Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero de altura “Tarifa” (P-64) zarpó el pasado lunes, 26 de mayo, desde su base en el Arsenal Militar de Cartagena para participar en el Plan de Despliegue Conjunto Internacional para el control de la pesquería del Atún Rojo, iniciativa de la Agencia Europea de Pesca, en aguas del Mediterráneo occidental, informa la Armada española. El buque está al servicio de la Secretaría General de Pesca. 

La vigilancia incluye los caladeros comprendidos entre  Cartagena y la frontera española con Francia y trata de verificar el cumplimiento de la normativa pesquera nacional en lo referente a vedas, artes y zonas autorizadas para la pesca del atún rojo. La flota pesquera autorizada es de seis cerqueros españoles y siete franceses, 13 remolcadores auxiliares y dos granjas de engorde. También, como objetivo secundario, se controlarán los 700 barcos autorizados a la pesca accidental de atún rojo.

El patrullero de altura “Tarifa” entró en servicio en junio de 2006

A bordo del patrullero “Tarifa” embarcarán durante la campaña seis inspectores civiles (cuatro españoles y dos franceses) y cinco oficiales de la Armada certificados como inspectores por la agencia europea ICCAT, que realizarán las inspecciones a los barcos e instalaciones pesqueras. Además, para llevar a cabo las labores de vigilancia también se contará con diferentes medios aéreos e inspectores de apoyo en tierra. 

El buque regresará a su base el 26 de junio de junio tras realizar escala los días 7 y 8 próximos en el puerto de Palma de Mallorca para relevo de inspectores y descanso de la dotación. La escala en Baleares coincidirá la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, en la que recibirá visitas a bordo durante unas jornadas de puertas abiertas.

Foto: Armada española

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia y la empresa brasileña ECOVIX-ENGEVIX han firmado un contrato que contempla el asesoramiento técnico de la constructora naval española para los trabajos de montaje y puesta en marcha de los sistemas de propulsión, generación y automación del patrullero venezolano “Warao” (PC-22), construido por Navantia para la Armada de la República de Venezuela y entregado en agosto de 2011. 

El 3 de agosto de 2012, apenas un año después de su entrega, el patrullero venezolano sufrió graves daños después de tocar fondo con un arrecife coralino en las proximidades del puerto de Fortaleza (Brasil), cuando participaba con otros buques de la Armada de Venezuela y la Marina de Brasil en los ejercicios navales Venbras 2012. El buque pudo ser remolcado al mencionado puerto y posteriormente fue llevado a Río de Janeiro a bordo del buque-dique “Rolldock Sea”. 

Estampa marinera del patrullero “Warao”, en sus pruebas de mar

Por lo que informa la compañía española, Navantia suministrará los cuatro motores principales MTU y cuatro motores auxiliares del mismo fabricante, cuatro generadores de energía y el sistema de control de plataforma del buque, que en su gran mayoría serán producidos en la Fábrica de Motores y Sistemas en Cartagena. El contrato supone unas 40.000 horas de trabajo para Navantia y un paso más en la consolidación de la presencia en Brasil. 

Los trabajos de reparación del patrullero venezolano “Warao” se desarrollarán en el Arsenal de Marina de Rio de Janeiro, donde Navantia ya trabaja en la modernización de la corbeta brasileña “Julio de Noronha”, en la que está modificando el sistema de control de los motores de la misma, gracias a un diseño ad-hoc de la Fábrica de Motores, que permitirá la automatización del buque.

Foto: Navantia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una explosión a bordo del petrolero japonés “Shoko Maru”, ocurrida la pasada madrugada  en el puerto de Himeli, en la costa suroeste del país nipón, se ha saldado con cuatro tripulantes con graves quemaduras y la desaparición del capitán, informa el Servicio de Guardacostas de Japón. Otros tres tripulantes están a salvo. Según las primeras declaraciones, en el momento de producirse la deflagración se encontraban realizando trabajos de mantenimiento en la cubierta.

El buque “Shoko Maru” es un petrolero de productos y quimiquero de 2.242 toneladas de peso muerto. Construido en 1995 en el astillero Nakatani, es propiedad de Syoho Shipping, con sede en Hiroshima. La explosión de produjo a media eslora y el incendio que siguió a continuación alcanzó grandes proporciones y una altura estimada de unos cien metros. Remolcadores dotados de equipos para la lucha contra incendios se afanaron en dominar el fuego, que ha destruido casi todo el buque. Código IMO 9124861.

La explosión provocó un incendio muy denso, como puede verse en la imagen

Foto: Servicio de Guaradacostas de Japón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ministro de Defensa de la República de Yibuti, Hassan Darar Houffaneh, visitó ayer las instalaciones del astillero Navantia, en Ferrol y el patrullero de altura “Chilreu”, que se encuentra amarrado en el arsenal ferrolano. En su visita estuvo acompañado por el director general de Armamento y Material, teniente general Juan Manuel García Montaño y una delegación del país africano, informa la Armada española. A su llegada fue recibido por el almirante jefe del Arsenal de Ferrol, vicealmirante Manuel Garat Caramé y le fueron rendidos honores de ordenanza.

Tras una breve presentación sobre el patrullero de altura “Chilreu”, la comitiva subió a bordo y realizó un recorrido por sus instalaciones. Aunque no hay confirmación oficial, algunas fuentes hablan de un posible acuerdo para que el mencionado patrullero –que causó baja en junio de 2012– sea transferido al Gobierno del país africano, dado su papel relevante en el apoyo que está recibiendo en la lucha contra la piratería en el océano Indico. La puesta a punto se realizaría en el astillero ferrolano.

La comitiva visitó Navantia y subió a bordo del patrullero “Chilreu”

El patrullero “Chilreu”, que causó baja en 2013, presenta un buen aspecto

Fotos: Armada española

“Okapi Marta”

mayo 27, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Habíamos conocido a este buque con los nombres de “Hermanos Pinzón” y “Manuel Cortés”. Ahora hemos vuelto a verlo atracado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria rebautizado “Okapi Marta”. Es propiedad de una sociedad registrada en Belize, controlada por la firma onubense Astipesca y gerencia de Manteniship XXI, con sede en Oviedo.

Se trata, en origen, del buque “El Cuarto”, cuarto de una serie de ocho construidos por encargo de la Compañía Madrileña de Navegación. Construcción número 119 de Astilleros de Huelva, fue botado el 28 de agosto de 1981. Por el medio cesó la andadura naviera de la naviera contratante y fue entregado en mayo de 1987 con el nombre de “Manuel Cortés” y contraseña de Pescaven Dos. En 1994 lo compró Astipesca y hasta 2013 mantuvo bandera española.

“Okapi Marta”, ex “Hermanos Pinzón”, ex “Manuel Cortés”, ex “El Cuarto”

Al igual que los ocho integrantes de la serie, el barco fue proyectado como un mixto de rolón y frigorífico con tres bodegas para carga paletizada. Registra 2.617 toneladas brutas y 1.960 toneladas de peso muerto, en un casco de 74,67 m de eslora, 14,20 m de manga y 4,60 m de calado. Está propulsado por un motor Alpha, con una potencia de 2.720 caballos sobre un eje y mantiene una velocidad de 13,5 nudos. Código IMO 7816472.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Habrá que esperar a que mejoren las condiciones meteorológicas en aguas de Santa Cruz de Tenerife para que la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” pueda entrar en la Dársena de Los Llanos, donde tiene asignado atraque hasta que llegue el día en que encuentre trabajo. Es curioso, pero también hay paro en este tipo de artefactos, pues pertenece a una generación que ya está tecnológicamente superada. El remolcador “Sea Bear” está a cargo del remolque y el remolcador anclero “Maersk Tender” permanece en las proximidades.

Clasificada por Det Norske Veritas, se trata de un diseño de la firma Friede & Goldman L-907 Enhanced Pacesetter y fue construida en el astillero de Rauma-Repola Oy, en Pori (Finlandia), con el nombre de “Global Arctic I”. En servicio desde 1983, en enero de 2004 cambió de nombre. Puede perforar a una profundidad máxima de 25.000 pies, mide 78 x 61 m, tiene 12.072 toneladas brutas y es de tipo semi-sumergible. Es propiedad de la compañía norteamericana Transocean Inc., con sede en Houston y está abanderada en Vanuatu. Código IMO 8751320.

La plataforma “GSF Arctic I” y el remolcador “Sea Bear”, en aguas del antepuerto

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde esta tarde está a la vista de Santa Cruz de Tenerife la plataforma petrolífera “GSF Arctic I”, que viene desde Las Palmas de Gran Canaria, a remolque del remolcador de altura “Sea Bear”. Como ya hemos informado, este artefacto llevaba más de un año fondeada, desde que en marzo de 2003 llegó procedente de Brasil. Está previsto que mañana, si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, que se proceda a la maniobra de amarre y anclaje en el muelle de ribera de la Dársena de Los Llanos, en la zona que antaño ocupó la terminal de contenedores La Candelaria.

El remolcador anclero “Maersk Tender” se encuentra en el citado atraque, perpendicular al muelle. Debido al sistema de posicionamiento dinámico que posee, no necesita dar cabos. En la noche del pasado viernes estuvo descargando cadenas y otros equipos, para asegurar la maniobra y estadía de la plataforma petrolífera, que pasará a formar parte del paisaje urbano-marítimo de Santa Cruz de Tenerife durante una temporada, no sabes si corta o larga, pues eso depende de su propietario, la compañía norteamericana Transocean, a la que también pertenece la plataforma “SEDCO 710”, que se encuentra atracada en el dique del Este.

La plataforma “GSF Arctic I” viene a remolque del remolcador “Sea Bear”

El remolcador anclero “Maersk Tender”, atracado perpendicular al muelle

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador “Sea Bear”, esta tarde, en torno a las 18 h aproximadamente, comenzó el viaje de la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” desde el antepuerto de Las Palmas de Gran Canaria hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, el próximo lunes la veremos entrar en la Dársena de Los Llanos, donde permanecerá por tiempo indefinido, hasta que su propietario le encuentre trabajo. En la noche de ayer, el remolcador “Maersk Tender” trajo cadenas para afianzar el amarre del artefacto flotante, que descargó en el atraque previsto.  

La citada plataforma lleva más de un año fondeada en aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, desde que en marzo de 2013 llegó remolcada procedente de Brasil. En el puerto tinerfeño, aunque en diferentes atraques, hará compañía a la plataforma “SEDCO 710”, propiedad de la compañía norteamericana Transocean, a la que también pertenece la plataforma “GSF Arctic I”. Bien es verdad que ambas “vienen a pasar el rato”, de modo que quien único gana es la Autoridad Portuaria, con el cobro de las tasas correspondientes. Está prevista la llegada de una tercera plataforma, aunque más pequeña, para los próximos días.

El lento viaje del remolque de la plataforma comenzó esta tarde

Como ya hemos dicho en esta misma sección, al igual que la anterior viene de rebote, pues en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria no hay espacio para aquellas que no vengan a reparar o a efectuar revisiones, es decir, las que dejen dinero añadido. En torno a esta actividad se ha montado en los últimos años una considerable actividad de reparaciones navales, de las que carece el puerto tinerfeño, agravado desde la desaparición de la antigua NUVASA. Estas plataformas no tienen trabajo pues pertenecen a una generación anterior, por lo que la compañía propietaria prefiere tenerlas amarradas y lo único que demandan son puntuales servicios de avituallamiento para la escasa tripulación que se ocupa de su mantenimiento.

Foto: patalavaca (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea acoge hasta finales de junio la exposición “Dinosaurios viajeros”  a bordo del buque Tenacia, en la línea Barcelona-Palma-Barcelona. Los contenidos museográficos han sido diseñados por la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis e incluyen también réplicas del rico patrimonio paleontológico español, informa la compañía. La exposición recibirá visitas de grupos de escolares durante la estancia en puerto. Está previsto que “Dinosaurios viajeros” embarquen también en otros buques y destinos de Trasmediterránea en Baleares durante la temporada de verano, en las conexiones Barcelona-Mahón y Valencia-Ibiza.

La exposición cuenta de forma amena y divulgativa diferentes aspectos sobre estos vertebrados que dominaron  la Tierra durante más de 160 millones de años. Qué son, cuándo y dónde vivieron, la evolución de los diferentes grupos, las huellas que dejaron impresas en las rocas, su relación con las aves y la extinción masiva son algunos de los temas que protagonizan los 12 módulos de los que consta la muestra.

La exposición sobre los dinosaurios tiene un fin eminentemente divulgativo

La exposición estará presente en otros barcos de Trasmediterránea

Entre la inmensa riqueza en dinosaurios encontrados en yacimientos españoles, y particularmente de Teruel, en esta exposición merece especial atención el dinosaurio ornitópodo Proa valdearinnoensis. Sus fósiles fueron descubiertos en la mina de carbón  Santa María de Ariño (Teruel) y fue definido en el año 2012 por el equipo de paleontólogos de la Fundación Dinópolis y otros colegas estadounidenses. Proa era un dinosaurio comedor de plantas cuya longitud se estima entre 7,5 y 8 metros. Su principal característica consiste en que presenta un predentario (pico) completamente diferente al de todos los miembros de su grupo y que se asemeja totalmente a la proa de un buque.

Los contenidos museográficos a bordo del buque Tenacia incluyen también dos réplicas del rico patrimonio paleontológico español, la de un fémur del saurópodo Tastavinsaurus (dinosaurio del Cretácico Inferior procedente de Peñarroya de Tastavins, Teruel) y la de una huella tridáctila de un dinosaurio carnívoro del tránsito jurásico-cretácico localizado en El Castellar (Teruel).

Fotos: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El “bulkcarrier” “Castillo de Valverde”, abanderado en Bahamas,  es uno de los buques de su clase que forman parte de la flota de Lauria Shipping, una filial de la Empresa Naviera Elcano. Se trata de un “capesize” adquirido a comienzos de 2006 de segunda mano, aunque con pocos meses de vida operativa, a la sociedad NCS Peacock Shipping Co. Ltd. –filial de Hebei Ocean Shipping Co., HOSCO–, con sede en Hong Kong. En la foto de Juan Gabriel Mata lo vemos de proa, fondeado el pasado 20 de mayo en la bahía de Algeciras.

Construcción número BH410-2 del astillero Bohai Shipbuilding Heavy Industries, factoría de Huludao (China), entró en servicio en diciembre de 2005, bautizado con el nombre de “Hebei Peacock” –sobre el proyecto iba a llamarse “Nicole M”– y contraseña de la mencionada HOSCO. Tiene un buque gemelo llamado “Castillo de Catoira”, ex “Hebei Phoenix” –proyectado como “Katerina M”– y entregado en mayo de 2005.

El buque “Castillo de Valverde”, fondeado en aguas de la bahía de Algeciras

De 89.659 toneladas brutas, 55.787 toneladas netas y 173.764 toneladas de peso muerto, mide 289,70 m de eslora total, 45 m de manga y 18,20 m de calado. Está compartimentado en nueve bodegas con una capacidad de carga de 189.159 metros cúbicos y propulsado por un motor Sulzer 6RTA68T-B, con una potencia de 14.994 kw sobre un eje, que le permite mantener una velocidad de 15 nudos. Código IMO 9300374.

Foto: Juan Gabriel Mata