Juan Carlos Díaz Lorenzo

Habrá que esperar a que mejoren las condiciones meteorológicas en aguas de Santa Cruz de Tenerife para que la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” pueda entrar en la Dársena de Los Llanos, donde tiene asignado atraque hasta que llegue el día en que encuentre trabajo. Es curioso, pero también hay paro en este tipo de artefactos, pues pertenece a una generación que ya está tecnológicamente superada. El remolcador “Sea Bear” está a cargo del remolque y el remolcador anclero “Maersk Tender” permanece en las proximidades.

Clasificada por Det Norske Veritas, se trata de un diseño de la firma Friede & Goldman L-907 Enhanced Pacesetter y fue construida en el astillero de Rauma-Repola Oy, en Pori (Finlandia), con el nombre de “Global Arctic I”. En servicio desde 1983, en enero de 2004 cambió de nombre. Puede perforar a una profundidad máxima de 25.000 pies, mide 78 x 61 m, tiene 12.072 toneladas brutas y es de tipo semi-sumergible. Es propiedad de la compañía norteamericana Transocean Inc., con sede en Houston y está abanderada en Vanuatu. Código IMO 8751320.

La plataforma «GSF Arctic I» y el remolcador «Sea Bear», en aguas del antepuerto

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo