Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde primera hora de esta tarde se encuentra atracado en el muelle sur del puerto de Santa Cruz de Tenerife el megayate Al Mirqab, que arribó procedente de Palma de Mallorca, resguardándose así del bravo temporal que azota al archipiélago canario. Atracó proa a la ciudad, mostrando así su imponente estampa marinera.

Abanderado en Islas Caymán, se trata de uno de los yates más grandes del mundo y es propiedad del primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Hamad bin Jassem bin Jaber Al Thani. Según la revista Forbes, el yate del emir qatarí está considerado uno de los barcos más bellos del mundo en su género.

De 5.000 toneladas de registro bruto (GRT) y 1.400 de peso muerto (TPM), mide 133 metros de eslora total y 18 de manga. Puede desarrollar una velocidad máxima de 20,3 nudos y mantiene una velocidad de crucero de 18,7 nudos. Dispone de una plataforma de vuelo para un helicóptero. Código IMO 1009223.

Construcción número 681 de los astilleros Peters, en Alemania, entró en servicio en 2008. El arquitecto encargado de su diseño general fue Tim Heywood y la decoración interior corresponde a un proyecto de Andrew Winch. Puede acomodar a 10 personas en cinco grandes camarotes, más la suite del propietario, que ocupa una cubierta completa. La tripulación máxima es de 60 personas, aunque lo habitual son 21.

El megayate "Al Mirqab", esta tarde, en Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos buques para el transporte de cargas pesadas, Rolldock Sun y Jumbo Javelin, coincidieron hoy en aguas del antepuerto tinerfeño, para realizar operaciones de suministro de combustible. Arribaron por el orden citado y fondearon próximos, dentro de los límites establecidos por el control de tráfico portuario.

Se trata de unidades de un porte similar, el primero propiedad de la compañía holandesa Rolldock y el segundo, de Jumbo Shipping, de la misma nacionalidad. Están equipados con dos potentes grúas a una banda y también pueden transportar contenedores.

Los buques "Rolldock Sun" y "Jumbo Javelin", fondeados en el antepuerto tinerfeño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

ASTICAN, el gran centro de reparaciones navales de Canarias, está en pleno apogeo. Hoy lo pudimos comprobar en un breve paseo por sus alrededores. Tanto en seco como a flote, hay un número importante de barcos efectuando trabajos de carenado general y reparaciones diversas.

En el puerto de Santa Cruz de Tenerife, por el contrario, y después del cierre y desmantelamiento de Astilleros de Tenerife (la antigua NUVASA), no existe ese tipo de oferta, salvo reparaciones a flote, con las limitaciones que ello supone. En Las Palmas, la visión y la decidida gestión del equipo de Germán Suárez está dando sus frutos desde hace mucho tiempo.

Pues, como decimos, ASTICAN está lleno de barcos y de trabajo en un sector altamente especializado y para muestra, dos botones: el velero Sea Cloud II, uno de los cruceros más importantes del mundo en su género y el “fast-ferry” Bonanza Express, de la flota de Fred. Olsen Express, figuran entre la casi veintena de barcos que pudimos contar, entre ellos frigoríficos, transportes de cargas congeladas, un buque portacontenedores, un buque sísmico, varios transportes de cargas congeladas de la flota de Laskaridis, pesqueros, remolcadores de salvamento y apoyo “off shore”, etcétera.

El crucero "Sea Cloud II", en labores de carenado general

El fast ferry "Bonanza Express", en trabajos de pintura

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife vivió ayer otra jornada intensa, con la presencia de los megacruceros MSC Fantasía e Independence of the Seas, que tomaron atraque en el muelle Sur y situaron sus grandes moles en la estampa portuaria.

Día magnífico, buen sol y temperatura agradable, ideal para que los miles de pasajeros que viajan a bordo disfrutaran de su estancia en la isla.

A primera hora, cuando ya el crucero MSC Fantasía estaba próximo a su maniobra, llegaba también el ferry Volcán de Tijarafe, procedente de Portimao y Funchal, en su rotación semanal. Para evitar quedarse atrás y demorar la maniobra de atraque, mantuvo su régimen de 24 nudos y “adelantó” al crucero de MSC, siendo así el primero en entrar.

El ferry "Volcán de Tijarafe" entró el primero

El megacrucero "MSC Fantasía", en plena maniobra

Bonito encuadre, con el sol de finales de noviembre

El megacrucero "Independence of the Seas" enfila la bocana

Los dos cruceros quedaron atracados de proas enfrentadas

Fotos: Antonio Sáez

¡ Esos humos mañaneros ¡

noviembre 24, 2010

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una hora, aproximadamente, estuvo la chimenea del buque frigorífico ruso Sapphire (IMO 8059545) echando humo denso y pestilente en la mañana de hoy -como el que se aprecia en la imagen-, en su atraque del muelle de ribera en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Tal insistencia llamó la atención del personal que habitualmente trabaja a esa hora en el entorno portuario y transita por la avenida de Anaga, camino de sus trabajos.

Por lo que nos informan testigos presenciales, a las ocho de la mañana cesó tal emisión. Apenas soplaba viento con los primeros rayos del día y hoy se dio la circunstancia de que no hubo escalas de cruceros de turismo. Ahí queda el apunte y la foto de lo que decimos.

La columna de humo grís, denso y pestilente, en su apogeo

Dado el poco viento reinante, se mantuvo casi verttical

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El nuevo ferry de Naviera Armas, Volcán del Teide, abandonó hoy la dársena del astillero Barreras, en Vigo, con destino a Santander, para proceder al pintado del casco en el dique seco de Astilleros de Santander (ASTANDER), empresa perteneciente a ASTICAN, en la que habitualmente se realizan las varadas anuales reglamentarias de sus barcos.

A las 19 horas, según informa nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez, el buque navegaba con rumbo este a una velocidad de 25 nudos a la altura de Tapia de Casariego, en el límite de Galicia con Asturias. Se estima que el nuevo buque puede estar plenamente operativo en el plazo de un mes.

En el astillero santanderino se realizó recientemente el armamento a flote y pintado del buque cementero Cristina Masaveu, cuyo casco fue construido en los astilleros Juliana, en Gijón.

Momento de la botadura del ferry "Volcán del Teide"

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El próximo jueves, día 25, a primera hora, arribará al puerto de Santa Cruz de Tenerife el patrullero Yavire (GC-22), en su viaje de entrega a la Armada de la República Bolivariana de Venezuela. El buque, que fue entregado el día 8 de noviembre en el astillero Navantia-San Fernando, donde ha sido construido, realizará una escala técnica para aprovisionamiento antes de cruzar el Atlántico.

Es el segundo de los cuatro buques de vigilancia de litoral contratados por el Gobierno venezolano. Este buque y sus gemelos están capacitados para realizar diferentes misiones como vigilancia y protección de la zona litoral, protección del tráfico marítimo, asistencia sanitaria a otros buques, lucha contraincendios externo, lucha y control de la contaminación marina, transporte de personal y provisiones, operaciones de búsqueda y rescate, intervención rápida, apoyo a buceadores, defensa de superficie y guerra electrónica pasiva. 

El patrullero Yavire, botado el 11 de marzo de 2009, es un buque de 1.453 toneladas de desplazamiento, mide 79,90 metros de eslora y puede alcanzar una velocidad máxima de 22 nudos. Es el segundo de la clase Guaicamacuto (GC-21) y la serie de compone de otros dos buques, que llevarán los nombres de Naiguatá (GC-23) y Tamanaco (GC-24). Este último será construido en los astilleros DIANCA, en Puerto Cabello (Venezuela). 

El armamento está formado por dos cañones, uno de 76/62 mm y otro Oerlikon Millenium de 35 mm. A popa dispone de una cubierta de vuelo para un helicóptero mediano. Además de los buques tipo BVL, Venezuela encargó a Navantia otros cuatro patrulleros oceánicos de Vigilancia de la Zona Económica Exclusiva, de 2.170 toneladas de desplazamiento, 98,90 metros de eslora y una velocidad de 25 nudos.

El patrullero "Yavire" es el segundo de la serie "Guaicamacuto"

Foto: Navantia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con pocos días de diferencia han hecho escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife dos buques gemelos: Azamara Journey y Nautica. Del primero ya nos referimos en su momento y ahora lo hacemos del segundo, que arribó ayer en su primera escala procedente de Casablanca en viaje a Dakar.

A bordo 635 pasajeros, en su mayoría de nacionalidad norteamericana y 350 tripulantes. Para festejar la ocasión, los turistas fueron recibidos a pie de escala con flores, planos y mapas de la ciudad, a cargo de informadores turísticos.

El buque es propiedad de Oceania Cruises y tiene diez años de existencia. Entró en servicio en enero de 2000 con el nombre de R Five y es el quinto de una serie de ocho buques contratados por Renaissance Cruises. Posteriormente, la sociedad armadora entró en quiebra y el barco estuvo una temporada al servicio de Pullmantur.

Es un buque de 30.277 toneladas brutas y mide 181 metros de eslora total, 25,46 de manga y 5,80 de calado. Es la construcción número P31 de los astilleros de St. Nazaire (Francia) y tiene capacidad para 702 pasajeros. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V32, con una potencia de 13.500 kw y una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9200938.

El crucero arribó a Tenerife con las primeras luces del día

Detalle de la chimenea y la contraseña de la compañía

Es la primera vez que este buque estuvo en Tenerife con su actual nombre

Fotos: Antonio Sáez

“Balmoral” en Leixoes

noviembre 22, 2010

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque insignia de Fred. Olsen Cruise Line, Balmoral, situó hoy su elegante estampa marinera en el puerto de Leixoes, como se aprecia en la fotografía de nuestro estimado amigo y colaborador José Modesto. Es un barco bonito, que acredita la trayectoria de la compañía de origen nórdico tan arraigada en Canarias desde comienzos del siglo XX.

Fred. Olsen Cruise Line empezó su andadura turística en 1987 con el crucero Black Prince. Venía avalada por su experiencia, conocimiento y fama en las líneas regulares de pasajeros entre Noruega y el Norte de Europa, así como entre Inglaterra y Canarias, en la época de zafra frutera.

La experiencia se demostró viable y tras el remozado Black Prince llegaron los cruceros Black Watch, Braemar, Boudicca y, por último, el vistoso Balmoral. Tiene una clientela fiel, ingleses en su mayoría, muchos de ellos repetidores. Las limitaciones del convenio SOLAS 2010 determinaron la venta del crucero Black Prince, construido en 1966.

Vendido a la compañía venezolana SAVECA y rebautizado Ola Esmeralda, el gobierno chavista puso todas las trabas posibles y consiguió que la iniciativa fracasara. Posteriormente, el barco pasó a bandera de Sierra Leona y desde hace varios meses se encuentra en Puerto Príncipe (Haití), como buque-hotel de las fuerzas desplegadas en el desgraciado país antillano.

"Balmoral", un barco elegante, hoy en Leixoes

Foto: José Modesto

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy las escalas de los cruceros AIDABlu, AIDAcara y Azamara Journey. Ocuparon la línea de atraque del muelle sur, en un día espléndido, con buen sol y magnífica temperatura. Ideal para pasear por el centro de la ciudad y realizar excursiones programadas por el interior de la isla.

Los tres son barcos de nivel en su género. Los dos primeros, propiedad de Aida Cruises,  están dedicados preferentemente al mercado alemán, con gran éxito. El tercero, que enarbola la contraseña de Azamara Cruises, figura entre los buques más lujosos y coquetos de su tipo.

"AIDACara" y "AIDABlu", con las primeras luces del día

El buque "AIDABlu" es el crucero más nuevo de AIDA Cruises

Estampa marinera del crucero "AIDACara"

"Azamara Journey", de lo mejor en su clase

Fotos: Antonio Sáez y Juan Carlos Díaz Lorenzo