Juan Carlos Díaz Lorenzo

El remolcador “Arico” se hundió en la madrugada del pasado jueves cuando el buque se encontraba a una milla al este de La Garita y unas siete millas al sur de Las Palmas de Gran Canaria, informa Salvamento Marítimo. Una vía de agua que no se pudo controlar provocó el hundimiento del buque y sus cuatro ocupantes fueron rescatados sanos y salvos en una balsa salvavidas por el helicóptero Helimer 210.

Finalmente, el remolcador se hundió a media milla de la Playa del Hombre, en la costa del municipio de Telde. En su ayuda acudieron también la lancha “Salvamar Nunki” y el remolcador “Luz de Mar”. El buque siniestrado regresaba de Arinaga a Las Palmas, después de realizar una maniobra en aquel puerto. Un golpe y poco después un fallo en el timón dieron a entender que algo anómalo sucedía y al bajar a la sala de máquinas se comprobó que estaba inundada. Ante la imposibilidad de atajar la vía de agua, se optó por el abandono y la emisión de las señales de socorro.

El remolcador “Arico”, ex “Huno”, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria

Construido en 1973 en Astilleros del Atlántico por encargo de la sociedad Remolques Unidos, de Santander, con el nombre de “Huno”, fue adquirido por la sociedad tinerfeña Atlantic Ship Service (ASS) y rebautizado “Arico”. Gemelo del “Dhos”, luego “Teno”, que había llegado con anterioridad tras su adquisición por el patrón Antonio García Jorge, a ambos recordamos verlos llegar al puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde prestaron servicio.

Posteriormente, ASS vendió su cartera de negocio y su flota al Grupo Boluda y el remolcador “Arico” pasó a prestar servicio en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Era un buque de 42 toneladas brutas en un casco de 17,80 m de eslora, 6,10 m de manga y 2,40 m de puntal. Estaba propulsado por un motor de 750 caballos de potencia le permitía mantener una velocidad de 10 nudos y una potencia de tiro de 12 toneladas.   

Foto: Boluda Corporación Marítima

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en la historia de Fred. Olsen Cruise Line, los cuatro buques que en la actualidad componen la flota coincidieron el pasado 28 de julio en el puerto de Bergen, la ciudad más importante del sur de Noruega. La comitiva estuvo encabezada por el buque “Braemar”, seguido de los buques “Black Watch”, “Boudicca” y “Balmoral”. Un espectáculo único en un magnífico día veraniego. A pie de muelle esperaban Fred. Olsen sr. y su hijo Fred. Olsen jr., además de otros directivos de la empresa y un gentío que acudió a presenciar la llegada de los cuatro buques.

Fred. Olsen Cruise Line comenzó su andadura en 1987 con el buque “Black Prince”. Tiene su principal nicho de mercado en el Reino Unido, aunque en los últimos años se ha extendido por las principales zonas turísticas del mundo. Fred. Olsen & Co. mantiene una especial relación con el puerto de Bergen, aunque fue más intensa en las décadas de los años sesenta y setenta cuando estuvo asociada con Bergen Line. En Canarias tuvimos la oportunidad de que coincidieran tres buques de Fred. Olsen Cruise Line. Sucedió el 30 de diciembre de 2010 en el puerto de Santa Cruz de La Palma.  

La comitiva de los cuatro buques llega al puerto de Bergen

El encuentro de los cuatro buques ha tenido una notable repercusión

Fred. Olsen sr y Fred. Olsen jr (centro), junto a los capitanes de los cuatro buques

En cada uno de los buques hubo una celebración especial

Es la primera vez que coinciden los buques de Fred. Olsen Cruise Line

Los maestros reposteros endulzaron la grata coincidencia

El encuentro de 2015 hace historia en Fred. Olsen Cruise Line

Fotos: Fred. Olsen Cruise Line

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Macarena Gil Navarro (Huelva, 1978) es la primera mujer práctico de España, tras superar los exámenes para el acceso a esta profesión. En la actualidad se encuentra en periodo de prácticas y a partir de octubre será titular de la Corporación de Prácticos de Algeciras, uno de los puertos más importantes de España y de Europa en movimiento de los mayores buques portacontenedores del mundo, además de un notable tráfico de barcos de pasaje con los puertos de Ceuta, Tánger y Tánger Med.

Hasta el momento de aprobar su oposición, Macarena Gil Navarro estaba al mando del catamarán “Avemar Dos”. En ese sentido, ha sido la primera mujer capitana en la flota de Balearia, tras haber ejercido anteriormente cargo de primer oficial y tiene diez años de experiencia en buques de pasaje. Felizmente cada vez está más extendida y consolidada la presencia de la mujer en la Marina Mercante española, así como en la Armada y el caso que nos ocupa es un magnífico ejemplo.

Primera capitana de Balearia, Macarena Gil Navarro estaba al mando del “Avemar Dos”

Foto: Phil English (shipspotting.copm)

Trío de ases en Vigo

julio 30, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Entre los días 27 y 28 de julio han hecho escala en el puerto de Vigo tres buques emblemáticos y representativos de la industria turística británica. El primero, el novedoso “Britannia”, que llegó a 10,30 h procedente de Southampton, con una expedición de 3.936 pasajeros y 1.378 pasajeros. A las 17 h partió en viaje a Lisboa y durante su estancia salieron varios autobuses en dirección a Santiago de Compostela, La Toja, Mondariz y Bayona. Durante unas horas hubo gran animación en la zona y consolida la elección del puerto de Vigo.

Al día siguiente llegaron los buques “Ventura” y “Queen Elizabeth”. El primero llegó a las 07,30 h procedente de Southampton en viaje a Algeciras, con una expedición de 3.408 pasajeros y 1.177 tripulantes. A las 08,15 h arribó el segundo, también procedente de Southampton en viaje a Lisboa, con una expedición de 2.130 pasajeros y 1.032 pasajeros. Entre ambos se produjo una gran actividad en la zona portuaria y casco histórico de la ciudad, además de un número importante de autobuses para realizar las excursiones contratadas a bordo a los destinos mencionados. De la consignación entre los tres casos de ocupó la delegación de Pérez y Cía., “con la eficacia en ellos habitual”, informa Alfredo Campos Brandón.

1

El buque “Britannia”, a su llegada el 27 de julio al puerto de Vigo

2

El primero en llegar el 28 de julio fue el buque “Ventura”

3

La jornada se completó con la presencia del elegante “Queen Elizabeth”

4

Maniobra del buque “Queen Elizabeth” por la popa del “Ventura”

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Entraba en lo previsible y se ha cumplido. El consejo de administración de la SEPI ha dado el visto bueno para la construcción de cuatro petroleros con opción a otros dos más de 156.000 toneladas de peso muerto cada uno, encargados por Ondimar Transportes Marítimos, una de las empresas del Grupo Ibaizábal controladas por Alejandro Aznar, actual presidente de ANAVE. Los trabajos deberán comenzar a finales de este año y el primero de ellos será entregado a finales de 2017.

La carga de trabajo será repartida entre los astilleros de Navantia en Puerto Real (Cádiz) y Ferrol. Por lo que se ha informado, los módulos de proa y otras secciones serán construídas en la antigua ASTANO, que vuelve así a la construcción naval después de un veto de treinta años impuesto por la UE. El proyecto y otros aspectos de los nuevos buques será suministrado por Daewoo, de modo que los astilleros españoles –en otro tiempo líderes en el sector– harán las obras de aceros y montajes de equipos.

La antigua ASTANO volverá a construir después de treinta años

Foto: J. Meis / diariodeferrol.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa gaditana y gallega sigue con mucha atención la previsible aprobación hoy, por parte de la SEPI (heredera del INI), del contrato para la construcción en los astilleros de Navantia de cuatro petroleros contratados por Ondimar Transportes Marítimos, una de las sociedades del Grupo Ibaizábal. Ha sido un proceso largo, sobre el que se ha escrito mucho y también se han sembrado muchas dudas, pues hubo un momento en el que parecía que tenía mucho de tufo electoral. La reunión de la SEPI estaba prevista para ayer y se ha aplazado un día más, así que si no hay sorpresas se sabrá hoy y todo apunta a que será favorable, aunque existe desconfianza.

En mayo pasado, Navantia y Ondimar Transportes Marítimos firmaron un acuerdo previo para la construcción de cuatro petroleros tipo suez-max, con opción a otros dos. La carga de trabajo se repartirá entre los astilleros de la bahía de Cádiz y la ría de Ferrol y supondrán unos tres millones de horas de trabajo para las factorías implicadas y las empresas auxiliares. En realidad, se trata de ejecutar la obra de acero de un proyecto controlado por la firma coreana Daewoo, que ha sido la suministradora de una parte de la flota de petroleros que ha tenido la Marina Mercante española en los últimos años, caso de Tapias y luego Teekay.

La grúa de pórtico de Navantia en Puerto Real es todo un símbolo, lo mismo que en Ferrol

Visto desde la calle, sorprende la lentitud con la que las altas instancias toman sus decisiones, que tiene un fuerte impacto en la actividad laboral sectorial de ambas ciudades. Los políticos andan en lo suyo, algunos adelantándose a los acontecimientos y dando noticias que luego no se han concretado con la rapidez que debieran. Lo cual ha generado malestar e indignación entre los trabajadores y sindicalistas, que piden que “se quiten las medallas hasta que no estemos cortando chapa”. Y es que el sector naval de Cádiz espera desde hace meses la orden de ejecución como “agua de mayo”. Los últimos petroleros construidos en la factoría de Puerto Real salieron en la década de los noventa y después tomaron forma varios buques metaneros.

El camino no ha sido fácil. Ha habido que superar las dudas sobre la rentabilidad del proyecto, que ha sido cuestionado por los técnicos de la SEPI y parece que ser que en el seno de Navantia también han existido inconvenientes. En un principio el pedido era de tres petroleros con opción a otros tantos; luego se dijo que eran cuatro más dos opcionales. Después que sólo serían construidos dos de forma simultánea, en el supuesto interés de Ondimar de beneficiarse lo más posible de la aplicación del “tax lease” y alargando los plazos estipulados en principio a cuatro años. No sabemos si esos vaivenes estarían vigentes si el contrato se hubiera firmado en Corea del Sur, Japón o China, pero España parece diferente. De modo que en la SEPI hubo quien no lo vio claro e incluso hay un estudio que cuestiona su viabilidad.

Foto: Javier Barbancho / AP

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la presencia del buque rolón italiano “Wedellsborg”, que realizó operaciones en el muelle sur descargando tuberías y bobinas de alambre. Siguió viaje esta tarde en demanda de Dohai. Nuestro colaborador Nicolás Arocha lo captó en la foto que acompaña. No son frecuentes por aquí los buques de la compañía danesa Nordana, de ahí que llame la atención su presencia en una escala ocasional aprovechando un flete de más largo recorrido. Corresponde a un modelo que aumenta su capacidad en un 35%.

El buque es una variante del astillero italiano Visentini, inconfundible por su diseño, aunque con una serie de innovaciones para el transporte de cargas pesadas. Aparte de que puede cargar 3.000 TEUS, está equipado con dos grúas de 40 toneladas de potencia de izada cada una y tiene 2.600 metros lineales para carga rodada. En servicio desde mayo de 2014, registra 23.030 toneladas brutas en un casco de 178,80 m de eslora total, 26,63 m de manga y 7,30 m de manga. Propulsado por dos motores MAN-B&W 9L32/44CR, con una potencia de 27.000 caballos y una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9687306.

Estampa marinera del rolón “Wedellsborg” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Nicolás Arocha

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de cuatro años de abandono en el puerto de Algeciras, hoy salió a remolque del remolcador “Christos XXIV”, camino a Aliaga (Turquía), el ferry marroquí “Al Mansour”, donde se procederá a su desguace. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Juan Gabriel Mata, lo vemos en la maniobra con la ayuda de dos remolcadores de la flota de Boluda. El citado buque fue adquirido en mayo de 1998 por COMANAV y fue uno de los barcos habituales del paso del Estrecho. 

Ex “Srena Nordica”, ex “Hellas”, ex “Stena Nautica”, ex “Reine Astrid”, ex “Moby Kiss”, es un veterano de 40 años de vida marinera intensa, pues ha navegado en diversas líneas en el Mar del Norte, Canadá, canal de la Mancha, Grecia, Siria y Estrecho de Gibraltar. Entró en servicio en noviembre de 1975, tras su construcción en el astillero Rickmers Werft GmbH, en Bremerhaven. Reformado varias veces, es un buque de 11.717 toneladas brutas, en un casco de 120,88 m de eslora y capacidad para 1.200 pasajeros y 450 coches. Código IMO 7360629.

Maniobra de salida del ferry marroquí “Al Mansour” del puerto de Algeciras

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada Española ha asistido a la Armada de Colombia en la certificación del patrullero de altura “7 de Agosto”, ante su próxima participación en la operación “Atalanta” de la UE y “Ocean Shield” de la OTAN, de lucha contra la piratería en aguas del Océano Índico. El Centro de Evaluación y Calificación para el Combate en la Bahía de Cádiz (CEVACO-EVADIZ) ha realizado una inspección de comprobación de las capacidades del buque durante su escala en la Base Naval de Rota.

El buque “7 de agosto” –comandante, capitán de navío Darwin Alonso Torres– arribó el pasado 13 de julio y después de diversas presentaciones a las autoridades locales, la dotación recibió un seminario sobre las Operaciones Contra Piratería (“Atalanta” y “Ocean Shield”). Asimismo, personal de la Fuerza de Guerra Naval Especial mantuvo una reunión con el Equipo de Operaciones Especiales colombiano embarcado, en la que se intercambiaron experiencias y procedimientos.

Estampa marinera del buque “7 de Agosto”, de la Armada de Colombia

Entre los días 14 y 17 de julio se procedió a la inspección de capacidades, realizada por personal del Centro de Evaluación de la Bahía de Cádiz (EVADIZ), perteneciente al CEVACO. La inspección consistió en la comprobación, mediante la evaluación en puerto y ejercicios en la mar, de la interoperabilidad y capacidades del buque para llevar a cabo operaciones de Seguridad Marítima integrados en una fuerza multinacional, informa la Armada española.

A bordo del buque colombiano viajará un destacamento español durante el despliegue para facilitar la coordinación y la integración del buque en la fuerza multinacional de la operación “Atalanta”, que está actualmente al mando del contralmirante español Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, que enarbola su insignia a bordo del buque de asalto anfibio “Galicia”.

Foto: Cotecmar

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Astilleros Zamakona ha entregado hoy el buque atunero “Euskadi Alai” al grupo bermeano Echebastar, en el transcurso de un acto celebrado en la estación marítima de Getxo. En la ceremonia de bautizo actuó la señora Miren Arantxa Gabancho Munitz, accionista de la compañía armadora, en presencia de Kepa Echevarría, consejero delegado del Grupo Echebastar y Pedro Garaygordobil, presidente de Zamakona Yards. Asistió una nutrida representación del Gobierno vasco, puerto de Bilbao, astillero constructor, proveedores y clientes del grupo pesquero.

El buque “Euskadi Alai” es el tercero y último de una serie de tres atuneros de nueva generación, proyectados por la firma de ingeniería naval Cintranaval-Defcar. El coste de su construcción ronda los 30 millones de euros y tiene la superestructura en aluminio, con lo aligera pesos. Está equipado con la última tecnología para la detección de bancos pesqueros y sistemas de refrigeración y conservación del atún. El túnel de ultra congelación alcanza 60 grados bajo cero y dispone de un sistema de separación de pescado capturado que devuelve al mar el pescado vivo no objetivo sin apenas intervención de la tripulación. La  capacidad es de 1.900 metros cúbicos y tiene 20 cubas de inmersión en salmuera para la congelación y conservación del atún y una bodega para 1.330 toneladas de carga congelada.

Estampa marinera del buque atunero “Euskadi Alai”

El buque tiene la típica estampa de los atuneros, en los que llama la atención al mástil y el aparejo que levanta detrás de la superestructura. De 2.706 toneladas brutas, 811 toneladas netas y 2.549 toneladas de peso muerto, mide 88,65 m de eslora -72,70 m de eslora entre perpendiculares-, 14,35 m de manga, 9,35 m de puntal y está propulsado por un motor diesel de 4.500 kw, que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. La tripulación máxima está formada por 42 personas. Debido a la zona donde va a realizar sus operaciones, en las islas Seychelles, dispone de compartimentos seguros con medios antipiratería.

Fundada en 1969, Pesqueras Echebastar se dedica a la pesca de atún en el Índico y dispone de una flota de cinco buques atuneros congeladores: “Campolibre Alai”, “Elai Alai” y “Alakrana”, que estuvo secuestrado por piratas somalís durante 47 días en otoño de 2009. El buque “Izaro”, entregado en enero de 2014, es el primero de la serie de nueva generación al que en marzo de 2015 se sumó el segundo, llamado “Jai Alai”. La construcción de los nuevos barcos tiene como objeto consolidar la posición de Echebastar en el mercado japonés, su principal cliente.

Foto: Zamakona Yards