Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los primeros días de este año, una comisión compuesta por cinco especialistas hidrógrafos y el jefe del proyecto embarcó en Ushuaia (Argentina) a bordo del buque de investigación oceanográfica “Hespérides” con la finalidad de realizar la campaña Galileo-IHM, cuyo principal objetivo consiste en obtener posicionamiento del servicio abierto Open Service (OS) en altas latitudes y analizar las señales recibidas de sus satélites.

Durante el tránsito a bordo del BIO “Hespérides” desde Ushuaia hasta Isla Decepción se consiguió tener posicionamiento exclusivamente Galileo con cuatro de los cinco satélites que están plenamente operativos más las señales de uno en pruebas lográndose así el objetivo. Este posicionamiento, exclusivamente con señales Galileo, en altas latitudes del Hemisferio Sur supone un importante hito por tratarse del primer resultado del primer proyecto piloto de un país europeo, informa la Armada española.

El BIO “Hespérides”, fondeado en las proximidades de Isla Decepción

El proyecto piloto Galileo-IHM tiene como objetivo realizar pruebas de recepción del sistema satélite en altas latitudes del Hemisferio Sur. Dichas pruebas son necesarias para confirmar la calidad de la cobertura y la señal en zonas donde resulta difícil obtener datos medidos. Estos ensayos suponen un verdadero reto dado el estado inicial de la constelación Galileo, que actualmente dispone de solo cinco satélites plenamente operativos, más otros cinco en diferentes estados de alistamiento.

Por iniciativa y financiación de la Subdirección General de Gestión de Programas de la Dirección General de Armamento y Material y con el apoyo del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), el Instituto Hidrográfico de la Marina está llevando a cabo este proyecto piloto de pruebas del nuevo Sistema de Navegación Global Satélite (GNSS) Europeo Galileo. Este plan piloto se enmarca en una solicitud de la Agencia Europea GNSS (GSA) a sus países miembros.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado domingo, 27 de diciembre, se celebró en la base antártica española “Gabriel de Castilla”, situada en la isla Decepción, la ceremonia de izado del banderín de la “I Peregrinación desde la Antártida a Santiago de Compostela” y el descubrimiento de la señal jacobea, en el totém de la base, que indica la distancia entre ambos puntos y marca el punto de inicio de esta nueva Ruta Jacobea, la más larga de las existentes en la actualidad.

El acto, en el que estuvieron presentes tanto dotación del BIO “Hespérides”, como del contingente del Ejército de Tierra, así como personal científico que participa en la presente campaña antártica española, concluyó con la interpretación de unos acordes de gaita gallega, informa la Armada española.

La señal jacobea indica la distancia a recorrer desde la Antártida

En el módulo de la base se leyeron el párrafo del Libro I del Codex Calixtinus y unas estrofas del poema “La Preciosa”. Estos textos ahondan en la dimensión universal del Camino de Santiago, con ramales provenientes de todos los lugares del mundo, y muestran la total apertura de raza, color, ideología o religión para aquellos que quieran iniciar su peregrinación a Santiago de Compostela: “La puerta se abre a todos…”

El banderín y la señal fueron entregados en Cartagena al BIO “Hespérides”’ unos días antes de su salida por la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, para que fueran custodiados hasta su entrega al jefe de la base “Gabriel de Castilla”. La señal instalada en el tótem de la base permanecerá de modo indefinido como testigo mudo de que desde allí será el inicio de este Camino Antártico a Santiago de Compostela.

Izada del banderín de la I Peregrinación de la Antárida

El banderín será retirado una vez finalice esta campaña 2015/16 y retornará a España con el contingente del Ejército de Tierra. Entonces realizará una peregrinación simbólica a Compostela, y posteriormente será devuelto a la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y donada por esta al Museo Catedralicio Compostelano como símbolo representativo de este proyecto.

A la Base Antártica Española “Gabriel de Castilla” se le ha dotado de un sello jacobeo y las correspondientes credenciales para que los peregrinos antárticos (“pingüirinos”) que deseen iniciar su Camino desde la isla Decepción, puedan acreditar su punto de partida mediante este sello, a partir de este momento.

La ruta será documentada, en su trazado marítimo, siguiendo por una parte la derrota del buque “Hespérides” desde la Isla Decepción hasta su base en Cartagena, y después desde Cartagena hasta Santiago de Compostela siguiendo los caminos históricos y tradicionales.

La documentación de la primera ruta estará a cargo del Instituto Hidrográfico de la Marina, mientras que Instituto Geográfico Nacional se encargará de la segunda. De este modo se dotará a esta nueva ruta jacobea del necesario carácter oficial para ser reconocido como uno más de los Caminos a Santiago de Compostela, aunque con una evidente exclusividad en los peregrinos que lo transiten.

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” zarpó en la mañana del pasado viernes, 6 de noviembre, del Arsenal Militar de Cartagena para iniciar su XXI Campaña Antártica. El acto de despedida estuvo presidido por el Almirante de Acción Marítima, vicealmirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa, acompañado de la directora general de Innovación y Competitividad, Maria Luisa Castaño, el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, José Ramón Urquijo Goitia y otras autoridades civiles y militares.

Salvo imprevistos, el BIO “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Julio Albadalejo López– llegará el 17 de diciembre a la Antártida para la apertura de la Base Antártica Española (BAE) “Gabriel de Castilla” y apoyo a la BAE “Juan Carlos I”, y se prevé que la finalice la parte antártica de la campaña el 6 de marzo de 2016, regresando a Cartagena el día 19 de abril.

El buque prestará apoyo en la apertura y cierre de las bases antárticas y será la plataforma desde la que se desarrollarán varios proyectos científicos en aguas de la Antártida y en el Atlántico Sur en su tránsito de regreso. Al igual que se hizo en la campaña anterior, está prevista la entrega de ayuda solidaria donada por particulares, unidades de la Armada y empresas de Cartagena al centro de acogida “Hogar del Niño Miraflores”, situado en Punta Arenas.

El BIO “Hespérides” navega rumbo a la Antártida en su XXI Campaña

Desde su salida de Cartagena quedan por la proa 146 días de mar y escalas en los puertos de Montevideo, Punta Arenas (Chile), Ushuaia (Argentina) y Buenos Aires. Aunque la autonomía del buque permite navegaciones de hasta 60 días, sus navegaciones más largas serán de 29 días, coincidentes con la segunda y tercera fases de la campaña.

La Campaña Antártica Española representa un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación. La coordinación de las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las Campañas Antárticas se efectúa por el Comité Polar Español.

El Ministerio de Economía y Competitividad financia los proyectos de investigación, colaborando tanto en los gastos de campaña en las bases y el BIO “Hespérides”, como en la financiación de los proyectos del Programa que se desarrollan en otras bases o buques. Las entidades operativas participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que gestiona la base antártica española “Juan Carlos I” en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la base antártica española “Gabriel de Castilla” en la Isla Decepción y la Armada, que opera el BIO “Hespérides”.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los responsables del proyecto Pegaso han dado por concluido su trabajo a bordo del buque de investigación oceanográfica “Hespérides” (A 31). Dicho proyecto estudia la relación entre los procesos químicos que se producen en el mar y la formación de nubes en la atmósfera. En los océanos alejados de los continentes y de la actividad humana, la vida marina es la fuente principal de partículas para las nubes.

El proyecto ha sido liderado por el Instituto de Ciencias del Mar, organismo dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas y se ha desarrollado a bordo del buque de la Armada española desde el pasado 2 de enero, cuando zarpó desde el puerto argentino de Ushuaia, informa la Armada española. El equipo lo componen 29 biólogos, físicos y químicos de Alemania, Inglaterra, Irlanda, Finlandia, Italia, Argentina, Canadá y España.

Las aguas de la Antártida vistas desde la proa del BIO “Hespérides” 

Los investigadores han analizado simultáneamente la diversidad y actividad del plancton, la emisión de gases de éste, el tamaño, forma y composición química de las partículas atmosféricas y la composición de las gotas de las nubes. El BIO “Hespérides” ha visitado regiones marinas con gran actividad biológica y una atmósfera muy limpia, para lo que se han realizado tomas de muestras en tres áreas caracterizadas por la abundancia de plancton, ubicadas en las inmediaciones de las Islas Orcadas, de las Islas Georgias y del Archipiélago Palmer.

Una parte del muestreo se ha llevado a cabo dentro de la Zona Económica Exclusiva argentina, por lo que un oficial de la Armada de ese país embarcó a bordo del “Hespérides” en calidad de observador. La mayor parte de las 38 singladuras que ha durado la campaña se han desarrollado en zonas de acumulación de témpanos, circunstancia que ha sido aprovechada por la dotación para adiestrarse en la navegación entre hielos. El buque viaja a Ushuaia, donde realizará una escala logística de siete días.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de 23 singladuras desde su salida del puerto de Cartagena, donde tiene su base, el buque de investigación oceanográfica “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Javier Moreno Susanna– recaló la semana pasada en el puerto de Buenos Aires. A su llegada fue recibido por el embajador de España en la República Argentina, Estanislao de Grandes y diversas autoridades navales del país, entre ellos el comandante del Área Naval Fluvial, contralmirante Germán Cibeira y el comandante Naval Antártico, capitán de navío Edmundo Vives, informa la Armada española.

Durante la escala, de cinco días de duración, el buque “Hespérides” recibió la visita de la secretaria de Estado para Investigación, Desarrollo e Innovación de España, Carmen Vela, que viajó a Argentina para asistir a una conferencia a cargo del comandante sobre las capacidades del BIO “Hespérides” y la misión de la Armada en la Antártida. La secretaria de Estado recorrió los departamentos más significativos y el personal científico embarcado le explicó los objetivos de los quince proyectos programados para la XXVIII Campaña Antártica Española.

El BIO “Hespérides” llegará el 30 de noviembre a la zona antártica

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Buque de Investigación Oceanográfica “Hespérides” arribó ayer tarde al Arsenal Militar de Cartagena, dando así por finalizando un despliegue que comenzó el pasado 29 de abril, con la finalidad de llevar a cabo la campaña Zona Económica Exclusiva Española (ZEEE) 2014 en aguas del mar Cantábrico. Durante la campaña, que tuvo como objetivo principal el estudio de la Zona Económica Exclusiva del norte de la península ibérica, se han realizado 4.983 millas náuticas de sonda, comprobación de anomalías del campo magnético y gravitatorio, y sonda con capacidad de penetración en el subsuelo, para estudio de las diferentes capas de sedimentos, informa la Armada española.

La superficie de estudio cubierta por el ‘Hespérides’ ha sido de 58.682 kilómetros cuadrados, que equivaldría aproximadamente a la extensión del territorio de Castilla-La Mancha.La campaña ZEEE 2014 ha sido dirigida por el Real Observatorio de la Armada, con el apoyo de 45 científicos pertenecientes al Instituto Hidrográfico de la Marina (IHM), la Unidad de Tecnología Marina (UTM) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Oceanográfico Español (IEO), el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y las universidades de Cantabria, Cádiz, Oviedo y Complutense de Madrid. 

En agosto, el BIO “Hespérides” vendrá a Canarias y en octubre irá a la Antártida

Durante este periodo, el buque recaló en A Coruña que, además de servir como puerto de descanso para la dotación y de relevo de personal científico, acogió la presentación de la exposición “Mapas temáticos del margen continental gallego”, proyecto realizado con la participación del BIO “Hespérides” entre los años 2001 y 2009.El buque entrará ahora en un periodo de mantenimiento y descanso de dotación durante el verano, antes de realizar una campaña oceanográfica en próximo mes de agosto, y comenzar la campaña antártica 2014-2015 en el mes de octubre.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Javier Moreno Susanna– ha hecho una escala en el puerto de Funchal, como descanso de la actual campaña científica que realiza a poniente del Archipiélago Canario. El objetivo principal consiste en continuar con los trabajos de topografía y análisis de los fondos marinos de la plataforma continental, con la finalidad de solicitar su extensión más allá de las 200 millas al oeste de Canarias. El BIO “Hespérides”, en servicio desde 1991, regresará a su base en Cartagena el próximo 29 de octubre.

La expedición científica está compuesta por personal del Instituto Español de Oceanografía, Instituto Geológico y Minero de España y del Instituto Hidrográfico de la Marina, asistidos por personal de la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El BIO “Hespérides” depende de la Fuerza de Acción Marítima, que manda el vicealmirante Salvador Delgado Moreno, responsable de la coordinación y ejecución de la Acción Marítima de la Armada, entendida como la contribución que ésta hace a la acción del Estado en la mar que incluye, entre otras, las actividades científicas de este buque.

El BIO “Hespérides”, en aguas del  puerto de Funchal

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Javier Moreno Susanna– zarpó en la mañana del pasado martes de su base en el Arsenal de Cartagena para iniciar una nueva campaña científica a poniente del Archipiélago Canario, informa la Armada Española. El objetivo principal de esta campaña es continuar con los trabajos de topografía y análisis de los fondos marinos de la plataforma continental, con la finalidad de solicitar su extensión más allá de las 200 millas al oeste de Canarias. El BIO “Hespérides” regresará a su base 29 de octubre y tiene previsto realizar a mitad de campaña una escala en el puerto de Funchal. 

La expedición científica está compuesta por personal del Instituto Español de Oceanografía, Instituto Geológico y Minero de España y del Instituto Hidrográfico de la Marina, asistidos por personal de la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El BIO “Hespérides” depende de la Fuerza de Acción Marítima, que manda el vicealmirante Salvador Delgado Moreno, responsable de la coordinación y ejecución de la Acción Marítima de la Armada, entendida como la contribución que ésta hace a la acción del Estado en la mar que incluye, entre otras, las actividades científicas de este buque.

El BIO “Hespérides” navega hacia el oeste de Canarias para proseguir con su campaña

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nos ha llamado la atención la noticia divulgada hoy por el Cabildo Insular de Tenerife en la que científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), han dicho que se produjo una segunda erupción submarina en 2012 en las proximidades de la isla de El Hierro. Ocurrió cerca de la costa oeste y estuvo asociada a la crisis sísmico-deformacional registrada entre el 25 de junio y el 9 de julio y que no fue percibida por la comunidad científica del siglo XXI, rodeada de tantos adelantos técnicos. Por eso nos llama la atención y nuestra duda tiene respuesta.

Nemesio Pérez, coordinador científico del INVOLCAN, junto a Luis González de Vallejo, director de la División de Georriesgos y Pedro Antonio Hernández, director de la División de Vigilancia, hablaron de este asunto en una reunión celebrada en el Cabildo Insular de Tenerife, convertido en el único sustento económico del INVOLCAN. Echamos en falta la presencia de algún representante científico de la Armada Española, pues, como veremos a continuación, la colaboración del BIO “Hespérides” ha sido determinante.

La colaboración del BIO “Hespérides” ha sido determinante para este hallazgo científico

Han dicho los científicos entendidos en la materia que esta nueva erupción se produjo en la zona de El Julan, al mismo tiempo que se estaba produciendo la erupción de La Restinga o el Mar de las Calmas. Lo curioso del caso es que “no se ha tenido constancia de ello hasta la fecha”, según cita textual de la nota de prensa divulgada desde la primera corporación insular. Aunque los hechos ocurrieron en junio pasado, las imágenes les llegaron hace un mes “pues nadie informó nunca al Instituto sobre estos datos, importantes para continuar con los estudios acerca de la reactivación magmática de la Isla”.

Nemesio Pérez explicó que estos datos indican el modelo magmático complejo de la isla de El Hierro y podrían demostrar que el proceso de reactivación que se pudo apreciar en 2011, empezaría probablemente años antes. Esta segunda actividad producida un año después, sin implicación para la población, fue mucho más leve que la ocurrida en La Restinga. Luis González de Vallejo aclaró que estos resultados son fruto de la cooperación entre investigadores y no entre instituciones.

Los trabajos de investigación de geofísica marina realizados por investigadores del  IGME y del IHHM a bordo del buque de investigación oceanográfica “Hespérides”, registraron el pasado 27 de junio de 2012 varios penachos de emisión de material volcánico a menos de dos millas a lo largo de la costa oeste de El Hierro (volcán Lomo Negro-Faro La Orchilla) y a profundidades entre 64 y 88 metros.

Estos penachos volcánicos fueron registrados a través de imágenes acústicas que han permitido al equipo de investigadores formado por científicos del IGME, IHHM e Involcan identificar la existencia de material volcánico emitido desde el fondo marino y que llegaron a formar penachos que alcanzaron los 48 metros de altura.

Este nuevo proceso volcánico submarino estuvo precedido por una serie de señales precursoras. En la estación geoquímica HIE02, que el INVOLCAN dispone en la parte de oeste de El Hierro, se registró un incremento de la actividad del gas radón desde finales de abril a principios de junio de 2012 llegándose a valores pico 10 veces superiores a los valores considerados normales para esta estación. El seguimiento y medida de las relaciones isotópicas 3He/4He en el helio disuelto en las aguas subterráneas del pozo San Simón, situado en la parte oriental de la isla, acusó el mayor nivel de emisión de helio-3 registrado desde el inicio de la reactivación magmática de El Hierro.

Además de estas señales geoquímicas precursoras se registró un incremento muy acusado de la energía sísmica liberada y del número de terremotos de magnitud superiores a 2,5 a partir del 25 de junio de 2012. Paralelamente la estaciones de la Red GPS Canaria (INVOLCAN-Universidad de Nagoya-Grafcan) midieron desplazamientos muy significativos tanto en la vertical como en la horizontal, acusando elevaciones del terreno de unos tres centímetros durante los dos primeros días de la crisis sísmico-deformacional  del 25 de junio al 9 de julio de 2012.

La cooperación entre los científicos pertenecientes a las instituciones anteriormente  citadas ha permitido identificar una nueva actividad volcánica submarina en El Hierro en el año 2012 de gran importancia científica para evaluar el actual proceso de reactivación magmática bajo la isla del Meridiano, así como para los fines de la prevención, sin que afortunadamente la misma tuviera incidencia alguna en la seguridad de la población. Los resultados de este trabajo de cooperación científica  han sido aceptados para ser presentados durante la próxima conferencia internacional de la European Geosciences Union, que se celebrará en Viena (Austria) del 7 al 12 de abril de 2013.

Foto: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nos referíamos en nuestra anterior información a los trabajos realizados ayer por el buque de investigación oceanográfica “Hespérides”, para el sondeo del volcán submarino de El Hierro, de forma que se puedan aportar datos sobre su estado actual. Este es, sin embargo, un episodio secundario –y no por ello menos importante- del trabajo que realiza el citado buque de la Armada española, pues su cometido principal ha sido la campaña denominado “Amuley”, que finaliza hoy en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Ya nos habíamos referido a este asunto en esta misma sección hace unas semanas. El objetivo pretende la ampliación de la plataforma continental de España, para lo que se han explorado más de 140.000 km² al oeste del archipiélago canario, un área que supone más de 18 veces su extensión terrestre.

Como resultado de la expedición, y de acuerdo con los resultados preliminares obtenidos, que han superado las expectativas iniciales, España podría extender  sus derechos soberanos sobre los fondos y subsuelo marinos profundos que se localizan al oeste de las Islas Canarias en más de 280.000 km², informa el Mando Naval de Canarias.

El BIO “Hespérides” estuvo ayer en las costas de El Hierro

Los derechos soberanos sobre este territorio marino incluyen “derechos de exploración y explotación de sus recursos energéticos tales como petróleo, gas convencional y gas hidratado, así como de recursos minerales como nódulos ferromanganesíferos, costras polimetálicas y sulfuros masivos, todos ellos ricos en metales”. España también ejercería su soberanía de cara a la preservación y regulación de los fondos marinos profundos canarios más allá de las200 millasnáuticas de cara a posibles vertidos contaminantes en tales áreas.

Los datos científicos que resulten de la investigación formarán parte de la documentación que el Ministerio de Asuntos Exteriores presentará, antes de mayo de 2014, ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, para que sea reconocida la soberanía de la plataforma extendida de acuerdo con la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, más conocida como “Ley del Mar”.

“Los datos son de gran calidad y han revelado nuevas incógnitas en los fondos marinos profundos canarios” ha comentado el Jefe Científico de la expedición, el geólogo marino Luis Somoza y asesor técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores.  “Nuestra obligación ahora es procesar esta gran cantidad de datos para presentar la propuesta ante las Naciones Unidas. Necesitamos un último esfuerzo, ya que somos un equipo que aúna a varios organismos que trabajan en los temas marinos”.

Durante la expedición se han explorado fondos profundos entre los 4.000 y los 5.300 metros con técnicas de cartografía submarina, lo cual ha permitido identificar diversas estructuras geológicas sobre los fondos marinos canarios, de los que no se tenía conocimiento previo.

El BIO “Hespérides” atracará hoy en el puerto de Santa Cruz de Tenerife para realizar un relevo de personal, embarcando personal del Real Observatorio de la Armada, del Instituto Hidrográfico de la Marina, y de diversas universidades españolas para llevar a cabo la campaña de la Zona Económica Exclusiva Española de Canarias, que finalizará el día 29 de junio.

Foto: Mando Naval de Canarias