Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de poco más de un año de estancia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, ayer zarpó la plataforma petrolífera “GSF Arctic I”, a remolque del remolcador “Salvanguard”, camino de Aliaga (Turquía), donde será desguazada. En la maniobra de salida de la Dársena de Los Llanos participaron cuatro prácticos y varios remolcadores del servicio portuario, así como el remolcador “VB Balear”, que vino desde Las Palmas. Está previsto que el remolque llegue a su destino el próximo 15 de julio.

La plataforma “GSF Arctic I” llegó al puerto tinerfeño el 25 de mayo de 2014, a remolque del remolcador “Sean Bear”, procedente de Las Palmas de Gran Canaria, en cuya bahía había permanecido fondeada por espacio de algo más de un año, cuando llegó procedente de Brasil después de haber concluido su trabajo. Permaneció varios días frente a Santa Cruz de Tenerife hasta que las condiciones de tiempo lo permitieron y el 3 de junio siguiente quedó atracada en la Dársena de Los Llanos. Durante este tiempo ha generado ingresos para la Autoridad Portuaria y poco más.

La plataforma “GSF Arctic”, a su llegada hace un año a Tenerife

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador italiano “Brucoli”, el buque “Super-Fast Andalucía” navega rumbo a Nápoles, a donde tiene previsto arribar el próximo lunes, 25 de mayo. Remolcador y remolcado zarparon el pasado día 14 desde el puerto de Almería, donde este buque de Trasmediterránea ha permanecido amarrado largo tiempo. Pronto le tocará el turno a su gemelo “Super-Fast Canarias”. Pasarán a formar parte de la flota de la poderosa naviera italiana Grimaldi, previo recorrido general en astillero y atenderán una línea entre Venecia, Trieste, Ravenna, Ancona, Brindisi, Igoumenitsa y Patras.

Ambos buques estaban en venta a un precio de catálogo de “bróker” de 20 millones de dólares cada uno, por lo que la operación podría rondar algo menos de 40 millones de dólares. El amarre vino determinado por un plan de ajuste y la puesta en servicio de los buques “José María Entrecanales” y “Super-Fast Baleares”. Aunque inspirados en éstos, por las noticias que tenemos de los profesionales que trabajan en ellos, son de inferior calidad. Los buques vendidos a Grimaldi son de proyecto nórdico encargado en su día por Fred. Olsen Lines y construidos en 1998 en astilleros italianos con el nombres de “Brabant” y “Bayard”.

Comienza el remolque del buque “Super-Fast Andalucía” en el puerto de Almería

Foto: José Ignacio Marco Petro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De acuerdo con las previsiones iniciales, el ferry italiano “Sorrento” atracó ayer tarde en el puerto de Sagunto, tras la estela del remolcador de su misma nacionalidad “Gianemilio C”.  Según estimaciones de los técnicos permanecerá entre diez y doce días para operaciones de limpieza de  productos contaminantes y descarga de los vehículos dañados por el fuego antes de llevárselo a Italia, donde previsiblemente será reconstruido. Aunque los daños en la superestructura son apreciables, parece que el casco está en buenas condiciones, por lo que no sería la primera vez que la cirugía naval sustituya lo quemado por obra nueva y lo volvamos a ver navegando dentro de un tiempo.

Ahora queda un trabajo importante a los técnicos especialistas en la materia, para determinar las causas del incendio, aunque parece que todo apunta a un cortocircuito en uno de los camiones embarcados en la cubierta número cuatro. Se ha confirmado de que no hay peligro de vertido, después de que extinguido el fuego se procediera al sellado de sentinas y tuberías para evitar cualquier derrame. Parece que no será necesario descargar el fuel que contienen los tanques de combustible. El fuego ha deformado y atascado algunas estructuras sobre las que ahora se trabaja. Pese a los temores iniciales, el buque ha resistido bien el siniestro. Pasajeros y tripulantes están a salvo, que es lo más importante y el barco sigue a flote.

Aspecto del estado del buque “Sorrento” en la zona de popa

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aunque las estimaciones iniciales es que el remolque del ferry italiano “Sorrento” llegue esta tarde al puerto de Sagunto (Valencia), podría retrasarse hasta la noche e incluso mañana, debido al estado de la mar, de marejadilla a marejada. El remolcador italiano “Gianemilio C”, contratado por Grimaldi, navega a una velocidad de cuatro nudos con viento de proa. Desde el punto donde se produjo el incendio, a unas 18 millas de Dragonera, hasta el puerto levantino hay una distancia de unas 140 millas. El convoy viaja escoltado por el buque de salvamento “Clara Campoamor” y la patrullera “Río Cervantes”, de la Guardia Civil.

Cuando el barco siniestrado hace una semana llegue a Sagunto, queda por delante un trabajo considerable. Habrá que descargar 750 toneladas de fuel –se ha confirmado que no se han producido vertidos–, retirar los vehículos quemados y otros elementos contaminantes, así como evaluar el estado general de la zona afectada. Aunque se ha publicado que la estructura ha resistido bien los efectos del fuego, a simple vista se aprecia el desplome de una parte de la superestructura. No obstante, es previsible que el buque sea reconstruido en Italia.

La superestructura del buque ha colapsado por efectos del fuego

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry “Sorrento” llegará mañana al puerto de Sagunto (Valencia) tras la autorización de la Dirección General de la Marina Mercante, que ha dado el visto bueno al plan presentado por la compañía Grimaldi, propietaria del buque. El remolque lo hace un remolcador italiano llamado “Gianemilio C”, cuya tripulación ya ha afirmado cabos y es seguido por una patrullera de la Guardia Civil y el buque de salvamento español “Clara Campoamor”.

El ferry “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, sufrió el pasado martes un devastador incendio cuando cubría la línea Palma-Valencia. Pasajeros y tripulantes consiguieron ponerse a salvo con la ayuda de las tripulaciones de los buques “Visemar One” y “Puglia”, que fueron los primeros que acudieron a la llamada de socorro. El puerto de Sagunto dispone de medios adecuados para atender casos como éste, mientras los técnicos prosiguen su trabajo de inspección.

Todavía humeante, los daños exteriores provocados por el fuego son graves

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía italiana Grimaldi, propietaria del ferry “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, ha solicitado autorización al Ministerio de Fomento para que el buque sea remolcado al puerto de Sagunto. Del remolque se ocupará la compañía holandesa Smit Salvage, que ha sido contratada para ello. Según se ha informado, el fuego no ha afectado gravemente a la estructura interior del buque, por lo que tras el amarre y sucesivas inspecciones se decidirá sobre su futuro. Lo importante ahora es, además de asegurar su flotabilidad, proceder a la extracción del combustible, estimado en unas 750 toneladas de fuel.

Los trabajos ahora se centran en enfriar las zonas afectadas por el fuego y anular cualquier posibilidad de rebrote del fuego. A simple vista se aprecia el desplome de la cubierta superior, provocada por las elevadas temperaturas registradas durante el incendio. El buque se encuentra a unas 18 millas de Dragonera y tiene cabos dados al remolcador italiano “Gian Emilio C”, contratado por Grimaldi. Se especula con la posibilidad de que el causante del fuego haya sido el cortocircuito de un camión frigorífico situado en la cubierta número 4. El hecho de que el buque tenga amplios espacios abiertos a ambas bandas que permite la corriente de aire, favoreció el desarrollo del fuego.

El ferry “Sorrento” está a la espera de su remolque a Sagunto

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Salvamento Marítimo informa de que ha remitido la intensidad del fuego que desde mediodía del pasado sábado se ha declarado a bordo del buque factoría ruso “Oleg Naydenov”. En la actualidad se encuentra a unas veinte millas al sureste de Arguineguín, después de que a medianoche de iniciado el incendio fuera remolcado desde su atraque en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria por el remolcador “Punta Salinas”, con base en Santa Cruz de Tenerife.

A la vista de que no fue posible extinguir el fuego mientras permanecía atracado, Capitanía Marítima ordenó su remolque fuera del recinto portuario, ante el riesgo que comporta una situación de este tipo. Primero fue remolcado hacia el sureste de Gran Canaria y después el remolcador ha modificado varias veces al rumbo, hasta su posición actual. El incendio se inició en la sala de máquinas, con el barco pertrechado de cajas de cartón y combustible para iniciar una nueva campaña en los caladeros africanos.

El barco se ha escorado unos diez grados a babor y se mantiene a flote

El buque “Oleg Naydenov” (ex “Leonid Galchenko” hasta enero de 2005), es un factoría arrastrero construido en el astillero de Stralsund (antigua República Democrática Alemana), puesto en servicio en 1990 y con base en el puerto de Murmansk. De 7.765 toneladas brutas y 3.372 toneladas netas, mide 136 m de eslora y 17 m de manga. Es uno de los barcos mayores en su clase construidos para la flota pesquera de la extinta Unión Soviética. Código IMO 8607309.

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El convoy que desde el pasado miércoles ha remolcado y escoltado al objeto flotante llamado “Costa Concordia” desde la isla de Giglio, ha culminado con éxito su misión. El que fuera flamante crucero de turismo de la compañía italiana Costa Crociere está amarrado en el contradique del muelle de contenedores del puerto de Génova, donde permanecerá hasta su traslado al dique seco de Voltri, escenario de su inmediato desguace durante los próximos dos años. A su llegada a la bocana subieron a bordo los prácticos del puerto y comenzó la maniobra de entrada en medio de una gran expectación.

Durante la madrugada soplaron vientos de tramontana que ralentizaron la marcha del convoy. A media mañana la meteorología mejoró y ya habían salido a su encuentro ocho remolcadores con base en el puerto de Génova, mientras el público comenzaba a concentrarse en la ribera, para presenciar la llegada del pecio. Se han producido colapsos de tráfico en la autopista A10, entre Voltri y Pegli, informa “La Stampa”, pues los conductores también quieren disfrutar en lo posible del espectáculo, lo que ha hecho que la policía de tráfico haya tenido que emplearse a fondo. El primer ministro, Mateo Renzzi, acompañado de su esposa y sus hijos, llegó a primera hora de la tarde a Génova para presenciar el acontecimiento.

A su llegada a Génova se hicieron cargo los remolcadores del puerto

Vientos racheados demoraron la entrada del convoy en el puerto de Génova

La maniobra se ha desarrollado con una gran lentitud dada su naturaleza

El desguace se realizará en dos fases y el buque será remolcado de nuevo

Otros, más privilegiados, han querido verlo desde embarcaciones deportivas, pero les ha sido prohibido acercarse. El consejero delegado de Costa, Michel Thamm, subió a a bordo del pecio para felicitar personalmente al director de la operación de salvamento, Nick Sloane y su equipo, por el extraordinario trabajo realizado, aunque ello no borra la muerte de 33 personas, incluido un submarinista profesional español, Israel Franco Moreno, que falleció el pasado mes de febrero durante el proceso de recuperación. Todavía falta por encontrar el cadáver de un camarero, tras el trágico suceso acontecido la noche del 13 de enero de 2012.

Las autoridades italianas insisten en que no se han producido derrames durante el viaje desde la isla de Giglio. El ministro de Medio Ambiente, Gian Lucca Galletti, dijo que “los franceses deben confiar en los italianos”, en alusión a la inquietud de su colega francesa Segolene Royale al paso del convoy por Córcega. Del mismo modo que resaltan el nivel profesional del equipo técnico que ha conseguido el reflotamiento y remolque del buque con la ayuda de unos impresionantes cajones metálicos que garantizan su flotabilidad. El convoy ha terminado con éxito la misión asignada, en lo que ha sido la demostración de una extraordinaria obra de ingeniería naval y de salvamento marítimo.

Fotos: AFP, Ansa, Reuters / La Reppublica

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al amanecer el convoy que remolca y escolta al objeto flotante llamado “Costa Concordia” se encontraba a unas 40 millas de su destino. En las últimas horas la velocidad se ha mantenido en 1,5 nudos. A las diez de la mañana hora local, el remolque estaba a 32,4 millas al SW de Portofino. La meteorología acompaña y ya es visible desde la costa de Génova. Las previsiones que se manejan es que en la próxima madrugada esté cerca del puerto de Voltri, punto final de su viaje, donde la espera el soplete.

Mañana, domingo, se hará la maniobra de entrada en el dique seco, en el que ya está todo preparado. El asunto tiene un hondo calado en Italia, hasta el punto de que el primer ministro, Matteo Renzi, tiene previsto desplazarse para presenciar la llegada.  Y como la oportunidad se presenta única, quienes lo deseen pueden presenciar el acontecimiento desde la Linterna de Génova, al precio de cinco euros por persona. Caso de que haya avalancha de público, se formarán grupos de 30 personas cada 20 minutos.

El convoy del objeto flotante “Costa Concordia” ha recorrido casi 200 millas

Foto: Departamento de Defensa Civil de Italia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sin novedad en el convoy que remolca y escolta al objeto flotante llamado “Costa Concordia” en su último viaje hacia Génova, a donde llegará mañana, según las previsiones. En estos momentos navega frente a Livorno, al rumbo 357º y mantiene una velocidad de 2,7 nudos. Hace ya unas horas que dejó atrás, por babor, las costas de la isla de Córcega y por estribor la pequeña isla italiana de Capraia. La zona es de mucho tráfico marítimo, por lo que se han cursado avisos a los navegantes para extremar las precauciones.

La expectación en Génova es considerable. “La Stampa” dice que se piden 2.000 euros semanales por un apartamento con vistas al mar. El hotel “Méditerranée Pegli”, el más grande de la zona, está lleno. Los clientes no dicen claramente que están allí pendientes de la llegada del barco, pero es así. El dique seco en el que entrará el tristemente célebre buque “Costa Concordia” ya está preparado y será visible en los próximos cuatro meses, hasta que comience el desguace efectivo, que se prolongará por espacio de dos años.

El convoy del “Costa Concordia” transcurre sin novedad y mañana llegará a Génova

Foto: Departamento de Defensa Civil de Italia