Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia ha transportado a unos 475.000 pasajeros entre EE.UU. y Bahamas, desde que en diciembre de 2011 empezó a operar la línea que une Fort Laurderdale (norte de Miami, Florida) con Freeport (Grand Bahama). La naviera española está trabajando en la apertura de una nueva línea con Nassau, la capital comercial y cultural de Bahamas, que podría empezar a operar esta primavera-verano.

Balearia opera en la zona bajo la marca Balearia Caribbean y considera consolidada esta línea de transporte de pasajeros, que durante 2015 han utilizado más de 145.000 personas, lo que significa un aumento del 15% respecto al ejercicio anterior. Un porcentaje de incremento similar al que ha tenido la facturación en dicho año que ha sido de 12 millones de dólares.

En breve se producirá la sustitución del catamarán “Pinar del Río”, que opera en la línea Fort Lauderdale-Freeport, por el catamarán “Jaume I”, con el objetivo de ofrecer mayor capacidad y un mayor confort al pasaje, pues este buque dispone de capacidad para 600 personas y mejores prestaciones a bordo.

El catamarán “Pinar del Río” (en la foto) será relevado en breve

Foto: Balearia

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde finales de diciembre pasado, el buque italiano “Levante” se encuentra cubriendo la línea Algeciras-Tánger, en la que releva al buque finlandés “Miranda”, que ha regresado al norte de Europa. No es la primera vez que este barco está en esta línea, pues desde agosto de 2013 está al servicio de Balearia y también ha navegado en las líneas Barcelona-Ibiza y Denia-Ibiza.

Se trata de un ro-pax construido por Fincantieri en el astillero de Palermo y propiedad de la compañía Tirrenia. Entró en servicio en junio de 1994 bautizado con el nombre de “Lazio”, que cambió por el actual en septiembre de 2013. Es un buque de 14.398 toneladas brutas en un casco de 150,38 m de eslora, 23,40 m de manga y 7,60 m de calado. Dispone de alojamiento para 50 pasajeros y un garaje para 1.780 metros lineales. Dos motores GMT-Sulzer, con una potencia de 11.520 kw, le permite mantener una velocidad de 19 nudos. Código IMO 9031698.

El buque italiano “Levante”, atracado en el puerto de Algeciras

Foto: Juan Gabriel Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia proyecta invertir unos 35 millones de euros en la construcción de una terminal marítima en el puerto de La Habana, así como una red de barcas solares que comuniquen los distintos extremos de ésta. El proyecto ha sido presentado a las autoridades cubanas y atiende a proyectos de sostenibilidad e innovación, informa la naviera. Con su presencia en La Habana, Balearia pretende enlazar con otros países del entorno, además de EE.UU.

Lo curioso del caso es que mientras Balearia presenta este proyecto en Cuba, las autoridades del país todavía no han concedido el permiso para poner en marcha la línea con Florida. La estación marítima multifuncional responde al concepto de Living Lab, con una oferta de servicios comerciales, culturales y de ocio que acompañan a los propios de los barcos. De ese modo, la estación marítima se convertiría en un polo de innovación social y la bahía de La Habana en un nuevo centro de referencia para la ciudad.  

Balearia ha dado pasos importantes para posicionarse en Cuba

En cuanto al sistema de intercomunicación marítima de la bahía habanera, se trata de cuatro embarcaciones propulsados por energía solar, que toman como modelo el que Balearia tiene desde hace dos años en el puerto de Denia. Se trata de barcos de 18 metros de eslora y capacidad para 100 pasajeros, sostenibles y ecoeficientes y ofrecen un acceso a la bahía cómodo, rápido y de gran atractivo. La naviera española estima que casi 2,2 millones de pasajeros podrían utilizar anualmente dicho sistema. También se prevé la adecuación de estaciones marítimas como nudos de conexión intermodal metropolitana (autobuses, tren, bicicletas, taxis).

El proyecto pretende aprovechar la privilegiada localización geográfica de la bahía y su entorno, y al mismo tiempo preservar de manera armónica el patrimonio cultural y paisajístico de la Habana Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se estima que tendrá un efecto incentivador de la actividad económica y precisará de unos 150 puestos de trabajo directo.

Foto: Balearia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Madeira parece que está más cerca de tener de nuevo una línea marítima con el continente. Paradójicamente, y pese a las ingentes cantidades de dinero procedentes de Europa que han llegado al archipiélago, el transporte marítimo sigue siendo una asignatura pendiente. Ahora, el  gobierno de Madeira, muy presionando por la opinión pública –especialmente lideraba por el activo bloguero Paulo Farinha– y las iniciativas de la oposición, ha decidido tomar cartas en el asunto y la Secretaría Regional de Economía ha convocado un concurso cuyas plicas se abrirán el próximo día 30 de septiembre.

Cuatro navieras, tres de ellas españolas, han presentado sus ofertas. Se trata de Naviera Armas, Trasmediterránea y Balearia. La cuarta es el grupo portugués Sousa que, según ha trascendido, es posible que lo haya hecho en colaboración con alguna de las navieras españolas citadas. El pliego exige un buque que mantenga una velocidad de 21 nudos y cubra en 24 horas la distancia entre Funchal y Portimao o puertos alternativos (Lisboa o Leixoes). Y con la bonificación del descuento de residente en Madeira, al igual que ocurre con el transporte aéreo.

Naviera Armas abrió la línea y ahora entra en competición

Como el lector puede apreciar, el pliego repite las condiciones idóneas del servicio que en su día abrió Naviera Armas y en el que cesó después de una serie de obstáculos que lo hicieron inviable. Se aliaron en su contra el Gobierno de Madeira, el grupo Sousa –cuya miopía estratégica y torpeza es lamentable, en perjuicio de su pueblo– y los prácticos del puerto madeirense pusieron la guinda, con trabas a lo que antes había sido bien recibido. Y eso que Antonio Armas Fernández hizo una apuesta muy fuerte, hasta el punto de que contrató la construcción del ferry “Volcán de Tinamar” para que cubriera la línea Canarias-Funchal-Portimao. Dentro de unos días conoceremos quién será el adjudicatario.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry “Bahama Mama”, ex “SF Alhucemas”, arribó esta mañana al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en escala técnica y esta tarde continuará viaje a Barcelona. Le vimos moderar máquina a la espera de que saliera el ferry “Volcán de Timanfaya” y el embarque del práctico. Regresa de cubrir una etapa entre Port Everglades (Florida, EE.UU.) y Freeport, capital de la isla Gran Bahama. En octubre de 2014 pasó por este puerto en su viaje de ida y ahora está de regreso para cubrir la línea Barcelona-Ibiza a partir de octubre.

El relevo lo tomará el fast ferry “Jaume I”, que se unirá al catamarán “Pinar del Río”, lo que supondrá un refuerzo en la línea rápida entre ambas ciudades, donde se mueve un número importante de pasajeros y vehículos. Informa Vicente Costa en su blog ferrybalear.com, que el ferry “Bahama Mama” permanecerá en la línea Barcelona-Ibiza desde el 6 hasta el 30 de octubre, relevando después al ferry “Poeta López Anglada” en la línea Algeciras-Tánger Med, en la que permanecerá hasta diciembre.

El ferry “Bahama Mama”, a su llegada esta mañana al puerto tinerfeño

IMG_6745

Procede de Port Everglades y esta tarde continuará viaje a Barcelona

Pendiente de que el Gobierno cubano autorice la línea marítima entre Florida y Cuba, Balearia reposiciona el ferry “Bahama Mama” en el mercado nacional, a la espera de acontecimientos. El buque está abanderado en Malta. En Algeciras se encuentra desde hace unos días el buque rolón finlandés “Miranda”, que ha sido fletado para el tráfico de carga rodada con el citado puerto marroquí.

Construcción número 1.662 de Astilleros Barreras, en Vigo, entró en servicio el 23 de enero de 2010. Es una repetición del proyecto de los buques “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba”, de Naviera Armas, aunque con algunas diferencias. Está autorizado para el transporte de 966 pasajeros, de ellos 206 en camarotes. Tiene un garaje con capacidad para 1.413 metros lineales y 400 coches.

De 20.238 toneladas brutas, 6.125 toneladas netas y 3.520 toneladas de peso muerto, mide 154,50 m de eslora total, 24,20 m de manga y 5,50 m de calado. Está propulsado por dos motores Caterpillar-Mak 9M43C, con una potencia de 18.006 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Código IMO 9441142.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia ha fletado el buque rolón finlandés “Miranda” y en breve pasará a operar en la línea de carga rodada entre Algeciras y Tánger Med, en la que relevará al buque “Expresso Ravenna”. Desde enero de 2013 y por espacio de dos años este buque estuvo fletado por Trasmediterránea y todo parece indicar que el grado de compromiso y eficacia del armador finlandés Oy Trailer Link (Godby Shipping) ha sido bien valorado.  

Construido en el astillero J.J. Sietas, en Hamburgo (Alemania), entró en servicio en febrero de 1999 y está abanderado en Mariehamn (Islas Aland, Finlandia). Es un buque de 10.471 toneladas brutas, en un casco de 153,38 m de eslora total, 21 m de manga y 6,30 m de calado. Está propulsado por un motor Wärtsila 12V46C, con una potencia de 12.600 kw y mantiene una velocidad de 15 nudos. Código IMO 9183790.

El rolón finlandés “Miranda”, fletado por Balearia

Foto: Manuel Mohedano Torres

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Terminada la OPE 2015 en la línea del Estrecho de Gibraltar, Balearia ha reposicionado el buque italiano “Sicilia” en la línea Valencia-Palma-Ibiza en la que comparte programación con el buque “Visemar One”, de la misma bandera. Ambos están arrendados y suman 4.500 metros lineales de carga rodada y 1.600 plazas para pasaje. El refuerzo está pensado en el transporte de mercancías, con una oferta de diez servicios semanales, seis de ellos directos a Palma de Mallorca.

Informa Balearia de que el servicio será nocturno, de modo que los operadores logísticos puedan distribuir con puntualidad a primera hora de la mañana. Gemelo del “Nápoles”, el ferry “Sicilia” (ex “Trinacria”) es un buque de la larga lista de Visentini, puesto en servicio en noviembre de 2002.  De 26.000 toneladas brutas, mide 186 m de eslora y 25,60 m de manga y mantiene una velocidad de 22 nudos, propulsado por dos motores Wärtsila, con una potencia de 18.900 kw sobre dos ejes.

Estampa marinera del ferry italiano “Sicilia”, visto por la amura de estribor

Foto. Manuel Moreno Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia y Construcciones Navales del Norte, heredero del histórico astillero La Naval,  han firmado esta semana un  carta de intenciones para la construcción de dos buques propulsados por gas natural licuado. Es una carta de intenciones, que no un contrato, del que se conocerá el resultado en un par de meses, cuando se confirme la financiación. De confirmarse, el importe de los dos nuevos buques rondaría los 350 millones de euros y serían los primeros buques de su clase construidos en España.

Balearia trata así de sumarse a la corriente creciente de buques de nueva generación más respetuosos con el medioambiente. Cada vez son más las navieras en el norte de Europa y en otras partes del mundo que optan por el GNL como combustible para la propulsión de sus buques. Los que proyecta Balearia serán, además, los mayores en su clase construidos en España: 225 m de eslora y 30,4 m de manga. Si las previsiones se cumplen, el primero estaría operativo en el primer trimestre de 2018.

El buque “Abel Matutes” es el último de nueva construcción de Balearia

Foto: Balearia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia obtuvo en 2014 un beneficio neto de 26 millones de euros e invirtió 3,3 millones de euros en innovación y aspectos sociales, informa la naviera en la memoria correspondiente al pasado año. La plantilla aumentó un 1,13% y ya supera el millar de trabajadores, entre personal de flota y de tierra. El absentismo laboral se redujo en un 0,75%.

El 77% de la plantilla asistió a alguno de los cursos programados por la Escuela de Empresa de Balearia, con una inversión por participante de 371 euros. En 2012 la asistencia fue del 53% y la inversión en cada uno de 222 euros. El sentimiento de pertenencia a la empresa ha subido un 13% por parte de las tripulaciones y en un 12% la confianza de los trabajadores en la aplicación del código ético.

Balearia mejoró sus principales parámetros en 2014

De los proyectos emprendidos en 2014 destaca el denominado Cleanport, referido a la instalación de un motor alimentado por gas natural licuado a bordo del buque “Abel Matutes”. En dicho proyecto, Balearia está asociada con el puerto de Barcelona, Gas Natural y la Dirección General de la Marina Mercante, en el programa “Horizonte 2020”, con una subvención de la UE del 50%. Otro proyecto de innovación a bordo del ferry “Martín i Soler” permitió un ahorro anual de medio millón de euros en combustible y una disminución del 12% en emisiones de CO2.  

Foto: Balearia

Cruce de gemelos

agosto 16, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos barcos de la desaparecida naviera ISNASA se cruzan cada día en aguas de la bahía de Algeciras. Daniel Ferro, desde su privilegiada atalaya en el Peñón de Gibraltar, captó esta interesante imagen. Ambos fueron construidos para el tráfico del Estrecho, en el que la naviera de Victoriano Sayalero había conseguido una notable implantación. Pero sobrevino la quiebra debido a las dificultades financieras y el primero de ellos, llamado “Manuel Azaña”, lo compró Balearia y el segundo, inacabado, esperó una larga temporada en el muelle de armamento de Astilleros de Huelva a la espera de comprador.

El buque “Manuel Azaña” entró en servicio en 1995 y su gemelo, que iba a llamarse “Julián Besteiro”, fue adquirido en 1998 por Trasmediterránea y bautizado “Ciudad de Málaga”. En origen eran buques de doble proa y puente panorámico de 360º, pero tras los accidentes de los ferries “Herald of Free Enterprise” y “Estonia”, la normativa se volvió más estricta y se terminaron como ferries convencionales. En septiembre de 2009 el buque “Manuel Azaña” fue vendido a la compañía jordana Arab Shipmanagement y navega con el nombre de “Amman” y bandera egipcia. En la actualidad está fletado por la compañía marroquí Inter-Shipping.

Los buques “Ciudad de Málaga” y “Amman” se cruzan en la bahía de Algeciras

Foto: Daniel Ferro