Juan Carlos Díaz Lorenzo

El rolón “Miranda”, fletado por Trasmediterránea, ha comenzado un transporte especial de estructuras  con destino a las obras del nuevo muelle de Botafoc, en Ibiza. Los primeros conjuntos, de hasta 37 metros de longitud, embarcaron en el puerto de Valencia con destino a la isla ibicenca.

Trasmediterránea ha duplicado este verano la oferta diaria  de carga a Ibiza, con una media diaria de 2.200 metros lineales, equivalente a 240 camiones. La compañía oferta  a diario 1.400 metros lineales,  equivalente a 120 camiones,  desde Valencia en el ferry “Scandola” que permite la llegada cada día a primera hora (cinco de la madrugada) de  las mercancías perecederas para consumo diario. 

Perspectiva de una de las piezas para la construcción del nuevo muelle de Botafoc

Este servicio se complementa desde Valencia  con un servicio semanal  del buque “Miranda”, con capacidad para 1.600 metros lineales,  para transporte de cargas especiales. Asimismo, desde Barcelona, Trasmediterránea ofrece cinco conexiones semanales en los meses de verano con un ferry mixto que tiene capacidad de bodega para otros 1.500 metros lineales en cada salida.  

La oferta de carga se completa con la entrada el pasado 28 de junio de un buque de alta velocidad, que permite ofrecer también  a Trasmediterránea un servicio express de carga con la isla, para mensajería, fundamentalmente, informa la compañía.

Foto: Trasmediterránea

Trío de ases en Vigo

junio 30, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el plazo de dos días, 26 y 27 de junio, han visitado el puerto de Vigo tres megacruceros repletos de turistas que han puesto una nota de color y animación en el verano de la ría, como se aprecia en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón. El primero fue el buque “Azura”, que arribó procedente de Lisboa en viaje a Southampton, con una expedición de 3.143 turistas y 1.155 tripulantes. Escala de apenas seis horas en la que se realizaron varias excursiones y visitas a la ciudad en grupos guiados. 

Un día después coincidieron los buques “Ventura” e “Independence of the Seas”. El primero llegó en escala no programada, pues tenía previsto el puerto de A Coruña, pero canceló debido a los vientos reinantes y eligió la opción de entrar en Vigo. A bordo 3.177 pasajeros y 1.154 tripulantes. El megacrucero de Royal Caribbean llegó con 4.065 turistas y 1.376 tripulantes, en viaje de Lisboa e Southampton, lo mismo que el anterior, estando consignados todos ellos por Pérez y Cía. 

La estampa marinera del buque “Azura” se recorta en la ría de Vigo

El buque “Azura” es, por el momento, el barco más nuevo de P & O Cruises

El buque “Ventura”, gemelo del anterior, llegó en escala no programada

Visto en toda su eslora por la banda de estribor

Estampa marinera del megacrucero “Independence of the Seas”

Es el mayor buque de RCCL que opera en el mercado europeo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterranea y la compañía cervecera Estrella Damm presentaron el 27 de junio en el puerto de Valencia  la colaboración entre las dos entidades, para viajar este verano en un ambiente mediterráneo a la isla de Ibiza. La “nueva zona Estrella Damm”, creada en la cubierta del ferry “Scandola”, es una terraza al mar en la que se garantiza la diversión durante la travesía. Se trata del segundo año que ambas compañías colaboran, tras el éxito obtenido  hace dos años   de otra iniciativa conjunta en esta misma línea

Los buques “Alborán” y “Scandola”, atracados en el puerto de Valencia

Trasmediterranea ha reforzado sus servicios a Ibiza desde Valencia con la incorporación de un ferry  y el comienzo ayer de un catamarán de alta velocidad. La compañía ofrece a lo largo de 2013 capacidad para transportar hasta 220.000 pasajeros  y 80.000 coches, además de 800.000 metros lineales de carga. Esto supone un  recorrido de  60.000 millas náuticas entre el puerto de Valencia y los puertos de Ibiza y San Antonio, en ambas direcciones, con el ferry “Scandola” y el catamarán “Alborán” en la conexión Valencia-San Antonio, informa la compañía.

A la presentación asistieron el director general de Damm, Jorge Villavecchia; el presidente de Trasmediterranea, Jorge Vega-Penichet y el director general de la naviera, Ignacio Aguilera. La fiesta se celebró en la Terminal de Trasmediterránea en Valencia y acudieron autoridades y representantes de la actividad portuaria y del sector turístico y económico de la ciudad. Tras las palabras de bienvenida visitaron los dos buques y entrada la noche se sirvió una cóctel cena seguido de la actuación de la cantante Natalia y del dj Fonsi Nieto.

Foto: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con motivo de su reciente jubilación como profesor del Departamento de Ciencias y Técnicas de la Navegación de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, en cuyo centro ha ejercido como profesor titular desde 1991, la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación le rindió ayer un homenaje, en el transcurso de una comida celebrada en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. 

El presidente de la Academia, Enrique García Melón, le hizo entrega de una placa conmemorativa y cada uno de los asistentes expresaron sus consideraciones personales hacia el homenajeado, que éste correspondió emocionado y con muestras de gratitud. Excusaron su asistencia otros miembros académicos que se encontraban fuera de la isla y que previamente habían mostrado por escrito su adhesión. 

José Perera Marrero lee la dedicatoria de la placa de la Academia

El homenajeado y los miembros de la Academia, en la foto de familia

El profesor Perera Marrero (Santa Cruz de Tenerife, 1942) ha impartido docencia en las asignaturas Navegación Oceánica, Ampliación de Navegación Oceánica y Astronomía de Posición en el Ámbito Marítimo. Desde 1995 hasta la fecha ha sido profesor de tercer ciclo en el programa de doctorado interdepartamental. Miembro del equipo de investigación en tres proyectos y uno de ellos como investigador principal, ha publicado 15 libros, varios de ellos en coautoría relacionados con la navegación, la contaminación y la seguridad, además de artículos en revistas de ámbito nacional e internacional de temas marítimos. 

Arquitecto técnico, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, navegó durante 14 años y mandó buques de Naviera Pinillos antes de su desembarco como profesor de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, de la que durante una etapa asumió el decanato y logró con el apoyo del Cabildo Insular de Tenerife parte importante del equipamiento técnico de que dispone actualmente el centro. Ha sido profesor de varios másteres en otras universidades y conferenciante en organismos de ámbito cultural.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Plencia, villa marinera por excelencia de Vizcaya, rendirá el próximo domingo un homenaje al capitán José Miguel Amézaga Bilbao y los náufragos del petrolero “Bonifaz”, hundido el 3 de julio de 1964 después de una colisión con el petrolero francés “Fabiola”. El suceso, de trágicas consecuencias para el buque español, se saldó con cinco muertos y 20 desaparecidos. El capitán Amézaga, que ahora tiene 90 años, fue el último en abandonar su buque, en unión del oficial radiotelegrafista y un marinero.

La colisión de ambos buques cerrados en niebla se produjo a unas nueve millas al este de Cabo Finisterre. Los náufragos fueron rescatados por los buques mercantes “Setas” y “Sloman Málaga” y el destructor “José Luis Díez” y desembarcados en Vigo y Marín, respectivamente.

El petrolero español, propiedad de Naviera de Castilla –tipo T del Plan de Nuevas Construcciones de la Empresa Nacional Elcano de la Marina Mercante– había descargado en la refinería de Petroliber, en A Coruña y se dirigía a reparar en el astillero de Cartagena. La explosión provocó su hundimiento, mientras que el petrolero francés consiguió llegar por sus propios medios a su puerto de destino.

Estampa marinera del petrolero “Bonifaz” en la terminal de Cartagena

Foto: Casaú / Archivo Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Mitsui OSK Lines (MOL Lines) ha informado de que la sección de popa del buque “MOL Comfort” finalemte se ha hundido a las 11,48 h de Dubai, en una profundidad de 4.000 metros y cuando derivaba en la situación 14’ 26º N y 66º 26’ E. El rescate y remolque no fue posible debido a las dificultades que entrañaba el mal estado de la mar.

Según cálculos de la compañía naviera, unos 1.700 contenedores se han hundido o permanecen a la deriva y se ha producido una contaminación marina de unas 1.500 toneladas métricas de fuel. En el momento del hundimiento se produjo un gran estruendo y una parte de los contenedores que transportaba permanecieron a flote o se hundieron posteriormente. 

Momentos finales del hundimiento de la sección de popa del buque “MOL Comfort”

La sección de popa se ha hundido. Algunos contenedores quedan flotando

Fotos: c.gcaptain.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía japonesa Mitsui OSK Lines (MOL), propietaria del buque “MOL Comfort” que el pasado 17 de junio se partió en dos cuando navegaba a unas 200 millas de la costa de Yemen, ha informado que la sección de popa permanece a la deriva en condiciones meteorológicas adversas sin que aún se le haya podido dar remolque, mientras que la sección de popa está siendo remolcada de forma estable con la mayor parte de la carga a bordo.

La compañía desconoce cuántos contenedores se han perdido en el accidente, aunque se ha puesto de manifiesto que la mayor parte permanecen a bordo de las dos secciones. Se especula con fallos estructurales en el casco del buque, por lo que los otros seis gemelos de la serie pasarán por astillero para efectuar revisiones que eviten sorpresas en el futuro. La decisión de los técnicos consistirá en reforzar el doble la resistencia del casco sobre las normas actuales.

La sección de proa del buque “MOL Comfort” ya está siendo remolcasa

Foto: Capt. Svend Degn (vía gcaptain.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea, que hasta hace poco la conocimos como Acciona Trasmediterránea, ha modificado el logo de su imagen corporativa, simplificándolo en relación con el anterior en el que conserva el trazo rojo en el costado, pero ha desaparecido la preponderancia de Acciona y ahora sólo hace hincapié en la condición naviera. Se está procediendo al cambio a medida que los barcos van pasando sus revisiones reglamentarias.

Se dice en los medios marítimos que el cambio viene dado por una demanda de los accionistas minoritarios, molestos porque prevalecía el nombre de Acciona sobre Trasmediterránea. La primera tiene el 60 % del paquete accionarial y es la que manda, pero los restantes (entre ellos, Naviera Armas e Ibaizábal) no estaban de acuerdo y finalmente el logo de Acciona ha quedado relegado a un segundo plano. Es sorprendente que esto venga a producirse una década después del cambio de propiedad de la compañía.

El buque “José María Entrecanales” ya luce la nueva imagen corporativa

Esta imagen ya forma parte de la historia de la compañía

Fotos: Antonio Sáez y Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Boluda don Blas”

junio 26, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El remolcador “Boluda don Blas”, propiedad de Boluda Corporación Marítima, tiene en la actualidad su base en el puerto de Santa Cruz de La Palma y en ocasiones anteriores también lo hemos visto en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Es un clásico en su género, un veterano entrado en años que sigue dando buen rendimiento y en su hoja de servicios tiene acciones meritorias, como el rescate del mercante alemán “EmsRiver”, ocurrido el 24 y 25 de agosto cuando navegaba al oeste de La Palma.

El casco tomó forma en el astillero Construcciones Navales del Sureste (Alicante) y entró en servicio en 1977. Es un buque de 147 toneladas brutas y 170 toneladas de peso muerto, en un casco de 23,80 m de eslora, 7,50 m de manga, 4,20 m de puntal y 3,70 m de calado. Propulsado por un motor diesel de 2.050 caballos que le permite una velocidad de 10,7 nudos y una potencia de tiro de 27 toneladas, tiene capacidad oceánica y dispone de medios contra incendios. Código IMO 7516785.

Estampa marinera del remolcador “Boluda don Blas”

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero “Pebane” (P-001) salió el 31 de mayo del astillero de Navantia en San Fernando (Cádiz) a bordo del buque “Panagia”, en viaje al puerto de Maputo (Mozambique”, a donde llegó el 18 de junio. Este buque es el antiguo “Dragonera” (P-32), que ha sido actualizado en la citada factoría, tras su cesión por la Armada Española a la Marina de Mozambique para su empleo en la lucha contra la piratería en la zona, donde faenan numerosos barcos españoles.

El contrato se firmó el 20 de noviembre de 2012 y el personal de Navantia ha acometido la modernización del buque con objeto de alargar su vida operativa. La obra ha supuesto más de 50.000 horas de trabajo, lo que se traduce en más de 50 operarios durante seis meses. Existe una propuesta similar sobre el patrullero “Ízaro”, en términos similares –cesión y modernización en el astillero español– cuya decisión se conocerá en breve.

Abanderamiento del patrullero “Pebane” en la factoría de Navantia en San Fernando

Foto: Navantia