ha sido la primera escala del megacrucero “Carnival Sunshine” –capitán, Giuseppe Giusa–, que ha sido homenajeado por la Autoridad Portuaria. Para este mes son esperados casi un centenar de barcos de turismo en el puerto grancanario.

Pleno de barcos en el muelle de Santa Catalina, con algo más de cuatro mil personas entre turistas y tripulantes, lo que ha generado una considerable animación y un buen día para el comercio de la zona. Completa la escena portuaria el buque-escuela noruego “Christian Radich”, que es mercante y no militar, como se ha publicado. El sector crecerá un 20 % en las dos próximas campañas, según estimaciones del presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra.

Maniobra del megacrucero “Carnival Sunshine”, en aguas de Las Palmas

Foto: Manuel Figueroa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado sábado se encuentra en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el buque sísmico “Ramform Titan”, primero de una serie de cuatro gemelos de proyecto nórdico, destinados a evaluar las posibilidades de localizar petróleo y gas natural. El citado buque es propiedad de la compañía noruega Petroleum Geo-Services (PGS), con sede en Oslo y arribó procedente de Bergen y Algeciras, camino de Sudamérica, al parecer la zona próxima a las Malvinas, según se ha publicado.

Se trata de una escala estimada de 72 horas para realizar unas reparaciones en dos brazos mecánicos situados a los costados. Los trabajos han sido encomendados a la firma local Hidramar, lo que refuerza el papel del puerto grancanario como escala del sector “off shore”, que en los últimos años está registrando un incremento muy considerable. Cada vez es más frecuente la presencia de plataformas petrolíferas y buques especializados que van y vienen en un mercado para el que el puerto de Santa Cruz de Tenerife no existe.

Vista de proa de la espectacular manga de 70 m del buque

Vista de la sección de popa por la aleta de babor

El buque puede largar hasta un máximo de 24 cabos de fibra dotados de chips 

Estampa marinera del buque “Ramform Titan”, primero de una serie de cuatro

Las formas del buque lo hacen muy llamativo. Mide 104,20 m de eslora y 70 m de manga y ahí está, precisamente, lo más característico de su aspecto exterior. Por la popa se despliegan hasta 24 cabos de fibra que forman una malla de sondeo capaz de cubrir 12 kilómetros dotados de chips en su interior que miden el eco de explosiones de aire comprimido. De los datos obtenidos se podrá determinar la densidad del fondo a su paso. El control se ejerce desde el puente mediante sistemas electrónicos y de posicionamiento dinámico. La información obtenida en tres dimensiones se pasa a las compañías petroleras que han hecho los encargos, para su evaluación y posterior decisión de prospecciones.

En 2011 PGS contrató con el astillero Mitsubhisi Heavy Industries, en su factoría de Nagasaki, la construcción de dos buques sísmicos, el primero de los cuales, llamado “Ramform Titan”, fue entregado en abril de 2013. El segundo buque se llama “Ramform Atlas” y recientemente la compañía noruega ha firmado un nuevo contrato para igual número de buques que estarán operativos en 2015. La planta propulsora tiene una potencia de 18 megawatios y le permite mantener una velocidad de 16 nudos. La tripulación máxima está formada por 80 personas, de ellos 60 en camarotes individuales. Es un buque de 20.637 toneladas brutas, 6.192 toneladas netas y 7.351 toneladas de peso muerto. Código IMO 9629885.

Fotos: Manuel Figueroa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es la primera vez que sucede cuando el viento sopla en contra. Un olor pestilente a estiércol inundó durante la mañana de hoy y parte de la tarde la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, procedente del buque establo “Polaris 2”, que fondeó en aguas del puerto para suministrarse combustible, leemos en la edición digital de La Provincia. Lo normal es que este tipo de barcos fondee fuera, pero debido al oleaje reinante, no quedó otro remedio que fondearlo entre diques.

El citado buque, con ocho mil reses a bordo, arribó procedente de Río Grande (Brasil) en viaje a Túnez. El 18 de marzo de 2012, este mismo buque, entonces con el nombre de “Al Mahmoud 2”, desató también una fuerte pestilencia durante su escala en el puerto grancanario. Suponemos que los tripulantes del buque establo estarán acostumbrados, pero los del petrolero “Guanarteme”, fletado por CEPSA como “bunker ship”, no se les olvidará el olor en bastante tiempo.

El protagonista es el mismo de 2012. El viento se alió en contra de la ciudad

Foto: Juan Castro [laprovincia.es]

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos tiempos ha aumentado considerablemente la actividad “off shore” en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. No sólo son buques “suppliers”, muy característicos a modo de grandes remolcadores especializados dotados de potentes grúas; o buques sísmicos, entre ellos los novedosos “bow x” o proa invertida, varios de los cuales han sido construidos en los astilleros de Galicia, sino también plataformas petrolíferas de diversos tipos, como la coincidencia de las que vemos en la foto de Sebastián Marrero: “Cajun Express” y “Deepwater Discovery”.

La actividad “off shore” genera un considerable movimiento económico, referido a reparaciones navales, trabajos de mantenimiento, suministros de repuestos y provisiones, combustible, agua, relevos de tripulaciones (guaguas, taxis, coches de alquiler, comidas, entretenimientos…) e ingresos para la Autoridad Portuaria. La actividad que se genera en el Golfo de Guinea y la inseguridad que allí existe, se han convertido en magníficos aliados del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, que cada día crece en este segmento y es más conocido a nivel internacional. Nada que ver con lo que sucede a 50 millas de distancia.

Bonita foto tomada al amanecer desde el catamarán “Bonanza Express”

Foto: Sebastián Marrero