Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los patrulleros de altura “Cazadora” (P-78) y “Vencedora” (P-79) han finalizado sendas operaciones de vigilancia marítima en aguas españolas, “una actividad que tiene como misión contribuir a garantizar la seguridad de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional”, informa la Armada española.

Las principales misiones de estos buques durante sus operaciones de vigilancia tratan de contribuir a la acción del Estado en la mar para ejercer la soberanía y proteger los intereses marítimos nacionales en el mar territorial y Zona Económica Exclusiva, y colaborar con otros órganos de la Administración que tengan competencias en el ámbito marítimo. Además de sus labores de patrulla, los buques realizan adiestramiento a su dotación.

Interceptación de una patera en aguas del Estrecho de Gibraltar

Durante su despliegue, el patrullero ‘Cazadora’ participó activamente en la búsqueda y rescate de dos pateras, la primera con 23 inmigrantes subsaharianos, y la segunda con 46, que salieron de la costa de Marruecos hacia España en la madrugada del domingo 17.

Por su parte, el patrullero ‘Vencedora’ realizó varios acercamientos amistosos o “MSA Approaches” a pesqueros de la costa catalana y de Levante para dar a conocer las actividades de la Armada. Hizo escala en Barcelona y el patrullero “Cazadora” en Ceuta para descanso de la dotación.

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Unidad de Buceo de Canarias ha estado este fin de semana en Tenerife para realizar labores de vigilancia y protección del Patrimonio Arqueológico Subacuático, en coordinación con la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife. Ambas entidades comparten competencias en Patrimonio Arqueológico Subacuático, derivadas de la Ley de Navegación Marítima y de la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, respectivamente.

El objetivo de las operaciones consistió en inspeccionar un ancla tipo “almirantazgo” de unos dos metros de longitud, sumergida al sudoeste de Tenerife, que podría haber pertenecido a uno de los pailebotes o goletas, que se utilizaban para el tráfico mercante entre las islas, Península y América, a finales del siglo XIX.

Luis M. García Rebollo, comandante naval de Santa Cruz de Tenerife

Este y otros restos arqueológicos subacuáticos podrían ser una fuente de información muy valiosa sobre el acervo histórico y comercial de Alcalá y Guía de Isora, en uno de sus periodos de mayor explosión demográfica, por lo que es muy conveniente su conservación.

Se prevén realizar otras inmersiones con la finalidad de identificar objetos, verificar su antigüedad y valorar su posible traslado a otra zona más idónea con el objetivo de asegurar su protección, evitar su expolio y que pueda servir de atractivo para las inmersiones de los buceadores locales. En este cometido pone especial empeño el comandante naval de Santa Cruz de Tenerife, capitán de navío Luis M. García Rebollo, que tiene una especial sensibilidad por estos asuntos.

Foto: Parlamento de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de acción marítima “Tornado” -comandante, capitán de corbeta Salvador Moreno Regil-, con base en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, ha partido esta mañana para participar en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico. La ceremonia a bordo ha estado presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo y a continuación se hizo a la mar. Está previsto que el 4 de febrero comience su despliegue efectivo.

El buque tiene una dotación de 51 tripulantes, a los que sumarán otros treinta y navega en dirección a Rota para una escala logística y el embarque de una parte del personal que participará en la misión, entre los que se encuentran once componentes de los equipos operativos de seguridad (EOS) y un comandante médico. También participa la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB) con 17 componentes y un helicóptero y en Yibuti embarcará un traductor de la marina de ese país.

El BAM “Tornado” (P-44), a su salida esta mañana de Las Palmas de Gran Canaria

El despliegue del BAM “Tornado” (P-44) forma parte del compromiso adquirido por España en 2008, bajo bandera de la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo tanto al tráfico mercante como a los pesqueros que faenan en esas aguas.

La Armada española ha participado en esta iniciativa en colaboración con la Secretaría General de Política de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores. En noviembre de 2013 el patrullero participó por primera vez en esta operación y permaneció hasta abril de 2014. Este es su segundo despliegue en la Operación “Atalanta”.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Álvaro de Bazán” (F-101) zarpó ayer desde su base en Ferrol para integrarse como buque de mando de la Agrupación Permanente núm. 1 de la OTAN (Standing NATO Maritime Group 1). Después de haber efectuado un periodo de calificación operativa, realizará hasta el mes de abril la primera rotación como buque de mando de las tres en las que se ha dividido el año del mando español de la SNMG-1, estando previsto que sea relevada por la fragata “Méndez Nuñez”, informa la Armada española.

El acto de despedida estuvo presidido por el contralmirante Antonio Pintos Pintos, comandante del Grupo de Acción Naval 1 (COMGRUP-1) y contó con la presencia de autoridades militares y familiares de la dotación de la fragata. A bordo se encuentra una dotación de 180 tripulantes, a los que se unirá el estado mayor internacional de la SNMG1, una unidad aérea embarcada para llevar a cabo y apoyar las operaciones aéreas del helicóptero, un equipo operativo de seguridad compuesto por personal de Infantería de Marina y un refuerzo de personal sanitario.

La fragata “Álvaro de Bazán”, a la salida de la ría de Ferrol

Durante el despliegue está previsto que participe en diferentes ejercicios internacionales como “Joint Warrior” o “Dynamic Guard” y visite diferentes puertos del atlántico oriental. El contralmirante José Enrique Delgado Roig asumió el mando de la SNMG-1 a mediados de diciembre en un acto celebrado en Cartagena, en el que relevó al contralmirante portugués Alberto Manuel Silvestre Correira, y lo ostentará hasta finales del presente año.

La Agrupación mantendrá su elevado grado de preparación y capacidad para llevar a cabo todo tipo de misiones marítimas convencionales. La SNMG-1 es uno de los grupos marítimos permanentes navales de fuerzas multinacionales integradas de la OTAN, que proyectan una presencia constante y visible de la solidaridad de la Alianza y la cohesión en vías marítimas del mundo.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los primeros días de este año, una comisión compuesta por cinco especialistas hidrógrafos y el jefe del proyecto embarcó en Ushuaia (Argentina) a bordo del buque de investigación oceanográfica “Hespérides” con la finalidad de realizar la campaña Galileo-IHM, cuyo principal objetivo consiste en obtener posicionamiento del servicio abierto Open Service (OS) en altas latitudes y analizar las señales recibidas de sus satélites.

Durante el tránsito a bordo del BIO “Hespérides” desde Ushuaia hasta Isla Decepción se consiguió tener posicionamiento exclusivamente Galileo con cuatro de los cinco satélites que están plenamente operativos más las señales de uno en pruebas lográndose así el objetivo. Este posicionamiento, exclusivamente con señales Galileo, en altas latitudes del Hemisferio Sur supone un importante hito por tratarse del primer resultado del primer proyecto piloto de un país europeo, informa la Armada española.

El BIO “Hespérides”, fondeado en las proximidades de Isla Decepción

El proyecto piloto Galileo-IHM tiene como objetivo realizar pruebas de recepción del sistema satélite en altas latitudes del Hemisferio Sur. Dichas pruebas son necesarias para confirmar la calidad de la cobertura y la señal en zonas donde resulta difícil obtener datos medidos. Estos ensayos suponen un verdadero reto dado el estado inicial de la constelación Galileo, que actualmente dispone de solo cinco satélites plenamente operativos, más otros cinco en diferentes estados de alistamiento.

Por iniciativa y financiación de la Subdirección General de Gestión de Programas de la Dirección General de Armamento y Material y con el apoyo del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el Instituto Hidrográfico de la Marina está llevando a cabo este proyecto piloto de pruebas del nuevo Sistema de Navegación Global Satélite (GNSS) Europeo Galileo. Este plan piloto se enmarca en una solicitud de la Agencia Europea GNSS (GSA) a sus países miembros.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque cazaminas “Tambre” (M-33) zarpó el pasado 8 de enero desde su base en Cartagena para integrarse hasta el próximo mes de marzo en la Segunda Agrupación Permanente de Medidas Contraminas de la OTAN (Standing NATO Mine Counter-Measures Group Two – SNMCMG-2), cuyo escenario natural de actuación son las aguas del Mediterráneo, informa la Armada española.

Durante este periodo, la SNMCMG-2 estará compuesta por el cazaminas español, así como por buques de Turquía, Alemania, Italia, Grecia y Bulgaria. Dentro de este despliegue, el buque cazaminas “Tambre” participará en los ejercicios multinacionales “Poseidón” y “Ariadne”, además de presencia naval en el Mar Negro bajo bandera de la OTAN.

Vista aérea del buque cazaminas “Tambre” (M-33)

La misión principal de la SNMCMG-2 consiste en proporcionar a la OTAN una capacidad permanente para efectuar operaciones de medidas contraminas, tanto en época de paz como en períodos de crisis o conflicto. Los buques aliados integrados en esta flotilla realizan constantes patrullas y ejercicios, en los que practican y perfeccionan los procedimientos navales de la OTAN, para mejorar su adiestramiento e interoperabilidad. En sus navegaciones y visitas a puertos, la agrupación naval amplía la presencia naval de la Alianza y contribuye a mejorar sus relaciones con los países ribereños.

El buque cazaminas “Tambre” es el tercero de la clase “Segura”, construidos en el astillero de la Empresa Nacional Bazán en Cartagena y en servicio desde febrero de 2000. Está bajo el mando del capitán de corbeta José Alejandro Miravete Alarcón y dispone de una dotación de 42 personas.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” rescató el pasado sábado, 26 de diciembre, a 76 personas que viajaban frente a las costas de Libia a bordo de una embarcación de madera con riesgo de hundimiento, pues tenía una vía de agua. Un avión de patrulla marítima participante en la operación “Sophia” había informado del avistamiento de una embarcación neumática de 10 metros de eslora y otra de madera con apenas 20 metros y 298 personas a bordo.

El mando de la operación naval de la UE ordenó al buque español dirigirse a la zona para controlar la situación y garantizar a los migrantes su seguridad en la navegación. A su encuentro se les proporcionó agua y comida mientras llegaba el buque alemán “Berlín”, designado para el rescate.

Los migrantes rescatados, a bordo de la fragata “Canarias”

La tripulación de la fragata “Canarias” estuvo apoyando a los migrantes durante toda la mañana hasta que a las 13.30, hora local, varios de ellos alertaron que la embarcación de madera tenía una vía de agua, que podría provocar un posible hundimiento, por lo que desde el buque español empezó la operación de rescate hasta la llegada del buque alemán. Mediante dos embarcaciones neumáticas embarcaron en la fragata española 76 personas (tres niños, 11 mujeres y 62 hombres).

La fragata “Canarias” se encuentra en la zona tomando parte en la misión de la Unión Europea EUNAVFOR “Sophia” de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo central. Para evitar que quedase alguna embarcación migrante a la deriva sin localizar, el helicóptero de la fragata española realizó una última búsqueda en la zona de operaciones.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado domingo, 27 de diciembre, se celebró en la base antártica española “Gabriel de Castilla”, situada en la isla Decepción, la ceremonia de izado del banderín de la “I Peregrinación desde la Antártida a Santiago de Compostela” y el descubrimiento de la señal jacobea, en el totém de la base, que indica la distancia entre ambos puntos y marca el punto de inicio de esta nueva Ruta Jacobea, la más larga de las existentes en la actualidad.

El acto, en el que estuvieron presentes tanto dotación del BIO “Hespérides”, como del contingente del Ejército de Tierra, así como personal científico que participa en la presente campaña antártica española, concluyó con la interpretación de unos acordes de gaita gallega, informa la Armada española.

La señal jacobea indica la distancia a recorrer desde la Antártida

En el módulo de la base se leyeron el párrafo del Libro I del Codex Calixtinus y unas estrofas del poema “La Preciosa”. Estos textos ahondan en la dimensión universal del Camino de Santiago, con ramales provenientes de todos los lugares del mundo, y muestran la total apertura de raza, color, ideología o religión para aquellos que quieran iniciar su peregrinación a Santiago de Compostela: “La puerta se abre a todos…”

El banderín y la señal fueron entregados en Cartagena al BIO “Hespérides”’ unos días antes de su salida por la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, para que fueran custodiados hasta su entrega al jefe de la base “Gabriel de Castilla”. La señal instalada en el tótem de la base permanecerá de modo indefinido como testigo mudo de que desde allí será el inicio de este Camino Antártico a Santiago de Compostela.

Izada del banderín de la I Peregrinación de la Antárida

El banderín será retirado una vez finalice esta campaña 2015/16 y retornará a España con el contingente del Ejército de Tierra. Entonces realizará una peregrinación simbólica a Compostela, y posteriormente será devuelto a la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y donada por esta al Museo Catedralicio Compostelano como símbolo representativo de este proyecto.

A la Base Antártica Española “Gabriel de Castilla” se le ha dotado de un sello jacobeo y las correspondientes credenciales para que los peregrinos antárticos (“pingüirinos”) que deseen iniciar su Camino desde la isla Decepción, puedan acreditar su punto de partida mediante este sello, a partir de este momento.

La ruta será documentada, en su trazado marítimo, siguiendo por una parte la derrota del buque “Hespérides” desde la Isla Decepción hasta su base en Cartagena, y después desde Cartagena hasta Santiago de Compostela siguiendo los caminos históricos y tradicionales.

La documentación de la primera ruta estará a cargo del Instituto Hidrográfico de la Marina, mientras que Instituto Geográfico Nacional se encargará de la segunda. De este modo se dotará a esta nueva ruta jacobea del necesario carácter oficial para ser reconocido como uno más de los Caminos a Santiago de Compostela, aunque con una evidente exclusividad en los peregrinos que lo transiten.

Fotos: Armada española

Regreso a casa por Navidad

diciembre 23, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Blas de Lezo” (F-103) arribó el pasado sábado a su base en el Arsenal Militar de Ferrol, después de permanecer casi tres meses de despliegue integrada en la Agrupación Naval Permanente nº 1 de la OTAN. Tiempo en el que ha participado en diferentes ejercicios multinacionales, algunos de alta intensidad, como “Joint Warrior” en aguas escocesas o el “Trident Juncture” que ha sido el mayor ejercicio de la OTAN en los últimos años. Además, ha participado en la operación “Active Endeavour” de lucha contra el terrorismo en aguas del Mediterráneo.

En el transcurso del despliegue la fragata –comandante, capitán de fragata Rafael Arcos Palacios- visitó los puertos de Edimburgo, Belfast, Lisboa, Cagliari y Estambul dónde pudieron promocionar la industria naval y mantener encuentros con la comunidad española de los países visitados.

Las agrupaciones permanentes poseen un alto nivel de alistamiento y disponibilidad, y cuentan con un amplio catálogo de capacidades a disposición de la OTAN que permiten su rápida intervención en escenarios de crisis. Para esta misión la fragata contó además con el apoyo de un helicóptero embarcado SH-60B y un equipo de seguridad de Infantería de Marina.

La fragata “Blas de Lezo” maniobra en el Arsenal Militar de Ferrol

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de Acción Marítima (BAM) “Meteoro” arribó esta mañana a su base en el Arsenal Militar de Las Palmas, completando así un despliegue de más de cuatro meses de duración, en el que ha estado integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea (EUNAVFOR) que mantiene la operación “Atalanta” en aguas del golfo de Adén y cuenca de Somalia. La ceremonia de bienvenida ha estado presidida por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo.

Durante el despliegue, el patrullero –comandante, capitán de corbeta, José María Almira García- ha tenido una dotación de 78 marinos de ellos 51 pertenecientes buque, cuatro de refuerzo, once componentes de Equipos Operativos de Seguridad (EOS) y doce de la Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB). Durante la escala en Yibuti embarcó un oficial lingüista de la marina de ese país.

img_02

Recibimiento a bordo del BAM “Meteoro”, a su llegada a Las Palmas

La campaña ha sumado 118 días de mar y 25.418 millas náuticas, en las cuales se realizaron actividades como vigilancia marítima, inteligencia de contactos sospechosos y de posibles asentamientos relacionados con la piratería y aproximaciones amistosas a embarcaciones pesqueras de la zona para obtención de inteligencia, conocimiento del entorno y aumento de la confianza en las fuerzas navales desplegadas en la zona. También ha operado con diferentes aeronaves de buques aliados.

En sus estancias en puerto se llevaron a cabo actividades de adiestramiento con Fuerzas Armadas de los países visitados como Dar Es Salaam (Tanzania), Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y Victoria (Seychelles). En su tránsito al puerto base en Las Palmas, el BAM “Meteoro” visitó también los puertos de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y Luanda (Angola), como representación de España y su Armada en los países de África meridional y el Golfo de Guinea.

Foto: Armada española