Juan Carlos Díaz Lorenzo

Uno de los mayores cruceros de turismo del mundo, el buque “Liberty of the Seas” (154.407 GRT), arribó esta mañana al puerto de Santa Cruz de La Palma. Ayer estuvo en Santa Cruz de Tenerife y esta tarde, a las 16 h, continuará viaje hacia Fort Lauderdale (EE.UU.). En el puerto palmero coincide hoy, además, con otro crucero de turismo aunque de menor porte llamado “Adonia”, de P & O Cruises. Y para completar la estampa portuaria, a continuación llegó el ferry italiano “Albayzin”, fletado por Trasmediterránea para cubrir la línea Cádiz-Canarias.

El buque “Liberty of the Seas” es uno de los buques de la clase “Freedom” formada por tres unidades con capacidad para 4.375 pasajeros cada uno. Uno de los gemelos, muy conocido en Canarias, se llama “Independence of the Seas”. Fueron los mayores del mundo hasta la entrada en servicio, en octubre de 2009, del buque “Oasis of the Seas”, seguido en octubre de 2010 de un gemelo llamado “Allure of the Seas”. Construidos en Finlandia, desde entonces ostentan dicho listón a nivel mundial.

Con las primeras luces del nuevo día, los dos cruceros de turismo ya estaban atracados

El tercero en entrar fue el ferry italiano “Albayzín”, al servicio de Trasmediterránea

Estampa marinera del buque “Liberty of the Seas” en el puerto de la capital palmera

Fotos: Francisco M. Jiménez y Alberto Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los próximos días habrá cambio de barcos de Trasmediterránea en las líneas que llegan a Melilla. El ferry “Sorolla” pasará a cubrir la línea Málaga-Melilla y el ferry “Juan J. Sister”, a la línea Almería Melilla. La razón parece ser la mayor capacidad del primero, con casi dos mil metros lineales y un millar de pasajeros, frente al segundo, que tiene cabida para 700 pasajeros y unos 1.500 metros lineales.

Según datos de la compañía, Trasmediterránea mueve una media anual de 25.000 unidades de carga entre la Península y Melilla, para abastecer la ciudad autónoma de productos perecederos y todo tipo de mercancías. La naviera casi centenaria tiene una cuota de mercado de algo más del 70% del transporte de carga a Melilla, embarcando a las  principales empresas y operadores y es la única que, además de prestar servicio diario integral de transporte formado por camiones, remolques y plataformas.

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Joaquin Pérez Muñoz Subiris (Marítima Peregar), Carmen Aragón, directora de Carga de Trasmediterránea; José Vicente Herrero, director Comercial de Trasmediterránea; Rafael Alarcón (Marítima Peregar) y Daniel Pérez Williamson (Ronco)

Carmen Aragón, directora de Carga de Trasmediterranea; Juan Ignacio Mérida y Jose Mª Mérida (Transportes Mérida Logística), Antonio Ruz (AB Azucarera Ibérica), Javier Nieves (Transportes Nieves), José Manuel Vargas, delegado de Trasmediterránea en Melilla; y Eduardo Avi (Bergé Marítima)

Los operadores de carga de las líneas de Melilla se dieron cita ayer en el puerto de Málaga, a bordo del buque “Juan J. Sister”,  con los responsables de carga de Trasmediterránea, en un desayuno al que por parte de la compañía asistieron el director comercial, José Vicente Herrero; la directora de Carga, Carmen Aragón;  el delegado de Melilla, José  Manuel Vargas y el coordinador de la zona Sur Estrecho, Carlos Labandeira. Actuó de anfitrión el capitán Gregorio Urbistondo.

Entre los clientes de carga de Trasmediterránea en las líneas  de Melilla figuran  la empresas melillenses Andrés Cabrero, Carmelo Martínez y otras radicadas en la ciudad autónoma, caso de Transportes Vergel; empresas malagueñas, entre las que destacan Transportes Nieves, Guma, AB Azucarera Ibérica, Total Logistic Services, Bergé Marítima, Agencia Mérida Logística, y Cabo Express; y empresas almerienses, entre ellas José Marín, Transline-Pechina y Ronco; además de otros operadores como Acciona Logística y Acciona Forwarding. 

Fotos: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las fragatas “Reina Sofía” (F-84) y “Almirante Juan de Borbón” (F-102), integradas en la agrupación de escoltas SNMG-2, siglas en inglés de una agrupación permanente de la OTAN, participarán durante los meses de noviembre y diciembre en la operación Active Endeavour (OAE), de disuasión y protección frente al terrorismo, informa la Armada española. 

La fragata “Reina Sofía” –diseñada para proteger una fuerza naval ante una amenaza submarina y de superficie–, integrada recientemente en la agrupación de la OTAN Standing NATO Maritime Group 2 (SNMG-2), volverá a participar en la OAE tras hacerlo por última vez en 2003. En el caso de la fragata “Almirante Juan de Borbón” –diseñada para la defensa aérea y dotada del sistema Aegis– será la segunda vez en lo que va de año. 

La fragata “Almirante Juan de Borbón”, vista por la amura de babor

Los dos buques y el resto de los que componen la agrupación, tienen previsto alternar su participación en la OAE con la realización de los ejercicios “Mavi Balina”, organizados por la marina de guerra turca, orientados al adiestramiento en guerra antisubmarina y que contarán con submarinos del país anfitrión y de otras naciones. 

La Operación “Active Endeavour” es una de las medidas que la OTAN acordó como respuesta inmediata a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Desde el primer despliegue, en octubre de ese mismo año, la operación ha evolucionado y actualmente apoya la detección, la disuasión y la protección frente a buques sospechosos de realizar actividades relacionadas con el terrorismo.

Foto: U.S. Navy

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque cazaminas “Duero” (M-35) regresó el pasado 28 de octubre a su base en el Arsenal Militar de Cartagena, finalizando así un despliegue de dos meses integrado en la Segunda Agrupación Permanente de Fuerza de Medidas Contra Minas de la OTAN (SNMCMG-2 en sus siglas inglesas). Con la integración del buque “Duero”, España volvía a aportar un buque de la Armada a esta agrupación, después de la participación del cazaminas “Segura” en julio de 2012, informa la Armada española. 

El buque “Duero” –comandante, capitán de corbeta Francisco Díaz Rodríguez–, junto con los demás buques de la SNMCMG-2, ha tomado parte durante su despliegue en el ejercicio multinacional avanzado de guerra naval de medidas contra minas “Spanish Minex-14” y en el ejercicio naval de la OTAN “Noble Mariner”. Asimismo efectuó escalas en los puertos de Alicante, Casablanca (Marruecos), Cartagena, Argel (Argelia), Palma de Mallorca y Rota. 

El buque cazaminas “Duero”, a su llegada a su base en Cartagena

La SNMCMG-2 proporciona a la OTAN capacidad de operación permanente en medidas contra minas, tanto en época de paz como en periodos de crisis o conflicto. En sus navegaciones y visitas a puertos, la agrupación extiende la presencia naval de la Alianza y contribuye a mejorar las relaciones con otros países. El quinto buque de la serie de seis unidades de la clase “Segura” entró en servicio en julio de 2004. 

“Alborán”

El patrullero de altura “Alborán” (P-62) regresó el 23 de octubre a su base en Cartagena, finalizando un despliegue de dos meses en aguas de Terranova (Canadá), en el que ha tomado parte en la campaña de regulación de pesca de la Organización de Pesquerías del Atlántico Norte (NAFO en sus siglas inglesas). A su llegada fue recibido por el comandante de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Cartagena (COMARCART), capitán de navío Juan Escrigas Rodríguez. 

El objetivo principal de esta campaña es el control de la pesca en los grandes bancos de Terranova, donde faenan arrastreros de altura alejados más de 200 millas de la costa canadiense. Los pesqueros que desarrollan su actividad en esta zona son, esencialmente, españoles y portugueses, aunque también de las islas Feroe, rusos y de países bálticos.

El patrullero de altura regresó después de una campaña de dos meses

Las principales capturas que realizan son la gallineta, fletán negro y blanco, raya, bacalao y camarón. Durante la campaña de vigilancia y control pesquero en la zona, desarrollada por patrulleros canadienses y de la Unión Europea, el patrullero “Alborán” ha realizado 18 inspecciones y prestado asistencia médica a marineros de tres buques pesqueros, informa la Armada española. 

La misión realizada por el patrullero “Alborán” es consecuencia del compromiso de España con esta campaña de carácter estacional, asignando buques de la Armada a la Unión Europea para realizar cometidos de inspección y vigilancia pesquera. A lo largo de este año, otros dos buques europeos ya han tomado parte en la campaña NAFO, un patrullero portugués y otro alemán. Durante el despliegue embarcaron dos coordinadores de la Agencia Europea de Control de Pesquerías (European Fisheries Control Agency) y cuatro inspectores de nacionalidades portuguesa, polaca, estonia y española.

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es frecuente que coincidan dos o más barcos de turismo en el puerto de Vigo. Ayer se dio una de esas ocasiones, con la llegada en escala programada de dos buques de gran porte: “Adventure of the Seas” (137.276 GRT) y “Emerald Princess” (113.651 GRT). El primero de ellos arribó procedente de Southampton en viaje a Gijón, con una expedición de 3.665 pasajeros y 1.172 tripulantes, mientras que el segundo llegó de Le Havre, con 3.002 pasajeros y 1.130 tripulantes a bordo.

“Utilizaron, entre los dos, 30 autobuses para las excursiones contratadas a bordo. Los itinerarios, los de costumbre: Santiago de Compostela, Mondariz, bodegas de El Salnés… Muchos grupos en el centro comercial de la zona portuaria y otros recorriendo el centro de la ciudad y el casco histórico. El ambiente fue de fiesta, con un día precioso, soleado y una excelente temperatura”, comenta nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

El buque “Adventure of thge Seas” es conocido en Vigo y ahora lo será más

Es fácil reconocer a los buques de Royal Caribbean

El buque “Emerald of the Seas” es propiedad de Princess Cruises

El buque “Emerald Princess”, visto en toda su eslora por la banda de estribor

Dos grandes buques de turismo coincidieron ayer en el puerto de Vigo

Vigo figura entre los preferidos del turismo marítimo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Luis de la Sierra, oficial retirado de la Armada española e historiador naval, falleció el pasado 11 de octubre en Palma de Mallorca, ciudad donde residía desde hacía algo más de medio siglo. Pertenece a la selecta nómina de autores que han dejado una obra importante, entre los que hemos de incluir a Rafael González Echegaray, paisano suyo; Juan B. Robert, Juan Antonio Padrón Albornoz, José María Blanca Carlier, Juan Pou Muntaner, Julio Guillén Tato, Jesús Salgado Alba y José Ignacio González-Aller, entre otros.

Nacido en 1920 en Santander, en 1937 se alistó como voluntario en el crucero nacional “Almirante Cervera”, en el que permaneció hasta el final de la guerra civil. Después ingresó en la Escuela Naval Militar, ubicada entonces en San Fernando (Cádiz) y en 1943 obtuvo el despacho de alférez de navío. Especialista en armas submarinas, ocupó diversos destinos en la flota y en tierra hasta 1970, en que pidió excedencia. Regresó en 1980 y pasó a la reserva en 1982, con el empleo de capitán de fragata.

Luis de la Sierra (1920-2014), oficial de la Armada e historiador naval

Formó parte de la primera dotación del destructor “Lepanto”, transferido a la Armada española en virtud de los acuerdos de ayuda hispano-americana. Fue segundo comandante del buque-escuela “Galatea”, profesor en el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” y desempeñó otros destinos en los empleos de teniente de navío y capitán de corbeta en los barcos grises.

Nos deja un legado importante, reunido en dos grupos y compuesto por 17 libros de historia naval y viajes. Al primero, publicados por Editorial Juventud, pertenecen los títulos “Buques suicidas. Historia de los submarinos de bolsillo, torpedos humanos y botes explosivos en el siglo XX” (1958), con el que obtuvo el Premio Virgen del Carmen; “Titanes azules. Acciones navales de la Segunda Guerra Mundial” (1963), “Corsarios alemanes en la Segunda Guerra Mundial” (1969), “La guerra naval en el Atlántico” (1974), “La guerra naval en el Mediterráneo” (1976), “La guerra naval en el Pacífico” (1979), “Viajes de un marino” (1981), “Navegando en solitario alrededor del mundo” (1981), en coautoría con Joshua Slocum, Thomas Fogarty y George Varian; “El acorazado Bismarck, relato de un superviviente” (1982), en coautoría con Burkard von Muellenheim-Rechberg; “El mar en la Gran Guerra” (1984) y “Corsarios alemanes en la Gran Guerra” (1985).

A partir de entonces su actividad de escritor se centró en la descripción de viajes por todo el mundo: “Viaje a Egipto. Doce días en el legendario país del Nilo” (1990), “Viaje a Mesoamérica. Por tierras de México, Guatemala y Honduras” (1991), “Viaje a la India” (1993), “Viaje a China” (1995), “Viaje a la Atlántida” (2003) y “Mis viajes” (2004). Deja algunos manuscritos inéditos y también es el autor de la traducción al castellano del libro “Las expediciones Ra”, del explorador noruego Thor Heyerdhal. Hemos de agradecerle, y así lo hacemos muy complacidos, la ingente labor desarrollada por Luis de la Sierra y el extraordinario interés de los temas abordados.  

Foto: Diario de Mallorca

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El grupo naviero español Elcano (ENE) incrementará su flota en 2017 con dos nuevos buques metaneros, de 178.000 metros cúbicos de capacidad cada uno. El contrato, firmado a finales del pasado mes de abril, parte de un proyecto de MI LNG Company y ha sido desarrollado conjuntamente por las corporaciones japonesas Imabari y Mitsubhisi. La construcción de los nuevos buques ha sido adjudicada al astillero de Seijo.

Todavía no se han decidido los nombres de los buques metaneros, que serán fletados a Gas Natural en contratos de larga duración. Serán equipados con un sistema de licuefacción GTT Mark III e inyección de gas MEGI, controlado mediante equipos electrónicos. El sistema de propulsión estará compuesto por dos motores principales, dos hélices y dos timones de nueva generación, lo que supondrá un ahorro de consumo respecto de los buques similares propulsados por turbinas de vapor.

Juan Manuel Cordeiro, CEO de ENE, el día de la firma del contrato en Japón

Foto: Imabari Corp.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por espacio de diez horas, desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, situó la elegancia de su estampa marinera en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el velero “Star Flyer”, abanderado en Malta, que arribó procedente de Las Palmas de Gran Canaria dispuesto a cruzar el Atlántico camino de Bridgetown. Por su proa, 14 singladuras, a una velocidad media de 8/9 nudos, ideal para disfrutar de la mar océana como en los viejos tiempos. Amaneció a primera hora frente a Santa Cruz, pendiente de que embarcara el práctico y lo hizo sobre máquina, con el aparejo aferrado y la guirnalda de luces.

Está catalogado con categoría de cuatro estrellas y tiene capacidad para 170 pasajeros en un ambiente de lujo y como si de un yate se tratara. Construcción número 2.183 del astillero Van Langerbrugge (Bélgica), entró en servicio en mayo de 1991. Registra 2.298 toneladas brutas, 838 toneladas netas y 300 toneladas de peso muerto, en un casco de 111,15 metros de eslora total, 15,14 m de manga y 5,50 m de puntal.  Despliega 16 velas y dispone de un motor principal Caterpillar. El buque es propiedad de la sociedad Star Clippers, con sede en Suecia y tiene un gemelo llamado “Star Clipper”.

El buque “Star Flyer”, visto en toda su eslora por la banda de estribor

Foto: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry “Volcán del Teide” entró ayer en el dique seco de Navantia en Cádiz para efectuar la varada anual reglamentaria. Se estima una duración de diez días y entre tanto le sustituye en la línea Canarias-Huelva su gemelo “Volcán de Tinamar”, que esta tarde-noche llegará al puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Lo veremos navegar entre islas hasta el jueves, en que repetirá el circuito con la capital onubense.

Tras el fracaso de la línea Canarias-Madeira-Portugal, a la que iba destinado el buque “Volcán de Tinamar”, éste pasó a la línea Motril-Melilla, en la que tiene un éxito considerable. Ambos barcos, puestos en servicio en 2011 y de casi 30.000 toneladas de registro bruto, son los mayores de Naviera Armas y los últimos de su clase construidos en el astillero Hijos de J. Barreras, en Vigo.

El ferry “Volcán del Teide” estará diez días en revisión anual en dique seco

Foto: Alex Marrero (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al amanecer del pasado jueves, 23 de octubre, el BAM “Tornado” detectó la presencia de un pesquero que se encontraba navegando, a baja velocidad, cinco millas en el interior de las aguas de explotación nacional.  Realizado el  proceso de identificación, se concluyó que se trataba del pesquero con bandera marroquí “Marina”, perteneciente a la compañía Sofinas con sede en Agadir.

El Centro de Operaciones y Vigilancia Marítima de la Armada (COVAM), confirmó que el citado pesquero carecía de la autorización pertinente para faenar en las aguas de explotación española, ante lo cual se ordenó su abordaje por el equipo de Visita y Registro del BAM “Tornado”, informa el Mando Naval de Canarias.

El pesquero marroquí “Marina” faenaba dentro de aguas territoriales españolas

Parte de la captura de gambón encontrado a bordo del pesquero “Marina”

Realizadas las últimas comprobaciones a bordo, el equipo de abordaje, compuesto por once miembros de Infantería de Marina, de la Unidad de Seguridad de Canarias y de la propia dotación, procedió a tomar el pesquero para comprobación de la carga, la documentación y la denuncia de la posible infracción.

La tripulación del buque pesquero se mantuvo colaboradora y accedió en todo momento a las indicaciones que el “Tornado” le solicitó.  Al inspeccionar el buque se comprobó que estaba dedicado a la pesca del gambón y que sus últimos lances los había ejecutado dentro de aguas de explotación española, por lo que se le ordenó que devolviese al mar todas sus capturas.

Tras el levantamiento del consiguiente atestado que se elevó a la Secretaría General de Pesca, se le advirtió de la infracción que estaba cometiendo al faenar en aguas de soberanía española careciendo de permiso, y se le acompañó hasta que se encontró fuera de aguas de la zona económica exclusiva española. 

El BAM “Tornado” es uno de los cuatro buques dependientes del Mando Naval de Canarias y se encuentra desde principios de mes encuadrado en el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima del Ministerio de Defensa, velando por la seguridad de los espacios marítimos de soberanía, responsabilidad e interés nacional, en la zona de Canarias.

Foto: Mando Naval de Canarias