Juan Carlos Díaz Lorenzo

El capitán José Manuel Martínez Mayán, durante años profesor de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas de La Coruña, falleció ayer a la edad de 65 años. Hacía poco tiempo que se había jubilado de su actividad docente en el mencionado centro, que es uno de los más importantes y antiguos de España. En el sector profesional y académico era especialmente conocido por su segundo apellido, Mayán. 

Martínez Mayán, a quien conocimos, había sido durante años oficial y capitán de petroleros. Por su dilatada experiencia profesional en este tipo de buques, actuó como perito durante la crisis del “Prestige”. En su tesis doctoral, defendida en 2005 y titulada “Análisis de la seguridad en las maniobras de transbordo de carga entre buques tanque y entre éstos y las terminales, utilizando un shuttle-tanker de propulsión diesel-eléctrica y posicionamiento dinámico”, pone de manifiesto su profundo dominio del tema.

El capitán José Manuel Martínez Mayán, en una clase práctica de maniobra

Coautor, junto a Felipe Louzán Lago y Santiago Iglesias Baniela, del libro titulado “Manual del operador GMDSS”, fue miembro destacado de la junta directiva del Club Náutico de Portosín, en el que desarrolló una intensa labor y miembro número 17 de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, presidida por el profesor y catedrático de la Universidad de La Laguna, Enrique García Melón. 

Martínez Mayán tenía una gran simpatía, arrancaba una sonrisa con mucha facilidad y deja una estela imborrable de afecto entre quienes fueron sus alumnos, amigos y compañeros de profesión. Como nos dice Felipe Antelo, “en su paso por la vida ha dejado huella. Además de gran luchador frente a varios reveses de su vida, fue un amante de la profesión y consiguió transmitirlo a propios y extraños y lo recuerdan afectuosamente. Una gran pérdida, sin duda”.

Descanse en paz.

Foto: Borja Castaño / Ingeniería Marina

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con motivo de su reciente jubilación como profesor del Departamento de Ciencias y Técnicas de la Navegación de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, en cuyo centro ha ejercido como profesor titular desde 1991, la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación le rindió ayer un homenaje, en el transcurso de una comida celebrada en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. 

El presidente de la Academia, Enrique García Melón, le hizo entrega de una placa conmemorativa y cada uno de los asistentes expresaron sus consideraciones personales hacia el homenajeado, que éste correspondió emocionado y con muestras de gratitud. Excusaron su asistencia otros miembros académicos que se encontraban fuera de la isla y que previamente habían mostrado por escrito su adhesión. 

José Perera Marrero lee la dedicatoria de la placa de la Academia

El homenajeado y los miembros de la Academia, en la foto de familia

El profesor Perera Marrero (Santa Cruz de Tenerife, 1942) ha impartido docencia en las asignaturas Navegación Oceánica, Ampliación de Navegación Oceánica y Astronomía de Posición en el Ámbito Marítimo. Desde 1995 hasta la fecha ha sido profesor de tercer ciclo en el programa de doctorado interdepartamental. Miembro del equipo de investigación en tres proyectos y uno de ellos como investigador principal, ha publicado 15 libros, varios de ellos en coautoría relacionados con la navegación, la contaminación y la seguridad, además de artículos en revistas de ámbito nacional e internacional de temas marítimos. 

Arquitecto técnico, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, navegó durante 14 años y mandó buques de Naviera Pinillos antes de su desembarco como profesor de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, de la que durante una etapa asumió el decanato y logró con el apoyo del Cabildo Insular de Tenerife parte importante del equipamiento técnico de que dispone actualmente el centro. Ha sido profesor de varios másteres en otras universidades y conferenciante en organismos de ámbito cultural.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo