Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer la escala programada del crucero de turismo italiano “Costa Fortuna”, que arribó a las 07 h procedente de El Havre en viaje a Lisboa, en una estancia de once horas, con una expedición con 3.061 pasajeros y 946 tripulantes, “en día amenazando lluvia, con bajas de temperaturas, pero pese a eso, la animación fue importante, pues salieron 20 autobuses para realizar las excursiones contratadas a zonas como Santiago, Bayona La Real, Mondariz y visitas a las bodegas de Cambados y todo el Salnés. Además, en excursiones privadas cuatro autobuses más y la zona portuaria mostraba un aire festivo”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Bergé Marítima. 

En octubre próximo se cumplirán once años de la puesta en servicio de este buque. Construcción número 6.086 del astillero Fincantieri de Génova, registra 102.200 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 272,20 m de eslora total, 35,50 m de manga y 8,20 m de calado. Está propulsado por seis motores Sulzer con una potencia de 84.316 caballos, que le permite mantener una velocidad máxima de 23 nudos. Puede alojar a 3.470 pasajeros y tiene otros tres buques gemelos llamados “Costa Mágica”, “Carnival Triumph” y “Carnival Victory”. Código IMO 9239783.

Las luces del buque “Costa Fortuna” resplandecen en la madrugada galllega

Con las primeras luces del nuevo día, el buque ya estaba atracado

Aunque la meteorología no acompañó, la actividad fue considerable

Así lucía la tarde en la ría de Vigo, a la salida del crucero de turismo italiano

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Que Costa Cruceros tiene en el puerto de Vigo a uno de sus destinos preferidos, lo acredita claramente la sucesión de escalas de sus barcos. Ya van tres en menos de una semana. Si el pasado sábado 17 de mayo fue el buque “Costa neo Romántica”, ayer lo fue el buque “Costa Fortuna” y hoy, lunes 19, es el buque “Costa Luminosa” el que sitúa su estampa marinera atracado en el muelle de trasatlánticos de la capital viguesa. Llegó a las 08 h procedente de Lisboa, en viaje a Le Havre, con una expedición de 2.198 pasajeros y 868 tripulantes. De la consignación se ocupa Bergé Marítima. 

“Este es un día que tiene de todo, pues por la mañana temprano amaneció con buena cara, pero sobre las nueve descargó un fuerte chaparrón que sorprendió a los turistas, cuando partían para realizar las excursiones programadas a las localidades habituales, como son Santiago de Compostela, Cambados, Bayona la Real y La Toja, para lo que utilizaron 19 autobuses de tour operadores y dos más privados”, comenta nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

El buque “Costa Luminosa”, construido en Italia, pertenece a la clase Vista

El buque, visto en toda su eslora por la banda de estribor

Costa Cruceros tiene en el puerto de Vigo a una de sus escalas preferidas

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Si ayer fue el buque “Costa neo Romántica”, hoy hace escala en el puerto de Vigo otro buque de Costa Cruceros llamado “Costa Fortuna”. Arribó a las 08,30 h procedente de Lisboa en viaje a Le Havre, hacia donde partirá a las 19 h. En esta ocasión viajan a bordo 2.396 pasajeros y 933 tripulantes, “que han utilizado 14 autobuses de los tour operadores y dos más, particulares, para salir a las excursiones contratadas: Salnés (bodegas), La Toja, Compostela y Cambados. Animación por la ciudad en un domingo veraniego, suavizando las temperaturas, preludio de borrasca anunciada para mañana, con inestabilidad para la semana entrante”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupa Bergé Marítima. 

En octubre de 2013 se cumplieron diez años de la puesta en servicio de este buque. Construcción número 6.086 del astillero Fincantieri de Génova, registra 102.200 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 272,20 m de eslora total, 35,50 m de manga y 8,20 m de calado. Está propulsado por seis motores Sulzer con una potencia de 84.316 caballos, que le permite mantener una velocidad máxima de 23 nudos. Puede alojar a 3.470 pasajeros y tiene otros tres buques gemelos llamados “Costa Mágica”, “Carnival Triumph” y “Carnival Victory”. Código IMO 9239783.

El buque “Costa Fortuna” es un viejo conocido del puerto de Vigo

Durante la maniobra de atraque, estribor al muelle de trasatlánticos

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma ha recibido hoy la primera escala del crucero de turismo italiano “Costa Classica”, al que, siendo aún un barco relativamente nuevo, suma 23 años de vida marinera. Recordamos haberlo visitado, recién entregado, en el puerto de Miami (EE.UU.) en el transcurso de una de las ferias Seatrade a las que tuvimos la oportunidad de asistir. Era un barco novedoso en su momento, en el que llamaba poderosamente la atención el atrio, con una enorme bola dorada a modo de evocación del globo terráqueo.

Construcción número 5.877 del astillero de Breda (Italia), el 2 de febrero de 1991 fue puesto a flote y en el mes de junio comenzaron las pruebas de mar, retrasándose su entrega hasta el 7 de diciembre de ese mismo año. Fue estrenado en aguas del Caribe y en 1994 fue abanderado en el registro liberiano. En 2000 se proyectó alargarlo con una nueva sección, que al final no se llevó a efecto y en ese mismo año regresó al pabellón italiano.

El buque “Costa Classica” maniobra en su primera escala en el puerto palmero

Tiene sus años, pero tanto el modelo como la oferta siguen vigentes

El 24 de agosto de 2005 se produjo un incendio cuando se encontraba en las proximidades de la isla de Paros. En junio de 2008 colisionó con el buque “MSC Poesía” en aguas de Dubrovnik y en octubre de 2010 tuvo otro percance en China, que obligó a su inmovilización en el país asiático. Es gemelo en origen del buque “Costa Romántica”, al que en la actualidad conocemos como “Costa neoRomántica”, después de unas obras de transformación con el añadido de dos cubiertas y más camarotes, que lo ha afeado considerablemente, a nuestro juicio.

Registra 52.926 toneladas brutas y 7.781 toneladas de peso muerto y mide 222,61 m de eslora total, 30,80 m de manga y 7,30 m de calado máximo. Tiene capacidad para 1.776 pasajeros y está propulsado por cuatro motores Sulzer 8ZAL40S, con una potencia de 21.120 kw, que accionan dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 19,2 nudos. Código IMO 8716502. 

Fotos: Alberto Pérez y José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado martes 10 de septiembre arribó al puerto de Vigo el buque “Costa Pacífica”, en escala programada de diez horas de duración, procedente de Cherbourg en viaje a Lisboa, con una expedición de 3.001 pasajeros -cámara completa- y 1.034 tripulantes. “Gran animación en el entorno portuario y en las áreas comerciales y de hostelería del centro de la ciudad, además de los 24 autobuses que hicieron excursiones a Santiago de Compostela, Cambados, Bayona la Real y el Salnés, con visitas a las bodegas de albariño”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Bergé Marítima.   

El buque “Costa Pacífica” forma parte de una serie de seis barcos gemelos, entre ellos el tristemente célebre “Costa Concordia”, del que se espera sea finalmente reflotado en breve. La sección delantera del casco tomó forma en el astillero de Palermo (Sicilia) y se remolcó el astillero de Sestri Ponente (Génova), donde se procedió a su ensamblaje y entró en servicio en mayo de 2009. Es un buque de 114.000 toneladas brutas y mide 290,20 m de eslora total, 35,30 m de manga y 8,20 m de calado. Tiene capacidad para 3.004 pasajeros y está propulsado por seis motores Wärtsila, con una potencia de 75.600 kw y una velocidad de 19,6 nudos. Código IMO 9378498.

El buque “Costa Pacífica” forma parte de una serie de seis gemelos

La escala del buque de Costa Cruceros tuvo una duración de diez horas

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer una nueva escala del renovado crucero de turismo italiano “Costa neoRomántica” que, como conocen nuestros lectores, ha sido remodelado en el astillero San Giorgo del Porto, en Génova, en una operación en la que la que Costa Crociere ha invertido 90 millones de euros. Arribó procedente de Cherbourg en viaje a Lisboa, con una expedición de 1.583 pasajeros y 619 tripulantes.

“Durante su estancia los pasajeros realizaron excursiones previamente contratadas a bordo a Santiago de Compostela, Cambados y Bayona la Real; y otros se quedaron disfrutando de las visitas guiadas por la ciudad, en un día caluroso, llenaod las terrazas de la zona portuaria y entorno”, comenta nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Bergé Marítima.

Llegó cuando todavía no había amanecido en la ría de Vigo

Con las primeras luces del nuevo día se dibujó la estampa marinera del buque

La capacidad de alojamiento ha pasado de 1.697 a 1.800 pasajeros, mediante la colocación de dos medias cubiertas a proa de la superestructura, sobre el puente de mando, que suman 231 nuevas cabinas, de ellas 120 con balcón privado. La reforma comenzó en octubre de 2011 y finalizó en enero de 2012. El remozado buque ha perdido su llamativo mirador circular –una de sus señas de identidad- a cambio de las dos medias cubiertas a las que nos hemos referido. También se han modificado los costados para dar espacio de más cabinas con balcones. A nuestro juicio pierde en cuanto a estética. En su interior ofrece nuevas áreas, nuevos servicios y un “look” totalmente renovado.

El diseño de interiores ha estado a cargo de Tillenberg Design, compañía de origen sueco dedicada durante años al diseño de interiores en yates de lujo; y Syntax, especializada en hoteles, Spa, y centros de bienestar. Dispone de un salón de espectáculos con sala de baile, un cabaret, una discoteca y un bar de vinos con más de 100 etiquetas diferentes y una diversa selección de quesos de todo el mundo. El Samsara Spa, un centro de relax y bien estar de 4.100 metros cuadrados, ofrece gimnasio, piscina para talasoterapia, sauna, baños turcos, además de un restaurante especial.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es el más pequeño de los barcos de Costa Cruceros y desde hace tiempo figura entre los clientes asiduos del puerto de Vigo. Se llama “Costa Voyager” y ayer estuvo de nuevo en viaje procedente de Le Havre a Lisboa, con una expedición de 822 pasajeros y 371 tripulantes, “en día apacible, con brumas, que luego fueron disipándose durante la mañana, salidas de excursiones por lo que utilizaron ocho autobuses desplazándose a zonas de interés, Compostela, Bayona, Cambados…visitando bodegas, degustando nuestro caldos; otros recorrieron en grupos guiados diversas partes de la ciudad, en la zona portuaria, animación en las terrazas y en el área comercial”, señala Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Es un barco de tipo medio y el más pequeño de la flota de Costa Cruceros

Maniobra de salida del puerto de Vigo, del que es un cliente asiduo 

Construido en el astillero Blohm & Voss (Hamburgo, Alemania) y puesto en servicio en junio de 2000 con el nombre de “Olympic Voyager”, en noviembre de 2011 llegó procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, etapa en la que navegó con el nombre de “Grand Voyager”. Dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Es un buque de 24.391 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 180,40 m de eslora total, 25,50 m de manga y 7,30 m de calado. Tiene capacidad para 800 pasajeros y entre otros servicios a bordo dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

Fotos: Alfredo Campos Brandrón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Costa Cruceros figura entre las compañías más asiduas del puerto de Vigo. Ayer le tocó el turno a la diosa “Costa Fortuna”, que arribó a las 08,30 h procedente de Lisboa en viaje a Le Havre con una expedición de 2.819 pasajeros y 960 tripulantes, “en un día fresco pero despejado, pero que fue nublándose, y a última hora con chubascos”, explica Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

A bordo de 18 autobuses, los turistas que habían contratado excursiones a bordo visitaron Santiago de Compostela, Cambados y Bayona La Real, así como circuitos por Vigo , todo lo cual confirió una gran animación en la zona y en el centro de la ciudad. La presencia del barco fue aprovechada por  alguna orquestada exhibición de un grupo de afectados por preferentes y subordinadas, “tratando de hacer la pascua, a los que no tienen culpa del resultado de sus inversiones”.

Estampa marinera del buque “Costa Fortuna” a su llegada a Vigo

En octubre próximo se cumplirán diez años de la puesta en servicio de este buque. Construcción número 6.086 del astillero Fincantieri de Génova, registra 102.200 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 272,20 m de eslora total, 35,50 m de manga y 8,20 m de calado. Está propulsado por seis motores Sulzer con una potencia de 62.900 kw y una velocidad máxima de 23 nudos. Puede alojar a 3.470 pasajeros y tiene otros tres buques gemelos: “Costa Mágica”, “Carnival Triumph” y “Carnival Victory”. Código IMO 9239783.

En octubre próximo se cumplirán diez años de su puesta en servicio

El buque “Costa Fortuna”, en la maniobra de atraque, visto por la aleta de estribor

De proa, por la amura de estribor, atracado al muelle de trasatlánticos de Vigo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy una nueva escala del crucero de turismo “Costa Voyager”, que arribó procedente de Lisboa en viaje a Guernsey, con 522 pasajeros y 329 tripulantes. Estadía de diez horas y media de duración, en “un día medio nublado y frío, que a rachas nos muestra un sol que ya está haciendo falta por estas latitudes”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Puesto en servicio en 2000 y procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, el buque “Costa Voyager” dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Entre otros servicios a bordo, dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

El buque “Costa Voyager” accede a la ría de Vigo por el canal de entrada

Se trata, en la actualidad, del barco más pequeño de Costa Cruceros

Visto en toda su eslora por el costado de estribor

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió ayer una nueva escala del buque “Queen Victoria” y en su atraque del muelle sur coincidió con el buque “Costa neo Romántica”. Entre los dos poco más de cuatro mil turistas que disfrutaron de un día magnífico, azul, limpio, más bien veraniego y de temperaturas muy agradables. Atracaron con las proas enfrentadas y entraron por el orden citado, como vemos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez.

El buque de Cunard Line, como cualquiera de su contraseña, es siempre noticia allá donde quiera que vaya. Hoy está en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Es un visitante ilustre y un barco bonito, de un gran señorío. El buque de Costa Cruceros tiene, como conocen nuestros lectores, nueva estampa marinera con el añadido de más cubiertas, lo que estéticamente le da un aspecto amazacotado. Tiene otro nivel también aceptable, en la línea de Costa Cruceros.

El buque “Queen Victoria” llega a Tenerife con las primeras luces del alba

Enfilando entre puntas, dejando por estribor al LNG “Lobito”

En la línea del horizonte se recorta la silueta del buque “Costa neo Romántica”

El primer viaje de Fred. Olsen Express llega procedente de Agaete

A media tarde se les unió el ferry “Murillo”, procedente de Cádiz y Las Palmas

El buque “Queen Victoria”, dando atrás en la maniobra de salida

Fotos: Antonio Sáez