Juan Carlos Díaz Lorenzo

En junio pasado se cumplieron diez años de la puesta en servicio del buque “Volcán de Tindaya” en la línea Corralejo-Playa Blanca. Relevó a otro barco de su mismo nombre, que poco después se trasladó a Cabo Verde y desde entonces opera con el nombre de “Mar d’ Canal”, sumando 43 años de vida marinera sobre sus cuadernas. El citado buque cubre en apenas media hora de viaje la citada línea, que es una de las de mayor actividad existente en Canarias y reporta indudables beneficios al comercio y el turismo entre las dos islas, así como buenos ingresos al ente Puertos de Canarias.

Construido específicamente para la citada línea, es un buque de 3.715 toneladas brutas y 420 toneladas de peso muerto, en un casco de 78 m de eslora total, 15,50 m de manga y 3,30 m de calado. Tiene capacidad para 700 pasajeros y 120 vehículos y está propulsado por dos motores Wärtsila 6L26, con una potencia de 5.200 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 16 nudos. Se trata de la construcción número 1.617 del astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo y el 6 de junio de 2003 se entregó a Naviera Armas. Código IMO 9268411.

El buque “Volcán de Tindaya”, en sus pruebas de mar oficiales

Foto: Hijos de J. Barreras

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo mantiene un verano activo en lo que a escalas de cruceros de turismo se refiere, ejemplo demostrativo, por otra parte, del interés que suscita la escala en este enclave privilegiado de la costa gallega atlántica. El 29 de julio arribó el gigante “Independence of the Seas”, que como conocen nuestros lectores es el mayor de su clase que opera en Europa. A bordo, 4.226 pasajeros embarcados en Southampton y 1.365 tripulantes. Durante su estancia salieron nueve autobuses a los destinos clásicos y poco después de las 17 h zarpó de nuevo en viaje a Lisboa, despachado por Pérez y Cía. 

Ayer, 30 de julio, le tocó el turno al buque “MSC Opera”, que arribó procedente de St. Peter Port en viaje también a la capital lisboeta, con una expedición de 2.104 pasajeros y 713 tripulantes. Para las excursiones contratadas a bordo salieron diez autobuses que se desplazaron a Santiago de Compostela, Bayona la Real y Cambados. De la consignación se ocupó Bergé Marítima y en las imágenes de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón podemos ver a los dos buques en sus respectivas escalas, en días veraniegos y de buen tiempo. 

El gigante “Independence of the Seas”, asiduo visitante del puerto de Vigo

Visto en toda su eslora por la banda de estribor

Acompañó el buen tiempo. A la hora de la salida lucía un sol espléndido

El buque “MSC Opera” en la maniobra de aproximación al puerto de Vigo

Visto en toda su eslora por la banda de estribor, cuando todavía amanece

El buque “MSC Opera” pertenece al segmento medio de MSC Cruceros

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Para el próximo mes de septiembre está prevista la entrega oficial del nuevo buque asfaltero “Herbania”, construido por encargo de Distribuidora Marítima Petrogás (DMP), brazo naval de DISA, en el astillero Yanghou Ryuma Shipbuilding Co. (China). En los próximos días comenzarán las pruebas de mar y de los diferentes equipos y sistemas. Figura inscrito en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife y será fletado a CEPSA en un contrato de larga duración.

Se trata de un buque de 7.000 toneladas de peso muerto, en un casco de 109.90 m de eslora total -102 m de eslora entre perpendiculares-, 18,20 m de manga, 10 m de puntal y 7 m de calado.  La capacidad de carga es de 6.750 metros cúbicos incluido tanques “slop”. Está propulsado por un motor Hyundai 6H32/40P, de 4.080 caballos sobre un eje y una hélice de paso variable, para mantener una velocidad de 16 nudos. Código IMO 9674828.

En los próximos días comenzarán las pruebas de mar del buque “Herbania”

Foto: Distribuidora Marítima Petrogás

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El anuncio de Trasmediterránea de que dejará de hacer escala en el puerto de Arrecife de Lanzarote cuando acabe el verano, pues la compañía no se ha presentado al concurso establecido por la Administración, ha sido aprovechado por Naviera Armas para anunciar que hará escala en el puerto de la capital lanzaroteña a partir del próximo mes de octubre, en la línea Canarias-Huelva. El servicio, como viene siendo habitual, estará atendido por el buque “Volcán del Teide”. 

En un comunicado la naviera trata de vender a la opinión pública las bondades del nuevo servicio, aunque sea a costa de alargar la estancia a bordo de los pasajeros que embarquen en Santa Cruz de Tenerife, que, una vez más, son los más sufridos de la citada línea. La salida del puerto tinerfeño se ha fijado cada jueves a las seis de la mañana, con lo cual la madrugada es considerable, para estar en el muelle al menos dos horas antes.

El ferry “”Volcán del Teide” está aceptable. El servicio a bordo es mejorable

Pero ya sabemos lo poco que le importa a Naviera Armas la comodidad horaria de sus pasajeros de la provincia tinerfeña y para muestra un botón: la línea La Palma-Los Cristianos, pasando siempre por el puerto de San Sebastián de La Gomera –que es el que realmente interesa por la competencia que supone contra Fred. Olsen Express– sale del puerto palmero a la cómoda hora de las cuatro de la madrugada.

El nuevo itinerario de la línea Canarias-Huelva saldrá de Santa Cruz de Tenerife a las 06 h y llegará a Las Palmas de Gran Canaria a las 08,30 h, para seguir viaje a las 10 h hacia la escala en Arrecife de Lanzarote, a donde llegará a las 15 h aproximadamente y una hora después continuará a Huelva, a donde estima arribar a las 17 h del viernes.  El regreso de la capital onubense será cada sábado a las 13 h. El domingo a mediodía entrará en Arrecife de Lanzarote, a las 19 h en Las Palmas de Gran Canaria y a medianoche en Santa Cruz de Tenerife.

De modo que, como podemos apreciar, el pasajero más perjudicado, tanto a la ida como a la vuelta, es el que tiene origen en el puerto tinerfeño, con una estancia a bordo mínima de 35 horas. La reorganización de la línea está hecha de modo que el pasajero de Lanzarote y Fuerteventura –que embarcará en Arrecife después de haber cruzado el estrecho de la Bocaina en el ferry “Volcán de Tindaya”– es el más beneficiado, evitándole el traslado a Las Palmas y la espera hasta el embarque y/o desembarque más el viaje de ida y vuelta.

La reorganización de la línea favorece en cierto modo a los pasajeros que quieran pasar un fin de semana en Lanzarote, pues no hay transbordo en Las Palmas de Gran Canaria y, por el contrario, penaliza seriamente a los pasajeros procedentes de La Palma, La Gomera y El Hierro, que no llegan a tiempo para embarcar en el día, sino que tendrán que desplazarse el día anterior, con lo cual a un pasajero de La Palma, por ejemplo, llegar a Huelva se le hace interminable y más si va en una butaca normal. Para aliviarles ese malestar, el precio del billete es el mismo desde cualquier punto de origen y/o destino.

Foto: Astilleros Barreras

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima “Rayo” (P-42) ha llegado esta mañana a su base del Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, completando así un despliegue de casi seis meses. En este período ha participado en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico y ha bordeado la costa africana, realizando escala en diez países. La ceremonia de bienvenida ha estado presidida por el jefe de Estado Mayor del Mando Naval de Canarias y comandante naval de Las Palmas, capitán de navío Félix Díaz Espinar. 

El pasado 3 de febrero el patrullero zarpaba rumbo a Cartagena y el día 15 salía de la ciudad murciana hacia zona de operaciones, frente a las costas de Somalia. El barco –comandante, capitán de corbeta Rafael Hernández Rodríguez, natural de Santa Cruz de Tenerife– permaneció 85 días integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR), participando en el control del tráfico marítimo dentro de la Ruta Internacional de Tránsito Recomendado (IRTC) y escoltando buques del Programa Mundial de Alimentos.

Estampa marinera del BAM “Rayo”, segundo de la serie 

El despliegue del BAM “Rayo”, segundo buque de esta clase que participa en operación “Atalanta”, forma parte del compromiso adquirido por España en 2008, bajo bandera de la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo tanto al tráfico mercante como a los pesqueros que faenan en esas aguas. 

Finalizado el despliegue y como parte de la colaboración de la Armada con la Secretaría General de Política de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores, el BAM “Rayo” ha llevado a cabo un conjunto de actividades en países de África Occidental y Golfo de Guinea, zona de creciente interés para España, para contribuir al Plan de Diplomacia de la Defensa.   

El buque ha realizado escalas en Mozambique, República Sudafricana, Namibia, Angola, Gabón, Nigeria, Costa de Marfil, Guinea, Senegal y Cabo Verde. “Con todos estos países se han realizado actividades diversas, desde conferencias para intercambio de información y conocimientos hasta ejercicios en puerto y en la mar con el fin de potenciar la interoperabilidad y la práctica conjunta de procedimientos”, informa el Mando Naval de Canarias. 

Foto: Diego Quevedo Carmona

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las sociedades de clasificación Det Norske Veritas y Germanischer Lloyd han visto refrendado su acuerdo de fusión con el visto bueno de la Comisión Europea, al entender que no plantea problemas de competencia, “dada la posición de mercado moderada resultante en la clasificación de buques y la prestación de servicios de prueba, inspección y certificación, en el sector del petróleo y del gas, y dada la existencia de un número de operadores fuertes de servicios TIC en los sectores pertinentes, así como la frecuencia y facilidad para cambiar de proveedor por parte de los clientes”.

La fusión entre las dos sociedades de clasificación, de amplia reputación y fiabilidad en el sector, había sido aprobada en junio por las autoridades de defensa de la competencia en EE.UU. y Corea del Sur. El pasado 15 de julio, tras la aprobación en Europa, sólo falta para que la fusión se materializase, el un visto bueno de las autoridades de la competencia del Ministerio de Comercio de la República Popular China. En la actualidad, la presencia de ambas sociedades en los astilleros chinos es muy considerable, dado el destacado volumen de pedidos para armadores europeos que se registra en ellos. 

Det Norske Veritas y Germanischer Lloyd avanzan hacia su fusión

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque rolón “Tysla”, el mayor del mundo en la actualidad, arribó el pasado 21 de julio en su primera escala en el puerto de Santander, siendo también el primer puerto español que visita este gigante en su clase.  El citado buque realiza un servicio de vuelta al mundo con una duración entre 110 y 120 días y en el puerto cántabro embarcó carga para EE.UU., Nueva Zelanda y Australia.

Propiedad de la compañía noruega Wallenius Wilhelmsen Logistics, tiene año y medio de vida marinera, pues entró en servicio en enero de 2012. Construido en el astillero Mitsubhisi Heavy Industries, en Nagasaki (Japón), es un buque de 75.251 toneladas brutas y 43.878 toneladas de peso muerto y mide 265 m de eslora total, 32,26 m de manga y 11 m de calado y está propulsado por un motor Burmeister & Wain L70ME-C8 y una velocidad de 20,2 nudos. Código IMO 9515400.

El buque tiene apariencia de los grandes “car carriers” que existen en la actualidad

El proyecto, serie Mark V, corresponde a un buque para cargas de grandes dimensiones, casi seis mil coches, vehículos pesados y mercancía no contenerizada en nueve cubiertas. La rampa de popa mide 12 m de ancho y puede embarcar piezas de 505 toneladas de peso máximo. Una rampa interior permite el acceso a las cubiertas superiores, tres de las cuales son movibles. La capacidad de carga es de 138.000 metros cúbicos y el buque está abanderado en Malta. 

Foto: Arjan Elmendorp (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Durante una visita al puerto de Odesa (Ucrania), el comandante de la Agrupación Marítima Permanente de la OTAN núm. 2 (SNMG2), contralmirante Eugenio Díaz del Río, ha homenajeado al fundador de la ciudad, el almirante español José de Ribas con una corona de flores al pie de la estatua que evoca su memoria, informa la Armada española.

A la ofrenda floral asistieron el alcalde de la ciudad, Oleksiy Kostusev, el vicegobernador de la región, Oleksandr Malin; el embajador de España en Kiev, José Rodríguez Moyano; el comandante de la SNMG2, contralmirante Eugenio Díaz del Río; y el comandante de la fragata “Blas de Lezo”, capitán de fragata Fernando Álvarez Blanco.

Momento en el que los marinos españoles depositan una corona de flores

José de Ribas (1749-1800), almirante español fundador de Odesa

La Agrupación, que enarbola la insignia de mando en el buque español, se encontraba de visita en Ucrania dentro de un despliegue en el Mar Negro orientado a mejorar la interoperabilidad con las marinas ribereñas, después de su participación en el Ejercicio Breeze con la Marina de Bulgaria.

José de Ribas fundó la ciudad de Odesa en 1784 cuando era almirante al servicio de la Marina Rusa. Nació en 1749 en el entonces Reino de Nápoles y con poco más de 20 años se trasladó a Rusia y comenzó su carrera al servicio de la emperatriz Catalina la Grande. En el bicentenario de su fundación, se renombró la calle principal de la ciudad en su honor con el nombre de Deribásovskaya. En 1994 la ciudad le dedicó una estatua de bronce ubicada al principio de la citada calle, de la que es autor el escultor local Aleksandr Knyázik.

Fotos: Armada española y Museo Hermitage

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra fondeado el buque metanero “Trinity Arrow”, que arribó esta tarde procedente de Sao Tomé, a órdenes del fletador. En la foto de Ramón Acosta Merino lo vemos fondeado en el antepuerto y abarloada la barcaza “Spabunker Veintiuno”, al servicio de “bunkering” de CEPSA. En los últimos años es frecuente la presencia de este tipo de buques, dado el incremento del consumo de gas natural licuado a nivel mundial.  

Abanderado en Panamá y propiedad de un consorcio formado por las compañías K Line LNG Shipping, Mitsui & Co. Ltd. e Imabari Shipbuilding Co. Ltd., es un buque construido en el astillero Koyo Dockyard, factoría de Mihara y entró en servicio en marzo de 2008. De 101.080 toneladas brutas y 79.566 toneladas de peso muerto, mide 289,90 m de eslora total, 44 m de manga y 11,60 m de calado. Tiene una capacidad de carga de 154.900 metros cúbicos en tanques tipo membrana licuado a -163º. Código IMO 9319404. 

El buque “Trinity Arrow”, fondeado en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Ramón Acosta Merino

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es el más pequeño de los barcos de Costa Cruceros y desde hace tiempo figura entre los clientes asiduos del puerto de Vigo. Se llama “Costa Voyager” y ayer estuvo de nuevo en viaje procedente de Le Havre a Lisboa, con una expedición de 822 pasajeros y 371 tripulantes, “en día apacible, con brumas, que luego fueron disipándose durante la mañana, salidas de excursiones por lo que utilizaron ocho autobuses desplazándose a zonas de interés, Compostela, Bayona, Cambados…visitando bodegas, degustando nuestro caldos; otros recorrieron en grupos guiados diversas partes de la ciudad, en la zona portuaria, animación en las terrazas y en el área comercial”, señala Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Es un barco de tipo medio y el más pequeño de la flota de Costa Cruceros

Maniobra de salida del puerto de Vigo, del que es un cliente asiduo 

Construido en el astillero Blohm & Voss (Hamburgo, Alemania) y puesto en servicio en junio de 2000 con el nombre de “Olympic Voyager”, en noviembre de 2011 llegó procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, etapa en la que navegó con el nombre de “Grand Voyager”. Dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Es un buque de 24.391 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 180,40 m de eslora total, 25,50 m de manga y 7,30 m de calado. Tiene capacidad para 800 pasajeros y entre otros servicios a bordo dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

Fotos: Alfredo Campos Brandrón