Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la presencia del buque rolón italiano “Wedellsborg”, que realizó operaciones en el muelle sur descargando tuberías y bobinas de alambre. Siguió viaje esta tarde en demanda de Dohai. Nuestro colaborador Nicolás Arocha lo captó en la foto que acompaña. No son frecuentes por aquí los buques de la compañía danesa Nordana, de ahí que llame la atención su presencia en una escala ocasional aprovechando un flete de más largo recorrido. Corresponde a un modelo que aumenta su capacidad en un 35%.

El buque es una variante del astillero italiano Visentini, inconfundible por su diseño, aunque con una serie de innovaciones para el transporte de cargas pesadas. Aparte de que puede cargar 3.000 TEUS, está equipado con dos grúas de 40 toneladas de potencia de izada cada una y tiene 2.600 metros lineales para carga rodada. En servicio desde mayo de 2014, registra 23.030 toneladas brutas en un casco de 178,80 m de eslora total, 26,63 m de manga y 7,30 m de manga. Propulsado por dos motores MAN-B&W 9L32/44CR, con una potencia de 27.000 caballos y una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9687306.

Estampa marinera del rolón “Wedellsborg” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Nicolás Arocha

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de cuatro años de abandono en el puerto de Algeciras, hoy salió a remolque del remolcador “Christos XXIV”, camino a Aliaga (Turquía), el ferry marroquí “Al Mansour”, donde se procederá a su desguace. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Juan Gabriel Mata, lo vemos en la maniobra con la ayuda de dos remolcadores de la flota de Boluda. El citado buque fue adquirido en mayo de 1998 por COMANAV y fue uno de los barcos habituales del paso del Estrecho. 

Ex “Srena Nordica”, ex “Hellas”, ex “Stena Nautica”, ex “Reine Astrid”, ex “Moby Kiss”, es un veterano de 40 años de vida marinera intensa, pues ha navegado en diversas líneas en el Mar del Norte, Canadá, canal de la Mancha, Grecia, Siria y Estrecho de Gibraltar. Entró en servicio en noviembre de 1975, tras su construcción en el astillero Rickmers Werft GmbH, en Bremerhaven. Reformado varias veces, es un buque de 11.717 toneladas brutas, en un casco de 120,88 m de eslora y capacidad para 1.200 pasajeros y 450 coches. Código IMO 7360629.

Maniobra de salida del ferry marroquí “Al Mansour” del puerto de Algeciras

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada Española ha asistido a la Armada de Colombia en la certificación del patrullero de altura “7 de Agosto”, ante su próxima participación en la operación “Atalanta” de la UE y “Ocean Shield” de la OTAN, de lucha contra la piratería en aguas del Océano Índico. El Centro de Evaluación y Calificación para el Combate en la Bahía de Cádiz (CEVACO-EVADIZ) ha realizado una inspección de comprobación de las capacidades del buque durante su escala en la Base Naval de Rota.

El buque “7 de agosto” –comandante, capitán de navío Darwin Alonso Torres– arribó el pasado 13 de julio y después de diversas presentaciones a las autoridades locales, la dotación recibió un seminario sobre las Operaciones Contra Piratería (“Atalanta” y “Ocean Shield”). Asimismo, personal de la Fuerza de Guerra Naval Especial mantuvo una reunión con el Equipo de Operaciones Especiales colombiano embarcado, en la que se intercambiaron experiencias y procedimientos.

Estampa marinera del buque “7 de Agosto”, de la Armada de Colombia

Entre los días 14 y 17 de julio se procedió a la inspección de capacidades, realizada por personal del Centro de Evaluación de la Bahía de Cádiz (EVADIZ), perteneciente al CEVACO. La inspección consistió en la comprobación, mediante la evaluación en puerto y ejercicios en la mar, de la interoperabilidad y capacidades del buque para llevar a cabo operaciones de Seguridad Marítima integrados en una fuerza multinacional, informa la Armada española.

A bordo del buque colombiano viajará un destacamento español durante el despliegue para facilitar la coordinación y la integración del buque en la fuerza multinacional de la operación “Atalanta”, que está actualmente al mando del contralmirante español Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, que enarbola su insignia a bordo del buque de asalto anfibio “Galicia”.

Foto: Cotecmar

“26 de Julio”

julio 26, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se cumplen hoy 62 años de una fecha emblemática en el imaginario colectivo de la historia de la revolución cubana. Corresponde al asalto al cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, efectuado el 26 de julio de 1953. Fue la primera acción armada del denominado Movimiento “26 de Julio”, organización política y militar formada por un grupo de revolucionarios comandados por Fidel Castro y de la que también fueron figuras relevantes Abel Santamaría y Raúl Castro. A finales de 1956 recuperó su protagonismo tras el desembarco del yate “Granma” y su internamiento en Sierra Maestra, iniciándose la lucha armada que acabaría derrocando a Fulgencio Batista.

En 1978 la Empresa de Navegación Mambisa –una de las navieras más importante de Latinoamérica durante dos décadas– recibió el buque “26 de Julio”, segundo con este nombre en la historia de la Marina Mercante de Cuba. Se trata de un “bulkcarrier” de proyecto búlgaro, correspondiente al tipo “Ziemia Bialostocka” –“Sovietskiy Khudozhnik” en la nomenclatura de la URSS–, formada por 55 buques, de ellos 23 para la flota soviética, 16 para Bulgaria, tres para Polonia, siete para Rumanía, dos para Cuba y el resto para otras banderas de conveniencia, construidos entre 1971 y 1984 en el astillero Georgi Dimitrov, en Varna (Bulgaria).

Estampa marinera del “builkcarrier” cubano “26 de Julio”, visto por la amura de babor

Construcción número 127 de la citada factoría, fue botado el 14 de febrero de 1978 y entregado el 1 de junio siguiente, bautizado con el nombre de “26 de Julio”. Tenía un gemelo llamado “Antonio Maceo”, entregado en marzo de 1981. En 1990, cuando el declive de la Marina Mercante cubana era evidente, el buque fue transferido a la Empresa de Navegación Caribe y rebautizado “Turquino”. Un año después fue abanderado en Grecia y enarboló la contraseña de la sociedad King Diamond Marine –una sociedad controlada por Mambisa–  con el nuevo nombre de “Gulf Venture”. Entre 1996 y 2010 navegó con los nombres de “Spiros C”, “Skiros” y “Spiros”, siempre abanderado en Chipre y en noviembre de 2010 fue vendido para desguace.

De 16.541 toneladas brutas y 24.710 toneladas de peso muerto, medía 185,17 m de eslora total, 23 m de manga, 14,50 m de puntal y 10,50 m de calado máximo. Estaba compartimentado en siete bodegas con una cubicación de 32.478 metros cúbicos. Propulsado por un motor Sulzer 6RND76 –fabricado, bajo licencia, en los talleres Zaklady Przemyslu Metalowego “H. Cegielski”, en Poznan, Polonia-, de dos tiempos y seis cilindros, con una potencia de 12.000 caballos sobre un eje, mantenía una velocidad de 14 nudos. Disponía de alojamiento para 37 tripulantes. Código IMO 7721328.

Foto: René Beauchamp (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Astilleros Zamakona ha entregado hoy el buque atunero “Euskadi Alai” al grupo bermeano Echebastar, en el transcurso de un acto celebrado en la estación marítima de Getxo. En la ceremonia de bautizo actuó la señora Miren Arantxa Gabancho Munitz, accionista de la compañía armadora, en presencia de Kepa Echevarría, consejero delegado del Grupo Echebastar y Pedro Garaygordobil, presidente de Zamakona Yards. Asistió una nutrida representación del Gobierno vasco, puerto de Bilbao, astillero constructor, proveedores y clientes del grupo pesquero.

El buque “Euskadi Alai” es el tercero y último de una serie de tres atuneros de nueva generación, proyectados por la firma de ingeniería naval Cintranaval-Defcar. El coste de su construcción ronda los 30 millones de euros y tiene la superestructura en aluminio, con lo aligera pesos. Está equipado con la última tecnología para la detección de bancos pesqueros y sistemas de refrigeración y conservación del atún. El túnel de ultra congelación alcanza 60 grados bajo cero y dispone de un sistema de separación de pescado capturado que devuelve al mar el pescado vivo no objetivo sin apenas intervención de la tripulación. La  capacidad es de 1.900 metros cúbicos y tiene 20 cubas de inmersión en salmuera para la congelación y conservación del atún y una bodega para 1.330 toneladas de carga congelada.

Estampa marinera del buque atunero “Euskadi Alai”

El buque tiene la típica estampa de los atuneros, en los que llama la atención al mástil y el aparejo que levanta detrás de la superestructura. De 2.706 toneladas brutas, 811 toneladas netas y 2.549 toneladas de peso muerto, mide 88,65 m de eslora -72,70 m de eslora entre perpendiculares-, 14,35 m de manga, 9,35 m de puntal y está propulsado por un motor diesel de 4.500 kw, que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. La tripulación máxima está formada por 42 personas. Debido a la zona donde va a realizar sus operaciones, en las islas Seychelles, dispone de compartimentos seguros con medios antipiratería.

Fundada en 1969, Pesqueras Echebastar se dedica a la pesca de atún en el Índico y dispone de una flota de cinco buques atuneros congeladores: “Campolibre Alai”, “Elai Alai” y “Alakrana”, que estuvo secuestrado por piratas somalís durante 47 días en otoño de 2009. El buque “Izaro”, entregado en enero de 2014, es el primero de la serie de nueva generación al que en marzo de 2015 se sumó el segundo, llamado “Jai Alai”. La construcción de los nuevos barcos tiene como objeto consolidar la posición de Echebastar en el mercado japonés, su principal cliente.

Foto: Zamakona Yards

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Consejo de Ministros aprobó este viernes, 24 de julio, el nombramiento del almirante Francisco Javier Franco Suanzes como nuevo almirante de la Flota (ALFLOT), quien releva al almirante Santiago Bolíbar Piñeiro. Asimismo, el almirante José Antonio Ruesta Botella ha sido nombrado segundo jefe del Estado Mayor de la Armada y el almirante Juan Rodríguez Garat, almirante jefe de personal (ALPER).

Francisco Javier Franco Suanzes (Madrid, 1953) ingresó en 1972 en el Escuela Naval Militar y en 1977 recibió el despacho de alférez de navío. Ha estado embarcado en el destructor “Jorge Juan”, dragaminas “Júcar”, corbeta “Infanta Elena”, fragata “Santa María” y fue Jefe de Órdenes de la 41ª Escuadrilla de Escoltas. Ha sido comandante del patrullero “Javier Quiroga”, corbeta “Cazadora” y fragata “Numancia”.

Francisco Javier Franco Suanzes, nuevo Almirante de la Flota

Entre sus destinos de tierra figuran la Oficina de Valoración de Adiestramiento a Flote (OVAF) y profesor en el Centro de Instrucción de Guerra Electrónica. También ha estado destinado en la Sección de Planes de Recursos Humanos y en la Jefatura de Personal de la Armada. Entre 2003 y 2006 fue director de la Escuela Naval Militar, con sede en Marín (Pontevedra).

Ascendido a contralmirante, dirigió la División de Operaciones del Estado Mayor de la Armada y el Grupo de Unidades de Proyección de la Flota, compuesto por el portaaviones “Príncipe de Asturias”, los buques anfibios y las embarcaciones de desembarco. En agosto de 2009 ascendió a vicealmirante, empleo en el que estuvo al frente al Mando Naval de Canarias -en julio de 2010 asistió a la Bajada de la Virgen de las Nieves, en La Palma, donde tuvimos ocasión de conocerle- y la Fuerza de Acción Marítima. Desde septiembre de 2012 desempeñaba el cargo de segundo AJEMA. Es especialista en Electrónica y diplomado en Guerra Naval. Está casado y tiene tres hijos.

Segundo AJEMA

El nuevo segundo jefe del Estado Mayor de la Armada es el almirante José Antonio Ruesta Botella (Madrid, 1955). Ingresó en la Armada en 1973 y recibió el despacho de alférez de navío en 1978. Ha estado destinado en las fragatas “Extremadura” y “Asturias”, corbeta “Descubierta” y patrullero  “Alsedo”. También lo ha estado en la  41 ª Escuadrilla de Escoltas, Estado Mayor de la Flota y Agrupación Naval Permanente de la OTAN en el Mediterráneo como oficial de guerra en superficie.

En tierra ha estado destinado en el Cuarto Militar de Su Majestad el Rey, dos veces en el Estado Mayor de la Armada (inicialmente asignado a un grupo de trabajo para la reorganización de la Armada y posteriormente como Jefe de la sección de Planes y Proyectos), donde merece destacar que durante su segundo período en el Estado Mayor participó activamente en la definición de los nuevos programas de construcción naval. También ha ocupado destinos en la Escuela de Guerra Naval y en la Escuela Naval Militar.

José Antonio Ruesta Botella, nuevo Segundo AJEMA

Fue comandante del patrullero “Lazaga”, remolcador de altura “Ferrol”, buque de desembarco anfibio “Pizarro” y buque anfibio “Castilla”. Es especialista en comunicaciones navales y desde 1992 diplomado de Guerra Naval. Ascendió a contralmirante en septiembre de 2007, desempeñando el cargo de director de Enseñanza Naval, periodo en el que participó activamente en la transformación del Sistema de Educación Naval, para ajustarlo al Sistema Europeo diseñado a partir de los acuerdos de Bolonia.

Después pasó a ejercer el cargo de almirante-jefe de la División de Planes del Estado Mayor de la Armada, destino que desempeñó durante cinco años en los empleos de contralmirante y vicealmirante.  Ascendió a almirante el 18 de octubre de 2013, fecha en que fue nombrado Almirante Jefe de Personal (ALPER).   

Jefe de Personal

El tercer nombramiento corresponde al almirante jefe de Personal, en la persona de Juan Rodríguez Garat (Ferrol, 1956). Ingresó en el Armada en 1974 y fue promovido al empleo de alférez de navío en 1979. Ha estado embarcado en las corbetas “Infanta Elena” y “Diana” y las fragatas “Cataluña” y “Andalucía”.

Ha sido comandante del patrullero “Alsedo”, corbeta “Diana”, fragata “Álvaro de Bazán” y jefe de la 31ª Escuadrilla de Escoltas. Otros destinos importantes han sido el Estado Mayor de la STANAVFORMED, jefe de la Sección de Planes Estratégicos de la División de Planes del Estado Mayor de la Armada y mando de la Fuerza Marítima Permanente nº 1 de la Alianza Atlántica, en cuyo relevo en enero de 2009 fue ascendido a contralmirante.

Juan Rodríguez Garat, almirante Jefe de Personal

Entre otros destinos en tierra ha sido profesor de Organización en la Escuela de Guerra Naval, Estado Mayor de la Flota, Estado Mayor de la Armada, gabinete del AJEMA, jefe de la División de Operaciones, jefe del Grupo de Unidades de Proyección de la Flota y comandante del Grupo de Acción Naval 2.

En 2011 ascendió a vicealmirante y fue nombrado almirante de Acción Naval. Es especialista en Comunicaciones y diplomado en Guerra Naval, realizó el curso de Estado Mayor en Greenwich (Reino Unido) en 1993 y obtuvo un Máster en Estudios de Defensa por la Universidad de Londres. Está casado y tiene cinco hijos.

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un amable colaborador, Nicolás Arocha, fotografió ayer la llegada del ferry italiano “Albayzin” al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en las que apreciamos una imagen externa algo descuidada. En ellas vemos cómo el óxido brota a borbotones por varios puntos de las amuras, los escobenes y bajo el puente, lo que parece falto de un mantenimiento adecuado.

Este buque está fletado por Trasmediterránea a una naviera italiana y cubre la línea Cádiz-Canarias. A su llegada al puerto gaditano tiene una escala de algo más de 24 horas. En Las Palmas hace dos escalas, de cinco y seis horas los jueves y los sábados; en Santa Cruz de Tenerife, de siete horas los jueves (la escala de los viernes es nocturna) y de ocho horas en Santa Cruz de La Palma.

No es nuestra intención entrometernos en el trabajo a bordo. Sabemos que la acción del agua salada es implacable. Sólo llamamos la atención sobre lo que nos parece un aspecto que se debe corregir, pues la imagen de un buque siempre es importante y máxime cuando se trata de un barco de pasaje. Quizás no sea responsabilidad directa de Trasmediterránea, pero tome nota la compañía si así lo estima oportuno.

El óxido brota por la amura de babor en varios puntos

Y lo mismo se aprecia por la amura de estribor

Fotos: Nicolás Arocha

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sucedió tal día como hoy hace 21 años. Bajo un sol de justicia, en la factoría de la Empresa Nacional Bazán en San Fernando (Cádiz), se procedió a la botadura del buque “Albayzín”, primero de tres monocascos de alta velocidad que fueron contratados por Compañía Trasmediterránea. Aunque éste se botó pintado con los colores de la compañía en tiempos de la presidencia de Luis Delso, ya estaba comprometido con la compañía argentina Buquebús, cuyo presidente figuraba entre los invitados. Dolores Montoya, viuda de Camarón de la Isla, cumplió con el ceremonial del madrinazgo. Lo recordamos con precisión, pues estuvimos presentes.

En el momento de su entrega fue el fast-ferry monocasco en aluminio mayor del mundo, con una eslora de 95,20 m, capacidad para 450 pasajeros y 84 coches. Propulsado por cuatro motores Caterpillar que accionan “wáter-jets” y le permite mantener una velocidad de 37 nudos. Siguieron otros dos buques llamados “Alcántara” y “Almudaina” y otro mayor, “Silvia Ana L”, al que vimos pasar en noviembre de 1996 por el puerto de Santa Cruz de Tenerife camino de Argentina. Bazán invirtió una fortuna en maquinaria e instalaciones, pero el mercado mostró preferencia por los productos de Australia, que hoy son líderes en el mundo.

Momento en el que el buque “Albayzin” toma contacto por primera vez con el agua

Foto: Archivo de Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Santa María” partió el pasado 15 de julio de su puerto base en Rota junto con el buque de aprovisionamiento de combate “Cantabria” rumbo a Palma de Mallorca y desde hoy se ha integrado en la Segunda Agrupación Naval Permanente de la OTAN (SNMG-2 en sus siglas en inglés), informa la Armada española. El despliegue se prolongará hasta finales de agosto en la operación “Active Endeavour” de lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo.

La SNMG-2 está compuesta por dos buques españoles, la fragata “Santa María” y el buque de aprovisionamiento de combate “Cantabria”, la fragata alemana “Hamburg”, el destructor estadounidense “Donald Cook” y la fragata canadiense “Winnipeg”’. En la fragata española ha embarcado una Unidad Aérea de la X Escuadrilla y un pelotón de seguridad de Infantería de Marina. Están previstas escañas en Aksaz (Turquía) y Túnez.

La fragata “Santa María”,  navegando, vista por la amura de estribor

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un incendio en la sala de máquinas del megacrucero “Freedom of the Seas”, cuando se encontraba atracado en el puerto de Falmouth (Jamaica), sembró la alarma mientras salía denso humano por la chimenea. No obstante fue apagado por los sistemas contraincendios en una rápida actuación de la brigada especializada, que demostró su eficacia ante este tipo de circunstancias.  

El capitán del buque, acompañado de miembros de su staff, recorrió el buque para comprobar que todos los pasajeros y tripulantes estaban sin novedad, como así ha sido. El megacrucero “Freedom of the Seas” realiza un crucero de siete noches con base en Cape Cañaveral (EE.UU.) con escalas en Labadee (Haití), Falmouth (Jamaica), Georgetown (Gran Caymán) y Cozumel (Méjico).

2cee7c75-a432-4005-9fa0-480d6b3db9da_1000

La densidad del humo escapó a través de la chimenea del buque

Foto: twitter (@royalcaribbean)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 158 seguidores