Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima “Rayo” (P-42) ha llegado esta mañana a su base del Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, completando así un despliegue de casi seis meses. En este período ha participado en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico y ha bordeado la costa africana, realizando escala en diez países. La ceremonia de bienvenida ha estado presidida por el jefe de Estado Mayor del Mando Naval de Canarias y comandante naval de Las Palmas, capitán de navío Félix Díaz Espinar. 

El pasado 3 de febrero el patrullero zarpaba rumbo a Cartagena y el día 15 salía de la ciudad murciana hacia zona de operaciones, frente a las costas de Somalia. El barco –comandante, capitán de corbeta Rafael Hernández Rodríguez, natural de Santa Cruz de Tenerife– permaneció 85 días integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR), participando en el control del tráfico marítimo dentro de la Ruta Internacional de Tránsito Recomendado (IRTC) y escoltando buques del Programa Mundial de Alimentos.

Estampa marinera del BAM “Rayo”, segundo de la serie 

El despliegue del BAM “Rayo”, segundo buque de esta clase que participa en operación “Atalanta”, forma parte del compromiso adquirido por España en 2008, bajo bandera de la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo tanto al tráfico mercante como a los pesqueros que faenan en esas aguas. 

Finalizado el despliegue y como parte de la colaboración de la Armada con la Secretaría General de Política de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores, el BAM “Rayo” ha llevado a cabo un conjunto de actividades en países de África Occidental y Golfo de Guinea, zona de creciente interés para España, para contribuir al Plan de Diplomacia de la Defensa.   

El buque ha realizado escalas en Mozambique, República Sudafricana, Namibia, Angola, Gabón, Nigeria, Costa de Marfil, Guinea, Senegal y Cabo Verde. “Con todos estos países se han realizado actividades diversas, desde conferencias para intercambio de información y conocimientos hasta ejercicios en puerto y en la mar con el fin de potenciar la interoperabilidad y la práctica conjunta de procedimientos”, informa el Mando Naval de Canarias. 

Foto: Diego Quevedo Carmona

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima “Rayo” zarpó el 25 de mayo del puerto de Maputo (Mozambique), después de una escala de tres días de duración y tras realizar allí su primera escala dentro del despliegue en África para contribuir al Plan de Diplomacia de la Defensa, informa la Armada Española. El comandante del buque, capitán de corbeta Rafael Hernández Rodríguez, efectuó una serie de visitas protocolarias a diversas autoridades civiles y militares de la ciudad y posteriormente recibió a bordo al embajador de España en Mozambique.

Oficiales de la Marina de Mozambiqie, en el puente del BAM “Rayo”

Durante la mañana del día 23, se realizaron simulaciones de lucha contraincendios y operaciones de Interdicción Marítima con miembros de la Marina de Mozambique y del cuerpo de Fuzileiros. Esa misma mañana, el ministro de Defensa recibió al comandante del buque y por la tarde, una delegación de oficiales de la Marina de Mozambique subió a bordo y se organizaron visitas para los niños de la comunidad española residente en Maputo.

El día 24 de mayo se celebró a bordo un coloquio sobre la actuación del buque en la Operación Atalanta de lucha contra la piratería, presidido por el embajador y en la que participaron el comandante del buque y cuatro representantes del Centro de Estudios Sociales Antonio de Bragança (CESAB), grupo de expertos mozambiqueños en materia de piratería.

Ese mismo día una representación de la dotación visitó el orfanato “Mans Mercedaries”, al que acudió S.M. la Reina de España en su última visita a este país. Los niños del centro les dieron una emotiva bienvenida. Durante la visita se hizo entrega de medicinas y alimentos para apoyar su labor social.

Foto: Armada Española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Palma, isla marinera por excelencia, cuyos vínculos históricos con la mar se remontan al siglo XV y alcanzó su mayor esplendor en el siglo XIX, ofrecerá el próximo jueves, 22 de noviembre, la bandera de combate al Buque de Acción Marítima “Rayo” (P-42), en el transcurso de una ceremonia naval que se celebrará a mediodía en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Con este motivo también se desplazará al puerto palmero el BAM “Meteoro” (P-41), primero de la serie.

El acto estará presidido por el almirante jefe del Mando Naval de Canarias, Gregorio Bueno Murga y la madrina será, por razón del cargo político que ostenta, la presidenta del Cabildo. En su momento, y a iniciativa del Grupo Popular en la primera corporación insular, se adoptó el acuerdo institucional entre las fuerzas que lo componen de hacer entrega de la Bandera de Combate a uno de los nuevos BAM de la Armada española con base en Canarias.

El BAM “Rayo” es el segundo de su clase con base en Canarias

El gabinete del almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada contestó afirmativamente a la propuesta del Cabildo Insular de La Palma, fijándose la fecha para el 22 de noviembre. Con este acto, La Palma, isla en la que han nacido tres almirantes (Francisco Díaz Pimienta, Antonio Fernández Rojas y Amancio Rodríguez Castaños),  reafirma su relación con la Armada, como ya lo hizo anteriormente con la bandera de combate al patrullero “Centinela” y la medalla de oro de la isla al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”.

En el acto también participará una compañía de honores que estará formada, además de las escuadras y secciones de la Armada, por una sección del Ejército de Tierra procedente del CEFOR de La Palma y la banda de música del Mando Aéreo de Canarias. El público que lo desee podrá visitar el BAM “Meteoro” mañana, miércoles, de 15,30 a 18 h y el BAM “Rayo”, el jueves de 15,30 a 18 h y el viernes de 09,30 a 13,30 h. Es la primera vez que ambos buques visitan el puerto palmero y se trata de las unidades más modernas de la Armada Española en su clase.

Foto: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Ministerio de Defensa han firmado un anexo al convenio marco de colaboración existente desde 2009 entre ambas instituciones, en el que entre otras actuaciones se contempla el asesoramiento científico y técnico, la realización conjunta de proyectos de investigación y el uso común de instalaciones.

Al amparo de este acuerdo, la Armada tiene interés en hacer una comprobación formal de las zonas de cobertura de las estaciones de HF que tiene en Canarias, pertenecientes al sistema BRASS2 de la OTAN, en lo que se refiere a las pruebas formales de las estaciones radio de Picacho y Almatriche.

Para ello se pretende utilizar el sistema de pruebas y análisis desarrollado por el Instituto para el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en Comunicaciones (IDeTIC), perteneciente a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en conjunción con los equipos y sistema radio disponibles por la Armada, tanto en tierra como en los buques.

El almirante comandante del Mando Naval, en sus palabras de introducción

El acuerdo fue suscrito este mediodía por el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Regidor García y el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno. La firma del documento se celebró en el hangar del patrullero oceánico “Rayo” –comandante, capitán de corbeta Vicente Rubio Bolívar-, segundo de los nuevos BAM (Buque de Acción Marítima) recién incorporado y atracado en el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas.

Tras la firma del convenio, el rector José Regidor resaltó que la colaboración entre la ULPGC y el Ministerio de Defensa continuará en el futuro, centrándose en otros aspectos de interés como la investigación oceánica. El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno, manifestó que este acuerdo “es un ejemplo de colaboración entre instituciones”, en la línea de otros anteriores y ambos se mostraron satisfechos con la sintonía y las buenas relaciones mutuas.

Momento de la firma del acuerdo entre la ULPGC y el Ministerio de Defensa

El IDeTIC de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ya ha colaborado con anterioridad con el Ministerio de Defensa en las pruebas de evaluación de la capacidad de audio del modem HFDVL en el CWID 2009, y posteriormente en 2011 en la presentación del sistema de transmisión de datos de alta velocidad. También han participado en tres proyectos del Ministerio de Ciencia e Innovación donde la Armada ha actuado como ente promotor observador y colaborador.

El acuerdo firmado hoy consiste en instalar los equipos de medidas y pruebas en las estaciones radio de la Armada en Canarias, así como en los buques que participen en el estudio. Durante las navegaciones de los buques asignados a las pruebas se realizarán las medidas de enlace y eficiencia de antenas, usando para ello el sistema ya disponible por el IDeTIC de la ULPGC.

Estas pruebas no suponen gasto económico alguno, dado que ambas instituciones ya disponen de los equipos y sistemas necesarios. Se estima una duración de la colaboración de seis meses, prorrogable automáticamente por periodos adicionales de otros seis meses, hasta la finalización definitiva de la actividad.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Redacción

El buque de acción marítima (BAM) “Rayo” –comandante, capitán de corbeta Vicente Rubio Bolívar- ha alcanzado esta mañana el puerto turco de Izmir, última escala que realizará durante su crucero de resistencia antes de su regreso a Las Palmas. La finalidad de estos ejercicios, que comenzaron el pasado 16 de enero, es probar los equipos, sistemas y equipamiento del buque durante un período continuado en la mar, informa la oficina de prensa del Mando Naval de Canarias.

Durante estos primeros días de navegación se ha puesto a prueba la condición marinera de este patrullero oceánico debido a los días de mar gruesa y viento por la proa soportados durante el tránsito desde Canarias a Palermo (Italia), ciudad que alcanzó el día 23 de enero. La situación meteorológica ha permitido, además, forzar las pruebas de los modos de propulsión diesel y eléctrico.

La dotación del buque de la Armada Española está cumpliendo el programa de adiestramientos programados, como ejercicios de emergencias básicos de hombre al agua, fallo de gobierno, abandono de buque, incidencias de seguridad interior o ejercicios de control de la propulsión y planta eléctrica para conocer el máximo rendimiento del Sistema Integrado de Control de Plataforma.

Vista del cañón proel y el puente de mando del BAM "Rayo"

El BAM “Rayo” (P-42) lleva también a bordo un equipo de Infantería de Marina que está participando en el desarrollo y confección de medidas de protección de la fuerza, así como en la instrucción del personal de dotación incluido en el Trozo de Visita y Registro, grupo encargado de la inspección apresamiento o inteligencia de otras embarcaciones en el marco de las operaciones de seguridad marítima.

El buque más moderno de la Armada española ha realizado durante el presente crucero ejercicios conjuntos con el patrullero “Atalaya” en el mar de Alborán de vigilancia marítima, trasbordo de pesos muy ligeros y comunicaciones.

El BAM “Rayo” es el segundo buque de acción marítima de los cuatro contratados por la Armada en su versión de patrullero oceánico. Su área de operaciones se extiende hasta las 3.500 millas, incluyendo zonas de aguas tropicales. Su misión consistirá en la protección de los espacios marítimos de interés nacional realizando labores de control y vigilancia de seguridad marítima.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el transcurso de un acto celebrado en la Base Naval de Rota, Navantia entregó el 26 de octubre el Buque de Acción Marítima (BAM) “Rayo”, segundo de los cuatro buques de este tipo encargados por la Armada Española.

Al acto, presidido por el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, asistieron también el almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo; el consejero delegado de Navantia, Luis Cacho y el director de Nuevas Construcciones, Ángel Recamán.

El secretario de Estado aprovechó el acto para anunciar la inminente firma de la orden de ejecución de la nueva serie de BAM, que garantizará carga de trabajo en el astillero de la Bahía de Cádiz durante los próximos cinco años.

El segundo BAM, "Rayo", ya está en manos de la Armada Española

Botado el 18 de mayo de 2010, se trata de un buque de tamaño medio, altas prestaciones, gran versatilidad en cuanto a misiones, alto nivel de comunalidad con otros barcos de la Armada y coste de adquisición reducido.

Sus principales misiones son la protección y la escolta de otros buques, el control del tráfico marítimo, el control y neutralización de acciones terroristas y de piratería, las operaciones contra el narcotráfico y el tráfico de personas, las operaciones de rescate y salvamento marítimo, el apoyo a situaciones de crisis y ayuda humanitaria, así como el control de las legislaciones de pesca, medioambiental y anti-polución.

Desplaza 2.500 toneladas a plena carga y son sus principales dimensiones 93,90 m de eslora total, 14,20 m de manga, 7,20 m de puntal y 4,20 m de calado. El sistema de propulsión es diesel-eléctrico, con una potencia de 9.000 kw y una velocidad máxima de 20,5 nudos.

Dispone de una plataforma de vuelo a popa para el apontaje de cualquiera de los helicópteros que actualmente opera la Armada y el armamento consiste en un cañón de 76 mm a proa, dos cañones de nueva generación de 25 mm situados en el combés y dos ametralladoras de 12,75 mm.

Foto: Orca (fotosdebarcos.org)