Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las perspectivas del tráfico marítimo en Canarias y a nivel nacional para 2012 apuntan a un estancamiento de la actividad, motivado por la contracción que sufre el mercado debido a la crisis económica, los precios del combustible y los insuficientes índices de ocupación.

Dicho de otra manera, no salen los números, por lo que la dirección de Acciona-Trasmediterránea ha tomado la decisión de aplazar la continuidad de la línea Las Palmas-Morro Jable hasta que los tiempos sean más favorables. La previsión de incorporar un buque de alta velocidad a partir del próximo 16 de diciembre, finalmente ha sido pospuesta y también se ha tomado la decisión del cese de actividad del ferry “Santa Cruz de Tenerife”.

El ferry "Santa Cruz de Tenerife" relevó a su gemelo "Las Palmas de Gran Canaria"

La decisión de Acciona-Trasmediterránea no sólo afecta a la línea de Morro Jable, en la que había puesto mucho interés y empeño, sino a otras existentes en diferentes corredores y, sobre todo, aquellas que tienen que ver con la alta velocidad. La evolución de la crisis y los precios del combustible suponen un serio inconveniente para la explotación adecuada de este tipo de unidades.

Acciona-Trasmediterránea mantiene sin variaciones el servicio de carga Cádiz-Canarias, debido a su posición de liderazgo y los compromisos adquiridos sobre todo con el sector platanero y otros clientes destacados. El hecho de disponer de los mayores rolones de la flota nacional -caso del buque “José María Entrecanales”- augura que no habrá recortes en este segmento.

También hemos sabido que en la decisión tomada pesa, y mucho, la sanción de más de 12 millones de euros que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto a Acciona-Trasmediterránea, por la denuncia de pacto de precios y reparto del mercado en la denominada “Operación Paso del Estrecho” entre Algeciras y Ceuta.

Aunque la sanción ha sido recurrida “por injusta y desproporcionada”, Acciona-Trasmediterránea se ha visto obligada a provisionar dicha cantidad, que de aplicarse finalmente supondrá un varapalo a su cuenta de resultados. Por todo ello se impone prudencia y tocan los recortes hasta que pase el temporal. Nunca mejor dicho.

Foto: Bermaxo (bermaxofotos)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cuando llega la temporada de otoño-invierno, el puerto de Santa Cruz de Tenerife se convierte en coprotagonista del paso de grandes yates que navegan del Mediterráneo al Caribe. Es un tráfico selecto e interesante, que se reparte preferentemente entre los puertos de Funchal, Tenerife y Las Palmas. Este último ha hecho pública su intención de construir un muelle específico y ofrecer diversos servicios, como reparaciones. En el puerto tinerfeño lo único disponible, por el momento, es la Dársena de Los Llanos. Cuestión en que la habría que pensar con más detalle.

En la foto de Pepe Marrero vemos dos yates que ayer estaban en Santa Cruz de Tenerife: “Titan” y “Lyana”. Dos bellezas y, como tales, diferentes. El primero es un buque construido en Alemania y entregado en el verano de 2010, fruto del trabajo del arquitecto naval Abeking & Rasmussen y el diseñador Reymond Langton Design. Mide 78,43 m de eslora total y 12,40 m de manga y puede alojar a 14 huéspedes, con una tripulación de 19 personas. De propulsión diesel y una velocidad de 16,5 nudos.

El segundo, tipo FB 248 construido en los astilleros Benetti (Italia), se ha estrenado hace poco tiempo. De casco de acero y superestructura de aluminio, tiene unas dimensiones de 60 m de eslora y 10,40 m de manga. Propulsión diesel y una velocidad de crucero de 14 nudos. Es el resultado de un proyecto de Zuretti Interior Design y Stefano Natucci, en colaboración con el citado astillero.

"Titan" y "Lyana", "Lyana" y "Titan". Cuestión de gustos... y de bolsillo

Foto: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Antes de que existiera la refinería, Santa Cruz de Tenerife ya era un puerto petrolero en el Atlántico. Coexistía, incluso, como base carbonera hasta que el combustible líquido el ganó en poco tiempo la partida. Cuando la competencia advirtió que la recién nacida CEPSA planeaba construir una petrolífera –que así la llamaba la voz popular- a cuatro kilómetros de la ciudad, la Sociedad Petrolífera Shell envió al puerto tinerfeño un petrolero a modo de pontón llamado “Trophon”.

Cuando llegó el primer cargamento de crudo, en noviembre de 1930, que trajo desde Venezuela un petrolero auxiliar de la Royal Navy llamado “RMAS Oleander”, comenzó un ciclo industrial que se mantiene en la actualidad. La refinería se convirtió, a partir de entonces, en fuente de riqueza y empleo muy valorado para quienes tuvieron y tienen la suerte de pertenecer a una empresa tan destacada. Lástima que en los últimos años, CEPSA se haya distanciado tanto de la sociedad tinerfeña.

"Algeciras Spirit", matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife

Panorámica de una parte de la ciudad y la refinería, con el petrolero al fondo

El ciclo de la actividad de la refinería comienza con la llegada del petróleo crudo, como el que descarga en el campo de boyas de La Hondura el petrolero español “Algeciras Spirit”, al que vemos en la foto que nos envía nuestro estimado amigo Pepe Marrero. Y después del proceso de refino y tratamiento en las unidades especializadas, se distribuye en el mercado insular e interinsular a través de Distribuidora Marítima Petrogás, que es el brazo naval de DISA.

Como quiera que la producción actual de la refinería (3,7 millones de toneladas anuales, menos de la mitad del máximo que llegó a destilar) no es suficiente para cubrir la demanda de Canarias, es frecuente la presencia de petroleros que traen productos refinados o, al contrario, cargan para otros destinos. Es el caso del petrolero “AS Lutetia”, al que vemos atracado en el pantalán de los duques de alba, que forma parte de la terminal marítima de CEPSA.

"Faycán", uno de los barcos de Distribuidora Marítima Petrogás

El petrolero de productos "AS Lutetia", en los duques de alba

Fotos: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es motivo de especial satisfacción ver la línea de atraque del muelle sur al completo  cientos de turistas caminando por las calles del centro de la ciudad, sentados en las cafeterías y visitando el comercio local. Pues eso es lo que sucede cada vez que llegan varios cruceros de turismo, como ha sucedido hoy.

Cuatro barcos han ocupado al completo el muelle sur: “AIDAbella” (69.203 GRT), de Las Palmas para Funchal, con 2.200 pasajeros: “MSC Splendida” (137.937 GRT), de Casablanca para Funchal, con 3.200 pasajeros: “Insignia” (30.277 GRT), de Gibraltar para Puerto Grande, con 850 pasajeros (ambiente muy selecto) y “Mein Schiff 1″ (76.998 GRT), de Agadir para San Sebastián de La Gomera.

Los cuatro cruceros de turismo ocuparon toda la línea de atraque

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ofrecía esta estampa a mediodía

El buque "Insignia" figura entre los más selectos de su clase

La iluminación del buque "Mein Schiff 1" es todo un espectáculo

Fotos: Pepe Marrero y Elías Delgado Cañedo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Procedente de Cádiz y Lisboa, esta mañana arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife en viaje a Brasil el crucero de turismo “Splendour of the Seas”, en su primera escala estrenando “cola de pato”, que así se llama el apéndice que le han colocado en la popa en el dique seco de Navantia, en Cádiz.

Por lo que leemos en la prensa gaditana, la satisfacción de Royal Caribbean con el trabajo de Navantia es grande, lo que garantiza otros contratos futuros, como la remodelación del buque “Grandeur of the Seas”, prevista para comienzos de mayo de 2012.

En los trabajos del buque “Slendour of the Seas”, Royal Caribbean ha gastado unos 40 millones de euros. En la colocación de la “cola de pato” han intervenido unos 150 soldadores y en otros trabajos de remodelación interior han participado algo más de mil trabajadores del astillero y de la industria auxiliar.

La actuación realizada en el citado buque ha generado 640.000 horas de trabajo en la factoría gaditana. El astillero cumplió con la fecha establecida sin demora alguna, condición indispensable puesta por el cliente, lo que pone de manifiesto el buen hacer y la sincronización de la empresa de reparaciones navales y de su personal.

Durante su escala, el buque se suministró combustible

El buque "Splendour of the Seas", visto de popa con su "cola de pato"

El buque siguió viaje a Brasil, donde estará la nueva temporada

Fotos: Pepe Marrero y Esteban González Mendoza

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con la finalidad de hacer unas comprobaciones de la agitación interior en la marina del puerto de Santa Cruz de La Palma, en la mañana de ayer, domingo, el ferry “Volcán de Tauce” cambió su habitual atraque en el tacón del dique del este para atracar perpendicular a éste, donde habitualmente lo hace el fast-ferry “Benchijigua Express”, sólo que la popa del barco cerró el acceso a la marina.

Nuestro amigo y colaborador José Javier Pérez Martín captó el momento en el que el barco de Naviera Armas se encontraba en su inusual atraque. Cuando finalizó la prueba, el ferry “Volcán de Tauce” volvió a ocupar su atraque habitual para incorporarse a las 16 h a la línea La Palma-El Hierro.

El ferry "Volcán de Tauce" hizo de tapón de la marina de Santa Cruz de La Palma

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Coincidieron en Funchal, Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife. No es un hecho aislado, pues las compañías de turismo marítimo eligen las mejores escalas de acuerdo con los gustos de sus pasajeros, según las encuestas de preferencia que se hacen a bordo.

En una crónica anterior nos habíamos referido a la presencia el pasado sábado en el puerto de Santa Cruz de La Palma de los buques “Arcadia” y “Artania” y ahora lo hacemos respecto de su escala en Santa Cruz de Tenerife, ayer, domingo, con el soporte fotográfico de nuestro estimado amigo Antonio Sáez.

Se da la circunstancia, como ya conocen nuestros lectores, que el buque “Artania” navegó hasta hace poco con el nombre de “Ártemis” y contraseña de P & O Cruises, que la misma que enarbola el buque “Arcadia”, el mismo que inicialmente iba a ser el “Queen Victoria”, pero por razones estratégicas se decidió ceder el turno de astillero a P & O Cruises, compañía del grupo Carnival al igual que Cunard Line.

El buque "Arcadia" pertenece a la clase "Vista"

El buque "Artania" es de una generación anterior, más clásica

La proa del ferry "Volcán de Tamadaba" y la chimenea del "Artania"

La chimenea del "Arcadia" y uno de los catamaranes de Fred. Olsen Express

Maniobra de salida del crucero de turismo "Arcadia"

El crucero "Arcadia" se cruza con el ferry "Volcán de Tinamar"

Estampa marinera del buque "Artania", a la caída de la tarde

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Escala excepcional del buque chipriota “WEC Velázquez” en el puerto de Santa Cruz de La Palma el pasado sábado, 26 de noviembre, para descargar dos contenedores de explosivos. Atracó en el muelle de ribera por la proa del buque “Verónica B” y apenas hora y después de haber llegado continuó viaje.

Al servicio de WEC Lines –compañía de origen holandés de fuerte implantación en el tráfico regular español en los últimos tiempos, en ausencia de las compañías nacionales- es un buque construido en los astilleros J.J. Sietas, en Alemania, repetición de un modelo bastante extendido y puesto en servicio en agosto de 2007 con el nombre de “Conelbe”. En septiembre de 2008 fue rebautizado “WEC Velázquez”.

Registra 9.962 toneladas brutas y 11.433 toneladas de peso muerto, mide 134,44 m de eslora total, 22,50 m de manga y 8,71 m de calado máximo. La capacidad de carga nominal es de 868 TEUS -613 TEUS de 14 toneladas- y una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9354416.

El buque "WEC Velázquez", primera escala en Santa Cruz de La Palma

Foto: Gabilón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió ayer la primera escala del crucero de turismo “Artania”, en una jornada de mucho movimiento de turistas, que repitió un pleno en cuanto a la actividad portuaria con la presencia del crucero de turismo “Arcadia”. El día antes lo habían hecho en Funchal y hoy coincidieron en Santa Cruz de Tenerife.

El buque “Artania” –que ya había hecho escala en La Palma en su etapa como “Ártemis”- fue el segundo en llegar y poco después lo hizo el ferry “Volcán de Tauce”, procedente de El Hierro. En el muelle de ribera realizaron operaciones los buques portacontenedores “WEC Velázquez” y “Verónica B”.

Maniobra del crucero de turismo "Artania"

El crucero de turismo "Arcadia" ya es conocido en La Palma

Maniobra del ferry "Volcán de Tauce" para atracar popa a la rampa

El puerto de Santa Cruz de La Palma, al completo

El puerto y la ciudad marinera de Santa Cruz de La Palma

Gabilón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El cincuentenario del trasatlántico “Funchal”, reconvertido desde hace años en crucero de turismo y puesto en servicio en noviembre de 1961, será conmemorado este fin de semana en la ciudad de Funchal con una conferencia alusiva y la inauguración de una exposición fotográfica dedicada al histórico buque. En enero de 1962 se cumplirá igual efemérides de su llegada al puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Los actos han sido promovidos por el Clube de Entusiastas de Navíos (CEN), asociación cultural fundada en 1993, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad de Funchal y el historiador naval portugués Luis Miguel Correia, autor de una veintena de libros relacionados con el mundo de la mar y los barcos.

Mañana, domingo, Luis Miguel Correia pronunciará una conferencia en el hotel “Porto Santa María” sobre los 50 años del trasatlántico “Funchal”, a modo de homenaje a tres personalidades fundamentales asociadas a la existencia continuada de este buque: Vasco Bensaúde (propietario de Insulana de Navegaçao), George P. Potamianos (que compró el barco cuando la liquidación de la CTM) y el almirante Rogério de Oliveira, responsable del proyecto y uno de los arquitectos navales europeos del siglo XX. El lunes 28 de noviembre será inaugurada una exposición en el atrio principal del Ayuntamiento de la ciudad.

El trasatlántico "Funchal", en sus primeros años de mar

Foto: Archivo Luis Miguel Correia