Juan Carlos Díaz Lorenzo

El director de Puertos de Canarias, Juan José Martínez, demuestra el desconocimiento que tiene de la historia reciente del ente público que dirige, dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, cuando afirma que el puerto de Valle Gran Rey, en La Gomera, es el primero del ente en recibir cruceros de turismo. Sucede que ese mismo puerto ya recibió el 28 de diciembre de 2008 la escala del buque “Balmoral”, propiedad de Fred. Olsen Cruise Line, la misma compañía que mañana hará posible la escala del buque “Braemar”, a la que nos hemos referido en la anterior noticia publicada en esta misma sección.

El director general de Puertos de Canarias –a quien no tenemos el gusto de conocer– acredita su ignorancia en el tema, toda vez que el primer puerto de Puertos de Canarias que recibió una escala turística fue el puerto de Tazacorte. Sucedió el 10 de diciembre de 2002, fecha de la inauguración de la mencionada infraestructura, en tiempos del consejero de Obras Públicas y hoy presidente del Parlamento, Antonio Castro Cordobez. Aquel día atracó el crucero de turismo finlandés “Kristina Regina”, al mando del capitán Mikko Partanen y con el práctico Antonio Churruca a bordo. Ocasión que recordamos muy bien pues estuvimos presentes.

Este buque es el primer protagonista de atraque en el puerto de Tazacorte

Otra perla de Juan José Martínez, que leemos en una información publicada en la edición digital de Diario de Avisos, dice que “dado que ha sido todo muy rápido no ha habido tiempo para programar actividades para mañana, aunque sí estamos trabajando en los próximos atraques. Esta prueba, que esperamos se consolide, servirá para estudiar las necesidades futuras para adecuar la infraestructura a estas naves”. Insistimos, la ignorancia de este cargo público es manifiesta: el buque “Balmoral” es bastante mayor que el buque “Braemar” y no hay nada que probar. Lo que hay es que trabajar más y tener más ideas y capacidad de reacción rápida cuando las circunstancias lo requieren. Como lo hubiera demostrado mañana. Que para algo cobra buen sueldo a fin de mes. En fin, así nos va.

Foto: Gerolf Drebes (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como adelantamos hace unos días en rigurosa exclusiva en esta sección, el catamarán “Alcántara Dos” será el encargado de cubrir el grueso de la línea Los Cristianos-El Hierro y en el momento de escribir esta información navega a una velocidad de 18,5 nudos al rumbo 231 en dirección hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife, procedente de Málaga. En las próximas horas llegará al puerto tinerfeño y en breve iniciará pruebas en los puertos de su itinerario y suponemos que también lo hará en San Sebastián de La Gomera.

El buque está fletado por la sociedad Chaflaja –una de las empresas del grupo Naviera Armas– a un bróker que actúa como intermediario, pues el barco es propiedad de Trasmediterránea. De esta compañía, precisamente, es la tripulación técnica que lo trae. Es llamativa la decisión de Chaflaja o Naviera Armas, como se prefiera, de traer un catamarán, con el consumo de combustible que tiene este tipo de buque rápido y la mala experiencia que en otro tiempo tuvo con el monocasco “Volcán de Tauro”. La línea ha de empezar, como máximo, el próximo 14 de noviembre.

El catamarán “Alcántara Dos” cubrirá la línea El Hierro-Los Cristianos

Como ya hemos dicho, se trata de un catamarán de Austal Ships puesto en servicio en abril de 1996. Diez años después lo compró Acciona Trasmediterránea –que así se llamaba entonces la compañía– y ha navegado en aguas del Estrecho, entre Algeciras y Tánger y Valencia y Baleares, entre otras líneas. Tiene capacidad para 536 pasajeros y 150 vehículos. Registra 4.859 toneladas brutas y mide 78,60 m de eslora y 23,40 m de manga. Está propulsado por cuatro motores Ruston 16RK270, con una potencia de 17.280 kw que accionan cuatro “water jets” y le permite mantener una velocidad de 30 nudos.

Foto: Capitán Manuel Hernández Lafuente

¿Vuelve Garajonay Express?

octubre 31, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Garajonay Express pretende volver a cubrir la línea interior gomera, suspendida desde el 30 de enero de 2012, fecha en la que Fred. Olsen Express cesó en el servicio que prestaba desde 2009 con el catamarán “Benchi Express”. Lo curioso del caso es que la mencionada compañía renunció en su momento a la citada línea cuando le fue adjudicada mediante el concurso correspondiente resuelto por el Gobierno de Canarias, lo cual, a la vista de los antecedentes existentes, debería invalidarla.

La propuesta de Garajonay Express –sociedad de capital mayoritario italiano– consistiría en un máximo de siete frecuencias semanales entre San Sebastián de La Gomera y Valle Gran Rey, con un buque con capacidad para 250 pasajeros, según se apunta en medios marítimos. La única oferta firme de que se tiene constancia es la de una empresa local para viajes de fin de semana (viernes y domingo), lo que en medios oficiales se considera insuficiente. 

El catamarán “Orone”, a su llegada al puerto de Valle Gran Rey

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen y Naviera Armas han sentido un alivio en sus respectivas economías recién estrenado el año 2013 con el ingreso conjunto de 8,6 millones de euros que el Gobierno de Canarias ha hecho en estos días en sus respectivas cuentas asignadas, cantidad que reduce bastante la deuda mantenida desde hace tiempo en concepto de compensación a los servicios prestados en las líneas interinsulares. Sabíamos que el asunto estaba avanzando y finalmente se ha confirmado.

El gasto se ha imputado a los presupuestos de 2012 y según manifiesta el portavoz del Gobierno, Martín Marrero, es voluntad del Ejecutivo regional cumplir con su compromiso de pago de las cantidades pendientes de reembolsar, de modo que espera ponerse al día antes de que acabe este año, tanto en el concepto de bonificación de la residencia como en el de Obligación de Servicio Público (OSP).

“Benchijigua Express”, buque insignia de Fred. Olsen Express

En el presupuesto de 2013 se contempla una partida de 33,6 millones de euros para dicho concepto, así como otros 7,3 millones autorizados por la vía rápida por el Consejo de Gobierno en su última reunión, con cargo a los presupuestos de 2012 y que las navieras recibirán en breve. Se habla de un desfase cuyo origen se remonta a 2009, con una partida de cuatro millones de euros para las bonificaciones de 2010, cuando la estimación era de unos 20 millones de euros.

Desde entonces, han sido frecuentes las advertencias de las navieras de los problemas que les supone no disponer de ese dinero a su debido tiempo, pues su músculo financiero tiene un límite y más en las actuales circunstancias, en las que se ha contraído el tráfico y el precio del combustible está por las nubes. El Gobierno dice que “trabaja intensamente” para ponerse al día y evitar situaciones que pudieran provocar recortes en las líneas en servicio, con los inconvenientes que ello acarrearía para la movilidad y la cohesión del archipiélago.

“Volcán de Taburiente”, eficaz ferry de Naviera Armas

Lo que nos llama la atención es la idea del Gobierno canario de establecer nuevos parámetros para la aplicación de la bonificación por residencia, pues pretende que las arcas de la Comunidad asuman el 50 % de la tarifa bonificable para la línea Tenerife-El Hierro, la cual, sumado otro 25 % del Estado, se situaría en el 75 %. Para saber cómo puede ir el asunto, antes de tomar una decisión al respecto ha remitido el proyecto de decreto al Consejo Consultivo de Canarias, a la espera de su pronunciamiento. La idea, aún siendo buena, sugiere, a primera vista, de que ello pondría en desventaja al resto de los usuarios de las otras islas que también utilizan el transporte marítimo.

Poco han tardado algunos políticos herreños, como el diputado regional Javier Morales (AHI), para valorar positivamente el pago de parte de la deuda pendiente con las navieras, como para pedir mejores horarios y, sobre todo, más estables. No deja de tener razón, pero vamos a ver cómo se pueden hacer los encajes necesarios de manera que, sin menoscabar la atención a las otras islas, que poseen un mayor volumen de pasajeros y mercancías, pueda prestarse el adecuado servicio marítimo a El Hierro, teniendo en cuenta fines de semana (viernes y domingos) y entre semana, de modo que los cargadores y los receptores establezcan fórmulas eficaces de acuerdo con sus necesidades y sus intereses.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Transportes, dice que pagará 1,5 millones de euros a Naviera Armas y a Fred. Olsen en los próximos días para “evitar el incendio” que supondría la cancelación de algunas de las rutas que cubren en la actualidad, caso de El Hierro. Con la primera la deuda asciende a 14,5 millones de euros y con la segunda es de 18 millones de euros. En total, 32,5 millones de euros. Casi nada.

Tales cantidades corresponden en concepto de ayudas para compensar el déficit que arrojan algunos trayectos y los descuentos para los billetes adquiridos por residentes canarios. La intención es abonar 750.000 euros a cada compañía “como fórmula de urgencia para aminorar el desfase”, según dice la directora general de Transportes, en declaraciones que publicó ayer la edición digital de “La Provincia”. De todos modos, no vayan a pensar los estimados lectores que este problema sólo lo tenemos aquí. En Baleares, por ejemplo, sucede otro tanto.

Todo apunta a que el transporte marítimo en Canarias lleva camino de resentirse

Naviera Armas ha amenazado con hacer el próximo miércoles su último viaje entre Tenerife y El Hierro. Pero ya estamos acostumbrados a las amenazas que no se cumplen o que encuentran arreglo a última hora. Mientras tanto, Fred. Olsen guarda silencio. En El Hierro están muy pendientes de la evolución de los acontecimientos y cabe pensar, en buena lógica, que no se van a quedar sin servicio marítimo por mucho que vociferen algunos políticos que no han hecho los deberes a tiempo.

Insiste la directora general de Transportes en que “el origen del problema” está en los últimos presupuestos elaborados por la consejería de Economía y Hacienda cuando José Manuel Soria estaba al frente de la misma. Según su versión entonces se consignó en las cuentas para 2011 solo cuatro millones de euros para pagar el 25% del descuento para residentes, cuando hasta ese momento las cantidades rondaban los 18 millones.

Dice la crónica de La Provincia que “lo cierto es que esas cuentas fueron enviadas al Parlamento, donde contaron con el voto favorable de CC para ser aprobadas”. Lo preocupante del caso es que se espere a que la amenaza de las navieras se publique en los medios de comunicación -seguro que antes de eso han habido reiterados avisos- para que algunos políticos estén dando carreras y buscando dinero debajo de las piedras. En todo caso pensamos que es necesario hacer un replanteamiento de las necesidades reales del transporte marítimo en Canarias, por lo menos hasta que pase el temporal en que nos han metido.

Foto: Tony Rodríguez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen ha dado hoy un toque de atención al Gobierno de Canarias en los medios informativos. Su director general, Sebastián Cerezo, advierte de que si no se paga la deuda pendiente referida al descuento de residente canario y las rutas incluidas en el régimen de obligación de servicio público, cifrado en 18 millones de euros, se verá obligado a suprimir algunas de ellas, con los inconvenientes que ello tendrá para la conectividad del archipiélago.

La noticia no es nueva. Hace unos meses conocimos una situación similar. Sólo que ahora el problema se ha agudizado con los recortes presupuestarios y los sistemáticos incumplimientos en el pago de la deuda pendiente, lo que está provocando una situación insostenible, pues se viene acumulando desde mediados del pasado año, de modo que, de mantenerse la actual tendencia, a finales de año la deuda habrá subido a 21 millones de euros, informa un despacho de la agencia Efe.

Aparecen nubarrones preocupantes en la conectividad marítima de Canarias

Existe desigualdad en el trato entre las compañías navieras y las compañías aéreas. Éstas cobran las bonificaciones cada mes del Ministerio de Fomento  y las primeras reciben la mitad de la bonificación del Ministerio de Fomento cada tres meses y la otra parte del Gobierno de Canarias, que tiene las competencias en materia de transporte marítimo.

Lo preocupante de la situación es que, de mantenerse esta tendencia, Fred. Olsen se verá abocada a recortar líneas y, en consecuencia, personal, además de buscar financiación bancaria para tratar de sostener la situación, lo cual cada día está más complicado pese a la solvencia y el músculo financiero de la empresa, que tiene un límite. Por lo pronto parece que, llegado el caso, aquellas líneas promovidas especialmente por el Gobierno de Canarias peligra su continuidad (léase El Hierro, por ejemplo).

Foto: Tony Rodríguez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A mediodía del pasado lunes, 10 de septiembre, a bordo del patrullero oceánico “Meteoro” (P-41), atracado en el Arsenal Militar de Las Palmas, se procedió a la firma de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Defensa y la Administración Tributaria Canaria. El acuerdo facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias del personal de la Armada y, en especial, de aquellos que se encuentran desplazados en misiones internacionales.

El citado documento fue rubricado por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno y el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz. Se resuelven así los inconvenientes derivados del cumplimiento de las obligaciones fiscales y tributarias del personal embarcado y alejado de su base, así como de aquellos otros que, en el cumplimiento de sus misiones, se encuentran asimismo ausentes en el plazo legal.

Salvador Delgado Moreno, almirante comandante del Mando Naval de Canarias

Foto: Gobierno de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Gobierno de Canarias ha autorizado una subvención de 845.000 euros a Naviera Armas en compensación por el déficit derivado de la línea regular Santa Cruz de Tenerife-El Hierro-Los Cristianos-Santa Cruz de Tenerife. Dicha cantidad corresponde al periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2011 y el 9 de enero de 2012.

La subvención, según lo publicado, está recogida en la ley 2/2007, de 24 de abril, de Ordenación del Transporte Marítimo en Canarias, y la posterior modificación de la ley 8/2009, de 9 de julio, en la que se establece, con carácter excepcional, cuando la falta de servicio de una línea determine la incomunicación marítima de una isla, la Consejería de Transportes podrá conceder una compensación económica a la compañía que, con una autorización provisional, se comprometa al restablecimiento de la misma en unas condiciones mínimas hasta la adjudicación del contrato de obligaciones de servicio público (OSP).

Entiende la Consejería de Transportes que la concesión de esta subvención atiende a las razones de interés público y reconoce que la línea de cabotaje Los Cristianos-El Hierro-Los Cristianos satisface las necesidades básicas de comunicación marítima entre las islas de Tenerife y El Hierro, con unas condiciones mínimas de frecuencia y capacidad de servicio.

El ferry “Volcán de Tauce” atiende la línea Tenerife-El Hierro

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas volverá a la línea de El Hierro a partir del próximo martes, con las mismas frecuencias y horarios que hasta ahora. Lo hará una semana después de la sonada protesta, protagonizada por los políticos herreños, acompañados de empresarios y transportistas, en la que, después de bloquear la salida del garaje durante dos horas en el puerto de La Estaca, de manera ilegal subieron a bordo y viajaron a La Gomera y Los Cristianos como polizones institucionales, donde volvieron a bloquear la salida del barco hasta que depusieron su actitud.

Naviera Armas reaccionó diciendo que abandonaba la línea de El Hierro, en la que la rentabilidad es mínima o inexistente. Sin embargo, algo se ha movido para que cambie de actitud. Aunque no ha trascendido, suponemos que la mediación del Gobierno de Canarias ha sido determinante para que retorne al servicio, a la espera de que la pasmosa maquinaria de la Consejería de Obras Públicas y Transportes saque adelante el decreto de Obligaciones de Servicio Público y le sea adjudicado a la naviera que acepte el pliego de condiciones y la cuantía establecida.

Naviera Armas vuelve a El Hierro. A ver qué sucede

Sin embargo, la noticia no entusiasma. El presidente del Cabildo de El Hierro dice se trata de un parche y en la edición digital del periódico El Día de hoy leemos que el empresario Enrique Acosta, gerente de los supermercados Terencio y vicepresidente de Asuican, se queja de que sea lo mismo que tenían hasta hace una semana.

Parte del problema es que el barco cuando viaja a El Hierro hace escala en La Gomera a la ida y a la vuelta. Lo mismo sucede con La Palma, aunque esta isla tiene más frecuencias, incluidos dos servicios semanales desde Santa Cruz de Tenerife. Por ello, la capacidad del garaje está limitada, desconocemos en qué porcentaje, de modo que los transportistas herreños se ven condicionados en sus necesidades. El último episodio es bien conocido. Quedaron 12 planchas sobre el puerto de Los Cristianos y se armó.  El resto ya lo conocen nuestros lectores.

Maldita gracia que nos hace a los palmeros la salida de Naviera Armas entre semana a las cuatro de la madrugada, pues la rotación del barco está supeditada a los intereses de la compañía en La Gomera. Pero es lo que hay. En las circunstancias actuales no parece ético exigir a la compañía que el servicio con La Palma sea diferente, porque es lo que la naviera ofrece –posiblemente, podría hacerlo mejor- y lo que el Gobierno de Canarias le permite.

Nos escribe uno de los muchos lectores que tenemos de nuestra página web -112.468 visitas en mayo- y nos pregunta por qué Naviera Armas no pone un barco más grande. La respuesta es sencilla. No cabe en el atraque que tiene en el puerto de Los Cristianos. Podría operar sin problemas en La Gomera, La Palma o El Hierro, pero en Los Cristianos no. Por esa razón el buque “Volcán de Taburiente” tiene esas dimensiones. Además, caso de que ello fuera posible, ¿lo justifica la situación actual del transporte marítimo?. Creemos que no.

Del mismo modo que nos mostramos solidarios con el pueblo herreño, también hemos de hacer una advertencia sobre la situación en la que se encuentran las navieras que prestan el servicio, Naviera Armas y Fred. Olsen. El Gobierno de Canarias es mal pagador y les debe mucho dinero. El propio consejero, abrumado y desbordado por los acontecimientos, lo reconoció el primer día de la protesta de los políticos herreños. ¿Qué ha sucedido para llegar hasta aquí?. No lo sabemos.

De Domingo Berriel, a quien conocemos hace tiempo, tenemos una impresión muy favorable en todos los aspectos, por lo que nos parece una salida de tono la petición de los nacionalistas herreños de pedir su dimisión. ¿Habrá, acaso, que remontarse algo más atrás, cuando Juan Ramón Hernández Gómez era consejero? Quizás él pueda dar algunas explicaciones sobre por qué se ha llegado a esta situación.

El músculo financiero de estas dos empresas privadas tiene un límite. Deberían saberlo los políticos responsables del asunto. Ello no exime a El Hierro de tener el transporte marítimo que necesita y le corresponde como canarios que son. Sucede que el combustible está muy caro, tanto el fuel que consume Naviera Armas como el diesel que refinería prepara para los barcos de Fred. Olsen. Por la crisis que padecemos, los coeficientes de ocupación han bajado considerablemente, con lo cual hay menos ingresos. Pero los gastos, combustible aparte, son como mínimo los mismos. Los números no cuadran. En estas circunstancias, las tarifas no pueden ser otras y, en todo caso, son insuficientes.

Es un panorama complicado. Toca recortar, soportar sacrificios y esperar a que vengan tiempos mejores. Si hay dinero público de por medio es posible que se pueda mantener la estructura de servicios pretendida, pero si no fuera así, no puede ser. Hay que ceder de parte y parte. Es preferible, a nuestro entender, menos servicios que garanticen las necesidades reales del transporte marítimo, que vivir en la incertidumbre de qué pasará mañana.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

¿Amenaza o rabieta? Conocemos las reacciones de Naviera Armas, a la que no culpamos de todo lo que ocurre, pero no por ello la eximimos de su responsabilidad. En el bien entendido de que, en primera persona, es más culpable el Gobierno de Canarias, que es mal pagador de sus compromisos contractuales (reconocido por Alpidio Armas y Domingo Berriel), alegando recortes, la crisis y unas cuantas boberías por el estilo. Y las navieras -no lo olviden los señores políticos- son empresas privadas, que tienen un límite en su capacidad y en su resistencia financiera.

No le falta razón a Naviera Armas cuando dice que la línea no es rentable. En realidad, nunca lo ha sido. Eso lo sabe muy bien cualquiera que entienda un poco de este negocio. Ahora bien, ¿ha dado Naviera Armas el servicio que merece El Hierro? ¿Son las frecuencias, los horarios y las tarifas las adecuadas? ¿se ha ganado Naviera Armas el afecto y el reconocimiento de los herreños?. Porque si tiene intenciones de abandonar la isla, que lo haga. Está en su derecho, pero que no amenace con irse para luego quedarse. Que dé muestras, en todo caso, de altura de miras y de tratar de encontrar soluciones antes que echarse a la marea.

Mal día hoy para las comunicaciones marítimas con El Hierro

Cierto que los barcos no se pueden pasear vacíos. Bajo ningún concepto. El combustible está muy caro, los coeficientes de ocupación son insuficientes, los costes de explotación van en aumento, las tarifas han subido y los números no cuadran. La crisis nos condiciona en exceso. De acuerdo. Pero no por ello los herreños tienen que quedar aislados. Eso es manifiestamente injusto. Son igual de canarios que los demás y merecen un trato equitativo.

Lo de hoy no es sino la advertencia clara de que las cosas no pueden seguir así. Hay que reorganizar el servicio de forma que se puedan conjugar los intereses de los herreños y de las navieras. Dice el Gobierno de Canarias que su intención es la de garantizar seis frecuencias semanales y para ello pretende sacar un concurso público de tres años de contrato a razón de 13 millones de euros anuales, que podría ser algo más barato si se incluye una escala en La Gomera.

Resulta que quien mañana va a resolver el problema creado hoy por Naviera Armas, será Fred. Olsen Express. El Gobierno de Canarias negocia un viaje a las 09 horas para que lleve diez planchas –ocho de materiales y dos de productos perecederos- a El Hierro. Por lo menos se conseguirá que baje la tensión, porque hoy el órdago ha sido de campeonato. Ni Tomás Padrón lo hubiera hecho mejor, y eso que en estos asuntos era un auténtico maestro.

Alpidio Armas estaba buscando una oportunidad de oro y la ha encontrado. Y se la ha brindado Naviera Armas. El político herreño estaba mal puesto desde hacía tiempo con la situación del transporte marítimo y aéreo con la isla, y las secuelas de la erupción volcánica. Hoy saltó la tapa de la olla a presión.  Sucede que las cosas se complicaron, y mucho, a la llegada del ferry “Volcán de Taburiente” a El Hierro, después de que el ambiente se hubiera caldeado lo suficiente en el puerto de Los Cristianos, cuando quedó sobre el muelle bastante carga que no tuvo hueco en el garaje del barco.

Un grupo de unas trece personas –entre ellos los principales políticos herreños, así como varios empresarios, transportistas y algún camaleón oportunista- subieron a bordo sin estar autorizados e impidieron durante dos horas la descarga y el desembarque en el puerto de La Estaca. Al final los pasajeros bajaron, pero la carga no, en medio de airadas protestas de los afectados.

Luego comenzó la espiral de Naviera Armas y de su capitán, a quien sin discutirle la legalidad o no de sus aseveraciones –por lo que leemos en la prensa-, considera “polizones” a los políticos herreños que embarcaron sin billete y amenaza con denunciarlos. Eso son ganas de complicar las cosas. La Guardia Civil, que es más sensata, sugiere a éstos que compren un billete en la escala en el puerto de La Gomera para evitar males mayores. Cuando se disponen a hacerlo, les dicen en Naviera Armas que no les venden los billetes. ¿En qué quedamos? ¿Sigue la rabieta?

El caso es que los “polizones” institucionales siguen su histórico viaje –suponemos que nadie de la tripulación se lo impidió- y cuando el barco llega a Los Cristianos, los ánimos de los herreños estaban muy excitados, pues muchos de ellos habían sido convocados por el presidente del Cabildo a través de las redes sociales. Publicidad gratuita para el sagaz político herreño e imagen deplorable para Naviera Armas.

Por el medio, unas declaraciones del portavoz del Gobierno de Canarias, Martín Marrero, que cumple con su papel y pide “calma y serenidad”. Dice que la naviera ha tenido una “incidencia técnica”. Y entonces le preguntamos, ¿cuál, Martín?. Pues somos mayorcitos desde hace tiempo para saber si es una incidencia, un error de cálculo o es otra cosa.

A todas estas, el barco bloqueado en el puerto de Los Cristianos y el viaje a La Palma retrasado. Surrealista.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo