Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero de altura “Tarifa” (P-64) zarpó el pasado lunes, 26 de mayo, desde su base en el Arsenal Militar de Cartagena para participar en el Plan de Despliegue Conjunto Internacional para el control de la pesquería del Atún Rojo, iniciativa de la Agencia Europea de Pesca, en aguas del Mediterráneo occidental, informa la Armada española. El buque está al servicio de la Secretaría General de Pesca. 

La vigilancia incluye los caladeros comprendidos entre  Cartagena y la frontera española con Francia y trata de verificar el cumplimiento de la normativa pesquera nacional en lo referente a vedas, artes y zonas autorizadas para la pesca del atún rojo. La flota pesquera autorizada es de seis cerqueros españoles y siete franceses, 13 remolcadores auxiliares y dos granjas de engorde. También, como objetivo secundario, se controlarán los 700 barcos autorizados a la pesca accidental de atún rojo.

El patrullero de altura “Tarifa” entró en servicio en junio de 2006

A bordo del patrullero “Tarifa” embarcarán durante la campaña seis inspectores civiles (cuatro españoles y dos franceses) y cinco oficiales de la Armada certificados como inspectores por la agencia europea ICCAT, que realizarán las inspecciones a los barcos e instalaciones pesqueras. Además, para llevar a cabo las labores de vigilancia también se contará con diferentes medios aéreos e inspectores de apoyo en tierra. 

El buque regresará a su base el 26 de junio de junio tras realizar escala los días 7 y 8 próximos en el puerto de Palma de Mallorca para relevo de inspectores y descanso de la dotación. La escala en Baleares coincidirá la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, en la que recibirá visitas a bordo durante unas jornadas de puertas abiertas.

Foto: Armada española

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado domingo 5 de mayo, el patrullero de altura “Tarifa” (P-64) zarpó de su base en Cartagena para participar en la campaña de vigilancia e inspección de la Comisión de Pesquerías del Atlántico Nordeste (NEAFC en sus siglas inglesas) en aguas de Islandia, informa la Armada española.

Se trata de una campaña estacional en la que España asigna buques de la Armada a la Unión Europea (UE), “que desempeñan cometidos de inspección y vigilancia pesquera en la mar para el control específico de la pesquería de la ‘gallineta nórdica’. De este modo se pretende garantizar la conservación y la óptima utilización de los recursos pesqueros, procurando la sostenibilidad económica y medio ambiental”.

El patrullero de altura “Tarifa” (P-64) depende del Mando de Acción Marítima

La participación del patrullero “Tarifa” en la campaña de la NEAFC tendrá una duración de cinco semanas y se prevé que regrese a mediados de junio. El buque salió con un equipo inspector de NEAFC formado por un coordinador del Reino Unido y dos inspectores, uno de España y otro de Lituania. Hará escala en Reikiavik (Islandia) entre los días 24 al 27 de mayo para relevo de inspectores.

El patrullero de altura “Tarifa”, con base en Cartagena y perteneciente a la Fuerza de Acción Marítima, dispone de una dotación de 37 personas a las que se incorporan inspectores de pesca y coordinadores de la Agencia Comunitaria de Control de Pesquerías (CFCA). La NEAFC en su reunión anual del 17 de noviembre de 1998 adoptó el esquema de control de buques que faenaban más allá de sus aguas económicas. Este esquema se actualiza cada año. A partir de este momento la Armada Española envía todos los años patrulleros de la clase “Chilreu” a la zona NEAFC.

Foto: Armada Española