Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió ayer la primera escala del crucero de turismo “Artania”, en una jornada de mucho movimiento de turistas, que repitió un pleno en cuanto a la actividad portuaria con la presencia del crucero de turismo “Arcadia”. El día antes lo habían hecho en Funchal y hoy coincidieron en Santa Cruz de Tenerife.

El buque “Artania” –que ya había hecho escala en La Palma en su etapa como “Ártemis”- fue el segundo en llegar y poco después lo hizo el ferry “Volcán de Tauce”, procedente de El Hierro. En el muelle de ribera realizaron operaciones los buques portacontenedores “WEC Velázquez” y “Verónica B”.

Maniobra del crucero de turismo "Artania"

El crucero de turismo "Arcadia" ya es conocido en La Palma

Maniobra del ferry "Volcán de Tauce" para atracar popa a la rampa

El puerto de Santa Cruz de La Palma, al completo

El puerto y la ciudad marinera de Santa Cruz de La Palma

Gabilón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De acontecimiento de primer nivel se califica la primera escala, hoy, en el puerto de Leixoes (Portugal) del crucero de turismo “Queen Elizabeth”, cuya presencia en el citado puerto ha sido ampliamente destacada. El buque, recientemente abanderado en Bermudas, arribó procedente de Las Palmas y esta tarde continuó viaje a Southampton, donde finalizará su actual crucero.

Como ya conocen nuestros lectores, crece el interés de las compañías operadoras de cruceros de turismo por puertos alternativos a Lisboa, caso de Leixoes, que en los últimos tiempos recibe cada vez más un mayor número de escalas, siendo la de hoy todo un hito, como se aprecia en la foto de nuestro estimado amigo, José Modesto.

El crucero de turismo "Queen Elizabeth", a su llegada a Leixoes

Foto: José Modesto

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hacía tiempo que no veíamos al crucero de turismo alemán “Deutschland” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife y volvimos a tenerlo entre nosotros el 15 de noviembre, en la escala que hizo de su actual itinerario, procedente de Las Palmas en viaje a Mindelo (Cabo Verde). En las fotos de Elías Delgado Cañedo y Esteban González Mendoza vemos el momento de su llegada y maniobra de atraque.

Peter Deilmann Cruises (en realidad, la sociedad se denomina Peter Deilmann Reederei GmbH & Co. Kg) es una compañía especializada en cruceros fluviales y oceánicos y tiene su sede en Neustadt in Holstein.  Posee una flota de ocho barcos de río y el citado “Deutschland”, que es un barco insignia.

El crucero de turismo "Deutschland", en su reciente escala en Santa Cruz de Tenerife

Se trata de un barco de tipo medio, de una línea marinera agraciada y bien proporcionada, alejada de los bloques de apartamentos flotantes de los megacruceros que nos visitan. En su nueva contraseña se evidencia la categoría del servicio a bordo: cinco estrellas.

Construcción número 328 de los astilleros Howaldtswerke-Deutsche Werft A.G., en Kiel (Alemania), fue botado el 16 de enero de 1998 y entregado el 11 de mayo del citado año, fecha en la que se celebró su bautizo oficial. Comenzó entonces su vida comercial, con su primer crucero desde Kiel a los fiordos de Noruega.

El 23 de mayo de 2010 se produjo un incendio en la sala de máquinas cuando el buque se encontraba en aguas del fiordo de Eidfjord, Hardanger (Noruega), que fue extinguido con los medios propios. El pasaje fue desembarcado y el barco remolcado a Bergen y después a Alemania, donde se procedió a su reparación. Está previsto que este buque sea uno de los hoteles flotantes de las Olimpiadas de Londres de 2012.

De 22.496 toneladas brutas, 8.264 toneladas netas y 3.460 toneladas de peso muerto, mide 175,49 m de eslora total, 23 m de manga y 5,79 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores Krupp Mak con una potencia de 16.520 caballos sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 20 nudos. La capacidad inicial de 620 pasajeros fue reducida en cien plazas. Código IMO 9141807.

Visto de popa, por la aleta de estribor

Visto en toda su eslora, mientras revira en la Dársena de Anaga

Es un barco de alto nivel, con un acreditado servicio de cinco estrellas

Fotos: Elías Delgado Cañedo y Esteban González Mendoza

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Para este mediodía tiene prevista su llegada al puerto de Santa Cruz de La Palma, por primera vez,  el crucero de turismo finlandés “Kristina Katarina”, que arribará procedente de Funchal. Permanecerá hasta mañana, a primera hora, en que continuará viaje a San Sebastián de La Gomera, La Estaca (El Hierro) y  Santa Cruz de Tenerife, a donde llegará el 14 de noviembre. La actual programación incluye escalas en Las Palmas y Arrecife de Lanzarote.

Se trata de su primera campaña de otoño-invierno en Canarias, por lo que volveremos a verlo a partir del 22 de noviembre en un nuevo periplo similar al anterior. Con la presencia de este barco, Kristina Cruises reaparece en el archipiélago canario, después de una larga ausencia en la que, de por medio, dejó de navegar el buque “Kristina Regina”, convertido en un hotel flotante en la ciudad de Turku y rebautizado con su nombre original.

El buque "Kristina Katarina", por primera vez en Santa Cruz de La Palma

Kristina Cruises es una empresa familiar fundada en 1985 y tiene su sede en Kotka. En el citado año comenzó sus operaciones con la incorporación del buque “Kristina Brahe”, adquirido a Fagerlines Ltd., ofreciendo viajes cortos en el área del lago Saimaa, así como cruceros con base en Helsinki y destinos como Vyborg, Kotka, Lappeenranta, St. Petersburg y Tallin.

En 1987 la compañía compró el buque “Bore”, rebautizado “Kristina Regina”, con el que amplió sus horizontes. Su estampa clásica, con dos chimeneas –a pesar de tratarse de un barco de 1960- se convirtió en una enseña del buen quehacer de sus propietarios, situando la bandera de Finlandia en diversos puertos del norte de Europa, Mediterráneo y africanos, caso de Gambia, Cabo Verde y Senegal.

Durante las temporadas de invierno de 2001 a 2007, el citado buque se convirtió en un asiduo visitante de los puertos canarios y le corresponde el privilegio de haber sido el primero que atracó en el nuevo puerto de Tazacorte, contribuyendo con su presencia a la celebración de los fastos de su inauguración.

Zona de popa, al aire libre, rediseñada con el modelo finlandés

La aplicación del convenio SOLAS 2010 suponía una seria amenaza para la continuidad del veterano “Kristina Regina”. Sus propietarios sondearon el mercado disponible y encontraron un sustituto acorde a sus previsiones. Se trata del buque “Kristina Katarina”, construido en astilleros polacos y puesto en servicio en 1982 con el nombre de “Konstantin Simonov”, enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía estatal Baltic Shipping Co., con sede en Leningrado.  Se estrenó, precisamente, como ferry en la línea Leningrado-Helsinki.

El buque fue construido para BLASCO con el nombre de "Konstantin Simonov"

Entre 1996 y 2009 navegó con los nombres de “Francesca” (Columbia Ship Management) e “Iris” (Abcus Shipping Ltd.). Es un buque de 12.700 toneladas brutas, mide 137,61 m de eslora y tiene capacidad para 450 pasajeros en 193 cabinas, de las cuales 119 son exteriores y 74 interiores y con unas superficies que oscilan entre 9 y 30 metros cuadrados. Está propulsado por cuatro motores Sulzer, con una potencia de 17.136 caballos acoplados a dos ejes y una velocidad de 16 nudos.

Cabina superior del buque "Kristina Katarina"

El buque tiene ha sido completamente remodelado de acuerdo con el diseño finlandés, público al que está preferentemente destinado. Mantiene la clasificación para navegar en mares con hielos, aunque su proyección comercial está orientada a ambientes más cálidos, preferentemente en el Mediterráneo, Mar Rojo e islas del Atlántico, destinos en los que Kristina Cruises ha encontrado su espacio.

Fotos: GabilónKristina Cruises

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos años, el puerto de la capital palmera ha conseguido afianzar su posición como escala del turismo marítimo de temporada. Todas las grandes compañías que operan en esta zona del Atlántico incluyen escalas de unas horas, que permiten a sus pasajeros conocer una parte de la isla y disfrutar del paisaje, la arquitectura y la tradicional hospitalidad de la ciudad marinera que nace y se abriga al resguardo del Risco de la Concepción.

El megacrucero "Mariner of the Seas" y, al fondo, la silueta solemne de El Teide

Los grandes barcos de la compañía norteamericana Royal Caribbean International ocupan un puesto privilegiado en ese contexto, entre ellos los megacruceros, como el buque “Mariner of the Seas”, que realizó el pasado 1 de noviembre su primera escala. Realiza un viaje de posicionamiento en el que cambia el circuito europeo por el Pacífico, en un itinerario de 17 días que comenzó en Civitavecchia (Italia), con escalas en Palma de Mallorca, Cartagena, Funchal, Santa Cruz de La Palma y Nassau (Bahamas). El viaje concluirá en Galveston (Texas, EE.UU.).

Sonia Delgado Pérez, a quien no tenemos el gusto de conocer, nos envía esta foto en la demuestra su pasión por los barcos. Supo estar en el sitio adecuado y en el momento oportuno para captar esta bonita imagen del buque “Mariner of the Seas” a su salida del puerto de Santa Cruz de La Palma. En una tarde otoñal espléndida, con buena luz y suficiente nitidez, la estampa marinera del crucero de turismo destaca junto al majestuoso Teide, que se recorta en la línea del horizonte y emerge solemne en pleno Atlántico. Buena foto.

Foto: Sonia Delgado Pérez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

AIDA Cruises es una compañía del grupo norteamericano Carnival que hace una apuesta firme por Canarias en su programación de invierno. El año pasado nos distinguió con el emplazamiento del buque AIDAblu y este año lo ha hecho con su gemelo AIDAsol, recién estrenado.

AIDA Cruises tiene su mercado orientado al público alemán, en el que ha adquirido un relevante protagonismo. Por ello ofrece barcos de última generación, itinerarios atractivos y precios asequibles, para un mayor entretenimiento y consumo a bordo y horarios lo suficientemente amplios para que los pasajeros disfruten de cada una escala agradable.

Los jefes de escala conocen bien cada uno de los destinos. Son ellos los que deciden, con mucha antelación, cual sí y cual no. De modo que es importante que el engranaje del binomio barco-escala funcione a la perfección. De ello depende el futuro. Ni más ni menos.

Con las primeras luces del día, el barco ya está atracado

Encuadre poco habitual del buque "AIDAsol"

El buque, en su estreno, hizo escala en Santa Cruz de La Palma

El buque de turismo, en toda su eslora por la banda de estribor

Hasta la próxima escala, dentro de una semana

Fotos: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió hoy dos buques de turismo de muy distinto tamaño, como si de Goliath y David se tratase. Primero llegó David, es decir, el buque de turismo de expedición “Bremen”, propiedad de la compañía alemana Hapag-Lloyd, que arribó procedente de Azores, Funchal e Islas Salvajes, en el transcurso de un interesante viaje que le llevará por otros puertos de Canarias, Cabo Verde y rendirá viaje en Senegal.

Después llegó Goliath, en este caso el buque “Adventure of the Seas”, clasificado en la categoría de los megacruceros debido a su tamaño.  No es el más grande de su clase que ha hecho escala en el puerto palmero. Éste enarbola la contraseña de Royal Caribbean International y arribó procedente de Málaga en viaje a Santa Cruz de Tenerife.

Día espléndido hoy en la capital palmera, por lo que cientos de turistas tomaron las calles de la ciudad y otros cuantos recorrieron el interior de la isla en las excursiones contratadas a bordo. La animación duró hasta media tarde, en que el gigante de Royal Caribbean continuó su actual crucero.

La silueta del megacrucero "Adventure of the Seas", a contraluz

Maniobra de atraque estribor al muelle

La impresionante obra muerta del buque destaca en el entorno

Detalle del puente de mando y la chimenea con el "Viking Crown"

El buque "Adventure of the Seas", en la maniobra de atraque

El puerto palmero ha mejorado sus instalaciones para atender a los turistas

El buque alemán "Bremen", visto de proa por la amura de babor

Los buques "Bremen" y "Adventure of the Seas" compartieron atraque

El buque "Bremen", dedicado a turismo de expedición

Cientos de turistas desembarcaron desde primera hora en el puerto palmero

El buque "Adventure of the Seas", visto por la amura de babor

El tiempo acompañó y las escalas se vieron muy lucidas

David ("Bremen") y Goliath ("Adventure of the Seas"). Tal cual

El gigante de Royal Caribbean y, al fondo, Santa Cruz de La Palma

Maniobra de salida del buque "Adventure of the Seas"

Fotos: Alicia Fernández Concepción, Gabilón y José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El 19 de octubre coincidieron en el puerto de Vigo los buques de turismo “Oceana” y “Ventura”, dos barcos de la flota de P & O Cruises. El primero entró procedente de Southampton en viaje a Lisboa, con una expedición de 2.091 pasajeros y 882 tripulantes, mientras que el segundo, con 3.246 pasajeros y 1.235 tripulantes, arribó procedente de Arrecife de Lanzarote y rindió viaje en Southampton.

“La animación fue enorme”, nos dice Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. “Filas de autobuses para las excursiones, los comercios de la zona llenos de gente, lo mismo que las cafeterías. Día positivo diría yo para todos. Día nublado… a ver si llueve”.

El buque "Oceana", atracado, visto por la aleta de babor

El megacrucero "Ventura" maniobra para atracar en el puerto de Vigo

Los dos buques de P & O Cruises, en el muelle de trasatlánticos

La superestructura del buque "Ventura" destaca en el puerto de Vigo

Los cruceros de turismo aportan ingresos notables a la economía viguesa

La animación en el entorno portuario y centro de la ciudad fue notable

Fotos: Alfredo Campos Brandón (alfysumundonaval)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy las escalas de los buques de turismo “Adventure of the Seas” y “Grand Mistral”. En el primero viajan 3.342 pasajeros y 1.100 tripulantes, mientras que en el segundo lo hacían 702 pasajeros y 523 tripulantes. En este caso, 446 pasajeros son españoles y el resto británicos, de los cuales 274 han desembarcado en Tenerife, ya que el barco sigue viaje de posicionamiento a Salvador de Bahía (Brasil), donde iniciará su próxima campaña.

Por lo que informa la Autoridad Portuaria, en el buque de Royal Caribbean viajan, entre otros, 1.230 pasajeros de nacionalidad británica y 495 españoles. Nos ha llamado la atención de que este buque se ha suministrado combustible a través de un pequeño petrolero llamado Santorini, propiedad de una compañía griega que tiene su base operativa en Las Palmas, de donde arribó a las 10 h. Ya lo hemos visto en ocasiones anteriores suministrando en el antepuerto. ¿Competencia o al servicio del monopolio de CEPSA?

Los buques "Adventure of the Seas" y "Grand Mistral", en el puerto tinerfeño

Foto: Pepe Marrero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió esta tarde una nueva escala del crucero de turismo Grand Mistral, que arribó a las 13 h procedente de Agadir en viaje a Santa Cruz de La Palma, para donde salió a las 20 h, a velocidad moderada de 10,5 nudos en el momento de publicar esta crónica, en que se encuentra navegando frente a Taganana.

Durante su estancia en el puerto tinerfeño compartió atraque en el muelle sur con el crucero Braemar, propiedad de Fred. Olsen y abanderado en Bahamas. Los detalles de este barco pueden encontrarlos en una crónica anterior publicada hoy en esta misma sección.

Operado por Ibero Cruceros y abanderado en Madeira, el buque Grand Mistral trae unos 1.200 pasajeros, en su mayoría españoles y portugueses, así como de otras nacionalidades. Mañana seguirá viaje a Funchal.

El buque "Grand Mistral", en la maniobra de atraque

Acercándose la hora de su salida, al anochecer

El práctico se dispone a embarcar por la porta de estribor

Iluminado y envuelto en la noche otoñal, camino de La Palma

Fotos: Pepe Marrero y Esteban González Mendoza (imaxfotocanarias)