Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es el barco mayor de la industria turística que opera en el Atlántico europeo y desde hace tiempo se ha convertido en un visitante asiduo de los puertos de Vigo, A Coruña y Ferrol. Se llama “Independence of the Seas” (154.407 GRT) y es el tercero y último de los megacruceros de la clase Freedom. Hoy mostró su impresionante mole de arquitectura y acero naval en la estación marítima del puerto de Vigo, con apenas 1.450 pasajeros –menos de la mitad de su capacidad, que es de 3.600- y 786 tripulantes.

Arribó procedente de Lisboa en viaje a Southampton, despachado por Pérez y Cía., “con una coordinación ejemplar y colaboración que agradecemos”. Lo dice nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. “Un día de verano con las playas llenas de gente y gran movida portuaria como siempre ocurre con la presencia del Independence of the Seas”. Las fotos están tomadas desde la playa de Alcabre, una de las pocas que quedan en la urbe viguesa.

El megacrucero, visto en toda su eslora por la banda de babor

Desde la playa de Alcabre, en demanda de la salida de la ría

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer la primera escala del crucero de turismo “Náutica” (30.277 GRT), que arribó a primera hora de la mañana procedente de Lisboa y continuó viaje a las 20 h rumbo a Burdeos (Francia), consignado por Pérez y Cía.  A bordo, 648 pasajeros y 388 tripulantes. Es un barco bonito, construido en los astilleros de St. Nazaire y puesto en servicio en 2000 con el nombre de “R Five”. Es el quinto de una serie de ocho buques gemelos.

Magnífico día, ayer, en la ría de Vigo y sus aledaños, como nos relata Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan: “En un día soleado con alguna bruma mañanera pero que fue abriendo durante el día, y desde luego, no siendo un número elevado de turistas, no por ello dejó de estar animada la zona, el comercio, así como la hostelería. El buque me causó una gratísima impresión, tiene unas líneas muy estilizadas y al ser más pequeño, parece un megayate más que un trasatlántico”.

El buque “Náutica”, visto por la amura de estribor

Es un barco bonito, elegante y bien proporcionado

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Un follón memorable

mayo 30, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Unas quinientas personas acudieron este mediodía al puerto de La Estaca, en El Hierro, unos para recibir a sus representantes políticos entre aplausos, abrazos y toques de tambores y otros para presenciar el curso de los acontecimientos tras la llegada del fast-ferry “Benchijigua Express”, después de haber protagonizado ayer una sonada protesta en la rampa del ferry “Volcán de Taburiente”, al que se subieron en condición de “polizones” institucionales.

El viaje, de carácter especial, había sido concertado por el Gobierno de Canarias en su afán por apaciguar los ánimos, pese a que es el principal culpable de lo que está pasando. En el barco de Fred. Olsen Express llegó también toda la carga pendiente, más la que entró el día antes en el garaje del barco de Naviera Armas y que no se pudo descargar en El Hierro, ante el bloqueo ejercido por quienes protagonizaron la protesta, entre ellos los políticos herreños.

La llegada del barco de Fred. Olsen se convirtió en un acontecimiento

Lo cierto es que este Día de Canarias tiene en El Hierro un cariz especial y será recordado por mucho tiempo. No hay celebración oficial en protesta por el trato que la isla recibe en cuanto al transporte marítimo, cuyo responsable es el Gobierno de Canarias. La unidad de las diferentes fuerzas políticas, empresarios y transportistas es unánime. Y muchos de los asistentes al recibimiento en el puerto de La Estaca habían sido convocados mediante las redes sociales, hábilmente manejadas por el presidente del Cabildo. Un dato a tener en cuenta.

Ocasión propicia, además, para que Naviera Armas haya dicho que se retira de la línea de El Hierro. Sin excusarla de su responsabilidad, tenemos la impresión de que se lo han puesto en bandeja y está en su derecho de hacerlo. Es una empresa privada, atiende una línea que sólo le ocasiona pérdidas y tiene que lidiar con un mal pagador como es el Gobierno de Canarias. Con una ocupación reconocida del 12 %, cualquier compañía que opere en la isla lo tiene muy complicado, y más en el escenario actual.

De ser así tampoco es una perita en dulce para Fred. Olsen. No existe una rentabilidad mínima. El precio desorbitado del combustible, el consumo elevado de los motores del buque “Benchijigua Express”, los costes de explotación, la contracción del mercado, las tarifas posibles y los bajos coeficientes de ocupación, entre otros factores, suponen un serio inconveniente para que la línea de El Hierro resulte atractiva. Recientemente ha retirado el buque “Bonanza Express” porque los números no cuadran. De ahí que le corresponde al Gobierno de Canarias asumir su papel y encontrar la solución definitiva. Porque es una decisión política, de modo que los herreños sean considerados igual de canarios que los demás.

Aplausos, abrazos y tambores recibieron a los políticos herreños

Respecto de la actuación de los políticos herreños, con todo el respeto, parecen revestidos de un aura de populismo criollo. Ellos, que deben ser el ejemplo del adecuado comportamiento ante la sociedad, se han permitido el lujo de bloquear el acceso a un barco, de viajar como polizones, de cometer una ilegalidad, de condicionar la programación de una naviera y de los pasajeros de otras islas y encima han conseguido, con la mediación del Gobierno de Canarias, que Naviera Armas no los denuncie. Y una pregunta, si los protagonistas de la protesta no hubieran sido políticos, ¿la actuación y condescendencia hubiera sido la misma?

A ver ahora cómo se resuelve el problema del transporte marítimo con El Hierro. A ver qué celeridad es capaz de alcanzar el Gobierno de Canarias para resolver el concurso de obligación de servicio público y en lograr que los herreños tengan los mismos derechos y el mismo trato que el resto de los canarios. Porque eso se traduce en dinero, ése que últimamente está tan escaso y están recortando por todos lados. Y las navieras son empresas privadas, están hechas para ganar dinero y en el caso de Canarias, ponen en riesgo su fortaleza financiera  porque el Gobierno no es buen pagador de los compromisos contractuales.

Fotos: Diario de Avisos

Juan Carlos Díaz Lorenzo

¿Amenaza o rabieta? Conocemos las reacciones de Naviera Armas, a la que no culpamos de todo lo que ocurre, pero no por ello la eximimos de su responsabilidad. En el bien entendido de que, en primera persona, es más culpable el Gobierno de Canarias, que es mal pagador de sus compromisos contractuales (reconocido por Alpidio Armas y Domingo Berriel), alegando recortes, la crisis y unas cuantas boberías por el estilo. Y las navieras -no lo olviden los señores políticos- son empresas privadas, que tienen un límite en su capacidad y en su resistencia financiera.

No le falta razón a Naviera Armas cuando dice que la línea no es rentable. En realidad, nunca lo ha sido. Eso lo sabe muy bien cualquiera que entienda un poco de este negocio. Ahora bien, ¿ha dado Naviera Armas el servicio que merece El Hierro? ¿Son las frecuencias, los horarios y las tarifas las adecuadas? ¿se ha ganado Naviera Armas el afecto y el reconocimiento de los herreños?. Porque si tiene intenciones de abandonar la isla, que lo haga. Está en su derecho, pero que no amenace con irse para luego quedarse. Que dé muestras, en todo caso, de altura de miras y de tratar de encontrar soluciones antes que echarse a la marea.

Mal día hoy para las comunicaciones marítimas con El Hierro

Cierto que los barcos no se pueden pasear vacíos. Bajo ningún concepto. El combustible está muy caro, los coeficientes de ocupación son insuficientes, los costes de explotación van en aumento, las tarifas han subido y los números no cuadran. La crisis nos condiciona en exceso. De acuerdo. Pero no por ello los herreños tienen que quedar aislados. Eso es manifiestamente injusto. Son igual de canarios que los demás y merecen un trato equitativo.

Lo de hoy no es sino la advertencia clara de que las cosas no pueden seguir así. Hay que reorganizar el servicio de forma que se puedan conjugar los intereses de los herreños y de las navieras. Dice el Gobierno de Canarias que su intención es la de garantizar seis frecuencias semanales y para ello pretende sacar un concurso público de tres años de contrato a razón de 13 millones de euros anuales, que podría ser algo más barato si se incluye una escala en La Gomera.

Resulta que quien mañana va a resolver el problema creado hoy por Naviera Armas, será Fred. Olsen Express. El Gobierno de Canarias negocia un viaje a las 09 horas para que lleve diez planchas –ocho de materiales y dos de productos perecederos- a El Hierro. Por lo menos se conseguirá que baje la tensión, porque hoy el órdago ha sido de campeonato. Ni Tomás Padrón lo hubiera hecho mejor, y eso que en estos asuntos era un auténtico maestro.

Alpidio Armas estaba buscando una oportunidad de oro y la ha encontrado. Y se la ha brindado Naviera Armas. El político herreño estaba mal puesto desde hacía tiempo con la situación del transporte marítimo y aéreo con la isla, y las secuelas de la erupción volcánica. Hoy saltó la tapa de la olla a presión.  Sucede que las cosas se complicaron, y mucho, a la llegada del ferry “Volcán de Taburiente” a El Hierro, después de que el ambiente se hubiera caldeado lo suficiente en el puerto de Los Cristianos, cuando quedó sobre el muelle bastante carga que no tuvo hueco en el garaje del barco.

Un grupo de unas trece personas –entre ellos los principales políticos herreños, así como varios empresarios, transportistas y algún camaleón oportunista- subieron a bordo sin estar autorizados e impidieron durante dos horas la descarga y el desembarque en el puerto de La Estaca. Al final los pasajeros bajaron, pero la carga no, en medio de airadas protestas de los afectados.

Luego comenzó la espiral de Naviera Armas y de su capitán, a quien sin discutirle la legalidad o no de sus aseveraciones –por lo que leemos en la prensa-, considera “polizones” a los políticos herreños que embarcaron sin billete y amenaza con denunciarlos. Eso son ganas de complicar las cosas. La Guardia Civil, que es más sensata, sugiere a éstos que compren un billete en la escala en el puerto de La Gomera para evitar males mayores. Cuando se disponen a hacerlo, les dicen en Naviera Armas que no les venden los billetes. ¿En qué quedamos? ¿Sigue la rabieta?

El caso es que los “polizones” institucionales siguen su histórico viaje –suponemos que nadie de la tripulación se lo impidió- y cuando el barco llega a Los Cristianos, los ánimos de los herreños estaban muy excitados, pues muchos de ellos habían sido convocados por el presidente del Cabildo a través de las redes sociales. Publicidad gratuita para el sagaz político herreño e imagen deplorable para Naviera Armas.

Por el medio, unas declaraciones del portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, que cumple con su papel y pide “calma y serenidad”. Dice que la naviera ha tenido una “incidencia técnica”. Y entonces le preguntamos, ¿cuál, Martín?. Pues somos mayorcitos desde hace tiempo para saber si es una incidencia, un error de cálculo o es otra cosa.

A todas estas, el barco bloqueado en el puerto de Los Cristianos y el viaje a La Palma retrasado. Surrealista.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas ha vuelto a demostrar hoy lo poco que le importa El Hierro y La Palma. Lo que le interesa, en realidad, es La Gomera y por eso, las otras dos islas están en desventaja y supeditadas a sus intereses en la isla colombina, donde saca tajada. Algo legítimo pero discutible. Lo venimos diciendo desde hace tiempo y lo volvemos a repetir. Y como quiera que el Gobierno de Canarias es cómplice de esa actitud, hoy ha saltado el primer aviso público de la olla a presión.

Un grupo de transportistas y empresarios herreños han protestado en el puerto de Los Cristianos, ante la decisión de Naviera Armas de salir hacia La Gomera y El Hierro dejando en tierra carga para la séptima isla aduciendo falta de espacio. ¿Qué ha sucedido? ¿Ha habido falta de previsión? Una isla como El Hierro, que sufre como ninguna los efectos de esta crisis agravados por las secuelas de un volcán submarino, no puede dejar carga en tierra. La Gomera tiene varios viajes diarios y El Hierro, uno cuando le toca.

Dicen desde el Cabildo Insular de El Hierro que la compañía había vendido más billetes y que por eso la mercancía (12 planchas) se ha quedado en tierra. No lo creemos. Los sistemas informáticos son lo suficientemente fiables como para que eso no ocurra. Lo que sucede, repetimos, es que El Hierro, como La Palma, son islas de segunda categoría para Naviera Armas. Y esta vez, como en otras anteriores –de las que hemos sido testigos presenciales- algo ha salido mal.

Nuevo episodio de malestar en las comunicaciones. ¿Se puede evitar?

Sucede que después las cosas se complicaron a la llegada del barco a El Hierro. Un grupo de trece personas –entre ellos los principales políticos herreños, así como varios empresarios y transportistas- subieron a bordo sin estar autorizados e impidieron durante dos horas la descarga y el desembarque en el puerto de La Estaca. Al final los pasajeros bajaron, pero la carga no, en medio de airadas protestas de los afectados. Surrealista.

Dice Naviera Armas que esto no quedará así. El capitán los considera polizones, por los que anuncia que los denunciará al llegar a La Gomera, leemos en un despacho de Europa Press. Puede que esté en su derecho y que sea legal, pero nos causa sonrojo semejante alegación, por no decir otra cosa.

Lo cierto es que la carga siguió viaje a La Gomera. No debe existir tanta urgencia en recibir esos productos, pensamos, como para que unos paisanos perjudiquen a otros en su propia isla. Mañana, por lo visto, habrá un viaje especial de Los Cristianos a El Hierro para llevar la carga que hoy no pudo salir. Se trata de materiales de construcción y productos perecederos. Parece mentira que esto suceda en pleno siglo XXI, pero es así. Estamos peor que en la época de los correíllos.

Luego llega el portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero y pide “calma y serenidad”. Dice que la naviera ha tenido una “incidencia técnica”. ¿Cuál, Martín?. Somos mayorcitos desde hace tiempo para saber si es una incidencia, un error de cálculo o es otra cosa. Y el consejero de Transportes, Domingo Berriel, lamenta la decisión de Naviera Armas de retirarse de El Hierro, pues “está molesta”. ¿Dónde está el origen de esa “molestia”?

Alpidio Armas dice que pretende denunciar públicamente los problemas de conectividad marítima con su isla. Ya lo ha hecho. Naviera Armas se lo ha puesto en bandeja. Viajan como “polizones” a bordo y ante la mediación de la Guardia Civil de que compren sus billetes para evitar males mayores, cuando llegan a La Gomera la compañía se niega a vendérselos e insiste en desalojarlos “por las buenas o esposados”. Son ganas de complicar las cosas.

Del mismo modo que entendemos su posición, también le advertimos de las especiales circunstancias por las que atraviesan las navieras que prestan el servicio: un Gobierno de Canarias que no les paga (reconocido por el propio Alpidio), un combustible cada día más caro, unos coeficientes de ocupación cada vez más bajos, unas tarifas más caras (no queda otra), la gente no viaja, pues no hay dinero, no hay trabajo. Eso también hay que tenerlo en cuenta.

Ello no exime a Naviera Armas de prestar mejor servicio. Y aunque haya demostrado, una vez más, el poco aprecio que tiene por El Hierro y La Palma, ¡cuidado!, que no sólo podemos achacar todo lo malo a la compañía naviera. Algo de responsabilidad tienen también los políticos, los unos y los otros, por lo cual es conveniente dialogar y encontrar una solución, con una programación adecuada, que de respuesta a los transportistas y a los pasajeros, que lo haga factible con la gestión de la compañía, sin que por ello –a la espera de más detalles- dejemos a afear la conducta de hoy.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió esta mañana la escala del crucero de turismo “MSC Magnífica”, abanderado en Panamá, que arribó procedente de Lisboa y zarpó a primera hora de la tarde en viaje a Zeebrugge (Bélgica), como vemos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón.

A bordo, 2.408 pasajeros y 962 tripulantes. Como es habitual, atracó en el muelle de trasatlánticos y de su consignación se ocupó Bergé Marítima. El nombre del buque hizo honor al día magnífico que se vive hoy en Vigo, lo cual ha permitido a sus pasajeros disfrutar de una estancia inmejorable.

Mucha animación en la zona portuaria y en el centro de la ciudad. Varios autobuses con excursiones a espacios emblemáticos de Galicia, próximos a Vigo, debido a lo reducido de la escala. MSC es otra compañía que apuesta por esta tierra y sus posibilidades turísticas. Tiene todo lo necesario: belleza paisajística, historia, arquitectura, gastronomía, seguridad absoluta y hospitalidad demostrada.

Es un barco clásico en los modelos actuales

Es el cuarto buque de la clase “Música”. Casi cien mil toneladas

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la mañana de ayer el puerto de Vigo recibió la escala programada del crucero de turismo italiano “Costa Luminosa”, que arribó procedente de Lisboa en viaje a Le Havre, hacia donde partió a las 19 h. Un poco más de tiempo en lo que es el tiempo de escala, para permitir que los turistas pudieran disfrutar de la excursión a Santiago de Compostela, en 15 autobuses, pues bien merece verla con calma.

El barco hizo honor a su nombre, explica Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan: “En un día esplendido de sol y recuperando temperatura, presencia en los muelles en la salida espectacular  de este buque, movida comercial portuaria y en la ciudad, en fin un día como hace mucha falta que vengan muchos”. De la escala se ocupó la consignataria Berge Marítima “con gran eficacia y colaboración que agradecemos”.

La compañía italiana Costa está haciendo una apuesta por Galicia

Es un buque de la serie “Vista”, construido en astilleros italianos

Fotos: Alfredo Campos Brandón


Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia ha sido invitada por el Gobierno de la India al concurso para la construcción de cuatro buques LHD similares al Buque de Proyección Estratégica “Juan Carlos I” que posee la Armada española. El contrato se estima en dos mil millones de euros. En estos momentos el proceso se encuentra en la fase de requerimientos generales y en el segundo semestre de este año se conocerá el presupuesto final y los criterios técnicos y operativos.

El contrato implica la construcción en la India con un socio local. El ganador se encargará del diseño, la dirección del proyecto, la transferencia de tecnología, la asistencia técnica y el mantenimiento. Se trata de un esquema cada vez más habitual en el mundo naval. Es posible, como sucede en el caso de Australia, que los cascos sean construidos en el astillero principal -lo que, en el caso de Navantia, supondría carga de trabajo para los astilleros nacionales- y el armamento a flote lo sea en el astillero del país comprador.

El modelo del buque “Juan Carlos I” tiene posibilidades en el exterior

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió esta mañana la escala del crucero de turismo italiano “Costa neo Romántica” (56.000 GRT), siendo la primera vez que lo hace después de la reforma y ampliación a la que ha sido sometido. Llegó procedente de Lisboa y esta tarde continuará viaje a Santander, puerto poco habitual en los itinerarios de Costa Cruceros.

Al citado buque se le han añadido más cubiertas y más alojamientos, que le han hecho perder parte del encanto que tuvo en sus primeros años de mar, con un mirador de 360 grados, que era uno de sus distintivos. Ahora tiene un aspecto un tanto amazacotado en el que, a nuestro criterio, quizás lo más acertado son los nuevos camarotes con balcón a cada banda.

“Con un día nublado, baja temperatura y lloviendo en estos momentos”, nos dice nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Cambos Brandón, autor de las fotos que acompañan, “propicia que los establecimientos del centro comercial A Laxe estuvieran toda la mañana concurridísimos”.

Así ha quedado el buque “Costa neo Romántica”

Bonito encuadre durante la maniobra de atraque

Visto de popa, por la aleta de babor, mientras atraca

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada española ha creado una cuenta oficial en la red social twitter con el perfil @Armada_esp, lo que supone el inicio de su presencia en las redes sociales. Con ello trata de potenciar la comunicación externa que se realiza por internet. La actividad de esta cuenta, con los primeros twits, comenzará la próxima semana, informa la Oficina de Comunicación Social del gabinete del almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), que también ha realizado el diseño.

La cuenta oficial de la Armada ya tiene más de doscientos seguidores, entre los que se encuentran instituciones militares, periodistas, blogueros, estudiantes o personal militar. Los seguidores de la cuenta de twitter también podrán acceder directamente a través del enlace alojado en la página web de la Armada (www.armada.mde.es). Cada noticia dispondrá de una pestaña por la que cada usuario podrá difundir la información publicada en internet a través de twitter.

En 2011 la Armada publicó en su página web 237 noticias y 93 en lo que va de año. El dominio aporta además una extensa información de sus unidades y realiza un seguimiento diario de las principales campañas de sus buques. Se trata de un referente informativo y fotográfico en constante renovación y un escaparate de las actividades de la propia Armada, de especial interés para el personal de la institución, familiares, amigos y seguidores.

Portal de la Armada española en la red social twitter

Foto: Armada española