Juan Carlos Díaz Lorenzo

El contralmirante José Enrique Delgado Roig tomó posesión ayer del mando de la Agrupación Permanente de la OTAN Nº1 (SNMG1), en el transcurso de una ceremonia naval celebrada en el puerto de Cartagena, presidida por el vicealmirante francés Bruno Paulmier, comandante del Mando Marítimo Aliado de la OTAN, informa la Armada española.

El almirante Delgado Roig recibió el mando del contraalmirante portugués Alberto Manuel Silvestre Correia. El nuevo buque insignia, la fragata “´Álvaro de Bazán” recibió la entrega operacional del anterior buque insignia, la fragata “Francisco de Almeida”, perteneciente a la Armada portuguesa.

Durante el período de mando portugués, la SNMG-1 ha participado en ejercicios como el Contex-Phibex, Breeze, Northern Coasts, Joint Warrior y Trident Juncture-15 y ha contribuido a la Operación Active Endeavour, la operación antiterrorista de la OTAN en el Mediterráneo, visitando diecinueve puertos en diez países diferentes.

La ceremonia naval de cambio de mando se celebró en Cartagena

“La Agrupación mantendrá su alto grado de preparación y la capacidad para llevar a cabo todo tipo de misiones marítimas convencionales, a través de la continua inversión en la formación y los ejercicios con otros países de la OTAN y sus aliados”, precisa la Armada española.

La SNMG-1 es uno de los cuatro grupos marítimos permanentes navales, fuerzas multinacionales integradas de la OTAN que proyectan una presencia constante y visible de la solidaridad de la Alianza y la cohesión en vías marítimas del mundo.

Esta fuerza de la OTAN proporciona una capacidad marítima continua para operaciones y otras actividades en tiempos de paz y de los períodos de crisis y conflictos. La Fuerza Naval Permanente (SNF) tiene capacidad para proporcionar una respuesta marítima inmediata a una crisis emergente o requisito operacional marítimo bajo el Mando Marítimo Aliado, con sede en Northwood, Reino Unido.

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero de altura “Infanta Cristina” colaboró la noche del 14 de diciembre, junto a un avión de patrulla D4 del Ejército del Aire, en la detección y seguimiento de una embarcación sospechosa de narcotráfico en el mar de Alborán, informa la Armada española. Recibida la información del contacto sospechoso a través del portal ENCOMAR (Entorno Colaborativo Marítimo de la Armada), el patrullero se dirigió a máxima velocidad a la zona indicada realizando una exploración con sensores radar e infrarrojos.

Tras unos minutos de búsqueda, se consiguió la detección, identificación y seguimiento de la planeadora que navegaba a gran velocidad. Finalmente, el patrullero “Infanta Cristina” (P-77) informó sobre la embarcación y, una vez realizado el relevo, dio por finalizado el seguimiento. El buque, con base en Cartagena, forma parte de la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, en el marco de las operaciones permanentes de vigilancia.

El patrullero “Infanta Cristina” tiene su base en Cartagena

Foto: Armada Espoañola

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de un despliegue de 86 días y 13.087 millas de navegación, el patrullero de altura “Centinela” (P-72) arribó el pasado domingo a Ferrol, finalizando así la campaña iniciada el pasado 19 de septiembre y en la que ha visitado los países de Senegal, Ghana, Camerún, Cabo Verde y Mauritania, informa la Armada española.

Estas actividades se enmarcan dentro del Plan de Diplomacia de la Defensa y van en consonancia con las operaciones de seguridad marítima y seguridad cooperativa desarrolladas por el Ministerio de Defensa, el JEMAD y la Armada en África occidental y Golfo de Guinea.

Durante la campaña, el buque ha estado integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas dependiendo del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima. Durante este tiempo se han realizado colaboraciones en materia de seguridad cooperativa con Senegal, escolta del portahelicópteros de la Marina francesa “Mistral” y actividades de apoyo militar en el ámbito marítimo con Ghana, centradas en la identificación de los riesgos inherentes al entorno marítimo de la zona (terrorismo, tráficos ilícitos, inmigración ilegal y piratería).

El patrullero de altura “Centinela”, a su llegada a Ferrol

Hubo también participación en los ejercicios NEMO-15.4 organizados por Francia, juntos con buques de Francia, Reino Unido, Ghana, Costa de Marfil, Togo, Nigeria, Benín y Camerún. Estos ejercicios multinacionales entre países de la UE y del Golfo de Guinea sirvieron para reforzar las relaciones entre estos países a través de la cooperación entre sus Armadas y así fomentar la conciencia de seguridad marítima global.

Ejercicios conjuntos de auxilio exterior en la mar con buques de la Marina de Camerún. Operaciones de apoyo a Cabo Verde, donde se han planeado y ejecutado actividades de cooperación en el ámbito marítimo sobre vigilancia conjunta de los espacios marítimos bajo soberanía y jurisdicción de este país y se ha participado en la certificación de su Unidad de Operaciones Especiales.

Actividades conjuntas con la marina de Mauritania relacionadas con la vigilancia de la pesca, salvamento de personas, lucha contra actividades ilícitas e inmigración ilegal. Además, el buque “Centinela” realizó el día 17 de octubre una operación de auxilio a un marinero español que resultó herido mientras realizaba operaciones de pesca en un barco de bandera senegalesa a 500 millas al suroeste de la costa de Sierra Leona.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada española desplegará en el Atlántico Norte al buque de aprovisionamiento de combate “Patiño” durante el primer semestre de 2016 y al “Cantabria” durante el segundo semestre, en ambos casos en periodos aproximados de dos meses. El primero se encuentra en su fase final de alistamiento y realizará su calificación operativa durante el mes de enero y a principios de febrero viajará a Canadá.

Durante su despliegue, el buque “Patiño” participará en diferentes ejercicios con las unidades navales de las Fuerzas Marítimas del Atlántico en aguas del Atlántico canadienses, así como con buques canadienses en un ejercicio multinacional organizado por la US Navy en aguas de la costa este de EEUU.

Por su parte, el buque “Cantabria” saldrá de su base en Ferrol a principios del mes de septiembre para colaborar con la Royal Canadian Navy hasta finales de noviembre. Entre otras actividades, está previsto que participe en el ejercicio “Cutlass Fury” como integrante de la fuerza naval canadiense.

Estampa marinera del buque de aprovisionamiento “Patiño”

La Royal Canadian Navy, ante su actual falta de capacidad de aprovisionamiento en la mar, ha solicitado apoyo de la Armada Española mediante buques de aprovisionamiento. Este apoyo responde “al principio de solidaridad entre miembros de la OTAN, por el que un país proporciona una capacidad de la que otro carece, todo ello sin que suponga un coste adicional y sin que suponga una merma en las propias capacidades operativas” de la Armada española.

El acuerdo de colaboración, que se encuentra en su fase final de aprobación, viene precedido por el embarque de un contingente de 28 personas de la Royal Canadian Navy a bordo del BAC “Cantabria” con motivo de su participación en el ejercicio “Trident Juncture 2015” organizado por la OTAN. Los marinos canadienses se integraron plenamente en la vida diaria del buque, participando activamente en todo tipo de maniobras.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Durante las últimas dos semanas se han realizado en aguas del golfo de Cádiz y mar Mediterráneo el ejercicio de mayor entidad realizado por la Armada en los últimos años, denominado Flotex-15, en el que han participado más de tres mil militares, entre los que se encontraban además de marinos, miembros del Ejército del Aire y del Ejército de Tierra, así como de la OTAN. En total 23 barcos, un submarino, aeronaves y varios batallones de desembarco de Infantería de Marina.

Durante once días de mar se han realizado todo tipo de actividades de adiestramiento, entre las que destacaron lanzamientos de torpedos desde fragatas y un helicóptero en aguas de Cartagena y ejercicios de tiro contra blancos de superficie y aéreos en las proximidades de la bahía de Cádiz.

En el ejercicio Flotex-15, la Armada ha activado los mecanismos de cooperación con los centros de control del tráfico marítimo nacionales consiguiendo que se sumaran al mismo numerosos buques mercantes que se encontraban en tránsito por aguas españolas. Este tipo de ejercicios de adiestramiento colectivo avanzado se programa con carácter anual y permiten evaluar y elevar el nivel de preparación de las unidades a flote y de los estados mayores embarcados de la Armada.

El buque “Juan Carlos I”, uno de los más destacados en Flotex-15

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, realizó el pasado viernes, 20 de noviembre, su primera visita oficial a La Palma, que ha sido, además, la primera que el ilustre marino ha hecho en su vida a la isla. En el transcurso de la mañana y acompañado por el comandante de la Ayudantía Naval de La Palma, capitán de corbeta Francisco Sequeiro, cumplimentó al presidente del Cabildo Insular, Anselmo Pestana; alcalde de la ciudad, Sergio Matos y director insular de la Administración del Estado, Miguel Ángel Morcuende.

A mediodía, las visitas fueron devueltas a bordo del patrullero oceánico “Tornado” (P-44), en el que enarbolaba su insignia el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, quien se mostró gratamente impresionado de su estancia en La Palma. El comandante del buque, capitán de corbeta Salvador Moreno Regil, ofreció un recorrido por las instalaciones y explicó las diferentes misiones para las que está capacitado. Asistieron el director insular de la Administración del Estado, Miguel Ángel Morcuende; el consejero del Cabildo Basilio Pérez, el coronel Juan Diego Villasán y los oficiales de la Guardia Civil Pedro Peinado y José A. Nieves. 

Foto de familia en el castillo del BAM “Tornado” (P-44)

Durante la estancia en La Palma del BAM “Tornado” hubo jornada de puertas abiertas y a su regreso a su base en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria, el buque entra en un periodo de ajuste y alistamiento para emprender a comienzos del próximo año una campaña de cinco meses en la operación “Atalanta”. El consejero José Basilio Pérez entregó un obsequio al comandante del buque y éste le correspondió una foto dedicada del buque de su mando.

El comandante del BAM “Tornado”, en la presentación del buque de su mando

En el puente de mando, explicando las capacidades del buque

El consejero Basilio Pérez recibe una foto dedicada del BAM “Tornado”

Un recuerdo de La Palma para la cámara de oficiales del BAM “Tornado”

ALCANAR

El nuevo almirante comandante del Mando Naval de Canarias (ALCANAR), Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo (Pontevedra, 1960) ingresó en la Escuela Naval Militar en agosto de 1979 y finalizó sus estudios en julio de 1984, siendo promovido al empleo de alférez de navío. Especialista en Electrónica y Oficial de Acción Táctica (TAO), está diplomado en Estado Mayor por la Escuela de Guerra Naval (1998).

Entre sus destinos a bordo figura el destructor “Gravina”, patrullero “Villaamil”, corbeta “Vencedora” y Jefe de Órdenes de la 31ª Escuadrilla de Escoltas. Ha sido comandante del dragaminas “Ebro” y el BIO “Las Palmas”, con el que participó en la campaña antártica 2000/2001. Ascendió a capitán de fragata en julio de 2003, empleo con el que en noviembre de 2007 asumió el mando de la fragata “Navarra”.

En tierra figuran los destinos de profesor en la Escuela Naval Militar (1994-1997), miembro de la Representación Militar de España ante los Comités Militares de la OTAN y la Unión Europea (2001-2004) y consejero técnico en el gabinete del ministro de Defensa (2004-2007). En julio de 2012, poco después de su ascenso a capitán de navío, asumió la dirección de la Escuela Naval Militar. En octubre pasado ascendió a contralmirante y unos días después asumió el Mando Naval de Canarias.

Nieto e hijo de marinos militares –su padre, Marcial Sobrino Buhigas era profesor de la Escuela Naval Militar cuando nació su hijo– está en posesión de la Encomienda y Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, cuatro cruces del Mérito Naval, Cruz del Mérito Militar y Cruz del Mérito Aeronáutico. Está casado con María Franco Suanzes y tiene tres hijos.

El almirante Sobrino Pérez-Crespo procede de una familia estrechamente vinculada a la cultura gallega. Entre sus antepasados figuran el popular médico pontevedrés Luis Sobrino, que dirigió el Hospital Provincial y lideró iniciativas culturales como la fundación de la Filarmónica en 1921, así como Luis Sobrino, miembro fundador de la Sociedad Arqueológica y el pintor Enrique Campo Sobrino.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, realizará mañana su primera visita oficial a La Palma. En el transcurso de la mañana visitará a las primeras autoridades de la isla, acompañado por el ayudante naval militar en la Isla, capitán de corbeta Francisco Sequeiro Leira. El nuevo ALCANAR, que está recién ascendido, tomó posesión de su cargo en octubre pasado. 

La visita del almirante comandante del Mando Naval de Canarias coincide con la presencia en el puerto de Santa Cruz de La Palma del buque de acción marítima (BAM) “Tornado”, que llegará esta tarde en una escala de dos días de duración. Habrá jornada de puertas abiertas, por lo que podrá ser visitado por el público que lo desee hoy, de 15 a 18 horas y mañana, viernes, de 10 a 13 h y de 15 a 18 h., informa el Mando Naval de Canarias.

Juan Luis Sobrino Pérez-Crespo, almirante comandante del Mando Naval de Canarias

El BAM “Tornado” se encuentra realizando una campaña de vigilancia y seguridad marítima en aguas del sur de la península y aguas del archipiélago canario. Es el más moderno de los cuatro buques de acción marítima con que cuenta la Armada, todos ellos con base en Las Palmas de Gran Canaria.

Construido por Navantia en la factoría de San Fernando (Cádiz) y entregado a la Armada en julio de 2012, está configurado como patrullero oceánico y preparado para realizar misiones de control de tráfico marítimo, protección al tráfico mercante, vigilancia y control de pesca, control y neutralización de la piratería así como operaciones contra el narcotráfico.

El buque, que dispone de una dotación de 52 personas, acaba de finalizar con éxito una certificación de cara a su futura participación en la misión de la Unión Europea contra la piratería en aguas de Somalia.

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Victoria” (F-82), desplegada en la operación “Atalanta” de la Unión Europea para la lucha contra la piratería frente a las costas de Somalia y el cuerno de África, ha realizado dos ejercicios de adiestramiento conjunto con la Fuerza Aérea de Seychelles, informa la Armada española.

El primero consistió en simular un ataque pirata a un mercante. Un avión de patrulla marítima acudió a las proximidades del mercante –simulado por la fragata “Victoria”- y se hizo cargo de la situación, que luego asumiría el helicóptero embarcado en el buque de la Armada. En el segundo ejercicio, la fragata debía acercarse a las islas evitando ser detectada por ese mismo avión.

Ejercicio antiaéreo con un avión de la Fuerza Aérea de Seychelles

El pasado fin de semana, tras concluir una escala logística y dirigirse a aguas abiertas, el buque español volvió a ejercitarse con el avión de la Fuerza Aérea de Seychelles. En esta ocasión, la aeronave simuló un ataque a la fragata, que concluyó con el lanzamiento simulado de un misil antiaéreo que habría destruido la amenaza.

La fragata “Victoria” zapó de su base en Rota (Cádiz) hace más de dos meses, y desde entonces ha patrullado las aguas del Golfo de Adén y el océano Índico con el objetivo de luchar contra la piratería. El buque español permanecerá integrado en la Fuerza Naval de la Unión Europea hasta febrero de 2016.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” rescató la mañana del pasado jueves a 112 personas en aguas del Mediterráneo, cuando se encontraban navegando a bordo de una embarcación neumática, en la que también había un fallecido. El buque español, que forma parte en una operación de lucha contra el tráfico de personas, recibió de madrugada la orden desde el Cuartel General de la Operación Sophia de la UE, para auxiliar a una embarcación que se encontraba a unas 20 millas de su posición, informa la Armada española.

La fragata se dirigió a la zona del avistamiento y en dos horas tenía a los 112 inmigrantes con vida y al cadáver a bordo, la mayoría procedentes de Guinea Conakri. Según información proporcionada por los rescatados, el fallecido ya embarcó enfermo en el bote neumático. A continuación, la fragata “Canarias” puso rumbo hacia el buque “Dignity”, de Médicos Sin Fronteras, que se encontraba a 55 millas de su posición, para transferirle los inmigrantes. Este auxilio es el segundo que presta el buque de la Armada en apenas una semana, después del rescate de otras 517 personas.

Momento de la subida a bordo de los inmigrantes rescatados

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” zarpó en la mañana del pasado viernes, 6 de noviembre, del Arsenal Militar de Cartagena para iniciar su XXI Campaña Antártica. El acto de despedida estuvo presidido por el Almirante de Acción Marítima, vicealmirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa, acompañado de la directora general de Innovación y Competitividad, Maria Luisa Castaño, el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, José Ramón Urquijo Goitia y otras autoridades civiles y militares.

Salvo imprevistos, el BIO “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Julio Albadalejo López– llegará el 17 de diciembre a la Antártida para la apertura de la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla” y apoyo a la BAE “Juan Carlos I”, y se prevé que la finalice la parte antártica de la campaña el 6 de marzo de 2016, regresando a Cartagena el día 19 de abril.

El buque prestará apoyo en la apertura y cierre de las bases antárticas y será la plataforma desde la que se desarrollarán varios proyectos científicos en aguas de la Antártida y en el Atlántico Sur en su tránsito de regreso. Al igual que se hizo en la campaña anterior, está prevista la entrega de ayuda solidaria donada por particulares, unidades de la Armada y empresas de Cartagena al centro de acogida “Hogar del Niño Miraflores”, situado en Punta Arenas.

El BIO “Hespérides” navega rumbo a la Antártida en su XXI Campaña

Desde su salida de Cartagena quedan por la proa 146 días de mar y escalas en los puertos de Montevideo, Punta Arenas (Chile), Ushuaia (Argentina) y Buenos Aires. Aunque la autonomía del buque permite navegaciones de hasta 60 días, sus navegaciones más largas serán de 29 días, coincidentes con la segunda y tercera fases de la campaña.

La Campaña Antártica Española representa un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La coordinación de las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las Campañas Antárticas se efectúa por el Comité Polar Español.

El Ministerio de Economía y Competitividad financia los proyectos de investigación, colaborando tanto en los gastos de campaña en las bases y el BIO “Hespérides”, como en la financiación de los proyectos del Programa que se desarrollan en otras bases o buques. Las entidades operativas participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que gestiona la base antártica española “Juan Carlos I” en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la base antártica española “Gabriel de Castilla” en la Isla Decepción y la Armada, que opera el BIO “Hespérides”.

Foto: Armada española