Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry italiano “Norman Atlantic” sigue a flote, a la deriva y destruido por el fuego. Reina la confusión en cuanto a los datos de la tragedia, aunque hasta el momento se sabe que hay once muertos y 98 desaparecidos, informa la prensa nacional de Italia. Las autoridades competentes han imputado al capitán del buque, Argilio Giacomazzi y al armador, Carlo Visentini, por presunto delito de homicidio y naufragio culposo. El fiscal de Bari será el encargado de la investigación y ya ha citado a declarar a los tripulantes.

Otras fuentes apuntan también al RINA, el Registro Naval Italiano, como excesivamente permisivo con las exigencias técnicas a bordo y alejado en sus requerimientos a la seriedad del Lloyd’s o el Bureau Veritas. Hay un rosario de preguntas en el ambiente, pues los primeros indicios apuntan a que bien pudo evitarse semejante desenlace. Las preguntas se refieren a medidas de seguridad, la existencia de suficientes chalecos y botes –parece ser que algunos no estaban en condiciones de arriado– y la adecuada actuación de la tripulación.

El ferry “Norman Atlantic” ha sido destruido por el fuego y hay 98 desaparecidos

Se confirma, además, la presencia de inmigrantes sin papeles a bordo, práctica que por lo visto suele ser habitual en la zona. No constan en documento alguno, por lo que el número final de víctimas puede ser mayor cuando el barco pueda ser remolcado e inspeccionado con detalle, si es que antes no se hunde. Uno de ellos, de nacionalidad siria, dijo que iban otros diez polizones y es posible que algunos se lanzaran al agua presa del pánico. Se dice, asimismo, que había camioneros que prefirieron dormir en las cabinas de sus camiones en lugar de acceder a las cubiertas de pasaje.

El caso es que las llamas se extendieron con bastante rapidez, favorecidas por el fuerte viento reinante y el hecho de que este tipo de buque tiene espacios abiertos en los costados, que favorecen mucho la circulación de aire. El capitán afirma que dio la orden de alarma después de que la tripulación hubiera hecho una primera comprobación del foco y su alcance. Algunos pasajeros hablan de que transcurrió casi una hora, pero en estos momentos las grandes dudas se centran en materia de seguridad y la actuación correcta de la tripulación.

Foto: ANSA

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La prensa italiana informa de la recuperación de once cadáveres de pasajeros y tripulantes del ferry italiano “Norman Atlantic”, presa del fuego desde el pasado domingo, en un viaje de línea regular entre Grecia e Italia. No obstante se considera probable que dicho número pueda incrementarse en las próximas horas y ya hay que sumar dos marineros albaneses que perdieron la vida en el intento de dar remolque al buque siniestrado, mientras que un tercero se encuentra grave.

El temporal reinante en la zona complica las operaciones de salvamento. Hasta ahora han sido rescatadas 427 personas por diversos medios, entre ellos 214 por el buque anfibio italiano “San Giorgio”, que ha llegado a Brindisi, mientras que en Grecia se habla de 38 desaparecidos. El siniestro tiene visos de escándalo, pues no existe certeza del número total de personas que viajaban a bordo, ya que cobra fuerza la hipótesis de la presencia de inmigrantes clandestinos, pues han sido rescatados pasajeros cuyos nombres no aparecen en el listado oficial.  

El fuego ha destruido el buque “Norman Atlantic” y escrito una nueva página de dolor

Las autoridades italianas informan de que a bordo viajaban 478 personas, entre pasajeros y tripulantes, pero hay 41 de la que se desconoce su paradero, bien porque al final no hubieran embarcado o bien porque hubieran bajado en el puerto de Igoumenitsa. El caso es que entre los rescatados han aparecido un afgano y un sirio que no figuran en el listado. Se confirma, además, que iban otros 18 extras, por lo que el suceso adquiere una nueva dimensión, que apunta directamente hacia el fletador del buque, la compañía griega Anek Lines.

Al parecer, el fuego se inició en la bodega, quizás provocado por alguna de las cabezas tractoras o remolques embarcados. Cinco de los muertos son tres camioneros italianos y dos griegos. El buque, puesto en servicio en noviembre de 2009, es propiedad de la compañía italiana Visemar y ha sido fletado en diversas ocasiones a otros intereses, entre ellos LD Lines, etapa en la que navegó en la línea St. Nazaire-Gijón. Pertenece a una larga serie de buques similares, aunque no iguales, entre los que figuran los barcos “Albayzin” y “Sorrento”, fletados por Trasmediterránea y otros al servicio de Balearia e Iscomar.

Foto: Guardia Costiera

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Diez muertos y cuarenta desaparecidos es el balance provisional de un incendio declarado el pasado domingo, 28 de diciembre, a bordo del ferry italiano “Norman Atlantic”, en el transcurso de un viaje regular entre los puertos de Patras, Igoumenitsa (Grecia) y Ancona (Italia). El fuego se inició de madrugada y ha causado daños muy graves en la superestructura del buque, agravado además por condiciones meteorológicas adversas, con temporal de fuerza 8 y vientos de 50 nudos, lo que ha dificultado las labores de rescate.

A bordo, según informa la prensa italiana, viajan 422 pasajeros y 56 tripulantes, así como 222 vehículos. El buque, fletado por Anek Lines, quedó sin gobierno y el fuego se extendió con bastante rapidez, lo que provocó el pánico entre los pasajeros, varios de los cuales se lanzaron al agua. Al menos la mitad de las personas que van a bordo han sido evacuadas y la Marina italiana ha tomado parte activa en el rescate. El fuego impidió el acceso a algunos de los botes de salvamento y se habla de problemas de coordinación en las labores de abandono.

El fuego ha provocado diez muertos y daños graves en el buque

Foto: Marina Militare

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En su primera escala con su nuevo “look”, hoy hizo escala en el puerto de Santa Cruz de La Palma, que arribó esta mañana procedente de Funchal. Acompañó un día magnífico, de temperatura fresca y despejado, después de varios días invadidos por la calima. El buque “Aurora” es el primero de la flota de P & O Cruises en mostrar la nueva imagen de la centenaria naviera, en el que destaca la bandera de la “Union Jack” en grandes dimensiones pintada en la proa y el color azul de su chimenea, en sustitución del tradicional beige.

El buque “Aurora” ha sido sometido a un carenado general y una reforma en el área de restauración y zonas de ocio en el astillero Blohm & Voss, en Hamburgo (Alemania) y el pasado 18 de diciembre fue reentregado a sus propietarios, dirigiéndose entonces a su base en el puerto de Southampton. A Coruña fue el primer puerto español en el que hizo escala con su nueva apariencia y le ha seguido Santa Cruz de La Palma. Los trabajos, con un coste de casi 33 millones de euros, han durado veinte días y el programa previsto se ha cumplido puntualmente.

Esta es la estampa marinera con el nuevo “look” del buque “Aurora”

Foto: José Javier Pérez Martín

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Navarra” regresó el pasado 22 de diciembre a la Base Naval de Rota, de la que zarpó el 8 de julio, concluyendo un despliegue de cinco meses y medio en el que ha participado en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería frente a las costas de Somalia. Ha sido la segunda vez que el citado buque toma parte en esta misión que desarrolla la Fuerza Naval de la Unión Europea, tras su participación en 2009, informa la Armada española.

La fragata “Navarra” escoltó a un buque mercante perteneciente al Programa Mundial de Alimentos de la ONU y dio protección al tráfico marítimo internacional que discurre por el Golfo de Adén; efectuó reconocimiento a lo largo de la costa norte y este de Somalia y, por último, realizó numerosas visitas amistosas a embarcaciones en la mar, ayudando así a conocer el patrón de vida de la zona marítima y a recabar información sobre la piratería.

La fragata “Navarra”, a su llegada a la Base Naval de Rota

El buque ha navegado más de 31.000 millas náuticas en aguas del Índico. Además, prestó ayuda a dos veleros franceses que se encontraban a la deriva, suministrándoles combustible y provisiones, adiestró a personal de la Marina de Tanzania en el marco de la operación EUCAP Nestor de construcción de capacidades marítimas regionales en el Cuerno de África y mantuvo una reunión a bordo con líderes locales de un asentamiento somalí.

El pasado 8 de diciembre, la fragata “Navarra” fue relevada por el buque de acción marítima “Rayo”, continuando así la contribución de la Armada a la aportación española a la operación “Atalanta”, dando por concluido un período de integración en la Fuerza Naval de la Unión Europea de 140 días en el que ningún barco fue asaltado por piratas.

Foto: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace 17 años, cada 25 de diciembre es una fecha de referencia para el encuentro de veleros en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Bien es verdad que su número ha ido reduciéndose con el tiempo, de hecho ayer sólo había tres, en parte porque la crisis económica también afecta a estas embarcaciones, que son propiedad de asociaciones privadas que dependen de subvenciones para cumplir con su cometido formativo y otros pretenden exenciones tarifarias totales para llegar a la isla.

No obstante, la presencia de tres veleros –“Alexander von Humboldt II”, “Roald Amundsen” y “Tenacious”- y dos cruceros de turismo –AIDAblu y MSC Armonía– atrajeron la atención de cientos de personas que disfrutaron de un día de Navidad diferente, en una isla de larga tradición marinera. La iniciativa, iniciada en 2005 por Conny Spelbrink, contó con el apoyo del Patronato de Turismo de La Palma, Autoridad Portuaria y la Casa Cabrera, que está celebrando su 150º aniversario.

El buque “Alex von Humboldt II”, visto por la banda de estribor

Roald

El buque “Roald Amundsen” es fruto de una reconversión

El buque “Tenacious”, con el aparejo aferrado, enfila la bocana del puerto

Fotos: José Javier Pérez Martín

 

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En aguas del Estrecho de Gibraltar, desde octubre de 2013 opera en la línea Algeciras-Tánger Med el ferry “Wronskiy”. Es un viejo conocido en la zona y especialmente en las líneas Almería Nador, Almería-Ghazaouet y Alicante-Orán e incluso en Baleares, pues transita los puertos españoles del área desde marzo de 2005, en que se produjo el primer flete por cuenta de Ferrimaroc / Trasmediterránea. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Juan Gabriel Mata lo vemos en aguas del puerto de Algeciras.

Abanderado en Chipre, desde abril de 2013 es propiedad de la sociedad Nizhniy Shipping Ltd. y está operado por Kajster Doo, con sede en Portoroz (Eslovenia). Es un barco entrado en años, construido en el astillero Verolme, factoría de Heusden (Holanda) y puesto en servicio en junio de 1978 bautizado con el nombre de “Prinses Beatrix” y contraseña de SMZ. Fue uno de los ferries del Canal de la Mancha, etapa en la que también navegó para Brittany Ferries rebautizado con el nombre de “Duc de Normandie” (1986-2005).

Estampa marinera del ferry “Wronskiy”. En su aspecto externo parece bien cuidado

Entre marzo de 2005 y abril de 2013 navegó con el nombre de “Wisteria” y contraseña de Hawthorn Shipping Co. (Trans Europe Ferries), etapa en la que comenzó su vinculación con Ferrimaroc y Trasmediterránea, operando en las líneas que ya hemos mencionado. Es un buque de 13.505 toneladas brutas, en un casco de 131 m de eslora, 22,56 m de manga y 5,17 m de calado, propulsado por cuatro motores Stork-Werkspoor 8TM410LL, con una potencia de 16.182 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 20 nudos. Tiene capacidad para 1.500 pasajeros –de ellos, 567 en camarotes–, 320 coches y 528 metros lineales de carga rodada. Código IMO 7637149.

Foto: Juan Gabriel Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Convertido en uno de los iconos de la decadencia de Trasmediterránea, el buque “Super-Fast Levante” ha sido atracado hace dos días en el puerto de Algeciras, después de haber permanecido en el muelle de reparaciones de Gibraltar, donde ha sido sometido a trabajos de pintura y otras actuaciones, que le han devuelto una imagen más acorde. Durante la maniobra fue asistido por los remolcadores “VB Siroco” y “VB Andalucía”. Anteriormente había permanecido largo tiempo amarrado en Cartagena.

El buque “Super-Fast Levante”, propiedad de Newco (Trasmediterránea) y abanderado en Chipre, es el último mercante construido en el astillero Unión Naval de Levante (Valencia) y entró en servicio en marzo de 2001. De 17.505 toneladas brutas, mide 158 m de eslora total y tiene una capacidad de carga de 2.000 metros lineales (102 trailers y 117 coches) y está propulsado por cuatro motores Wärtsila, con una potencia de 34.000 caballos que accionan dos ejes y hélices de paso variable, lo que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9204362.

Maniobra de atraque del buque “Super-Fast Levante” en el puerto de Algeciras

Foto: Juan Gabriel Mata

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la República de Perú, Ollanta Humala, presidió el pasado 22 de diciembre la botadura del buque escuela “Unión”, construido en el astillero de los Servicios Industriales de la Marina (SIMA), en el puerto de Callao. Actuó de madrina la señora Nadine Heredia, esposa del primer mandatario, que procedió a lanzar una botella de pisco contra la roda del buque y éste comenzó a deslizarse por la grada en medio de un espectáculo pirotécnico.

La botadura ha revestido carácter de acontecimiento nacional y reunió a varios ministros y representantes militares de todos los países del cono sur. El proyecto del buque corresponde a la firma de ingeniería naval española CYPSA y cuando entre en servicio en octubre de 2015 será el mayor velero de su clase existente en Latinoamérica. Incluido el bauprés, mide 113,75 m de eslora y arbolará cuatro mástiles con una superficie vélica de 3.400 metros cuadrados y aparejo de brickbarca.

El casco del buque-escuela “Unión”, preparado para su botadura

El casco del buque-escuela “Unión” flota por primera vez

Fotos: Marina de Guerra de Perú

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El astillero Construcciones Navales Paulino Freire, con sede en Vigo, iniciará a comienzos de 2015 la construcción de un buque oceanográfico para la Marina de Guerra de la República de Perú, con capacidad polar, tras la adjudicación resuelta el pasado 23 de octubre por un monto de 79,2 millones de dólares. Al concurso, de carácter internacional, se presentaron una docena de astilleros, entre ellos otros tres españoles, Navantia, Astilleros Armón y Astilleros Murueta.

El futuro buque está basado en el proyecto NC-704, que corresponde al buque oceanográfico “RSS Discovery”, construido por encargo del Natural Environment Research Council (NERC) y entregado en julio de 2013. Está considerado uno de los más avanzados del mundo por la comunidad científica internacional. Tendrá una autonomía de 50 días, propulsión diesel-eléctrica y una velocidad sostenida de 15 nudos. La entrega está prevista para mayo de 2016 y dará trabajo a unas 250 personas.

El buque oceanográfico polar para Perú está inspirado en el buque “RSS Discovery”

Sobre el proyecto mide 99,70 m de eslora, 18 m de manga, 7,40 m de puntal y 6,50 m de calado, con un desplazamiento de 6.000 toneladas. Dispondrá de alojamiento para 24 tripulantes y 28 científicos, seis laboratorios y una plataforma para el apontaje de un helicóptero a proa del puente de mando. La Marina de Guerra de Perú tiene un buque oceanográfico polar llamado “BIC Humboldt”, construido en 1978 y con base en Callao y con el que ha realizado 22 campañas antárticas, entre otras misiones, informa infodefensa.com. De la grada del astillero Freire salió también el buque oceanográfico español “Sarmiento de Gamboa”, entregado en 2007.

Foto: Construcciones Navales Paulino Freire