Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la segunda quincena de este mes comenzará a operar una nueva línea entre los puertos de Motril y Tánger Med, a cargo de la naviera FRS. Estará a cargo del buque “FRS Kattegat” y será sólo para carga rodada con una rotación diaria, informa la compañía. Se trata de una nueva opción para el transporte entre Europa y Marruecos, a través del citado puerto granadino, al que Naviera Armas ha puesto en alza en la línea con Melilla.

FRS, sociedad de capital alemán, entiende que siendo Motril el puerto más cercano a Madrid, con la que está conectado a través de la Autopista del Mediterráneo (A7), se posiciona como una alternativa de gran interés para los operadores de carga rodada. El viaje tendrá una duración estimada de ocho horas. En 2015, esta naviera movió algo más de 1,7 millones de pasajeros y 400.000 vehículos en el área del Estrecho, desde los puertos de Tarifa y Algeciras. 

El buque “FRS Kattegat” invertirá ocho horas en cubrir el trayecto

Foto: FRS

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desaparecida Compañía Trasatlántica y a falta de navieros españoles, viene la compañía italiana Grimaldi a ocupar ese espacio y ha anunciado una nueva línea de carga rodada entre Barcelona y Valencia y cinco puertos de la costa este de Norteamérica: Halifax, New York, Baltimore, Jacksonville y Galveston. Serán cinco salidas mensuales, una de las cuales hará escala dos veces al mes en los puertos de Gemlik, Civitavecchia, Savona, Halifax, New York y Baltimore y una segunda línea conectará tres veces al menos los puertos de Civitavecchia, Baltimore, Jacksonville y Galveston.

Aunque el servicio tiene como argumento la cobertura al contrato con Fiat para transportar su producción europea y turca con destino al mercado norteamericano, también aceptará todo tipo de carga rodada y cargas de proyecto, algo que la naviera se puede permitir por la elevada flexibilidad operativa que tienen sus buques. Hasta ahora las líneas de carga rodada a EE.UU. se llevaban a cabo desde África Occidental y Norte de Europa”. Grimaldi es uno de los mayores operadores de buques ro-ro en el mundo, pues controla una flota de más de 100 buques.

grimald

Grimaldi tiene una flota formada por más de cien buques

Foto: Grimaldi Lines

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La carga transportada por Trasmediterránea en los nueve primeros meses de 2015 ha aumentado en un 3,4%, con respecto a igual periodo del año anterior, informa la compañía. La flota propia y alquilada de la naviera española transportó 4.337.125 metros lineales de carga rodada y vehículos en régimen de mercancía, frente a los 4.195.403 metros lineales de igual periodo de 2014.

Se aprecia, asimismo, un aumento del 3,2% en cuanto el número de pasajeros, que suman poco más de dos millones (2.000.960), mientras que los vehículos en régimen de equipaje sumaron 449.573, un 1,1% más que en igual periodo del año anterior. El ebitda ha experimentado un aumento del 29,3%, hasta 38 millones de euros, debido al aumento de la actividad y los menores costes, principalmente debido al coste de combustible y la política de contención aplicada por el nuevo equipo de dirección de Trasmediterránea.

Trasmediterránea tiene los mayores buques rolones de la flota española

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Terminada la OPE 2015 en la línea del Estrecho de Gibraltar, Balearia ha reposicionado el buque italiano “Sicilia” en la línea Valencia-Palma-Ibiza en la que comparte programación con el buque “Visemar One”, de la misma bandera. Ambos están arrendados y suman 4.500 metros lineales de carga rodada y 1.600 plazas para pasaje. El refuerzo está pensado en el transporte de mercancías, con una oferta de diez servicios semanales, seis de ellos directos a Palma de Mallorca.

Informa Balearia de que el servicio será nocturno, de modo que los operadores logísticos puedan distribuir con puntualidad a primera hora de la mañana. Gemelo del “Nápoles”, el ferry “Sicilia” (ex “Trinacria”) es un buque de la larga lista de Visentini, puesto en servicio en noviembre de 2002.  De 26.000 toneladas brutas, mide 186 m de eslora y 25,60 m de manga y mantiene una velocidad de 22 nudos, propulsado por dos motores Wärtsila, con una potencia de 18.900 kw sobre dos ejes.

Estampa marinera del ferry italiano “Sicilia”, visto por la amura de estribor

Foto. Manuel Moreno Martínez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el día de ayer, el buque “Super-Fast Levante” estuvo realizando pruebas en aguas de la bahía de Algeciras y regresó a su amarre en Gibraltar. Esta tarde ha salido en dirección a Barcelona. En el momento de escribir esta información navega al rumbo 083º a una velocidad de 14,6 nudos. De modo que, contrariamente a lo que habíamos publicado, el buque ha sido reactivado y entrará de nuevo en servicio en la línea de Baleares.

Estaba previsto que entrara en línea el pasado 9 de junio para cubrir el triángulo Barcelona-Mahón-Ibiza. A pesar de que se trata de un barco relativamente nuevo, puesto en servicio en marzo de 2001, una década después (marzo de 2011) fue amarrado en el puerto de Cartagena, donde permaneció inactivo hasta octubre de 2014, en que viajó a Gibraltar, donde se ha procedido a su puesta a punto hasta que se ha decidido su reactivación.

En diciembre de 2010, el buque “Super-Fast Levante” –conocido en el argot marítimo como el “mazinger zeta” por la forma del puente y sus alerones– estuvo haciendo la línea Algeciras-Tánger Med hasta finales de febrero de 2011, con dos viajes diarios y escasa ocupación y después hizo un viaje extraordinario Alicante-Orán cargado con material para la caravana del Sahara. Luego, a su regreso a Cartagena, quedó amarrado por espacio de tres años y medio, informa el jefe de máquinas, entonces primer oficial, Hugo Meré.    

El buque “Super-Fast Levante”, ayer, en aguas de la bahía de Algeciras

Foto: Francis Ferro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Super-Fast Levante”, que se encuentra amarrado en Gibraltar donde recientemente ha sido puesto a punto, entrará de nuevo en servicio. El próximo 9 de junio llegará al puerto de Palma de Mallorca y pasará a cubrir una línea semanal de carga rodada con escalas en Barcelona, Mahón e Ibiza. Tiene una capacidad de carga de 1.900 metros lineales y relevará al buque finlandés “Miranda”, lo que permitirá que el buque “Super-Fast Baleares” pase a la línea Valencia-Palma.

El último de los barcos mercantes construidos en el astillero Unión Naval de Levante (construcción número 280), puesto en servicio en marzo de 2001, es un buque de 17.505 toneladas brutas y 7.200 toneladas de peso muerto, en un casco de 158 m de eslora total, 25,20 m de manga y 6,50 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila, con una potencia de 25.204 kw, que accionan dos ejes e igual número de hélices de paso varaible y le permite mantener una velocidad de 22 nudos.  

El buque “Super-Fast levante”, en su amarre en el puerto de Gibraltar

Foto: Daniel Ferro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Balearia transportó 3,2 millones de pasajeros durante 2014, lo que representa un 15% de incremento con respecto al año anterior. También registró un aumento del seis por ciento en carga, sobrepasando los cuatro millones de metros lineales y unos 660.000 vehículos, lo que supone un 11% más con respecto al año anterior, informa la compañía. En la actualidad la naviera tiene una flota de veinte buques, emplea a un millar de personas y está participada por Adolfo Utor (57,5%) y el Grupo Matutes (42,5%).

En las dos líneas que opera en el Estrecho de Gibraltar se movieron 1,7 millones de pasajeros, un 16% con respecto a 2013. El transporte de vehículos creció un 10%, hasta 350.000 unidades. No así la carga rodada, que registró en retroceso y cuya cuantía la naviera no informa. En Baleares el tráfico de pasajeros creció un 14%, hasta 1,4 millones. El número de vehículos, unos 310.000, representa un aumento del 13% y la carga rodada, un 11%, hasta 3,2 millones de metros lineales. Balearia también está presente en una línea entre Fort Lauderdale (Florida) y Freeport (Bahamas), donde movió 130.000 pasajeros, un 18% más que en 2013.

?

El buque “Abel Matutes” es el mayor de la flota de Balearia

Al cierre del ejercicio, la facturación del grupo fue de 279 millones de euros. El resultado bruto de explotación (EBITDA) alcanzó 57 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior. Estas cifras vienen impulsadas, tanto por el aumento de las ventas, como por la plusvalía obtenida de la venta de activos por valor de nueve millones de euros. La deuda financiera, a 31 de octubre de 2014, era de 158 millones de euros, lo que supone un descenso del 20% respecto de la registrada hace un año.

Foto: Agustín Alapont Castilla (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea transportó en los diez primeros meses del año 4,7 millones de metros lineales de carga en todas las zonas donde opera, lo que representa un seis por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, informa la compañía. Es de advertir que el mayor crecimiento corresponde a la zona de Canarias, donde ha incrementado hasta octubre un 21% los metros lineales transportados.  

La compañía -que está inmersa en un proceso de venta, que en principio debe resolverse antes de final de año- mueve una media de cien mil camiones al año en la zona de Canarias, con tres salidas semanales desde la Península para garantizar la demanda de sus clientes, entre los que se encuentran los principales productores del plátano de Canarias, caso de Coplaca, Agriten, Cupalma, Europlátanos y Plátanos de Canarias.  

El rolón “José María Entrecanales”, buque-insignia de Trasmediterránea

El delegado de Trasmediterránea en Canarias (segundo por la izq.) y el presidente del Cabildo de Fuerteventura y acompañantes, en la SALT 2014 

A través de Acciona Logística, Trasmediterránea se ha convertido en el primer operador logístico de grupaje a temperatura controlada entre la Península y Canarias y  entre islas, contando con almacenes propios refrigerados en los puertos de Barcelona, Valencia, Madrid y Sevilla, además de en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma. 

El servicio semanal está atendido por el ferry italiano “Albayzin”, fletado en detrimento de barcos propios y otra conexión la realiza el rolón “José María Entrecanales”, que es el mayor de la flota mercante española, en unión de su gemelo “Super-Fast Baleares”. Desde el año pasado, la compañía complementa esta línea con otro buque de carga, el rolón “Volcán de Teneguía”, fletado a una de las sociedades de Naviera Armas. 

El delegado coordinador de Trasmediterránea en Canarias, Juan Miguel Pérez González, junto a los responsables de la compañía en Las Palmas y Fuerteventura, Francisco Navarro López y Guillermo de León Armas, asistieron recientemente a la celebración del Salón Atlántico de Logística y Transporte (SALT 2014), que  se clausuró el pasado viernes en el Parque Tecnológico de Fuerteventura,  organizado por el Clúster Canario del Transporte, con la colaboración del Gobierno de Canarias y el Cabildo Insular de Fuerteventura.

Fotos: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea ha fletado el rolón “Arrow” para reforzar la línea Algeciras-Tánger Med durante la Operación Paso del Estrecho. Con ello, la compañía garantiza el tránsito de carga rodada entre los dos países, incluso en los días de mayor demanda y permite ofrecer más espacio para vehículos particulares en régimen de equipaje en los ferries que atienden las líneas del Estrecho. El buque realiza una rotación diaria, con salida de Algeciras a las 12 h y de Tánger Med a las 19 h. Es posible que en los días de mayor demanda haga viajes extraordinarios.

El citado buque fue construido en Astilleros de Huelva para la compañía Estonian Shipping Co. (ESCO) y entró en servicio a finales de 1998 bautizado con el nombre de “Varbola”. Estuvo fletado una temporada por Dart Line y rebautizado “Dart 6” y desde 2007 es propiedad de la compañía británica Seatruck Ferries y navega con su actual nombre. De 7.606 GRT, mide 122,32 m de eslora, está propulsado por dos motores Wärtsila 9R32 con una potencia de 9.900 caballos, que le permite mantener una velocidad de 16 nudos y puede cargar 65 trailers.

El rolón “Arrow”, en Algeciras. Está fletado pore Trasmediterránea para la OPE 2014

Foto: Juan Gabriel Mata

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de tres semanas de varada en el dique seco del astillero de Gibraltar, el ferry italiano “Albayzin” está de nuevo en la línea Cádiz-Canarias. Ayer tomó el relevo al ferry “Sorolla” en el puerto gaditano, que la ha atendido durante su ausencia y desde anoche ha pasado a cubrir la línea Almería-Melilla. Además, este año, a la vista de los pobres resultados de la campaña pasada, no hay producto “avión + barco”, pues no compensan los costes con los ingresos. Razón de más para mejorar la calidad del servicio en la línea marítima por excelencia. 

Ya lo hemos dicho otras veces y lo volvemos a repetir. El ferry “Albayzin” no es el barco adecuado y menos en los meses de verano. No tiene espacios públicos suficientes para el pasaje cuando el barco tiene una ocupación elevada y para más inri, los coches viajan al aire libre. Incomprensible. Por el contrario, el ferry “Sorolla” dispone de mejores instalaciones, los coches están a cubierto y, además, ofrece piscina, cine, discoteca y una mejor calidad de servicio a bordo.

Parece que los papeles están invertidos. El ferry “Sorolla” y su gemelo “Fortuny” fueron proyectados para las líneas de Baleares, si bien después el segundo de ellos sustituyó al ferry “Juan J. Sister” –del que se rumorea un posible regreso– en la línea de Canarias. El ferry “Sorolla” cubre la línea Almería-Melilla en unas ocho horas y nos envían a un barco que es el que debiera estar en una línea con esa duración –muy criticado durante la temporada que permaneció en Baleares– y no las treinta y pico horas que invierte sólo en el tramo entre Cádiz y Lanzarote. Luego sigue a Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma y retorno vía Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Puerto del Rosario y Arrecife de Lanzarote.

Echamos de menos en Canarias a dirigentes políticos más preocupados y sensibles por la calidad del transporte marítimo con la Península, como sucede en Melilla con Juan José Imbroda. Seguramente, Trasmediterránea sería entonces más considerada con la atención al servicio en la línea Cádiz-Canarias, de la que cobra una subvención estatal. La alternativa está clara. La línea Canarias-Huelva con el ferry “Volcán del Teide” –de similares características al “Sorolla”–, gana cada día más adeptos. Así el público tiene donde elegir. Y también los cargadores, que son el meollo de la cuestión, pese a que en este aspecto Trasmediterránea tiene uno de los barcos más modernos y capaces de la Marina Mercante española, como es el buque “José María Entrecanales”.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo