Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación celebró recientemente su tradicional cena de Navidad en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. Ocasión propicia para el encuentro distendido entre un grupo de amigos de disciplinas dispares a los que une el concepto de la amistad bien entendida y el interés académico por los asuntos relacionados con la Navegación. En 2016, la Academia se propone impulsar diversos proyectos, que habían sido propuestos y fueron debatidos con amplitud.

Asistieron, en esta oportunidad, los académicos Enrique García Melón (presidente), Alberto Darias Príncipe, Arturo Hardisson de la Torre, Gonzalo Lozano Soldevilla, José Manuel Pérez Beviá, Enrique Melón Rodríguez, Luis Santos Jara, Roberto González Díaz, Antonio Burgos Ojeda, Manuel Garrocho Martín (secretario), Juan Carlos Díaz Lorenzo (vicepresidente), Juan Antonio Rojas Manrique y César Rodríguez Quintana. Como invitado asistió, asimismo, Luis Marcial García Rebollo, comandante naval de Tenerife. Excusaron su asistencia los académicos Manuel Marrero Álvarez y José Perera Marrero. 

Los miembros de la Academia, en su reciente encuentro navideño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación celebró anoche su tradicional cena de Navidad en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. Ocasión propicia para el encuentro distendido entre un grupo de amigos de disciplinas dispares a los que une el concepto de amistad bien entendida y el interés académico por los asuntos relacionados con la Navegación.

Asistieron, en esta oportunidad, los académicos Enrique García Melón (presidente), Alberto Darias Príncipe, Arturo Hardisson de la Torre, Gonzalo Lozano Soldevilla, Manuel Marrero Álvarez, Enrique Melón Rodríguez, Luis Santos Jara, Antonio Burgos Ojeda, Manuel Garrocho Martín (secretario), Juan Carlos Díaz Lorenzo y Juan Antonio Rojas Manrique.

Foto de familia de los miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con motivo de su reciente jubilación como profesor del Departamento de Ciencias y Técnicas de la Navegación de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, en cuyo centro ha ejercido como profesor titular desde 1991, la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación le rindió ayer un homenaje, en el transcurso de una comida celebrada en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. 

El presidente de la Academia, Enrique García Melón, le hizo entrega de una placa conmemorativa y cada uno de los asistentes expresaron sus consideraciones personales hacia el homenajeado, que éste correspondió emocionado y con muestras de gratitud. Excusaron su asistencia otros miembros académicos que se encontraban fuera de la isla y que previamente habían mostrado por escrito su adhesión. 

José Perera Marrero lee la dedicatoria de la placa de la Academia

El homenajeado y los miembros de la Academia, en la foto de familia

El profesor Perera Marrero (Santa Cruz de Tenerife, 1942) ha impartido docencia en las asignaturas Navegación Oceánica, Ampliación de Navegación Oceánica y Astronomía de Posición en el Ámbito Marítimo. Desde 1995 hasta la fecha ha sido profesor de tercer ciclo en el programa de doctorado interdepartamental. Miembro del equipo de investigación en tres proyectos y uno de ellos como investigador principal, ha publicado 15 libros, varios de ellos en coautoría relacionados con la navegación, la contaminación y la seguridad, además de artículos en revistas de ámbito nacional e internacional de temas marítimos. 

Arquitecto técnico, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, navegó durante 14 años y mandó buques de Naviera Pinillos antes de su desembarco como profesor de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, de la que durante una etapa asumió el decanato y logró con el apoyo del Cabildo Insular de Tenerife parte importante del equipamiento técnico de que dispone actualmente el centro. Ha sido profesor de varios másteres en otras universidades y conferenciante en organismos de ámbito cultural.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Antonio Rojas Manrique, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, ingresó en la noche del pasado sábado en la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, en el transcurso de un acto solemne celebrado en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. Su discurso de ingreso llevó por título “Últimos métodos utilizados para la recogida de hidrocarburos derramados al mar”.

Contestó el presidente de la Academia, doctor Enrique García Melón, padrino del nuevo académico, quien resaltó su trayectoria y proyección profesional, haciendo mención a su juventud y del que enfatizó que “el acto de esta noche es un peldaño más en tu carrera. Espero verte subir muchos más”.

El nuevo académico, en el transcurso de su discurso de ingreso

Foto de familia de los miembros de la Academia asistentes al acto de ingreso

Foto de familia del nuevo académico y sus familiares más directos

Nacido en Santa Cruz de Tenerife hace 29 años, el nuevo académico es doctor en Marina Civil, licenciado en Náutica y Transporte Marítimo por la Universidad de La Laguna y capitán de la Marina Mercante. Realizó sus prácticas de alumno en los buques “Cervantes” (Flota Suardíaz), “Bencomo Express” y “Bentago Express” (Fred. Olsen Express).

Desde 2008 trabaja en Naviera Armas, donde ha desempeñado los diferentes empleos de tercer, segundo y primer oficial en los buques “Volcán de Tijarafe”, “Volcán de Tauce”, “Volcán de Tejeda”, “Volcán de Timanfaya” y “Volcán de Tamadaba”. Desde 2010 ocupa plaza de primer oficial a la entrega del buque “Volcán del Teide” y en 2011 de su buque gemelo “Volcán de Tinamar”. Está en posesión de un amplio elenco de certificados de diferentes especialidades, prevención de riesgos laborales en el sector marítimo, Código ISM, asistencia a diversos seminarios y varias publicaciones en revistas especializadas en calidad de coautor.

Redacción

En el transcurso de un acto celebrado el pasado 10 de noviembre en el Casino de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Marrero Álvarez ingresó como miembro numerario de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, cumpliendo así con el acuerdo de la junta directiva adoptado en su día por unanimidad.

Abrió la sesión el presidente de la Academia, Enrique García Melón, quien dio paso al secretario, Manuel Garrocho Martín, para dar lectura al acuerdo plenario por el que se admite al nuevo académico, a propuesta de los miembros Enrique García Melón, José Perera Marrero y Juan Carlos Díaz Lorenzo y, a continuación, Manuel Marrero Álvarez pronunció su discurso de ingreso con una conferencia titulada “Edad de oro de los grandes trasatlánticos”.

Manuel Garrocho Martín lee el acuerdo de la junta directiva de la Academia

Entretenida y amena intervención en la que su autor hizo un recorrido histórico por los grandes protagonistas del transporte marítimo entre Europa y América en la primera mitad del siglo XX. Evocación de compañías navieras, barcos, personajes y hechos históricos en tiempos de paz y de guerra más destacados que jalonaron toda una época, con el relevante protagonismo de Gran Bretaña, Alemania, Francia, Holanda, Italia y España.

Dado su conocido afán y entusiasmo por las cosas de la mar y los barcos, la conferencia de Manuel Marrero Álvarez hizo revivir a los asistentes no sólo los principales hitos de la comunicación trasatlántica de la época y las vicisitudes de cada compañía (Cunard, White Star, Norddeutscher Llody, CGT, Italia di Navigazione…) y de sus buques, sino hilvanado todo ello con las razones políticas, sociales y económicas de cada momento.

Manuel Marrero Álvarez, en el transcurso de su intervención

“Edad de oro de los grandes trasatlánticos”, conferencia del nuevo académico

La conferencia estuvo acompañada de una selección de imágenes de los grandes trasatlánticos ingleses “Mauretania”, “Lusitania”, “Aquitania”, “Olympic”, “Titanic” y “Britannic”; y los tres “monstruos” alemanes de Hapag: “Imperator”, luego “Berengaria”; “Vaterland”, luego “Leviathan” y “Bismarck”, luego “Majestic”, así como los buques “Ile de France” y “Normandie”, en el caso de Francia e Italia, con sus elegantes trasatlánticos “Rex” y “Conte di Savoia”.

Mención para EE.UU. con los trasatlánticos “América” y más tarde el célebre “United States”, imbatido en su clase en el cruce del Atlántico; el resurgir de Alemania con los trasatlánticos “Bremen” y “Europa”; Inglaterra, con los trasatlánticos “Queen Mary” y “Queen Elizabeth”, el primero conservado como hotel flotante en la costa oeste de EE.UU. y el segundo perdido por un incendio en aguas de Hong Kong.

El último tramo de su intervención lo dedicó a la Compañía Trasatlántica Española, la gran protagonista junto a Pinillos e Ybarra de las líneas trasatlánticas de nuestro país. Y lo hizo con un recorrido por los principales acontecimientos y los buques “Infanta Isabel de Borbón” y “Reina Victoria Eugenia”, “Alfonso XIII”, luego “Habana”; “Marqués de Comillas”, “Magallanes” y “Juan Sebastián Elcano”, “Virginia de Churruca” y “Satrústegui”, “Covadonga” y “Guadalupe”  y “Begoña” y “Montserrat”.

Juan Carlos Díaz Lorenzo, padrino del académico, contesta el discurso de ingreso

A continuación le contestó el vicepresidente de la Academia y padrino del nuevo académico, Juan Carlos Díaz Lorenzo, quien dijo que “hoy recibimos a una persona con un inusual sentido de la amistad en estos tiempos de hondas dificultades y arraigado materialismo, un sentido práctico y amable de la vida y una larga experiencia profesional directamente relacionada con el puerto tinerfeño”.

Manuel Marrero Álvarez nació en 1933 en Santa Cruz de Tenerife y estuvo unido a la Compañía Trasatlántica Española durante los 45 años que duró su vida laboral, desde su llegada en 1949. En una primera etapa como jefe de la oficina de los agentes de siempre de la centenaria naviera española, Sres. Viuda e Hijos de Juan La Roche, “sinónimo de honradez y prestigio, cuya manifiesta lealtad a la compañía, manteniéndose ajena a otros clientes, acabaría pasándole una dolorosa factura” y provocaría su cierre en 1984. Momento en el que la dirección de la compañía, en Madrid, nombró a Manuel Marrero delegado regional de Compañía Trasatlántica Española en Canarias, cargo que desempeñó por espacio de una década, hasta su jubilación anticipada.

 “Más allá del acontecer portuario, Manolo Marrero es hombre de buena memoria y apasionado de la historia naval, como hemos podido apreciar en su discurso de ingreso. Desde el principio de nuestra amistad compartimos vocación por la época de los trasatlánticos y su presencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. De ello nos ha dejado constancia en su libro titulado ‘Trasatlántica y la emigración canaria a América’, publicado en 2008”.

“Dicho libro es el reflejo de un amor irrepetible y escenificado en una compañía naviera que tanto ha significado en la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife –y de España y América Latina toda- y que figuró entre las más antiguas de Europa, pues en los últimos años, en manos de unos empresarios de dudosa capacidad, Trasatlántica se hundió irremisiblemente”.

“La Academia se enriquece hoy con la llegada de Manuel Marrero Álvarez por las razones que he dicho con anterioridad. Y estoy seguro que también el nuevo académico se enriquece en su conocimiento y afectividad con la experiencia y la amistad de todos nosotros que, desde hoy y al menos oficialmente, somos sus nuevos amigos y colegas académicos”.

Enrique García Melón impone la medalla de la Academia al nuevo académico

Manuel Marrero y Juan Carlos Díaz Lorenzo se funden en un abrazo

Manuel Marrero Álvarez, arropado por los miembros de la Academia

Juan Carlos Díaz Lorenzo y Manuel Marrero Álvarez

A continuación, el presidente de la Academia le impuso la medalla y le entregó el título acreditativo y la insignia correspondiente, momento en el que ambos se fundieron en un emotivo abrazo, haciéndolo a continuación con su padrino de ceremonia entre los aplausos de los académicos asistentes y de sus familiares. Excusaron su asistencia los académicos Roberto González Díaz, Alberto Darias Príncipe y Antonio Burgos Ojeda, por encontrarse fuera de la isla.

Fines de la Academia de Ciencias de la Navegación

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación tiene como fines Investigar y fomentar el estudio de la navegación, en sentido amplio, así como su enseñanza y difusión; estimular las publicaciones sobre temas relacionados con la navegación; organizar convenciones, jornadas y cursos que ayuden a un mejor conocimiento de la navegación, por parte de nuestra comunidad archipielágica, tan dependiente del sector marítimo; colaborar en la formación del profesorado, en sus múltiples perfiles y estudiar lo relativo a la normativa, nacional e internacional, relacionada con la navegación en general.

Entre sus principales actividades, realiza encuentros con personas estudiosas de temas relacionados con la navegación, promueve la organización de cursos y jornadas sobre las ciencias de la navegación, publicar estudios y trabajos relacionados con los fines expresados y fomenta la organización de convenciones, jornadas, cursos y conferencias, relacionados con los diferentes aspectos de la navegación.

Los miembros numerarios de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación son los siguientes:

1.- Enrique García Melón, capitán de la Marina Mercante, doctor en Ciencias del Mar y en Marina Civil, catedrático de la Universidad de La Laguna.

2.- Juan Carlos Díaz Lorenzo, historiador, investigador y periodista, licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela.

3.- Manuel Garrocho Martín, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil

4.- Juan Imeldo Gómez Gómez, jefe de máquinas, doctor en Marina Civil y profesor titular de la Universidad de La Laguna.

5.- Arturo Hardisson de la Torre, doctor en Farmacia y catedrático de la Universidad de La Laguna

6.- José Perera Marrero, capitán de la Marina Mercante, doctor en Marina Civil y profesor titular de la Universidad de La Laguna.

7.- Antonio Burgos Ojeda, doctor en Medicina, profesor titular de la Universidad de La Laguna.

8.- Roberto González Díaz, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, capitán del buque-hospital “Esperanza del Mar”.

9.- Francisco Noguerol Cajén, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, práctico del puerto de Santa Cruz de La Palma.

10.- Juan Antonio Irigoyen Jiménez, capitán de corbeta (RNA) y doctor en Marina Civil.

11.- Enrique Melón Rodríguez, doctor en Marina Civil, profesor contratado de la Universidad de La Laguna.

12.- Abel Camblor Ordiz, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Oviedo.

13.- Antonio Fraidíaz Becerra, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Cádiz.

14.- Santiago Iglesias Baniela, bidoctor en Marina Civil (Universidad de La Coruña y Universidad de La Laguna), profesor titular de la Universidad de La Coruña.

15.- Antonio Manuel Couce Calvo, capitán de fragata del Cuerpo General de la Armada y  diplomado de Estado Mayor.

16.- Gonzalo Lozano Soldevilla, doctor en Biología y en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de La Laguna.

17.- José Manuel Martínez Mayán, doctor en Marina Civil, profesor titular de Escuela Universitaria, Universidad de La Coruña.

18.- Luis Alonso Santos Jara, doctor en Marina Civil, profesor asociado de Universidad.

19.- Daniel García Gómez de Barreda, doctor en Ciencias del Mar, profesor titular de la Universidad de Cádiz.

20.- Carlos Pérez Labajos, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Cantabria.

21.- Alberto Darias Príncipe, doctor en Historia y catedrático de la Universidad de La Laguna.

22.- Manuel Marrero Álvarez, directivo naviero y delegado regional de Compañía Trasatlántica Española en Canarias (1984-1993).

Asimismo, son miembros correspondientes de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, las siguientes personas:

1.- María Concepción Rodríguez Rodríguez, capitán de la Marina Mercante y doctora en Marina Civil.

2.- César Rodríguez Quintana, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil.

Fotos: Manuel Marrero Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Manuel Marrero Álvarez, ex delegado de Compañía Trasatlántica Española en Canarias, fue invitado a la última reunión a la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, celebrada en el Casino de La Laguna. Toda su vida profesional transcurrió vinculado a la centenaria naviera española, tristemente desaparecida hace unos años. Primero, como empleado de la consignataria La Roche y, en 1982, tras la creación de la delegación regional hasta la venta de la compañía al Grupo Odiel.

En esta oportunidad asistieron los académicos Enrique García Melón (presidente), Juan Carlos Díaz Lorenzo, Gonzalo Lozano Soldevilla, Manuel Garrocho Martín, Arturo Hardisson de la Torre, José Perera Marrero y Roberto González Díaz. Se da la circunstancia de que, por razones profesionales, Enrique García Melón y Manuel Marrero Álvarez se conocen desde hace más de cincuenta años.

Un encuentro muy agradable que se convirtió en evocación de los años intensos en los que los trasatlánticos de la emigración hacían escala en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas –“Marqués de Comillas”, “Habana”, “Satrústegui”, “Virginia de Churruca”, “Begoña” y “Montserrat” -como el invitado evoca en su libro “Trasatlántica y la emigración canaria a América”– y del protagonismo que Compañía Trasatlántica Española tuvo en el transporte de carga entre América Latina y España, caso de la madera y el tabaco a bordo de los célebres cargueros de línea de Spanish Line.

Manuel Marrero Álvarez (centro) y los miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, en su última reunión

Redacción

Organizada por la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación y coincidiendo con el centenario del histórico vapor “La Palma”, el jueves 12 de abril se celebró en el salón de actos del Parlamento de Canarias una sesión cultural en la que el historiador naval Juan Carlos Díaz Lorenzo abordó el tema “Cien años de vapores interinsulares canarios. Los correíllos negros”.

La apertura del acto estuvo a cargo de Antonio Castro Cordobez, presidente del Parlamento de Canarias y la presentación del conferenciante la hizo Salvador Delgado Moreno, almirante comandante del Mando Naval de Canarias y compartió el estrado el presidente de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, Enrique García Melón.

Presidencia del acto celebrado en el Parlamento de Canarias

Nutrida asistencia de público que llenó el salón de actos. Entre los asistentes, el almirante Martín de la Escalera Mandillo, los generales Colás Campo y Pérez Beviá, capitán de navío Blas Romero López, comandante naval de Tenerife; coronel Pardo de Santayana, director del CFOR; el eurodiputado Gabriel Mato, las senadoras María de Haro y Luz Marina Socas, el diputado regional Asier Antona; el capitán marítimo de Tenerife, Antonio Padrón; los presidentes del COTIME, ICJCE y Centro Icodense, el delegado de Acciona-Trasmediterránea en Canarias, capitanes de la Marina Mercante, ex cónsules de Finlandia y Austria, profesores de la Universidad de La Laguna y otras representaciones.

El presidente de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, Enrique García Melón, agradeció la buena predisposición del presidente del Parlamento de Canarias para la celebración del acto conmemorativo y mostró su deseo de seguir colaborando en el futuro. “Para nosotros, como Academia, es motivo de especial satisfacción y lo realza el hecho de que se celebre en un escenario de tanta importancia como es el Parlamento de Canarias, pues los correíllos negros fueron durante muchos años el medio que unió a todas las islas y la vecina costa africana”.

La conferencia reunió a una nutrida asistencia

En el siguiente enlace el lector puede acceder a las intervenciones del presidente del Parlamento de Canarias y del almirante comandante del Mando Naval de Canarias, así como a la conferencia de Juan Carlos Díaz Lorenzo.

Fotos: Asier Antona y Miguel Bravo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación recibió en su última reunión a dos invitados, Lorenzo Soriano y Miguel A. Carballo, para exponer éste su proyecto de diseño de casco “s” para esloras pequeñas. La reunión, celebrada en el Casino de La Laguna, contó con la asistencia del catedrático Enrique García Melón, presidente de la Academia; Juan Carlos Díaz Lorenzo, vicepresidente y de los académicos doctores Alberto Darias Príncipe, Gonzalo Lozano Soldevilla, José Perera Marrero, Roberto González Díaz, Manuel Garrocho Martín y Luis Santos Jara.

Se trata de un diseño en el que sus líneas de agua se ensanchan hacia la proa de forma hidrodinámica y bajo la línea de flotación, para crear un vientre con el menor volumen de carena posible, facilitando el espacio de emplazamiento y anclaje del motor y logrando, de este modo, que el peso de éste sirva para dar más estabilidad autoadrizante y con ello favorecerse de inercia.

Según explica su autor, “mi diseño del casco S permite a las embarcaciones de pequeña eslora tener ubicado su motor bajo la línea de flotación, consiguiendo un punto de gravedad notablemente bajo y, a la vez, como si se tratase de un dardo adelantado a su eje de marcha. Esto produce dos consecuencias inmediatas y directas: la de mejorar la estabilidad autoadrizante y la de mantener una inercia en rumbo, más estable”.

Tras la presentación se abrió un interesante debate sobre el proyecto presentado. En el próximo número de la revista “Capitán”, que publica la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, aparecerá un artículo técnico sobre el novedoso proyecto de Miguel Ángel Carballo Castellano.

Miguel Carballo y Lorenzo Soriano (primera fila por la izquierda) junto a los miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación agasajó el pasado domingo, 22 de noviembre, a su presidente y cofundador, el profesor Enrique García Melón, catedrático de Navegación  de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, con motivo de su reciente jubilación. El homenajeado, que recibió una artística placa de sus compañeros y amigos, expresó con emoción contenida su sentimiento de afecto, gratitud y lealtad a la amistad que le une con todos ellos desde hace muchos años. Excusaron su asistencia y se recibieron adhesiones de otros miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación.

Capitán de la Marina Mercante y académico de una larga y fructífera trayectoria, Enrique García Melón navegó en buques de Compañía Trasatlántica Española, CEPSA y Antonio Armas Curbelo, en los que ocupó plaza de oficial y capitán, y en las tres últimas décadas de su vida profesional ha ejercido la enseñanza superior en la Escuela Oficial de Náutica de Santa Cruz de Tenerife, de la que es uno de sus representantes más prestigiosos y reconocidos por su constante esfuerzo y labor por mejorar la calidad de la enseñanza. Su condición de bidoctor y catedrático de Navegación, le ha permitido formar parte de numerosos tribunales de tesis doctorales de nuevos profesores que hoy tienen importantes responsabilidades en las enseñanzas náuticas del país.

Presidente, desde su fundación, de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, con sede en La Laguna, siempre le ha dedicado esfuerzo y tiempo para su consolidación e incorporación de nuevos miembros, todos ellos de reconocido prestigio académico y universitario. Dotado, además, de una nobleza entrañable, Enrique García Melón pertenece al grupo de personas que suman afectos, razón por la cual en los próximos días se sucederán otros homenajes de compañeros, colectivos y amigos. 

Enrique García Melón (centro, sentado) con sus colegas de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación