Juan Carlos Díaz Lorenzo

El mes de mayo que comienza mañana se presenta con unas magníficas previsiones en cuanto a escalas de cruceros de turismo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, con 14 escalas, la mayoría de grandes barcos –los denominados megacruceros- y entre ellos cuatro por primera vez: Azura, Adventure of the Seas, Asuka II y Celebrity Eclipse.

El calendario es el siguiente: Costa Mágica, el día 3; Azura, el día 5; Queen Victoria, el día 8; Balmoral e Independence of the Seas, el día 9; Adventure of the Seas, el día 10; Melody, el día 15; Bremen, el día 18; Costa Mediterránea, el día 21; Asuka II, el día 24; Celebrity Eclipse, el día 25; Ocean Princess, el día 28; Noordam, el día 30 y Westerdam, el día 31.

El puerto de Santa Cruz de Tenerife mantiene, así, su línea ascendente y su prestigio en el sector de los cruceros en las islas del Atlántico, formando parte de la marca Cruises in the Atlantic, aún cuando la temporada de invierno ya ha terminado. Junto a Funchal, Tenerife ocupa una posición dominante, siendo de apreciar, asimismo, el crecimiento experimentado por las islas de La Palma, así como Gran Canaria y Lanzarote, y en menor medida Fuerteventura, La Gomera y El Hierro, aunque todas ellas están dotadas de puertos capaces para el atraque de cruceros de medio y alto porte.

En el caso concreto del puerto de Santa Cruz de Tenerife, sin embargo, hay algunas asignaturas pendientes, como es un acceso más decoroso al centro de la ciudad para quienes nos visitan y el lamentable estado de abandono en el que se encuentra el monumento de la Gesta del 25 de Julio. Dependa de la Autoridad Portuaria o del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, o de quien dependa, lo que está claro es que su estado actual es una vergüenza: afea y nos afea, y afea también la gloriosa historia de nuestra ciudad.

El megacrucero "Azura", nuevo en la plaza

El megacrucero "Adventure of the Seas" pertenece a la clase "Navigator"

El crucero "Asuka II" es propiedad de la compañía japonesa NYK

El megacrucero "Celebrity Eclipse" es gemelo del "Celebrity Equinox"

 Fotos: Carlos Moreno Trobat y Josemari Casares Barroso (www.baixamar.com) y Ton Grootenboer (www.faktaomfartyg.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibirá en los diez primeros días del mes de mayo las escalas de cuatro grandes cruceros de turismo, afianzando así el protagonismo que la Isla Bonita tiene entre las navieras del sector y los operadores turísticos de las islas del Atlántico.

Las escalas previstas son las siguientes: Azura, el día 3; Adventure of the Seas, el día 9; y Oriana y Queen Victoria, el día 10. Es de señalar que en el caso de los dos primeros, hacen sus primeras escalas en el puerto de Santa Cruz de La Palma y el primero de ellos –gemelo del crucero Ventura-, su primer crucero por el Atlántico, ya que ha sido recientemente entregado a sus armadores.   

La Palma consolida así una trayectoria creciente, que comenzó, en su actual etapa, a finales de la década de los años ochenta del siglo XX, gracias a los esfuerzos de la empresa consignataria Hamilton y Cía. y, especialmente, de su director, Eduardo Álvarez Hamilton –en la actualidad presidente de la Asociación Provincial de Consignatarios de Buques de Santa Cruz de Tenerife-, de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y del CIT de La Palma y, en concreto, de su presidente, Antonio Sosa Rodríguez, quien siempre ha valorado mucho la importancia de este tipo de turismo.

El megacrucero "Azura", nuevo en Canarias, se estrenará en Santa Cruz de La Palma

Foto: Carlos Moreno Trobat (www.baixamar.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con una ligera calima que en estos días domina el tiempo meteorológico en el archipiélago canario, el puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió ayer, jueves, la escala del megacrucero bahameño Independence of the Seas, que arribó procedente de Funchal, en un crucero por las islas del Atlántico iniciado en el puerto de Southampton y con una mayoría de pasajeros británicos.

En su maniobra de entrada se cruzó por la banda de estribor con la popa del petrolero iraní Sanandaj, fondeado en el antepuerto mientras tomaba combustible por barcaza de CEPSA. En el muelle sur compartió atraque con el crucero maltés Delphin, que arribó procedente de Gran Canaria, en su segunda visita en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en menos de 48 horas, continuando a medianoche hacia la isla de La Palma y Funchal.

La novedad, hoy, en el puerto tinerfeño es la presencia del crucero panameño MSC Orchestra, cuya contraseña es habitual desde el inicio de sus operaciones como naviera turística. Todos sus barcos pertenecen a la historia marítima de este puerto, que figura entre los preferidos de la marca Cruises in the Atlantic.

La estampa marinera del megacrucero "Independence of the Seas", en la calima de la mañana

El gigantesco buque, entre puntas, enfilando la dársena de Anaga

Es el último de una serie de tres buques, que hasta octubre de 2009 fueron los mayores del mundo

El crucero "Delphin" hizo dos escalas en menos de 48 horas

Visto de proa, mientras hacía el reviro para atracar

El crucero "MSC Orchestra" ha sido el protagonista de hoy

Fotos: Antonio Sáez

Redacción

Hoy se ha celebrado la entrega de los I Premios “Trabajando juntos podemos acabar con los accidentes de trabajo”, que ha creado Acciona Trasmediterránea para premiar la labor  preventiva  de accidentes laborales  y la aplicación de buenas prácticas en  esta materia, tanto en sus centros de trabajo como en las empresas concurrentes. Los premiados, informa la compañía, han sido: Navantia, en la categoría de empresas concurrentes;   Gerencia de Puertos  de Acciona Trasmediterránea,  por centros de trabajo,  y  a Antonio Lacida, uno de los jefes de Mantenimiento y Reparaciones  de la compañía,  en la categoría de  especial implicación profesional. 

El acto se ha celebrado en la sede de Acciona en Madrid y ha contado con la participación del director general de Trabajo de la Comunidad de Madrid, Javier Vallejo; y del subdirector general para la  coordinación en materia de Relaciones Laborales, Prevención de Riesgos Laborales y Medidas de Igualdad, Adrián González,   quienes junto al presidente de la compañía ,  Jorge Vega-Penichet,  han hecho entrega de los galardones .Entre los numerosos asistentes, estaban también  Jon Azkue ,  viceconsejero de Pesca e Industrias Alimentarias del Gobierno Vasco  y que durante años estuvo vinculado a la compañía; así como el director del ISTAS (Instituto Sindical del Trabajo, Ambiente y Salud de CC.OO.) y el secretario federal de la Federación del Mar de UGT. 

Se han otorgado también  accésits  en la categoría ” Empresa, centros de trabajo, departamento o buque, premio a las buenas prácticas”  al buque Superfast Levante y a Hermes Mercapalma.;  y  en la categoría ” Especial implicación profesional” al delegado de Palma, Vicente Iborra, y a Yolanda López, de Personal de Hermes Logística. Por último, en la categoría ” Empresas concurrentes, contratistas y subcontratistas, a  dos empresas: Soldaduras Especiales y a Reparaciones La Galera

El buque "Superfast Levante", figura entre los premiados

Foto: Carlos Moreno Trobat

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Procedente de Funchal, esta mañana, a primera hora, arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el megacrucero bahameño Independence of the Seas, en el transcurso de un viaje por las islas del Atlántico, con atraque disponible en el muelle sur hasta las 18 horas, en que continuará a Las Palmas despachado por Albatros T.S. En el día de hoy también está prevista la escala del crucero Delphin, de Las Palmas en viaje a Santa Cruz de La Palma, consignado por Pérez y Cía.

El buque Independence of the Seas (código IMO 9349681) es la construcción número 1.354 de los astilleros Akers, en Turku (Finlandia) y fue construido en dique seco, flotando por primera vez el 30 de abril de 2007 y fue entregado a sus armadores en mayo de 2008.  

Se trata de un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total, 38,60 de manga y 8,60 de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilovatios, que accionan dos hélices de paso variable y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 23,7 nudos. La principal novedad de los buques de la clase Freedom es su espectacular tamaño. La capacidad máxima es de 3.624 pasajeros y 1.360 tripulantes.

El megacrucero que hoy nos visita es el tercero y último de la clase Freedom, los cuales han sido, durante poco tiempo, los mayores del mundo. Para el desarrollo y construcción de la serie, Royal Caribbean eligió, por varios motivos, al astillero finlandés Akers, sucesor de Kvaerner Masa. Durante los doce últimos años, más de un 25 % de los buques de cruceros de nueva construcción han sido construidos por esta firma de reconocido prestigio internacional.

Masa había construido anteriormente seis buques para Royal Caribbean -entre ellos los tres primeros de este armador, a comienzos de los años setenta- y había intervenido de manera destacada en el diseño de los restantes. Cada buque de la clase Freedom ha supuesto para el citado astillero una carga de 22 millones de horas de trabajo.

La clase Freedom está formada por tres buques mayores que el mítico Queen Mary 2, el primero de los cuales, bautizado con el nombre de Freedom of the Seas (154.407 GRT y 3.600 pasajeros), fue entregado en abril de 2006. A este siguen los buques Liberty of the Seas (154.000 GRT y 4.375 pasajeros), entregado en abril de 2007 y el que hoy nos visita, Independence of the Seas, al que nos referimos.

Cuando todavía no había finalizado la construcción de los buques de la clase Freedom, Royal Caribbean tenía en avanzado estado el proyecto de la clase Génesis, para dos buques que son los más grandes del mundo: Oasis of the Seas y Allure of the Seas. Tienen capacidad para 5.400 pasajeros, un registro bruto de 220.000 GRT y un coste aproximado de 1,24 billones -con b- de dólares. El contrato ha sido firmado con los astilleros Akers, sucesores de Kvaerner Masa, en Turku (Finlandia). El primero de ellos entró en servicio en octubre de 2009, mientras que el segundo, ordenado en abril de 2007, será entregado en septiembre de 2010. 

El megacrucero "Independence of the Seas", de nuevo en Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de una larga travesía en la que ha cruzado el Atlántico desde Montevideo (Uruguay), ayer, a primera hora de la tarde, arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el crucero Delphin, coincidiendo a su llegada con la salida del catamarán Bencomo Express. A medianoche continuó viaje a Las Palmas, desde donde iniciará esta noche un nuevo crucero que le traerá mañana, por segunda vez, al puerto tinerfeño y continuará a medianoche a Santa Cruz de La Palma, Funchal, Lisboa y Hamburgo, donde rendirá viaje.

Este buque es el primero de una serie de cinco gemelos construidos en los astilleros Wärtsila, en Helsinki (Finlandia) destinados a la flota de pasaje de la extinta URSS y fue entregado el 15 de enero de 1975 a la compañía estatal Black Sea Shipping Co., con sede en Odessa, bautizado con el nombre de Belorrusiya. Los cuatro buques restantes recibieron los nombres de Azerbaihzan, Gruziya, Kareliya y Kazakhstan, respectivamente.

Los cinco buques habían sido construidos con un garaje para 256 coches, que, posteriormente, sería reconvertido en cubierta para pasajeros, aumentado así su capacidad de 505 plazas iniciales, a 650 en la actualidad, y emplazados en el mercado turístico europeo. Los trabajos se realizaron en los astilleros Lloyd, en la República Federal de Alemania.

En 1991, tras la desintegración de la URSS, este buque pasó a pabellón de Ucrania. El 25 de octubre de 1992, cuando se encontraba reparando en astilleros de Singapur, se produjo una vía de agua que inundó parcialmente el barco, siendo reflotado y remolcado a los astilleros Lloyd para su reacondicionamiento, entrando de nuevo en servicio en diciembre de 1993 rebautizado con el nuevo nombre de Kazakhstan II.

Desde entonces el buque está fletado por Delphin Seereisen y dedicado al turismo alemán, con bastante éxito. En junio de 1995, la propiedad del barco pasó a la sociedad Lady Lou Shipping Co., abanderado en Chipre y desde mayo de 1996 figura a nombre de la sociedad Sea Delphin Shipping Co., abanderado en Malta con el nuevo nombre de Delphin.

Es un buque de 16.331 toneladas brutas y 2.251 toneladas de peso muerto y mide 156,27 metros de eslora total, 22 de manga y 5,90 de calado máximo. Está propulsado por dos motores Pielstick-Wärtsila 18 PC2V, con una potencia de 13.240 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 21,5 nudos. Su estampa marinera permanece inalterable desde que salió a navegar, por lo que, al igual que sus gemelos –todos a flote- resulta inconfundible.

A su llegada, el crucero "Delphin" se cruzó, de vuelta encontrada, con el catamarán Bencomo Express

Es un barco bonito, construido en Finlandia en 1975

Maniobra de atraque en el muelle sur del puerto tinerfeño

Fotos: Antonio Sáez

Redacción

Desde ayer, martes 27 de abril, hay disponibles  3.300  plazas entre Canarias y Cádiz con el  paquete “Avión+Barco”  que  organiza Acciona-Trasmediterránea en colaboración con Air Europa,  para  facilitar las salidas vacacionales hacia la península de los residentes en las islas, informa la compañía en un comunicado.

La operación  se extiende desde el 21 de junio hasta el 14 de septiembre y está destinada  a todas aquellas personas que optan por llevar el coche en barco hasta Cádiz y  desplazarse en avión.  La compra  de este paquete se puede hacer a través de la propia página web de la compañía, www.trasmediterranea.es; en el número de teléfono 902 45 46 45, y en las delegaciones de la compañía y agencias de viaje de toda España.

Los vuelos se realizan entre los aereopuertos de Las Palmas y de Tenerife Norte con el aeropuerto de  Sevilla, y están coordinados con las salidas y llegadas de los barcos desde los puertos de las dos islas hasta el de Cádiz, para que cada pasajero pueda colocar y retirar su vehículo del puerto. Como es habitual, el paquete incluye el traslado de autobús entre el aeropuerto de Sevilla y el puerto de Cádiz, en ambos sentidos.

Las salidas de  Canarias se realizan en lunes y sábado  desde  los aereopuertos  Las Palmas ,  y lunes y viernes desde Tenerife Norte; y previamente hay que dejar los vehículos en el puerto de Las Palmas  en sábado o martes, y en el de Tenerife en sábado o miércoles, respectivamente.

 Los regresos en avión se realizan  siempre desde Sevilla  y se hacen   lunes  y viernes  con destino a Las Palmas, y   martes y viernes con destino a Tenerife Norte. La presentación de los vehículos en el puerto de Cádiz es lunes y viernes  con destino a Las Palmas,  y martes y viernes con destino a Tenerife.

El ferry "Sorolla", entrando en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha vivido un fin de semana espléndido en lo que se refiere a escalas de cruceros de turismo, como ya habíamos anticipado. Como anticipo, el jueves 23 estuvo el megacrucero italiano Costa Mágica, al que siguió, el viernes, el crucero Silver Cloud, abanderado en Bahamas.

El sábado tuvimos tres escalas: Aurora, británico; Costa Marina, italiano; y Thompson Destiny –éste último en viaje de posicionamiento, después de haber cruzado el Atlántico-, atracados a lo largo del día en el muelle sur, en un día espléndido, auténticamente primaveral y con una gran animación en el puerto y en la ciudad, además de los cientos de turistas que habían contratado excursiones para recorrer el interior de la isla y, especialmente, los itinerarios del norte de Tenerife (La Orotava y Puerto de la Cruz), el Parque Nacional de las Cañadas del Teide y la zona boscosa de Las Mercedes. En total, unos 4.000 pasajeros y casi dos mil tripulantes se dieron cita en el puerto tinerfeño.

Y hoy, domingo, ha sido el crucero Black Watch el que ha situado su estampa marinera en el muelle sur y la contraseña de Fred. Olsen Cruise Line.

Para la última semana del mes de abril anuncian escalas cuatro cruceros de turismo: Delphin, el martes 27 y repetirá escala dos días después, con unos 600 pasajeros;  Independence of the Seas, el jueves 29, con 3.800 pasajeros en su mayoría británicos; y MSC Orchestra, con 3.480 pasajeros.

El crucero británico "Aurora" arribó con las primeras luces del día

El crucero "Thompson Destiny" arribó procedente de Barbados

A la hora de la salida, los motores del crucero "Costa Marina" lanzaron esta columna de humo

Así lucía el muelle sur el pasado sábado

Maniobra de salida del crucero británico "Aurora"

El crucero "Thompson Destiny" y la torre de control de Tráfico Marítimo

El crucero "Thompson Destiny" cae a estribor para maniobrar al petrolero "Guanarteme"

El crucero "Black Watch", contraseña de Fred. Olsen Cruise Line

Fotos: Antonio Sáez, Esteban González y Julio A. Rodríguez Hermosilla

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la madrugada del jueves concluyeron las operaciones de carga y/o descarga en el puerto de Valencia del nuevo buque portacontenedores MSC Savona, que arribó a primera hora del miércoles 21 de abril, informa nuestro colega Manuel Hernández Lafuente (www.baixamar.com). El personal de MSC Terminal Valencia realizó algo más de 1.800 movimientos, casi todos de descarga, utilizando para ello cuatro de las ocho grúas de que dispone.

El citado buque, abanderado en Liberia,  es propiedad del armador alemán Offen Claus-Peter Reederei y está fletado por MSC para cubrir la línea entre Extremo Oriente y Europa, con escalas en Xingang-Ningbo-Shangai-Xiamen-Yantian-Hong Kong-Chiwan-Singapur-Suez-Valencia-Felixstowe-Rotterdam-Amberes-Valencia-Port Said-Jebel Ali-Singapur-Hong Kong-Xingang.  

Botado con el nombre de CPO Savona, es la construcción número 4.178 de los astilleros Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Ltd, en su factoría de Okpo (Corea del Sur) y entró en servicio en marzo de 2010. Es el sexto buque de un programa de renovación de flota, que prevé la incorporación de 26 nuevos barcos portacontenedores de gran capacidad y última generación, con capacidades entre 13.798 TEUS y 14.000 TEUS, construidos en astilleros de Corea del Sur. El buque MSC Savona releva en la citada línea al buque MSC Lisbon, con capacidad para 9.200 TEUS.

Registra 153.115 toneladas brutas (GRT) y 165.300 toneladas de peso muerto (TPM), mide 365,50 metros de eslora total, 51,20 metros de manga y 16 metros de calado. Tiene capacidad para cargar 14.000 TEUS –de ellos 2.000 frigoríficos- y está propulsado por un motor MAN-B&W, modelo 12K98MC-C7, con una potencia de 72.026 kw y una velocidad de 24,10 nudos. Código IMO 9460356.

Es el sexto buque de un programa de renovación de flota, que prevé la incorporación de 26 barcos portacontenedores de gran capacidad y última generación, con capacidades entre 13.798 TEUS y 14.000 TEUS, construidos en astilleros de Corea del Sur y releva en la citada línea al buque MSC Lisbon, con capacidad para 9.200 TEUS.

Espectacular imagen del nuevo portacontenedores "MSC Savona"

Foto: Manuel Hernández Lafuente (www.baixamar.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el muelle sur del puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra, desde esta mañana, el crucero bahameño Silver Cloud, que arribó esta mañana, a primera hora, procedente de St. Johns en viaje a Las Palmas, realizando así su viaje de cruce del Atlántico para posicionarse en el mercado europeo. Dispone de atraque hasta las 23 horas, en que será despachado por Miller y Cía. 

Sigue, pues, la buena racha de cruceros de turismo en el puerto tinerfeño, como venimos informando puntualmente. Ayer le tocó el turno al megacrucero italiano Costa Mágica, que mostró su elegante estampa marinera durante casi todo el día, hasta su salida a media tarde a Funchal. 

Mañana, sábado 24 de abril, tendremos otro día de bastante actividad, con la presencia de tres cruceros: Aurora, Costa Marina y Thompson Destiny. Y el domingo será el crucero Black Watch el que enarbole su contraseña en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. 

Por lo que se refiere al crucero Silver Cloud que hoy nos visita, propiedad de Silver Cruises, es la construcción número 775 de los astilleros Visentini, en Viareggio y finalizado en los astilleros Mariotti, en Génova (Italia), entró en servicio en abril de 1994. Tiene un barco gemelo llamado Silver Wind y dispone de capacidad para 314 pasajeros en suites de diferente nivel. 

Es un buque de 16.927 toneladas de registro bruto (GRT) y 1.564 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 155,81 metros de eslora total, 21,40 de manga y 5,30 de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 6R46, con una potencia de 10.600 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite una velocidad de 17,5 nudos. Código IMO 8903923.  

Estampa marinera del crucero "Silver Cloud" en el puerto tinerfeño

El catamarán "Bentago Express" se cruza con el crucero "Costa Mágica"

Listo de maniobra y entre puntas, el crucero italiano siguió su viaje

Fotos: Esteban González (www.estebangonzalez.com) y Antonio Sáez