Con deseos de repetir

agosto 31, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nueva escala el pasado 29 de agosto del buque “MSC Ópera” en el puerto de Vigo. Arribó a primera hora procedente de St. Peter Port (Reino Unido) en viaje a Lisboa, con una expedición de 2.055 pasajeros y 744 tripulantes. “Los cruceristas realizaron las excursiones programadas a Compostela, Bayona y zonas del albariño, para lo que utilizaron nueve autobuses; los demás visitas a la zona de la ‘piedra a degustar ostras’. Su presencia en la ciudad animó mucho las áreas comerciales, en un día caluroso de verano y lo más importante, la opinión de los turistas, muy positiva, por la calidad de servicios encontrados y con deseos de repetir”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de la foto que acompaña. 

El buque “MSC Ópera” y su gemelo “MSC Lírica” son de factura francesa y propiedad de MSC Cruceros. Construcción número L32 del astillero Alstom de l’ Atlantique, en Saint Nazaire, entró en servicio en mayo de 2004. Es un buque de 59.058 toneladas brutas, 33.747 toneladas netas y 6.260 toneladas de peso muerto, en un casco de 251 m de eslora total, 28,80 m de manga y 6,60 m de calado. Tiene capacidad para 2.200 pasajeros y está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V38A, con una potencia de 30.600 kw sobre dos ejes y una velocidad de 21 nudos. Código IMO 9250464.

Una escala veraniega en la que los turistas disfrutaron de su estancia en Vigo

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cada vez que el megacrucero “Independence of the Seas” hace escala en el puerto de Vigo se anima, y mucho, el ambiente portuario, pues no en vano se trata del mayor buque de su clase que opera en esta zona del Atlántico. Y así volvió a suceder el pasado 26 de agosto, en que arribó procedente de Southampton en viaje a Lisboa, en una escala de seis horas de duración. A bordo, en esta oportunidad, 4.194 pasajeros y 1.357 tripulantes. 

“Durante su estancia unos cuantos realizaron excursiones programadas a los lugares habituales; los que no lo hicieron disfrutaron con la movida que había en la zona portuaria, desde donde salía la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a España, en la avenida de club Náutico, convertido en una sorpresa con la que muchos de ellos, no contaban, además en un día espléndido”, comenta nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. 

Propiedad de Royal Caribbean International, se trata de un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total, 38,60 m de manga y 8,60 mde calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilovatios, que accionan dos hélices de paso variable y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 23,7 nudos.

Es un buque imponente, el mayor de su clase que opera en esta zona del Atlántico

Visto en toda su eslora por la banda de estribor. Impresionante barco

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La ceremonia se repite cada año, envuelta en un halo de emoción y desafío de una nueva etapa de la vida. Cincuenta y cuatro nuevos alumnos aspirantes efectuaron el pasado 20 de agosto su presentación en la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra) para comenzar los planes de estudios que les prepararán como futuros oficiales, informa la Armada española. Al Cuerpo General se integrarán 37 alumnos, nueve a Infantería de Marina, seis al Cuerpo de Ingenieros y dos al de Intendencia.

La entrada a la Escuela Naval Militar, el comienzo de una nueva etapa

Tras acceder al recinto docente, se leyó la resolución de su nombramiento como alumnos y se crearon las brigadas en las que han quedado encuadrados. Para concluir el acto de recibimiento, se leyeron unos versos de Calderón de la Barca que la Escuela Naval tiene expuestos en su entrada principal: 

“Aquí, en fin, la cortesía, 
el buen trato, la verdad, 
la firmeza, la lealtad, 
el honor, la bizarría, 
el crédito, la opinión, 
la constancia, la paciencia, 
la humildad y la obediencia, 
fama honor y vida son, 
caudal de pobres soldados; 
que en buena o mala fortuna, 
la milicia no es más que una 
religión de hombres honrados”.
 

Desde su acceso a la Escuela Naval, estos estudiantes, que han obtenido su plaza por la modalidad de ingreso directo, ya tienen condición militar. Durante las dos próximas semanas realizarán una fase de orientación y adaptación a la vida militar. A partir del próximo 3 de septiembre se completarán las brigadas con la incorporación de otros alumnos que ya forman parte de la Armada y que acceden a la Escuela Naval Militar por promoción interna a la Escala de Oficiales. En el futuro, algunos de los ahora ingresados serán almirantes y les corresponderá dirigir los destinos de la Armada española.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como todos los buques de su clase, no pasa desapercibido. Se llama “Noble Globetrotter II” y es el resultado del proyecto denominado HuisDrill 12000. Lo hemos visto en estos días en aguas próximas al puerto de Las Palmas de Gran Canaria, convertido desde hace tiempo en una importante base de apoyo logístico para la industria “off shore”. Por lo que leemos en la edición digital del periódico La Provincia, la tripulación está en fase de adiestramiento antes de iniciar su primera campaña en el Golfo de Guinea al servicio de Shell, con la que tiene firmado un contrato de diez años.

El buque, abanderado en Liberia, es propiedad y está operado por la compañía norteamericana Noble Drilling Sugar Land Texas. Ha sido construido en el astillero STX Dalian Shipbuilding Co,, en Jinhae (China) y equipado en Schiedam (Holanda) porf la firma Huisman, que es la responsable del diseño y construcción de los equipos. La torre perforadora puede trabajar a una profundidad de 12.000 pies y dispone de dos carruseles basculantes. La cubierta de trabajo mide 4.000 metros cuadrados y puede alojar a 180 tripulantes. Código IMO 9600786.

El buque “Noble Globetrotter II”, maniobrando en aguas del puerto de Las Palmas

El brazo de la grúa es tan alto como la torre perforadora

Detalle de la torre perforadora y el carrusel situado a la banda de estribor

El equipo propulsor está situado en la sección de proa del buque

La torre perforadora opera con las mismas prestaciones de las grandes plataformas, aunque su tamaño sea menor. El sistema está dotado de un “blowout preventor” (BOP), que es una válvula de seguridad de última generación para evitar mermas y derrames de crudo. La sala de máquinas está situada debajo de la superestructura de proa, lo que permite disponer de espacio diáfano para el movimiento de tuberías y otros equipos relacionados con los trabajos de extracción. Llama la atención, asimismo, una impresionante grúa situada en la banda de estribor, con un brazo de tanta altura como la torre perforadora.

El buque “Noble Globetrotter II” registra 34.442 toneladas brutas y 36.634 toneladas de peso muerto, mide 198 m de eslora, 32,20 m de manga y 18,90 m de calado máximo. Está propulsado por ocho motores Caterpillar que suman una potencia de 36,8 Mw y le permite mantener una velocidad de 11 nudos. Sin embargo, lo realmente importante en este tipo de buques es el equipo de posicionamiento dinámico y su capacidad para maniobrar en determinadas condiciones de mar y meteorología adversa. Tiene un buque gemelo llamado “Noble Globetrotter I”, en servicio desde marzo de 2012. 

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fondeado en aguas de la bahía de Cádiz desde el pasado 22 de agosto se encuentra el buque semi-sumergible “Osprey”, abanderado en Noruega, que transporta en su cubierta a la plataforma petrolífera “Etesco Milenium”. Aunque estamos acostumbrados a ver buques de esta clase en los puertos canarios, en este caso lo traemos a esta sección porque en otro tiempo fue un petrolero de bandera española.

Se trata del antiguo “Borja Tapias”, de Naviera F. Tapias, al que vimos en varias ocasiones descargando crudo en la terminal marítima de CEPSA en Santa Cruz de Tenerife. Entonces era un buque de 142.000 toneladas de peso muerto, construido en el astillero Brodogradiliste Brodosplit Shipbuilding, en Split (Croacia). En la actualidad es propiedad de la compañía Offshore Heavy Transport, con sede en Oslo.

El buque semi-sumergible “Osprey”, ex “Borja Tapias”, en agias de la bahía de Cádiz

Ex “Jahre Trader”, luego “León Spirit”, tras su reconversión ha ostentado los nombres de “Ancora”, “Songa Ancora”, “Ancora” (de nuevo), “Heavylift Ancora” y el actual de “Osprey”. En 2008 fue reconvertido para su actual cometido, con una cubierta de 157 m de eslora y un área útil de 6.900 metros cuadrados. Es un buque de 38.722 toneladas brutas y 53.000 toneladas de peso muerto y mide 226,27 metros de eslora, 44,54 m de manga, 8,40 m de calado normal y 13 m de calado en operaciones de carga. Código IMO 8616568.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero “Arnomendi” zarpó hoy del Arsenal Militar de Cartagena rumbo a las aguas de Terranova (Canadá), para participar en la campaña de protección de los caladeros de la Organización de Pesquerías del Atlántico Noroeste (Northwest Atlantic Fisheries Organization – NAFO), informa la Armada española. Nuestro país colabora con esta campaña de carácter estacional asignando buques a la Unión Europea para realizar cometidos de inspección y vigilancia pesquera.

El patrullero “Arnomendi” se integrará durante 42 días en la campaña de la NAFO a partir del 3 de septiembre. El regreso está previsto para el día 24 de octubre, por lo que realizará un despliegue total de dos meses. Con base en Cartagena y perteneciente a la Fuerza de Acción Marítima, el buque lleva a bordo a las 38 personas que forman su dotación y un médico. Además, han embarcado inspectores de pesca de la NAFO, así como coordinadores de la Agencia Europea de Control de Pesquerías (European Fisheries Control Agency – EFCA), en ambos casos repartidos en dos períodos durante esta campaña.

Estampa marinera del patrullero de altura “Arnomendi”

En 1991, y como resultado del acuerdo entre el Ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Defensa, el pesquero “Pescalonso” se entregó convenientemente reformado a la Armada como patrullero “Chilreu”. A partir de 1995 se inició la construcción de una serie de buques -“Alborán”, “Arnomendi” y “Tarifa”- diseñados específicamente para las misiones de inspección, vigilancia y apoyo de la flota pesquera y protección de los intereses pesqueros nacionales. 

El patrullero de altura “Arnomendi” fue construido en los astilleros Construcciones Navales P. Freire S.A., en Vigo, y se entregó a la Armada el 13 de diciembre de 2000. La madrina del buque fue Loyola de Palacio, entonces ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación. Es el primer patrullero de los que están actualmente en servicio que no tiene nombre de islote. Inicialmente se iba a llamar “Alegranza”, pero finalmente adoptó el nombre de “Arnomendi” monte vasco situado en la franja costera de la provincia de Guipúzcoa.

El buque dispone de los medios de navegación más avanzados, plataforma de helicóptero, quirófano, GMDSS, comunicaciones VHF/UHF/HF/ satélite, embarcaciones RHIB, gran capacidad de almacenamiento de combustible, de víveres y una buena habitabilidad, lo que le permite grandes permanencias en la mar en el cumplimiento de sus misiones. Desplaza 1.928 toneladas y mide 66,50 metros de eslora total, 11 de manga y 6,30 de calado. Está propulsado por un motor diesel de 2.400 kw de potencia y 15 nudos de velocidad.

Foto: Armada española

Lleno hasta la bandera

agosto 23, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La línea Cádiz-Canarias de Trasmediterránea, compañía del grupo Acciona, está viviendo una campaña de verano muy exitosa con el ferry “Murillo”, con una ocupación muy elevada y total en algunos viajes, como está sucediendo en el mes de agosto, en que no hay ni una plaza libre. Ni en camarotes, ni en butacas. 

Como se puede apreciar, el viaje en barco posee un gran atractivo para los usuarios del servicio y pone de manifiesto el acierto en la elección del buque, con capacidad para 658 pasajeros. Y eso que, además, Trasmediterránea oferta el producto “avión+barco”, que este año también está registrando una elevada ocupación.

El ferry “Murillo”, a su llegada al puerto de Santa Cruz de La Palma

El itinerario de la línea de Trasmediterránea comienza cada martes en Cádiz y hace escalas en Arrecife de Lanzarote (medianoche del miércoles), Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife (jueves), Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife (viernes), Las Palmas de Gran Canaria, Puerto del Rosario y Arrecife de Lanzarote (sábados).

El domingo –lo mismo que el miércoles– es día de navegación y a media mañana del lunes el barco arriba de nuevo a Cádiz. Dicho itinerario será así hasta finales de verano debido al contrato firmado con el Estado, que expira entonces y a cuya renovación Trasmediterránea no se ha presentado. Como se ha publicado, a partir de entonces se suprimirán las escalas en Puerto del Rosario y Arrecife de Lanzarote. 

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como estaba previsto en la programación de escalas de turismo del puerto de Vigo, esta mañana arribó el megacrucero “Independence of the Seas”, que entró a las 10 horas y quedó atracado en el muelle de la Estación Marítima, procedente de Lisboa en viaje a Southampton, hacia donde continuó viaje a las 16 horas. A bordo, una expedición de 4.311 pasajeros y 1.375 tripulantes. “Los turistas realizaron las excursiones a lugares de interés para lo que utilizaron 13 autobuses, otros muchos se dedicaron a visitar la ciudad, museos,  áreas comerciales, en un día gris encapotado por la mañana y abriendo un poco por la tarde”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. 

Propiedad de Royal Caribbean International, se trata de un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total, 38,60 m de manga y 8,60 mde calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilovatios, que accionan dos hélices de paso variable y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 23,7 nudos. La principal novedad de los buques de la clase “Freedom” es su espectacular tamaño. La capacidad máxima es de 3.624 pasajeros y 1.360 tripulantes.

Un cielo encapotado recibió la llegada del gigante de Royal Caribbean

Maniobrando para atracar estribor al Muelle de Trasatlánticos de Vigo

A media tarde continuó su viaje. Su capacidad de maniobra es asombrosa

Visto en toda su eslora por la banda de babor, en la maniobra de salida

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la última etapa de Astilleros de Huelva corresponde el armamento del buque multipurpose “Rasa”, al que vemos en la fotografía de Daniel Rodríguez Zaragoza fondeado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria con su actual nombre, “Red  Spirit”, con el que navega desde enero de 2008, enarbolando la contraseña de Red Spirit Navigation Malta. En la actualidad está operado por la compañía griega Balthellas Chartering, con sede en Atenas (Grecia) y atiende un tráfico entre Las Palmas, El Aaiún y Dakhla (Marruecos) y Nouakchott (Mauritania).

El casco tomó forma en el astillero Baltija Shipbuilding Yard JSC, en Klaipeda (Lituania) y, remolcado al astillero onubense, se procedió a su armamento final y entró en servicio en 1998 bautizado con el citado nombre. Tiene dos buques gemelos llamados en origen “Aukse” y “Daina”, construidos todos ellos para la Lithuanian Shipping Co. (LISCO). Buques de 3.893 toneladas brutas y 5.836 toneladas de peso muerto, miden 103 m de eslora total, 15,94 m de manga, 6,54 m de puntal y 5,60 m de calado máximo.  A la banda de babor tienen dos grúas de 36 toneladas para las operaciones de carga y/o descarga.   

El buque “Red Spirit·, fondeado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria

Foto: Daniel Rodríguez Zaragoza

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Vigo, ayer, la estampa marinera del buque finlandés “Kristina Katarina”, que arribó en escala programada a primera hora de la mañana procedente de Brest (Francia), en viaje a Lisboa, hacia donde partió a media tarde, con una expedición de 294 pasajeros y 92 tripulantes. Durante su estancia, los turistas realizaron las excursiones contratadas a bordo a Santiago de Compostela y Bayona la Real y otros recorrieron la ciudad y los centros comerciales “disfrutando de un día caluroso, en terrazas y en la zona portuaria”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Pérez y Cía., “con la eficacia en ellos habitual, de coordinación y atención al pasaje”.

El buque mantiene la continuidad de la compañía finlandesa Kristina Cruises

Este buque se estrenó en su actual etapa en agosto de 2010 y releva al veterano “Kristina Regina”, vendido a una sociedad que lo utiliza como hotel flotante, restaurante y museo en la ciudad de Turku. Kristina Cruises es una empresa familiar fundada en 1985 y tiene su sede en Kotka. En el citado año comenzó sus operaciones con la incorporación del buque “Kristina Brahe”, adquirido a Fagerlines Ltd., ofreciendo viajes cortos en el área del lago Saimaa, así como cruceros con base en Helsinki y destinos como Vyborg, Kotka, Lappeenranta, St. Petersburg y Tallin.

En 1987 la compañía compró el buque “Bore”, rebautizado “Kristina Regina”, con el que amplió sus horizontes. Su estampa clásica, con dos chimeneas –a pesar de tratarse de un barco de 1960- se convirtió en una enseña del buen quehacer de sus propietarios, situando la bandera de Finlandia en diversos puertos del norte de Europa, Mediterráneo y africanos, caso de Gambia, Cabo Verde y Senegal.

La aplicación del convenio SOLAS 2010 suponía una seria amenaza para la continuidad del veterano “Kristina Regina”. Sus propietarios sondearon el mercado disponible y encontraron un sustituto acorde a sus previsiones. Se trata del buque “Kristina Katarina”, construido en astilleros polacos y puesto en servicio en 1982 con el nombre de “Konstantin Simonov”, enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía estatal Baltic Shipping Co., con sede en Leningrado.  Se estrenó, precisamente, como ferry en la línea Leningrado-Helsinki.

La apariencia externa del buque evoca la construcción naval polaca

El buque ha sido remodelado siguiendo el gusto del diseño finlandés

Entre 1996 y 2009 navegó con los nombres de “Francesca” (Columbia Ship Management) e “Iris” (Abcus Shipping Ltd.). Es un buque de 12.700 GRT, mide 137,61 metros de eslora y tiene capacidad para 450 pasajeros en 193 cabinas, de las cuales 119 son exteriores y 74 interiores y con unas superficies que oscilan entre 9 y 30 metros cuadrados. Está propulsado por cuatro motores Sulzer, con una potencia de 12.779 kw acoplados a dos ejes y una velocidad de 16 nudos.

El buque tiene ha sido completamente remodelado siguiendo los patrones del diseño finlandés, público al que está preferentemente destinado. Mantiene la clasificación para navegar en mares con hielos, aunque su proyección especial está orientada a ambientes más cálidos, preferentemente del Mediterráneo y Mar Rojo, destino en el que Kristina Cruises ha encontrado su espacio.

Fotos: Alfredo Campos Brandón