Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por fin ha llegado al puerto de Santa Cruz de Tenerife un barco plataforma de última generación. Se llama “Ensco DS-2” y desde mediodía está atracado en el dique del Este. Estábamos acostumbrados a verlos con frecuencia en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, que es el gran centro de reparaciones navales de esta parte del Atlántico, como conocen nuestros lectores. Viene procedente de Ciudad del Cabo, a órdenes, por lo que es previsible que nos acompañe durante una temporada.

Quien también lo hará hasta abril próximo, pero en fondeo, situada frente a Igueste de San Andrés, es la plataforma petrolífera “Noble Paul Romano”. Los remolcadores ancleros “UOS Freedom” y “UOS Enterprise” se ocupan desde el pasado lunes de las maniobras de fondeo de las anclas que habrán de garantizar la estadía del mencionado artefacto flotante. De modo que no atracará, como habíamos publicado en la información anterior.

El buque plataforma “Ensco DS-2”, a su llegada al puerto tinerfeño

El buque plataforma “Ensco DS-2” es propiedad de la compañía árabe Ensco Middle East & Africa, con sede en Dubai y está abanderado en Islas Marshall. Ex “Pride Angola”, fue construido en el astillero Hyundai Mipo, en Ulsan (Corea del Sur) y entró en servicio en 1999. Pertenece al modelo Gusto 10000, en un casco de 207 m de eslora y un registro bruto de 30.046 toneladas. Puede perforar a una profundidad máxima de 31.500 pies.

Foto: Ramón Acosta Merino

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La naviera finlandesa Finnlines amplía la cobertura de la línea que cubre entre el norte de Europa y el norte de España. Además de la escala en Bilbao, hará también escalas en Ferrol y Santander y en el puerto de Paldiski (Estonia). La rotación quincenal está asegurada con el empleo de tres buques rolones de 28.000 toneladas brutas, llamados “Finnsun”, “Finntide” y “Finnnwave”.

La rotación se inicia en Ferrol (sábado), Santander (domingo), Bilbao (lunes), Amberes (jueves), Paldiski (lunes), St. Petersburgo (martes), Kotka (miércoles), Helsinki (jueves) y Rauma (viernes). La naviera finlandesa, propiedad del Grupo Grimaldi, transporta carga rodada, contenedores, cargas de proyecto, coches, camiones y furgonetas. Los buques asignados fueron construidos en China y entraron en servicio en 2012.

El buque “Finnsun” es uno de los tres barcos asignados a la línea

Foto: Aleksi Lindström (shipsppoting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos sabido que el “fondo buitre” Cerberus ha ofrecido 120 millones de euros por Trasmediterránea. Según una valoración de Ahorro Corporación, vale casi 83 millones. Por lo que se comenta en el sector, la compañía tiene una deuda con sociedades del Grupo Acciona de unos cien millones y por ahí andan rondando otros cien millones de deuda financiera, informa Julián Larraz en el periódico valenciano Las Provincias.

La opción de Balearia ha perdido peso y se considera prácticamente descartada, a pesar de que había elaborado un plan de reactivación de la flota que está amarrada y prescindiría de los barcos alquilados, que en Baleares son mayoría frente a los barcos propios. Son muchas las trabas que pone Competencia por la coincidencia en determinados tráficos y la previsible posición de dominio que ello podría suponer.

La decadencia de Trasmediterránea en los últimos años es evidente. Una tristeza

En el escenario ha aparecido también el Grupo Boluda, que ya fue pretendiente de Trasmediterránea cuando la operación finalmente se decantó a favor de Acciona y sus asociados, entre ellos Naviera Armas, que es competidora directa en algunas líneas e incluso tiene un barco alquilado en la línea de Sevilla. Parece ser que Vicente Boluda podría tener el apoyo de un posible socio financiero, pero la cuantía de su oferta no ha trascendido, como tampoco la de Balearia.

En cualquier caso, sea quien sea el comprador, el futuro de Trasmediterránea es una incógnita. Existe una gran inquietud entre el personal de flota y tierra, pues apenas tienen noticias y lo poco que llega lo hace a cuentagotas. Por lo que se ha publicado, se pretende dejar el asunto zanjado antes de que acabe el año. El declive de la casi centenaria naviera en los últimos tiempos ha sido penoso. Los gestores de Acciona han demostrado su incapacidad para lidiar en el sector naviero y ahí están las consecuencias.

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La plataforma petrolífera “Noble Paul Romano” se encuentra desde el pasado lunes en aguas del antepuerto tinerfeño, a la espera de que se den las condiciones operativas adecuadas para que pueda ser amarrada en el atraque que le tiene asignado la Autoridad Portuaria.  Está remolcada por los remolcadores de altura “UOS Freedom” y “UOS Enterprise” y se mantiene al resguardo de Anaga, frente a Igueste de San Andrés.

Se trata de una plataforma semisumergible de cuarta generación, propiedad de Noble Drilling. Es del tipo EVA-4000, construida en el astillero Ingalls Pascagoula (EE.UU.) y puesta en servicio en 1981 y reformada en 2013. Está abanderada en Liberia y puede perforar una profundidad máxima de 25.000 pies.  Puede alojar a 122 operarios y por lo que se ha informado, procede de Marruecos y permanecerá cinco meses.

La plataforma “Noble Paul Romano”, desde el vértice de proa del buque “Costa Pacífica”

Foto: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

CMA CGM compra OPDR

noviembre 25, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice la prensa económica alemana que en breve podría hacerse público el anuncio formal de la compra de la centenaria naviera OPDR por el grupo francés CMA CGM. La operación se encuadra en la estrategia de hacerse con operadoras de corto y medio radio, que actúen como “feeder” para la distribución y aportación de cargas de líneas trasatlánticas. CMA CGM es, en la actualidad, el tercer mayor grupo del sector a nivel mundial.

OPDR, tanto su central alemana como la división española OPDR Canarias, suma ocho buques portacontenedores y tipo ro-lo y cubre itinerarios entre Alemania, norte de Europa España, Portugal y Marruecos. El grupo francés ha adquirido en los últimos años otras navieras similares a la alemana, ofreciendo así un servicio de mayor dimensión, que permite la conexión internacional en mejores condiciones de frecuencia y fletes.

“OPDR Cádiz”, uno de los buques de la compañía alemana OPDR

Foto: Juandofer (shipspotting.com)

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea transportó en los diez primeros meses del año 4,7 millones de metros lineales de carga en todas las zonas donde opera, lo que representa un seis por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, informa la compañía. Es de advertir que el mayor crecimiento corresponde a la zona de Canarias, donde ha incrementado hasta octubre un 21% los metros lineales transportados.  

La compañía -que está inmersa en un proceso de venta, que en principio debe resolverse antes de final de año- mueve una media de cien mil camiones al año en la zona de Canarias, con tres salidas semanales desde la Península para garantizar la demanda de sus clientes, entre los que se encuentran los principales productores del plátano de Canarias, caso de Coplaca, Agriten, Cupalma, Europlátanos y Plátanos de Canarias.  

El rolón “José María Entrecanales”, buque-insignia de Trasmediterránea

El delegado de Trasmediterránea en Canarias (segundo por la izq.) y el presidente del Cabildo de Fuerteventura y acompañantes, en la SALT 2014 

A través de Acciona Logística, Trasmediterránea se ha convertido en el primer operador logístico de grupaje a temperatura controlada entre la Península y Canarias y  entre islas, contando con almacenes propios refrigerados en los puertos de Barcelona, Valencia, Madrid y Sevilla, además de en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma. 

El servicio semanal está atendido por el ferry italiano “Albayzin”, fletado en detrimento de barcos propios y otra conexión la realiza el rolón “José María Entrecanales”, que es el mayor de la flota mercante española, en unión de su gemelo “Super-Fast Baleares”. Desde el año pasado, la compañía complementa esta línea con otro buque de carga, el rolón “Volcán de Teneguía”, fletado a una de las sociedades de Naviera Armas. 

El delegado coordinador de Trasmediterránea en Canarias, Juan Miguel Pérez González, junto a los responsables de la compañía en Las Palmas y Fuerteventura, Francisco Navarro López y Guillermo de León Armas, asistieron recientemente a la celebración del Salón Atlántico de Logística y Transporte (SALT 2014), que  se clausuró el pasado viernes en el Parque Tecnológico de Fuerteventura,  organizado por el Clúster Canario del Transporte, con la colaboración del Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de Fuerteventura.

Fotos: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Si ayer nos ocupábamos en esta misma sección del primer “Nivaria”, actual “Lambayeque”, abanderado en Perú, hoy lo hacemos de otro buque que durante casi once años perteneció a Naviera Petrogás y se llamó “Junonia”. En la actualidad cumple el oficio de “bunker ship” en aguas de Grecia y navega con el nombre de “Agios Georgios I”. Es propiedad de la compañía Amorgos Maritime y está abanderado en el país heleno.

Construido en el astillero Unión Naval de Levante y puesto en servicio en 1986, recordamos el día de su llegada al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en viaje inaugural, procedente de Valencia. Venía al mando del capitán Manuel González Pérez y del jefe de máquinas José Luis Solagaistúa Ayo. En aquel mismo año llegó un buque gemelo llamado “Herbania” y ambos permanecieron en servicio hasta 1996.

Aspecto del buque “Agios Georgios I”, ex “Junonia”. Detrás aparece la chimenea del antiguo fast-ferry “Gomera Jet”

Tomaron el relevo de los buques “Hespérides” (2º) y “Faycán”. No fueron buenos barcos. Tuvieron muchos fallos de automatismos y cuando fueron construidos, Unión Naval de Levante no atravesaba su mejor momento. Sin embargo, una década después, el astillero valenciano acreditó su mejor competencia en la construcción del buque “Hespérides” –tercero en la historia de Petrogás–, que sigue siendo un barco extraordinario.

Después de varios meses de amarre, en octubre de 1997 el buque “Junonia” fue vendido a la sociedad Orix (Senegal) y rebautizado “Dior”. Desde enero de 2002 navega con su actual nombre. Anda dando saltos entre los puertos de El Pireo, Siros, Paros, Tinos, Skopelos y Mikonos, en el mar Egeo y también hace de “bunker ship”. Parece bien mantenido, según se desprende de la foto que acompaña y sobre cubierta le ha sido añadido una caseta de considerables dimensiones para el tamaño del barco.

Foto: Dennis Mortimer (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como era de esperar, no ha acompañado hoy el buen tiempo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, pues desde hace unos días estamos sintiendo los efectos de una borrasca atlántica, pero no por ello hemos de dejar de destacar la especial satisfacción que nos produce ver al puerto tinerfeño con la línea de atraque llena. Bien es verdad que ello sólo sucede en determinadas épocas del año, pero mientras sea así, el menos disfrutamos de la atractiva estampa marinera y del intenso movimiento de pasajeros y tripulantes que deambulan por el centro de la ciudad o viajan al interior de la isla, en las excursiones contratadas a bordo.

Hoy ha sido uno de esos días especiales, motivo de satisfacción. En el muelle sur estaban atracados los buques “Mein Schiff 3”, “Europa”, “Azamara Journey” y “Thomson Majesty”. Y en el muelle de ribera, en su habitual escala semanal, el buque “AIDAblu”. Maniobrando, en viaje de ida a Gran Canaria, el ferry “Volcán de Timanfaya” y un rato después, llegando de Agaete, el fast-ferry “Bencomo Express”. Y en contrapunto, como testigo de otra época de la navegación, el centenario vapor “La Palma”. Una estampa portuaria “como la de los años de los trasatlánticos de la emigración”, en el buen decir de nuestro amigo Manuel Marrero Álvarez, conocedor, como pocos, del último medio siglo de historia del puerto tinerfeño.

Esta es la estampa del puerto tinerfeño, hoy, en un día otoñal

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

TUI Cruises GmbH recibirá en 2015 un nuevo buque bautizado “Mein Schiff 4”, que actualmente está en construcción en el astillero Meyer Turku, en Finlandia. Es gemelo del buque “Mein Schiff 3”, que en estos días anda de estreno en aguas de Canarias. La compañía alemana ha contratado otros cuatro buques del mismo modelo en el citado astillero, que tiene el honor de haber construidos los dos mayores cruceros del mundo: “Oasis of the Seas” y “Allure of the Seas”, propiedad de Royal Caribbean International.

La secuencia de entrega prevista será la siguiente: “Mein Schiff 5”, en 2016; “Mein Schiff 6”, en 2017; “Mein Schiff 7”, en 2018; y “Mein Schiff 8”, en 2019.  De modo que el sector sigue creciendo y la compañía alemana TUI, de fuerte implantación en su país, consolida su posición con una serie de buques dirigidos exclusivamente al mercado de esta nacionalidad. Celebrity Cruises, una de las compañías del grupo Royal Caribbean, es la que se ocupa de la explotación, pues tiene experiencia y un elevado nivel profesional.

Del modelo del buque “Mein Schiff 3” vendrán otros cinco gemelos

Los buques “Mein Schiff 1” y “Mein Schiff 2” han consolidado TUI Cruises 

Fundada en 2007, TUI Cruises GmbH comenzó sus operaciones en mayo de 2009 con el buque “Mein Schiff”, que en noviembre de 2011 fue rebautizado “Mein Schiff 1”. Unos meses antes, en mayo, había incorporado el buque “Mein Schiff 2” y a partir de ahí ha ido posicionándose en el mercado alemán, cuyo poder adquisitivo y las perspectivas de crecimiento, a razón de dos dígitos anuales, le ha hecho dar el pasado para construir nada menos que seis buques de nueva generación, en una inversión que supera los dos mil millones de euros.

Los buques “Mein Schiff 1” y “Mein Schiff 2” son viejos conocidos. Se trata, en origen, de los buques “Galaxy” y “Mercury”, construidos por encargo de Celebrity Cruises en el astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania) y puestos en servicio en noviembre de 1996 y octubre de 1997. Son unos barcos muy bonitos, con capacidad para 1.896 pasajeros. Tienen un registro de 76.522 toneladas brutas, en un casco de 259,70 m de eslora, 32,20 m de manga y 7,70 m de calado. Están propulsados por cuatro motores MAN B&W, con una potencia de 29.250 kw acoplados a dos ejes, que le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Códigos IMO 9106297 y 9106302.

Fotos: Francisco M. Jiménez Acosta y Clive Harvey (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió hoy la primera escala del buque “Mein Schiff 3” –capitán Kjell Holm–, en un día invernal, pues mientras a nivel del mar se colaba un aire fresco, en la cumbre caía la primera nevada de la temporada. Lo veremos cada quince días, pues el barco estrella de TUI Cruises realiza dos itinerarios –uno de siete noches y otro de catorce noches– con base en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Este buque está orientado exclusivamente al turismo alemán, cuyo esquema responde a parejas de una media de 50 años y buenos ingresos económicos, aunque la compañía también quiere atraer a familias, pues el mercado está registrando un fuerte crecimiento, de dos dígitos anuales. En los últimos años, TUI Cruises ha fortalecido considerablemente su posición en el mercado y ha contratado dos nuevos buques, el primero de los cuales se ha estrenado hoy en el puerto palmero. El siguiente, “Mein Schiff 4”, vendrá en 2015. 

Un día invernal recibió la primera escala del buque “Mein Schiff 3”

El buque-insignia de Tui Cruises GmbH está operado por Celebrity Cruises y tiene capacidad para 2.506 pasajeros y 1.253 tripulantes. El contrato fue firmado el 23 de septiembre de 2011. El primer bloque de su quilla se puso el 24 de mayo de 2013 en el plan del dique seco –construcción número 1.383– y fue puesto a flote el 8 de noviembre siguiente. El 22 de mayo de 2014 comenzaron las pruebas de mar y fue bautizado el pasado 13 de junio.

Es un buque de 99.526 toneladas brutas, 63.078 toneladas netas y 7.900 toneladas de peso muerto, en un casco de 293,20 m de eslora total, 35,80 m de manga y 8 m de calado. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico Wärtsila, que acciona dos hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Está abanderado en Malta y ha costado 360 millones de euros. Código IMO 9641730.  

Foto: José Javier Pérez Martín