“Balmoral” en La Palma

noviembre 14, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma acogió hoy una nueva escala del buque “Balmoral”, abanderado en Bahamas, procedente de Santa Cruz de Tenerife. Atracó proa a la ciudad y por su popa lo hizo el buque “AIDAsol”, en su habitual escala semanal. Ambos navegan a velocidad moderada hacia el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, donde coincidirán mañana en otra jornada de considerable actividad.

Fred. Olsen Cruise Line tiene en el mercado inglés una cuota importante de su actividad crucerística y goza de especial consideración entre el público de edad madura. Opera una flota de buques de tamaño y capacidad mediana, que cubre una parcela diferenciada de la que ofrecen los megacruceros, tan de moda.

El buque “Balmoral”, esta tarde poco antes de su partida en el puerto palmero

De ahí una de las claves de su éxito, con el nivel de servicios y la fiabilidad técnica que les caracteriza, avalado, además, por sus muchos años de experiencia en la atención al pasaje en las diferentes líneas entre Noruega e Inglaterra y, por supuesto, entre Inglaterra y Canarias en la temporada de zafra frutera, entre 1966 y 1986, con los buques “Black Watch”, “Black Prince” y “Blenheim” entre 1970 y 1981.

El crucero “Balmoral” es un barco bonito y bien proporcionado, de líneas marineras armoniosas, que ha ganado en estética visual con el alargamiento realizado, al igual que sucede con su compañero de contraseña “Braemar”Curiosamente, los otros dos buques de Fred. Olsen Cruise Line, “Black Watch” y “Boudicca”, también habían sido alargados en astilleros alemanes en 1982 y 1983.

Foto: Francisco Jiménez Acosta

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en la historia de Fred. Olsen Cruise Line, los cuatro buques que en la actualidad componen la flota coincidieron el pasado 28 de julio en el puerto de Bergen, la ciudad más importante del sur de Noruega. La comitiva estuvo encabezada por el buque “Braemar”, seguido de los buques “Black Watch”, “Boudicca” y “Balmoral”. Un espectáculo único en un magnífico día veraniego. A pie de muelle esperaban Fred. Olsen sr. y su hijo Fred. Olsen jr., además de otros directivos de la empresa y un gentío que acudió a presenciar la llegada de los cuatro buques.

Fred. Olsen Cruise Line comenzó su andadura en 1987 con el buque “Black Prince”. Tiene su principal nicho de mercado en el Reino Unido, aunque en los últimos años se ha extendido por las principales zonas turísticas del mundo. Fred. Olsen & Co. mantiene una especial relación con el puerto de Bergen, aunque fue más intensa en las décadas de los años sesenta y setenta cuando estuvo asociada con Bergen Line. En Canarias tuvimos la oportunidad de que coincidieran tres buques de Fred. Olsen Cruise Line. Sucedió el 30 de diciembre de 2010 en el puerto de Santa Cruz de La Palma.  

La comitiva de los cuatro buques llega al puerto de Bergen

El encuentro de los cuatro buques ha tenido una notable repercusión

Fred. Olsen sr y Fred. Olsen jr (centro), junto a los capitanes de los cuatro buques

En cada uno de los buques hubo una celebración especial

Es la primera vez que coinciden los buques de Fred. Olsen Cruise Line

Los maestros reposteros endulzaron la grata coincidencia

El encuentro de 2015 hace historia en Fred. Olsen Cruise Line

Fotos: Fred. Olsen Cruise Line

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los buques “Balmoral” y “Braemar”, de Fred. Olsen Cruise Line, han coincidido hoy en el puerto de Funchal, como podemos apreciar en la fotografía de nuestro estimado amigo y colega Sergio Ferreira. Madeira, junto a Canarias, es uno de los destinos preferidos de la compañía noruega, que tiene una notable influencia en el turismo británico.

Desde mediados de la década de los años sesenta, con la puesta en servicio de los buques “Black Watch” y “Black Prince” y a comienzos de los setenta con el buque “Blenheim”, la escala en Funchal siempre ha figurado en los itinerarios de Fred. Olsen. Desde 1987, con el reestreno del buque “Black Prince” como crucero de turismo, se ha afianzado dicha relación, pues Madeira tiene unos encantos extraordinarios.  

“Braemar” entrando y “Balmoral” atracado, en el puerto de Funchal

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vueltas, en Valle Gran Rey, La Gomera, será escenario mañana de la segunda escala de un crucero de turismo de Fred. Olsen Cruise Line. En esta ocasión el protagonismo corresponderá al buque “Braemar”, que mostrará la gracia y la elegancia de su estampa marinera durante unas horas y posibilitará que los turistas que viajan a bordo puedan recorrer la zona, que es una gran belleza paisajística e impresiona por sus formaciones geológicas. 

El 28 de diciembre de 2008, en el mismo muelle atracó el buque “Balmoral”, el mayor de la flota de la compañía noruega tan arraigada en Canarias y, precisamente, en La Gomera, desde 1904. Es decir, que en 2014 se cumplirán 110 años –y 40 de Ferry Gomera, hoy Líneas Fred. Olsen– de presencia continuada en la agricultura, primero y el transporte marítimo y el turismo, en la actualidad, en la Isla Colombina. Cuatro generaciones de la familia Olsen –Fred. Olsen y su pariente Otto Thoresen, Thomas Olsen, Fred. Olsen sr. y Fred. Olsen jr.– han hecho posible el hecho histórico. 

El buque “Balmoral”, buque insignia de Fred. Olsen Cruise Line, en su escala de 2008

Foto: Archivo Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha vivido hoy otra jornada intensa, con la presencia de cinco cruceros de turismo, que han ocupado la línea de atraque del muelle sur y la segunda alineación del muelle de ribera. A bordo, casi siete mil pasajeros y 2.395 tripulantes. Una jornada invernal magnífica, con una agradable temperatura, lo que ha favorecido el paseo de varios cientos de visitantes por las calles del centro de la ciudad y las excursiones por el interior de la isla contratadas a bordo.

En el muelle sur atracaron los buques “Queen Victoria”, “Balmoral”, “Boudicca” y “Thomson Majesty”, este último en su habitual escala semanal. El buque “La Belle de l’ Adriatique” es un barco de río que repite campaña invernal en estas latitudes. Es de destacar la coincidencia de dos buques de Fred. Olsen Cruise Line y la del emblemático buque de Cunard Line, casi gemelo del “Queen Elizabeth”. El buque insignia de la compañía británica es el famoso “Queen Mary 2”. La despedida ha sido amenizada por un gripo folklórico.

Los cuatro buques mayores atracaron en el muelle sur

Foto: La Farola del Mar (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibe hoy una nueva escala del crucero de turismo “Balmoral”, buque insignia de Fred. Olsen Cruise Line, que arribó esta mañana procedente de Funchal y continuará esta noche, a las 23 h, a Las Palmas. Está atracado en el muelle de ribera –como vemos en las fotos de nuestro estimado amigo Esteban González Mendoza-, lo cual facilita el acceso inmediato de pasajeros y tripulantes al centro de la ciudad.

Hace muy poco, a mediados de abril, este buque fue noticia a nivel mundial con motivo del viaje conmemorativo del centenario del hundimiento del trasatlántico “Titanic”. Todos los camarotes estaban vendidos desde hacía tiempo y los precios de las suites alcanzaron precios considerables. Al llegar a la posición en la que se produjo la tragedia, se celebró una ceremonia ecuménica en memoria de las víctimas. Concluido dicho viaje, el buque “Balmoral” se ha reincorporado a su programación de temporada.

El crucero de turismo “Balmoral”, a vista de zoom desde La Altura

Otra vista del barco desde el paseo de la Avenida de Anaga

Fotos: Esteban González Mendoza (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen Cruise Line ha hecho una apuesta por el turismo marítimo en Asturias y su buque “Braemar” realizó hoy su primera escala en el puerto de Avilés. El citado barco zarpó el 28 de abril del puerto de Dover y por espacio de diez horas permaneció atracado en el muelle del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, informa Carlos Poveda Barreda.

A bordo se ofrecían cuatro excursiones, con precios que oscilan entre 42 y 67 euros: el casco histórico de Avilés, la villa de Luanco, dos a Gijón y una a Oviedo. La siguiente escala está prevista para el próximo 10 de diciembre, en un crucero de nueve noches. Antes, el 27 de octubre, será el buque “Balmoral” el que haga escala en el citado puerto asturiano.

Por lo que se ha publicado, es la primera escala de un crucero de turismo en el citado puerto asturiano, tradicionalmente vinculado a la industria pesada de altos hornos y el tráfico carbonero, que ya son historia. Las cosas han cambiado y la histórica ciudad ofrece otros atractivos, como el citado Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, además de la paisajística de la comarca, la gastronomía y el afecto de sus gentes.

El buque de turismo “Braemar”, en su primera escala en Avilés

Foto: Carlos Poveda Barreda

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los ingleses, que para esto de la mar y los barcos son únicos, rindieron homenaje anoche a la memoria de quienes perdieron la vida a bordo del trasatlántico “Titanic” hace cien años. A bordo del crucero de turismo “Balmoral”, de la flota de Fred. Olsen Cruise Line, se celebró un ceremonial muy emotivo en el que, al final, se lanzaron tres coronas de flores al mar, en la posición en la que ocurrió la tragedia.

Fue una ceremonia ecuménica, respetuosa en el marco de un viaje especial conmemorativo de la trágica efeméride. A popa de la cubierta 7 del buque “Balmoral” se izó la contraseña de la compañía White Star Line, a la que pertenecía el tristemente célebre barco. Un siglo después, a bordo se hizo el silencio y sólo se escuchó la voz del sacerdote que rezó una plegaria en memoria de quienes entonces perdieron la vida.

El sacerdote rompió el silencio de la noche con su plegaria

Las coronas de flores se lanzaron en la posición donde ocurrió la tragedia

La contraseña de la White Star Line se izó en la popa del "Balmoral"

Fotos: Fred. Olsen Cruise Line

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El crucero de turismo “Balmoral”, que zarpó el 8 de abril del puerto de Southampton en su histórico viaje del centenario del hundimiento del trasatlántico “Titanic”, tuvo que desviar su ruta para acercarse a la costa de Irlanda y evacuar a un pasajero enfermo en un helicóptero, informa Fred. Olsen Cruise Line.

Tras la evacuación, que alargó la demora unas dos horas, el buque retomó el rumbo asignado y navega rumbo a Nueva York, haciendo la misma derrota que el tristemente célebre trasatlántico inglés. En la noche del 14 al 15 de abril, el buque “Balmoral” estará en el lugar donde se produjo el hundimiento y se realizará una ceremonia de homenaje.

A bordo viajan 1.309 pasajeros de 28 nacionalidades. Los billetes se agotaron hace bastante tiempo. Los precios de las suites han alcanzado 7.200 euros. El menú para esa noche será muy similar al que degustaron los pasajeros de primera clase del “Titanic”. Una orquesta tocará música de la época y durante el viaje se ha organizado un ciclo de conferencias que reúne a especialistas en la materia.

El crucero de turismo "Balmoral", en aguas de Funchal

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siempre es motivo de especial satisfacción ver el puerto de Santa Cruz de La Palma al completo. Éste y los demás puertos canarios, pues son fuente de riqueza, de trabajo, de actividad que se traduce en beneficio. Y más en los tiempos que corren. Hoy ha vuelto a repetirse la escena, como se aprecia en las fotografías que nos envía nuestro estimado amigo y colaborador Gabilón.

En el muelle principal tomaron atraque los buques “AIDAsol”, italiano, de Funchal para Las Palmas; “Kristina Katarina”, finlandés, de La Gomera para El Hierro; y “Balmoral”, bahameño, de Funchal para Santa Cruz de Tenerife. En el muelle de ribera ocuparon su espacio el rolón “Suar Vigo”, fletado por Acciona-Trasmediterránea y el cementero “Islas Dos”, a reponer el silo de cemento.

El crucero "Balmoral" enfila su atraque proa a la ciudad

Fred. Olsen tiene una larga tradición en La Palma

La escala en La Palma gana apoyos en el sector marítimo

Es un placer ver la línea de atraque al completo

Otra jornada de plena actividad en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Fotos: Gabilón