Juan Carlos Díaz Lorenzo

Llegó remolcado desde Algeciras hasta la orilla donde iba a ser desguazado en Aliaga (Turquía), pero en el último momento apareció un ángel salvador llamado European Seaways dispuesto a alargarle su vida marinera. Cambió el nombre “Banasa” por el de “Galaxy” y en estos días, en lo que parece una mera operación de trámite, el buque ha pasado a la propiedad de la naviera italiana Moby Lines, que lo ha rebautizado “Moby Kiss”.

Como bien señala el bloguero Pedro Jesús Muñoz López, autor de ferrymanía.com, ”curiosa circunstancia la del Banasa, que ha pasado del abandono, inactividad, subasta y desguace a ser pieza codiciada en el mercado”. Cuando hayan finalizado los trabajos de puesta a punto, el buque “Moby Kiss” pasará a cubrir las líneas Piombino-Portoferraio y Piombino-Cavo, respectivamente.

El ferry “Banasa” se ha salvado del desguace y navegará en Italia

Foto: Selim San

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente el desguace será el destino del ferry italiano “Sorrento”, propiedad de la compañía naviera Grimaldi. Los informes técnicos consideran que es mejor esta opción que la pretendida de reconstruirlo, pues los daños provocados por el fuego han sido de especial gravedad. La salida de este buque del puerto de Sagunto, donde se encuentra desde el pasado 6 de mayo, se considera “inminente” en medios marítimos y será remolcado a Aliaga (Turquía), donde se procederá a su desmantelamiento.

El 28 de abril se declaró un incendio a bordo de este buque, cuando navegaba cerca de Palma de Mallorca, al servicio de Trasmediterránea. Evacuados los pasajeros y la tripulación, se decidió remolcarlo al puerto de Sagunto, después de que el fuego hubiera perdido intensidad. Durante el tiempo que lleva amarrado en el citado puerto, se ha procedido al vaciado de los tanques de combustible y otros trabajos, además de diversas inspecciones técnicas, que finalmente han determinado la decisión de llevarlo al desguace.

Los daños ocasionados por el fuego han sido de especial gravedad

Foto: Diario de Mallorca

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior Navarro, quiere desarrollar la industria de desguace naval, pues se trata de una actividad “muy rentable que interesa tener en nuestro puerto”. Así se lo hizo saber al director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, durante la visita realizada ayer por éste a la capital tinerfeña, solicitándole la colaboración necesaria para poder implantar dicha actividad.

En ese sentido, Rodríguez Valero mostró su disposición de apoyo a tal propósito, al igual que a su colaboración en la restauración final del correíllo “La Palma”, con un coste estimado de unos cinco millones de euros, con lo que el histórico buque quedará “plenamente operativo”, indicó Ricardo Melchior. Construido en 1912, es el único de su clase que existe en España y está atracado en el muelle norte del puerto tinerfeño.

puertos de Tenerife-direcgral marina mercante

La reunión se celebró en la sede de la Autoridad Portuaria

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fondeado en las proximidades del puerto de La Valetta (Malta), el buque “Island Escape” espera su próximo destino. Todo parece indicar que se están haciendo gestiones para su desguace. En el puerto de Palma de Mallorca rindió su último viaje comercial en la industria turística y entonces se especuló con la posibilidad de que fuera a Cádiz para entrar en dique, pero finalmente hubo cambio de planes y después de unos cuantos días de amarre en el puerto palmesano, parece que le espera el soplete.

Como bien señala el bloguero Pedro Jesús Muñoz López, este buque ha marcado un hito en la historia del puerto de Palma de Mallorca, en el que ha hecho 427 escalas en 14 años. Ha sido, en ese sentido, el buque de su clase con más escalas. Todo un hito. Destinado al mercado británico, la presencia del buque de Island Cruises ha sido un referente en la región. Tras su amarre se procedió al desalojo de enseres y pertrechos y se marchó en silencio, sin que se apenas se advirtiera su salida. 

El buque “Island Escape” ha sido un protagonista destacado en el puerto de Palma

Tras su último viaje comercial se procedió al borrado de contraseña y anagramas

Fotos: Pedro Jesús Muñoz López

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En aguas al este de la isla de Malta se encuentra fondeado el ferry “Sherbatskiy”, a donde llegó en la tarde de ayer desde su salida del puerto de Almería. Todo parece indicar que se trata de una estadía intermedia antes de decidir su próximo destino, que será previsiblemente el desguace. El citado buque, abanderado en Chipre, es propiedad de una sociedad denominada Kajster, con sede en Eslovenia y en los últimos años ha estado fletado por Trasmediterránea y ha atendido varias líneas del sur de la península y norte de África.

Construido en el astillero Schichau, en Bremerhaven (Alemania), entró en servicio en noviembre de 1980 bautizado con el nombre de “Pride of Free Enterprise”. La primera parte de su vida marinera transcurrió en aguas del canal de la Mancha, donde también navegó con los nombres de “Pride of Bruges” (1987-1999) y “P&OSL Picardy” (1999-2001). Rebautizado “Oleander” en 2001, en 2013 pasó a llamarse “Sherbatskiy”. De llamativa estética y muy funcional, es un buque de 13.728 toneladas brutas y 132 m de eslora. Código IMO 7820497.

El ferry “Sherbatskiy” maniobra en la entrada al puerto de Almería

Foto: Manuel Mohedano Torres

Juan Carlos Díaz Lorenzo

European Seaways (europeansealines.com) ha adquirido el ferry “Banasa” cuando ya se encontraba varado en la orilla del desguace en Aliaga (Turquía) y volverá de nuevo a navegar entre Albania e Italia, leemos en el blog ferrymanía.com.  Esta naviera tiene otro buque que también es conocido en España. Ahora se llama “Bridge” y durante una temporada estuvo al servicio de Iscomar navegando con el nombre de Mercedes del Mar.

El pasado 7 de agosto, el ferry marroquíBanasa salió remolcado del puerto de Algeciras tras la estela del remolcador “Amber II”, camino del desguace. En la maniobra de salida fue asistido por los remolcadores “VB Siroco” y “VB Simun”. Unos días antes habían salido los ferries de su misma bandera “Al Mansour” y “Boughaz”, con idéntico destino.

Todos ellos, más el “Ibn Batuota”, que está en Albania, formaban parte de la flota del consorcio naviero marroquí Comarit-Comanav, parte de la cual quedó amarrada en la bahía de Algeciras tras la quiebra ocurrida a finales de 2011. Después de un proceso judicial, la Autoridad Portuaria de aquel puerto los sacó a subasta en un precio total de 2.944.000 euros. Este, en concreto, fue subastado en 765.000 euros, el doble de su precio de licitación.

El ferry “Banasa” volverá de nuevo a navegar. Final feliz para un condenado

Foto: Capt. Selim San

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Esta mañana salió remolcado del puerto de Algeciras el ferry marroquí “Banasa”, tras la estela del remolcador “Amber II”, camino del desguace en Aliaga (Turquía). En la maniobra de salida fue asistido por los remolcadores “VB Siroco” y “VB Simun”, como vemos en las imágenes de nuestro colaborador Juan G. Mata. Unos días antes habían salido los ferries de su misma bandera “Al Mansour” y “Boughaz”, con idéntico destino.

Todos ellos, más el “Ibn Batuota” formaban parte de la flota del consorcio naviero marroquí Comarit-Comanav, parte de la cual quedó amarrada en la bahía de Algeciras tras la quiebra ocurrida a finales de 2011. Después de un proceso judicial, la Autoridad Portuaria los sacó a subasta en un precio total de 2.944.000 euros. Este, en concreto, fue subastado en 765.000 euros. el doble de su precio de licitación.

El remolcador “Amber II” inicia el remolque del ferry marroquí “Banasa”

Ex “Mette Mols”, fue adquirido en noviembre de 1996 por la Compagnie Maritime Marocco-Norvegienne (Comarit), participada en un 25 % por Fred. Olsen & Co. En su etapa danesa navegó por cuenta de Mols Linien y J. Lauritzen en líneas domésticas danesas. Tenía un gemelo llamado “Maren Mols”, que fue comprado por Naviera Armas y rebautizado “Volcán de Tamasite” (1º).

De 11.907 toneladas brutas, 3.572 toneladas netas y 1.560 toneladas de peso muertos, mide 115,35 m de eslora total, 20,60 m de manga y 4,90 m de calado máximo. Propulsado por cuatro motores Man-Burmeister & Wain, con una potencia de 10.880 kw sobre dos ejes, andaba 18 nudos. Estaba autorizado para 1.453 pasajeros, 420 coches y 5044 metros lineales de carga rodada. Tenía sus años, pues entró en servicio en febrero de 1975 y fue un barco de excelente rendimiento. Código IMO 7358755.

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 30 de julio el ferry marroquí “Boughaz” salió remolcado del puerto de Algeciras, tras la estela del remolcador “Kunduz”, camino del desguace en Aliaga (Turquía). En la maniobra de salida fue asistido por los remolcadores “VB Algeciras” y “VB Simun”, como vemos en la imagen de nuestro colaborador Juan G. Mata. Unos días antes había salido el ferry marroquí “Al Mansour”, con idéntico destino.

Ambos buques formaban parte de la flota del consorcio naviero marroquí Comarit-Comanav, parte de la cual quedó amarrada en la bahía de Algeciras tras la quiebra ocurrida a finales de 2011. Después de un proceso judicial, la Autoridad Portuaria los sacó a subasta en un precio de 2.944.000 euros. Este, en concreto, fue subastado en 450.000 euros y estaba amarrado en Algeciras desde diciembre de 2011.

Maniobra de salida del ferry marroquí “Boughaz”

Este buque forma parte de una serie exitosa de ferries de la década de los años setenta, de un modelo que se repitió en la construcción de nueve unidades. Tomó forma en el astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania) y entró en servicio en julio de 1974 bautizado con el nombre de “Viking 5” y contraseña de la naviera finlandesa Rederi Ab Sally. Posteriormente navegó con los nombres “The Viking” y “Sally Express”, fletado por otros intereses.

En febrero de 1984 lo compró Fred. Olsen & Co. y fue abanderado en Noruega con el nombre de “Bolette”. Pasaron cuatro años de gran actividad en las líneas del Norte de Europa e Inglaterra y en noviembre de 1988 enarboló bandera de Marruecos con el nuevo nombre de “Boughaz”, figurando como propiedad de la compañía Comarit, en la que la naviera noruega poseía el 25% de las acciones.  

De 8.257 toneladas brutas, 3.086 toneladas netas y 1.239 toneladas de peso muerto, mide 117,79 m de eslora total, 17,25 m de manga y 4,70 m de calado máximo. Estaba autorizado para el transporte de 1.400 pasajeros –de ellos, 386 en camarotes- y 300 coches. Propulsado por dos motores Deutz SBV12M450, con una potencia de 9.706 kw sobre dos ejes, que le daban una velocidad de 19 nudos. Código IMO 7349601.  

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de cuatro años de abandono en el puerto de Algeciras, hoy salió a remolque del remolcador “Christos XXIV”, camino a Aliaga (Turquía), el ferry marroquí “Al Mansour”, donde se procederá a su desguace. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Juan Gabriel Mata, lo vemos en la maniobra con la ayuda de dos remolcadores de la flota de Boluda. El citado buque fue adquirido en mayo de 1998 por COMANAV y fue uno de los barcos habituales del paso del Estrecho. 

Ex “Srena Nordica”, ex “Hellas”, ex “Stena Nautica”, ex “Reine Astrid”, ex “Moby Kiss”, es un veterano de 40 años de vida marinera intensa, pues ha navegado en diversas líneas en el Mar del Norte, Canadá, canal de la Mancha, Grecia, Siria y Estrecho de Gibraltar. Entró en servicio en noviembre de 1975, tras su construcción en el astillero Rickmers Werft GmbH, en Bremerhaven. Reformado varias veces, es un buque de 11.717 toneladas brutas, en un casco de 120,88 m de eslora y capacidad para 1.200 pasajeros y 450 coches. Código IMO 7360629.

Maniobra de salida del ferry marroquí “Al Mansour” del puerto de Algeciras

Foto: Juan G. Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de poco más de un año de estancia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, ayer zarpó la plataforma petrolífera “GSF Arctic I”, a remolque del remolcador “Salvanguard”, camino de Aliaga (Turquía), donde será desguazada. En la maniobra de salida de la Dársena de Los Llanos participaron cuatro prácticos y varios remolcadores del servicio portuario, así como el remolcador “VB Balear”, que vino desde Las Palmas. Está previsto que el remolque llegue a su destino el próximo 15 de julio.

La plataforma “GSF Arctic I” llegó al puerto tinerfeño el 25 de mayo de 2014, a remolque del remolcador “Sean Bear”, procedente de Las Palmas de Gran Canaria, en cuya bahía había permanecido fondeada por espacio de algo más de un año, cuando llegó procedente de Brasil después de haber concluido su trabajo. Permaneció varios días frente a Santa Cruz de Tenerife hasta que las condiciones de tiempo lo permitieron y el 3 de junio siguiente quedó atracada en la Dársena de Los Llanos. Durante este tiempo ha generado ingresos para la Autoridad Portuaria y poco más.

La plataforma “GSF Arctic”, a su llegada hace un año a Tenerife

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla