Juan Carlos Díaz Lorenzo

Existe optimismo ante la posibilidad de que Navantia consiga el contrato para la construcción de cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí, después de que se hayan cerrado los aspectos técnicos y financieros. La autorización definitiva está pendiente de la familia real de aquel país, según publica la edición digital de La Voz de Galicia. En el caso de que se confirme el contrato, lo que es factible que se produzca en breve, el astillero público español especializado en la industria naval militar tendrá cuatro años de carga de trabajo.

Los nuevos buques serían una versión avanzada y algo mayores del modelo Avante 2200 del catálogo de Navantia, cuatro de los cuales han sido construidos para Venezuela. No sólo se trata de la construcción de los buques, sino de la formación de las tripulaciones en cuando al adiestramiento y la transferencia tecnológica y mantenimiento. La carga de trabajo se repartirá entre los astilleros de Ferrol y San Fernando (Cádiz) y dará empleo a unas dos mil personas, aunque será el primero el que asuma la mayor parte del encargo.

Los buques para Arabia Saudí serán una versión mayor a los construidos por Navantia para Venezuela

Foto: Pepe Marrero

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Stena RoRo y Mercy Ships han alcanzado un acuerdo de cooperación técnica mediante el cual la primera supervisa la construcción del que será uno de los mayores buques hospitales civiles del mundo, con una capacidad superior a las 600 camas. El acuerdo incluye diversos aspectos, entre otros la motorización y distribución a bordo, pues aunque será un buque hospitalario, no deja de ser un buque de pasajeros.

El proyecto consiste en una evolución del buque “Stena Seabird”, desarrollado hace algunos años por Stena RoRo. Aunque, obviamente, será diferente en muchos conceptos, la plataforma de la que se parte se refiere a un proyecto experimentado. El nuevo buque, de 37.000 toneladas y 174 m de eslora, fue contratado en marzo de 2014 con el astillero Tianjin Xingang, China, en un precio de 100 millones de dólares y entrará en servicio en 2017.

Este será el aspecto del futuro buque hospital de Mercy Ships

Foto: Mercy Ships

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Imoto Lines es una naviera japonesa que ha estrenado un innovador y llamativo diseño de un buque portacontenedores llamado “Natori”, construido en el astillero Kyokuyo Shipyard Corp. En realidad, estas formas semiesféricas de la superestructura ya las hemos visto en otro tipo de buques y forma parte de la búsqueda de avances en la construcción naval, que incluye también una mayor eficiencia en la propulsión y menores costes de explotación.

El buque “Natori” –“Kyokuyo” sobre el proyecto– tiene capacidad para 540 TEUs y mide 136,25 m de eslora y 21 m de manga. Según datos ofrecidos por el astillero –de cuyo tablero de ingeniería ha salido este invento– las formas del bulbo de proa y del casco suponen un ahorro del cinco por ciento en consumo de combustible y reduce en un 30% la presión del viento en comparación con un buque clásico del mismo tamaño.

El buque “Natori”, visto en toda su eslora por la banda de babor

La forma integrada de la superestructura mejora la visibilidad y el confort de la tripulación y, al mismo tiempo, reduce el ruido y las vibraciones procedentes de la sala de máquinas. El diseño pretende, además, optimizar la eficiencia de las operaciones de carga y/o descarga de contenedores. Se ha aplicado una pintura de nueva generación que contribuye a una mejor conservación del casco y desplazamiento. Código IMO 9729788.

Foto: Imoto Lines

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es el mayor del mundo, pero sí el de mayor de los construidos en este año. Mide 156 m de eslora y se llama “Project Omar”. Ha tomado forma en el astillero Lürssen (Lemwerder, Alemania) y ha sido contratado por el magnate ruso Alisher Usmanov, propietario de otro de los grandes yates que existen llamado “Dilbar”. El nuevo barco es el cuarto en el ranking mundial.

Como es habitual, han trascendido pocos datos acerca del nuevo protagonista de la historia de la construcción naval de este segmento de buques. Lo que sí se sabe es que ocupa el primer puesto en el Top 20 de los nuevos proyectos en construcción y que será entregado en 2016. El diseño corresponde a Espen Oino y los interiores han sido encargados a Andrew Winch. El yate mayor del mundo sigue siendo el impresionante “Azzam”, de 180 m de eslora.

El megayate “Project Omar”, visto en toda su eslora por la banda de estribor

Foto: Claus Schäfe/TheYachtPhoto.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las previsiones se han cumplido y esta tarde, a las 17,20 h y coincidiendo con la pleamar, se ha celebrado la botadura del segundo flotel que la petrolera mejicana Pemex construye en España. Se llama “Reforma Pemex” y ha resbalado por la grada de Astilleros Barreras después de que la madrina, la señora Ana Elena Suárez Zamora, hubiera cumplido con el ceremonial de su bautizo de mar. Antes de este acto se informó de que habrá otro flotel, en cuya construcción se podría empezar a trabajar en este mismo año.

Han transcurrido más de cuatro años desde la anterior botadura en el principal astillero de la ría de Vigo. Recordamos la precipitada entrega del buque “Volcán de Tinamar”, contratado por el grupo Naviera Armas, para evitar que se viera afectado por el concurso de acreedores, que ya ha sido resuelto. Ha sido un acto de puertas abiertas y en unas condiciones meteorológicas magníficas, lo que ha resaltado el espectáculo siempre emocionante del primer contacto con el agua de un buque de nueva construcción.

Puesto a flote, se procedió a la maniobra de atraque al muelle de armamento

La construcción de este buque (offshore accommodation vessel, en su terminología en inglés) es consecuencia de la entrada del gigante mejicano en el capital social de Astilleros Barreras. En enero de 2014 se hizo público el contrato, después de una larga y tensa espera jalonada de incertidumbre. Un mes después comenzó el corte de chapa y su entrega está prevista para julio de 2016. Comienza ahora el periodo de armamento a flote y diversas pruebas, con lo que quedan todavía diez meses de trabajo.

El flotel para Pemex es el segundo que construye el astillero Barreras. En marzo de 2011 procedió a la entrega del buque “Edda Fides”, contratado por el grupo noruego  Østensjø Rederi. Mientras que el proyecto del anterior fue desarrollado por la firma de ingeniería Vik-Sandvik, los contratados por Pemex son de proyecto español. Mide 131 m de eslora y 27 m de manga y podrá alojar a 608 pasajeros y 91 tripulantes. En el sector se rumorea que este buque y el que ya está a flote en Ferrol acabarán en manos del grupo noruego Volstad.

Foto: Astilleros Barreras

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hay expectación en los medios navales de Vigo ante la botadura, el próximo martes, del segundo flotel que la petrolera mejicana Pemex ha contratado en astilleros españoles. En algunos medios gallegos se insiste en que se trata de un hecho testimonial, al margen del hito en la construcción del buque, en el sentido –como ya hemos informado en esta misma sección– de que el destinatario final de este buque y del que fue botado hace casi un mes en el astillero de Navantia en Ferrol, están vendidos o a punto de serlo a la empresa noruega Volstad, en una operación estimada en 130 millones de euros. La pregunta es, puesto que Pemex tiene la mayoría del astillero vigués, ¿qué pasará con Barreras?

Parece que Pemex no tiene interés en disponer de los nuevos floteles –buques de acomodación para la industria off shore–, por lo que en su política de desinversiones parece que ha encontrado comprador para ambos buques, que por ahora tienen los nombres de “Orgullo Petrolero” y “Reforma Pemex”. El contrato fue adjudicado en enero de 2014, después de un periodo de tiras y aflojas en el que más de una vez se vio el peligro de que no llevara a cabo. Lo que se dice en el sector es que ambos buques serán entregados en julio de 2016 a sus nuevos propietarios. Técnicos noruegos han estado en Ferrol y Vigo en las últimas semanas y todo hace pensar que así será.

Este es el aspecto del flotel “Reforma Pemex”, días antes de su botadura

Foto: Miguel Tárrago

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Reforma Pemex” es el nombre que la petrolera mexicana Pemex ha asignado al flotel que se construye en Astilleros Barreras y cuya botadura está prevista para el próximo 29 de septiembre. Se ha informado de que la madrina de la ceremonia será la señora Elena Suárez Zamora, esposa de Carlos Roa, directivo de la mencionada empresa petrolera. El pasado 28 de agosto se celebró en el astillero de Ferrol la botadura de otro buque similar llamado “Orgullo Petrolero”.

Son unidades parecidas al buque Edda Fides, construido en el astillero Barreras, entregado el 26 de marzo de 2011 a Edda Accommodation (Malta) Ltd., una filial de la compañía noruega Østensjø Rederi. Pionero en el sector, es el resultado de un proyecto diseñado por Offshore Solutions B.V. (OSBV) con capacidad para 600 personas y cumple la función de alojamiento en alta mar de técnicos y operarios de plataformas petrolíferas, a las que se conecta mediante brazos telescópicos.

El flotel que se construye en Barreras será botado el 29 de septiembre

Foto: Javier Alonso

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Astilleros Zamakona celebró el pasado 3 de septiembre la botadura del buque atunero “Guria” en la factoría de Santurce. Construido por encargo de la compañía vasca Nicra-7. Ahora comienza el periodo de armamento a flote y pasará a faenar en aguas del Atlántico Norte, junto a los otros tres buques atuneros que tiene esta empresa, llamados “Kurtzio”, “Matxikorta” y “Albacora”.

“Guria” en euskera significa “el nuestro”. Se trata de un buque atunero de última generación, con una capacidad de almacenaje en bodega de 1.708 metros cúbicos. Mide 81,54 m de eslora total y estará propulsado por un motor principal Echevarría-Wártsila, de 4.000 kw de potencia, que le permitirá mantener una velocidad de 16 nudos. La tripulación máxima estará formada por 28 personas.

El buque atunero “Guria”, en el momento de flotar por primera vez

Foto: Zamakona Yards

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El flotel que construye Navantia en Ferrol para Pemex será botado el próximo 28 de agosto, informa el astillero público. Lo hará con el 66% de la obra ejecutada y a partir de ese momento completará el resto en el muelle de armamento, hasta el comienzo de las pruebas de mar. Mientras, el segundo flotel, que construye Barreras en Vigo, tiene prevista su botadura para el 29 de septiembre.

Según ha trascendido, Pemex, inmersa en un programa de desinversión, negocia con la compañía noruega Volstad venderle ambos buques, de modo que cuando sean entregados –mediados de 2016- ya estén en posesión de su posible compradora. Ambos buques fueron contratados por PMI, filial de Pemex, en enero de 2014, en 130 millones de euros cada uno. Son buques similares al “Edda Fides”, construido en Barreras.

El flotel que se construye en Ferrol será botado el 28 de agosto

Foto: Navantia