Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” rescató el pasado sábado, 26 de diciembre, a 76 personas que viajaban frente a las costas de Libia a bordo de una embarcación de madera con riesgo de hundimiento, pues tenía una vía de agua. Un avión de patrulla marítima participante en la operación “Sophia” había informado del avistamiento de una embarcación neumática de 10 metros de eslora y otra de madera con apenas 20 metros y 298 personas a bordo.

El mando de la operación naval de la UE ordenó al buque español dirigirse a la zona para controlar la situación y garantizar a los migrantes su seguridad en la navegación. A su encuentro se les proporcionó agua y comida mientras llegaba el buque alemán “Berlín”, designado para el rescate.

Los migrantes rescatados, a bordo de la fragata “Canarias”

La tripulación de la fragata “Canarias” estuvo apoyando a los migrantes durante toda la mañana hasta que a las 13.30, hora local, varios de ellos alertaron que la embarcación de madera tenía una vía de agua, que podría provocar un posible hundimiento, por lo que desde el buque español empezó la operación de rescate hasta la llegada del buque alemán. Mediante dos embarcaciones neumáticas embarcaron en la fragata española 76 personas (tres niños, 11 mujeres y 62 hombres).

La fragata “Canarias” se encuentra en la zona tomando parte en la misión de la Unión Europea EUNAVFOR “Sophia” de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo central. Para evitar que quedase alguna embarcación migrante a la deriva sin localizar, el helicóptero de la fragata española realizó una última búsqueda en la zona de operaciones.

Foto: Armada española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” rescató la mañana del pasado jueves a 112 personas en aguas del Mediterráneo, cuando se encontraban navegando a bordo de una embarcación neumática, en la que también había un fallecido. El buque español, que forma parte en una operación de lucha contra el tráfico de personas, recibió de madrugada la orden desde el Cuartel General de la Operación Sophia de la UE, para auxiliar a una embarcación que se encontraba a unas 20 millas de su posición, informa la Armada española.

La fragata se dirigió a la zona del avistamiento y en dos horas tenía a los 112 inmigrantes con vida y al cadáver a bordo, la mayoría procedentes de Guinea Conakri. Según información proporcionada por los rescatados, el fallecido ya embarcó enfermo en el bote neumático. A continuación, la fragata “Canarias” puso rumbo hacia el buque “Dignity”, de Médicos Sin Fronteras, que se encontraba a 55 millas de su posición, para transferirle los inmigrantes. Este auxilio es el segundo que presta el buque de la Armada en apenas una semana, después del rescate de otras 517 personas.

Momento de la subida a bordo de los inmigrantes rescatados

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Canarias” (F-86), desplegada en la misión Eunavfor Sophia, de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo central, rescató ayer a un total de 557 inmigrantes que intentaban llegar a Europa a bordo de una embarcación de veinte metros de eslora, informa la Armada española.

A primera hora de la mañana la fragata ‘Canarias’ recibió una llamada del avión de patrulla marítima que sobrevolaba la zona, informando del avistamiento de una embarcación con un gran número de inmigrantes a bordo. Se trataba de un viejo pesquero a la deriva que horas más tarde se comprobaría que llevaba a bordo medio millar de personas en condiciones precarias.

Miembros de la fragata “Canarias”, en el primer contacto de apoyo a los inmigrantes

El helicóptero Sea Hawk de la fragata “Canarias” inició un vuelo de reconocimiento y en veinte minutos, pudo localizar la embarcación de madera que se encontraba repleta de inmigrantes. Al confirmarse esta información, el buque español informó al mando de la operación iniciándose así el protocolo de rescate.

De manera inmediata y con la colaboración de las embarcaciones neumáticas del buque británico “Richmond”, se procedió a su rescate. Cuando subieron a bordo recibieron mantas, ropa de abrigo, comida, agua, y asistencia médica. Esta operación pone de manifiesto el alto nivel de profesionalidad y adiestramiento del conjunto de la dotación de la fragata “Canarias”.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El helicóptero embarcado en la fragata “Canarias”, desplegada en la operación de la Unión Europea EUNAVFOR Sophia de lucha contra el tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo, divisó el pasado martes durante una patrulla de reconocimiento una embarcación neumática a la deriva con más de cien personas a bordo, informa la Armada española.

La fragata informó al buque de mando de la operación, que puso en marcha el rescate y consistió en asignar el auxilio a un buque de Médicos sin Fronteras, que fue guiado por el helicóptero de la Armada hasta el lugar exacto donde se encontraba la balsa. Cuando finalizó el rescate, el grupo de evidencias de la fragata “Canarias” subió a bordo la embarcación en la que habían viajado los inmigrantes para recoger pruebas.

Con esta actuación, la fragata “Canarias” ha tomado parte en dispositivos de rescate a algo más de un millar de personas desde que se integró en esta operación el pasado 5 de octubre. Su cometido es contribuir a interrumpir las redes de tráfico ilegal de personas que actúan a través del Mediterráneo central, llevando a cabo la interceptación de los barcos que trafican con personas.

La balsa, tras ser localizada por el helicóptero de la fragata “Canarias”

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa italiana informa de la recuperación de once cadáveres de pasajeros y tripulantes del ferry italiano “Norman Atlantic”, presa del fuego desde el pasado domingo, en un viaje de línea regular entre Grecia e Italia. No obstante se considera probable que dicho número pueda incrementarse en las próximas horas y ya hay que sumar dos marineros albaneses que perdieron la vida en el intento de dar remolque al buque siniestrado, mientras que un tercero se encuentra grave.

El temporal reinante en la zona complica las operaciones de salvamento. Hasta ahora han sido rescatadas 427 personas por diversos medios, entre ellos 214 por el buque anfibio italiano “San Giorgio”, que ha llegado a Brindisi, mientras que en Grecia se habla de 38 desaparecidos. El siniestro tiene visos de escándalo, pues no existe certeza del número total de personas que viajaban a bordo, ya que cobra fuerza la hipótesis de la presencia de inmigrantes clandestinos, pues han sido rescatados pasajeros cuyos nombres no aparecen en el listado oficial.  

El fuego ha destruido el buque “Norman Atlantic” y escrito una nueva página de dolor

Las autoridades italianas informan de que a bordo viajaban 478 personas, entre pasajeros y tripulantes, pero hay 41 de la que se desconoce su paradero, bien porque al final no hubieran embarcado o bien porque hubieran bajado en el puerto de Igoumenitsa. El caso es que entre los rescatados han aparecido un afgano y un sirio que no figuran en el listado. Se confirma, además, que iban otros 18 extras, por lo que el suceso adquiere una nueva dimensión, que apunta directamente hacia el fletador del buque, la compañía griega Anek Lines.

Al parecer, el fuego se inició en la bodega, quizás provocado por alguna de las cabezas tractoras o remolques embarcados. Cinco de los muertos son tres camioneros italianos y dos griegos. El buque, puesto en servicio en noviembre de 2009, es propiedad de la compañía italiana Visemar y ha sido fletado en diversas ocasiones a otros intereses, entre ellos LD Lines, etapa en la que navegó en la línea St. Nazaire-Gijón. Pertenece a una larga serie de buques similares, aunque no iguales, entre los que figuran los barcos “Albayzin” y “Sorrento”, fletados por Trasmediterránea y otros al servicio de Balearia e Iscomar.

Foto: Guardia Costiera

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La tripulación del ferry “Volcán de Timanfaya” –capitán, Jamil Jabur– rescató en la mañana del pasado lunes a dos náufragos cuando cubría la línea entre Las Palmas de Gran Canaria y Morro Jable. Se trata de Rayco García y Jonathan Fernández, ocupantes de una embarcación pesquera que había zozobrado en la madrugada anterior cuando se encontraban pescando potas a la altura de Melenara y se encontraban a la deriva a bordo de una balsa salvavidas, informa Javier Bolaños en la edición digital de La Provincia.

Los náufragos esperaron a que amaneciera para activar la señal de emergencia, que fue captada a las 07,19 h por la Estación Espacial de Maspalomas. SASEMAR activó el helicóptero Helimer y la lancha “Salvamar Nunki”, aunque más próximo se encontraba el ferry “Volcán de Timanfaya”, a unas cuatro millas, por lo que procedió a su encuentro. Detectada su presencia, el buque de Naviera Armas rescató a los náufragos después de que éstos nadaran unos doscientos metros hasta el costado, subiendo a bordo por la escala de gato que habitualmente utilizan los prácticos.

Los dos náufragos y el capitán del ferry “Volcán de Timanfaya”

Foto: Roberto Temmier / La Provincia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas figura entre las primeras empresas que serán rescatadas por la banca, informa Salvador Arancibia en la edición digital el periódico económico Expansión. En el listado inicial figuran, además, Kalise, Freiremar, Cegasa y Ros Casares. Todas ellas están en la lista de la prueba piloto consensuada por los seis grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Popular, Bankia y Sabadell), que han decidido estudiar “una estrategia común respecto al reflotamiento de empresas sobre la base de los cambios introducidos en la ley concursal y la posibilidad de levantar provisiones ya realizadas, con el visto bueno del Banco de España”.

Se considera que las cinco empresas incluidas en la lista de la prueba piloto “son viables pero excesivamente endeudadas”. Al respecto se maneja la posibilidad de que antes del verano se constituya el primer fondo en el que los bancos agrupen el equivalente a la deuda no sostenible. Las cinco empresas mencionadas han sido elegidas después de una selección previa. Naviera Armas, que este año celebra su 75º aniversario, posee una flota de diez buques, nueve de ellos estrenados en el plazo de una década.

En el plazo de una década, Naviera Armas ha tenido un crecimiento espectacular

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La tripulación del crucero de turismo “Carnival Paradise” rescató a un grupo de 24 cubanos que se encontraban a bordo de una embarcación de madera y llevaban cinco días de la deriva, informa la edición digital del periódico El Nuevo Herald, de Miami. Se trata de 23 hombres y una mujer, a quienes se les facilitó alimentos, agua, ropa limpia y alojamiento y también recibieron asistencia médica. Los rescatados fueron desembarcados en la escala que el buque realizó en Islas Caymán, situado a unas 125 millas al sur de Cuba.

Otro buque de Carnival, llamado “Carnival Ectasy” rescató esta semana a otros 41 cubanos en aguas del estrecho de Florida. Se encontraban a bordo de una embarcación en precarias condiciones y sin los medios salvavidas suficientes, informó el U.S. Coast Guard. El jefe del servicio de guardacostas norteamericano dijo que “tienen mucha suerte de estar vivos, pues el viaje fácilmente podría haber terminado en tragedia”. En ambos casos, lo más probable es que estos inmigrantes ilegales sean devueltos a su país de origen, puesto que no alcanzaron tierra firme, según la legislación vigente.

Por lo que se ha informado, las embarcaciones que salen del extremo suroriental de Cuba tratan de aprovechar las corrientes y los vientos dominantes para alcanzar la costa de algún punto de Centroamérica. Los ocupantes subieron a bordo entre muestras de afecto de la mayoría de los pasajeros, aunque algunos se mostraron preocupados “si los nuevos pasajeros no serían un peligro”, acordándose de los piratas somalíes y la película del capitán Philipps, informa el mencionado periódico. En los últimos tiempos se ha detectado un aumento de emigrantes clandestinos cubanos, varios de los cuales han sido rescatados por buques de turismo.

La embarcación con 24 personas a bordo llevaba cinco días de la deriva

Foto: Matthew Sudders / CNN

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un helicóptero del buque rompehielos chino “Xue Long” consiguió rescatar en cinco viajes de 45 minutos a los 52 pasajeros del buque ruso “Akademik Sholkaskiy”, después de diez días apresados entre los hielos de la Antártida. La noticia ha dado la vuelta al mundo, pues no en vano ha tenido en vilo después de que les haya tocado pasar a bordo el Día de Navidad y también Año Nuevo.

La última noticia al respecto, según informa la Australian Maritime Safety Autothority (AMSA), es que los pasajeros están sin novedad a bordo del buque de apoyo “Aurora Australis” y que el rompehielos chino que acudió en su ayuda también está aprisionado entre los hielos. A la espera de que mejore el tiempo, se mantiene a la expectativa de que en breve plazo pueda ganar más abierta. Habrá que ver quién paga el gasto que supone el rescate de esta expedición, cuya naturaleza ha sido contestada en algunos sectores científicos.

El buque “Akademik Sholkaskiy”, atrapado entre los hielos de la Antártida

El buque rompehielos chino “Xue Long” también está atrapado

Los expedicionarios se encuentran a bordo del buque “Aurora Australis”

La expedición que viajaba a bordo del buque “Akademik Sholkaskiy” rememora la campaña antártica del explorador australiano Douglas Mawson, realizada en la zona entre 1911 y 1914. Capas de hielo de tres metros inmovilizaron el barco que, aunque tiene el casco reforzado para la navegación en aguas polares, no es un rompehielos. La tripulación rusa permanece a bordo y tratará de salir de su trampa con la ayuda del buque chino, que ahora también está bloqueado.

El viaje, que comenzó en noviembre, ha terminado antes de lo previsto. El 24 de diciembre se complicó la situación y el capitán del buque “Akademik Sholkaskiy” pidió ayuda. La llamada fue captada por la AMSA y al día siguiente otros dos barcos especializados se dirigían en su ayuda. El 27 de diciembre se encontraban a 15 y 20 millas de distancia, pero el empeoramiento de las condiciones atmosféricas retrasó el salvamento de los 52 pasajeros. Sólo los pingüinos que habitan en la zona se acercaron al costado del buque apresado para contemplar al extraño visitante de sus dominios.

El buque “Akademik Sholkaskiy” es el tercero de una serie de diez unidades de la clase “Akademik Shuleykin”, construidos entre 1982 y 1985 en el astillero Oy Laivateollisuus, en Turku (Finlandia). Se trata, en origen, de barcos equipados para labores de investigación del Servicio de Hidrología y Meteorología, Academia de las Ciencias, Ministerio de la Industria del Gas y Ministerio de Geología en tiempos de la URSS. Registra 1.754 toneladas brutas, 526 toneladas netas y 620 toneladas de peso muerto y mide 71,60 m de eslora total, 12,60 m de manga y 4,70 m de calado. Está propulsado por dos motores Ruskiy, con una potencia de 3.180 caballos y anda 12 nudos. 

Fotos: AFP, Yong Wang (Chinese Arctic and Antarctic Administration) y Alex Kozyr.  

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El BAM “Relámpago”, desplegado en la Operación “Atalanta” contra la piratería en el Océano Índico desde el 17 de agosto de 2012, prestó auxilio durante el pasado fin de semana a un esquife que se encontraba a la deriva en aguas del Golfo de Adén, informa la Armada española.

En la mañana del sábado 8 de septiembre, un avión de patrulla marítima japonés informó al buque español de la presencia de una embarcación que se encontraba en dificultades. Posteriormente, el helicóptero del BAM “Relámpago” detectó a un esquife a la deriva con más de 50 personas a bordo y a más de 60 millas de la costa. Ante esta situación, el buque se dirigió inmediatamente a la zona para prestar auxilio.

El esquife y sus ocupantes, tras su localización por el helicóptero del BAM

Comprobado el estado de los 68 ocupantes, de nacionalidades etíope y somalí, entre ellos una mujer embarazada y seis niños, se recibió la orden de remolcar el esquife hasta su puerto de origen en Bossaso, en la costa norte de Somalia. Sin embargo, y debido al empeoramiento de las condiciones meteorológicas en la zona, el comandante del BAM “Relámpago”, CC Antonio González del Tánago de la Lastra, decidió por razones de seguridad, embarcar al personal, facilitándoles atención médica, comida y bebida.

El esquife remolcado, al resguardo del costado del BAM “Meteoro”

Al llegar a las proximidades de Bossaso, un remolcador enviado por la autoridad portuaria se hizo cargo de la embarcación y el buque español retomó sus patrullas en el corredor internacional de tránsito en el Golfo de Adén.

El BAM “Relámpago” es el tercero de los buques de acción marítima de la clase “Meteoro” y entró en servicio el 6 de febrero de 2012. A bordo viaja una expedición de 81 personas, entre la dotación del buque, pilotos y personal de apoyo del helicóptero SH60B embarcado y los infantes de Marina del equipo operativo de seguridad. La Armada también mantiene desplegado en la zona al buque de asalto anfibio “Castilla” como parte del compromiso adquirido por España con la Unión Europea, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia.

Fotos: Armada española