Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación celebró recientemente su tradicional cena de Navidad en el Casino de Santa Cruz de Tenerife. Ocasión propicia para el encuentro distendido entre un grupo de amigos de disciplinas dispares a los que une el concepto de la amistad bien entendida y el interés académico por los asuntos relacionados con la Navegación. En 2016, la Academia se propone impulsar diversos proyectos, que habían sido propuestos y fueron debatidos con amplitud.

Asistieron, en esta oportunidad, los académicos Enrique García Melón (presidente), Alberto Darias Príncipe, Arturo Hardisson de la Torre, Gonzalo Lozano Soldevilla, José Manuel Pérez Beviá, Enrique Melón Rodríguez, Luis Santos Jara, Roberto González Díaz, Antonio Burgos Ojeda, Manuel Garrocho Martín (secretario), Juan Carlos Díaz Lorenzo (vicepresidente), Juan Antonio Rojas Manrique y César Rodríguez Quintana. Como invitado asistió, asimismo, Luis Marcial García Rebollo, comandante naval de Tenerife. Excusaron su asistencia los académicos Manuel Marrero Álvarez y José Perera Marrero. 

Los miembros de la Academia, en su reciente encuentro navideño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El espíritu de Compañía Trasatlántica Española sigue latente en la memoria de quienes fueron sus coprotagonistas, en una época en la que la centenaria naviera española era orgullo de la Marina Mercante nacional y mantenía el nexo de unión marítima entre España y América Latina. Luego vendrían tiempos turbulentos, estrategias equivocadas y gestores discutibles que llevaron la naviera al fracaso. Pero esa es una historia penosa.

Un grupo de aquellos hombres que tuvieron importantes responsabilidades en el tiempo que les tocó vivir, se reunieron hace unos días en Madrid y compartieron mesa y mantel en un ambiente de gran fraternidad y amistad bien entendida. En esta oportunidad, además, con el recuerdo siempre presente de Luis Mínguez de Pablo, oficial radiotelegrafista, que falleció el 8 de agosto de 2013. Y los mejores deseos para José Ignacio de Ramón Martínez, que se encuentra en convalecencia hospitalaria.

El grupo de “auténticos trasatlánticos”, en su reciente reunión en Madrid

Grato encuentro, como siempre, entre Carlos Peña Alvear, Manuel Padín García, Manuel Marrero Álvarez, Lucinio Martínez Santos, José Ángel González Guisande, José Enrique Moro Mediano y quien suscribe. Excusaron su asistencia Rafael Jaume Romaguera, Juanjo Loredo Mutiozábal y Juan Cárdenas Soriano. Será hasta la próxima ocasión. 

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un año después del encuentro celebrado en Cádiz, el pasado 13 de junio se celebró en Vigo la reunión anual de capitanes, jefes de máquinas, oficiales de puente, máquinas y radioelectrónicos de Compañía Trasatlántica Española. Actuó de organizador y anfitrión el capitán José Ángel González Guisande, quien pasó el testigo del próximo encuentro, previsto para junio de 2016 en Cáceres, Extremadura, al jefe de máquinas Juan Cárdenas Soriano. Ese mismo día, por la mañana, se realizó una excursión a las Islas Cíes.

La reunión, celebrada en el emblemático hotel “Bahía” de la capital viguesa, contó con una nutrida asistencia de oficiales “trasatlánticos” y algún antiguo directivo, como Juanjo Loredo Mutiozábal, llegados desde todo el país. Entre los asistentes figuraba el capitán Rafael Jaume Romaguera, el más veterano de todos ellos, con 90 años recién cumplidos y como el buen whisky escocés, sigue tan campante en su exquisita memoria y capacidad física. Una bandera de Compañía Trasatlántica Española presidió el encuentro y cada uno de los asistentes debidamente identificado, también con el emblema de la naviera.

Foto de familia de los asistentes al encuentro anual de Trasatlántica en Vigo

Encuentro muy emotivo y entrañable, en el que quienes en otro tiempo tuvieron responsabilidades a bordo de los barcos de la Compañía Trasatlántica Española –el mejor embajador de España en América Latina y América del Norte–, han sabido mantener vivo el espíritu de la gran naviera ya desaparecida y lo refrenda la amistad bien entendida. Trasatlántica sobrevivió a diversos conflictos bélicos y crisis sectoriales importantes. Sin embargo, en sus últimos años, muy distante de lo que había sido en tiempos pretéritos más difíciles, sucumbió tristemente.

Al encuentro de Vigo asistieron Alberto González Bayarte, Ángel Godar, Antonio Villanego, Diego de los Reyes Castrillón, Enrique Barrio Cano, Fernando Arnáiz, Francisco Bilbeny Costa, Francisco Tafall, Guillermo Cordero, Iñaki Sesumaga, Javier del Portillo, Javier Díaz del Río, Javier Madiedo, Javier Placer Escudero, Jenaro Suárez González, José Carlos Oliver, José Carlos Ceballos, José Carlos Rivera, José Catalá, José Fraguela, José Luis Arrojo, José Luis Barrio Cano, José Luis Mulero, José Manuel Bermúdez Garrote, José Manuel Iglesias, José Rodríguez Abeijón, José Mauricio Ruíz Paullada, Juan Cárdenas Soriano, Juan Molina, Manuel Brull, Manuel Fernández Grandal, Pablo de la Fuente, Rafael Álvarez Rodríguez, Ramón Cabana Garabana, Román Murillo, José Luis López Freire, Rafael Gil Hesseldahl y José Montenegro Vila.

Foto: José Manuel Bermúdez Garrote

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace 17 años, cada 25 de diciembre es una fecha de referencia para el encuentro de veleros en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Bien es verdad que su número ha ido reduciéndose con el tiempo, de hecho ayer sólo había tres, en parte porque la crisis económica también afecta a estas embarcaciones, que son propiedad de asociaciones privadas que dependen de subvenciones para cumplir con su cometido formativo y otros pretenden exenciones tarifarias totales para llegar a la isla.

No obstante, la presencia de tres veleros –“Alexander von Humboldt II”, “Roald Amundsen” y “Tenacious”- y dos cruceros de turismo –AIDAblu y MSC Armonía– atrajeron la atención de cientos de personas que disfrutaron de un día de Navidad diferente, en una isla de larga tradición marinera. La iniciativa, iniciada en 2005 por Conny Spelbrink, contó con el apoyo del Patronato de Turismo de La Palma, Autoridad Portuaria y la Casa Cabrera, que está celebrando su 150º aniversario.

El buque “Alex von Humboldt II”, visto por la banda de estribor

Roald

El buque “Roald Amundsen” es fruto de una reconversión

El buque “Tenacious”, con el aparejo aferrado, enfila la bocana del puerto

Fotos: José Javier Pérez Martín

 

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos veces al año, antiguos directivos, capitanes y jefes de máquinas de Compañía Trasatlántica Española se reúnen en Madrid, en un encuentro entrañable convertido en evocación de los años idos para siempre, en los que la desaparecida centenaria naviera española formaba parte del orgullo de la Marina Mercante nacional. La memoria de “aquella Trasatántica, la auténtica”, como gusta decir a Manuel Marrero Álvarez, pervive en la memoria de estas personas en la que, aparte de las anécdotas, siempre reluce el análisis crítico de quienes, como dudosos gestores, propiciaron su decadencia y desaparición.

En esta oportunidad se dieron cita José Ignacio de Ramón Martínez, José Enrique Moro Mediano y Lucinio Martínez Santos, que fueron directivos del equipo técnico; Manuel Marrero Álvarez, delegado en Canarias; los capitanes Carlos Peña Alvear y José Ángel González Guisande, y quien suscribe, amablemente invitado por los organizadores. Excusaron su asistencia Manuel Padín García y Juanjo Loredo Mutiozábal, los capitanes Rafael Jaume Romaguera y Francisco Bilbeny Costa y el jefe de máquinas Juan Cárdenas Soriano. Hubo un recuerdo, como siempre, para el oficial radiotelegrafista Luis Mínguez de Pablo, miembro del grupo, que falleció el 8 de agosto de 2013.

El grupo de ex directivos y capitanes de Trasatlántica, en su reciente encuentro

José Ángel González Guisande, que fue capitán y después práctico del puerto de Vigo, relató interesantes acaecimientos vividos en los buques “Coromoto”, “Covadonga” (2º) y “TSK Chorus”, ex “Almudena”, durante la etapa en la que este barco estuvo fletado por intereses de Japón. El capitán Carlos Peña Alvear evocó, por su parte, hechos notables de su etapa en los buques “Virginia de Churruca”, “Begoña” y “Montserrat”, adscritos a la línea de Venezuela y tuvo palabras de reconocimiento profesional para varios de sus compañeros, algunos fallecidos.

Los ingenieros navales José Ignacio de Ramón Martínez y José Enrique Moro Mediano, así como Lucinio Martínez Santos –felizmente recuperado– profundizaron en las vicisitudes de los buques de la serie “Galeona”, “los mejores barcos de Trasatlántica durante muchos años”, así como el papel de impulsor del proyecto por parte del ingeniero naval Javier Pinacho y el papel de Sener en los proyectos de éstos y de otros barcos, como las motonaves “Camino” y “Merced” y los buques portacontenedores “Pilar” y “Almudena”, ya desaparecidos y que han sido los mayores de su clase construidos en España.

Manuel Marrero Álvarez, que perteneció desde 1949 a la firma Viuda de Juan La Roche e Hijos, consignatarios en el puerto de Santa Cruz de Tenerife y a partir de 1983 en su condición de delegado de Compañía Trasatlántica Española, hasta que la compañía pasó a manos del Grupo Odiel –antesala de su lamentable desaparición–, enfatizó la relación de la naviera y el puerto tinerfeño en las líneas de la emigración hacia América y el tráfico carguero, que tanta relevancia tuvo en la importación de madera y tabaco, así como la etapa de los contenedores con barcos propios y fletados. Precisamente, en la primera escala del buque “Pilar” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, venía al mando del capitán González Guisande.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Cárdenas Soriano

Un nutrido grupo de capitanes, jefes y oficiales de la antigua y desaparecida Compañía Trasatlántica Española, procedentes de todo el país, se reunieron ayer en Cádiz para celebrar su segundo encuentro anual. El primero y anterior tuvo lugar el pasado año en Madrid. Este año fue Cádiz la elegida en conmemoración y recuerdo de los muchos vínculos que unieron a esta histórica ciudad marinera con la Compañía.

De aquí el jándalo Antonio López y López  partió para la “perla” del Caribe donde reunió los primeros pesos que le permitirían volver  más tarde a  la madre Patria, para entre otras fuentes de riqueza y progreso creara más tarde la Compañía Trasatlántica. Fue Cádiz  la ciudad elegida para que fundara el astillero de Matagorda, que fue uno de los más importantes del mundo en su género de la época. Fue en Cádiz donde fundó su escuela de hostelería, en la que maestros como el gaditano Melquiades Brizula se encargaron de formar al personal de fonda de su flota. Esta escuela fue refundada por Claudio Lopez Brú, hijo de Antonio López, en el Hotel Atlántico.

IMG_3835

Asistentes al segundo encuentro de Compañía Trasatlántica, celebrado en Cádiz

Visita a la iglesia del astillero de Matagorda, fundado por Antonio López

Juan Cárdenas Soriano y José Ángel González Guisande

El grupo de convocados comenzaron la jornada con una misa “in memoriam” por los compañeros ya desaparecidos y que se celebró en la parroquia de Santo Domingo, donde un amable y documentado predicador de la insigne e histórica Orden tuvo la deferencia de oficiar. No fueron pocos los padres dominicos que se trasladaron en vapores de “la Compañía” allende los mares, para ejercer su vocación misionera bajo el amparo y subvención del que,  aparte de naviero, también fuera fundador de Acción Católica.

Tras la misa y en un “vaporcito” ya reconvertido a motor, se trasladaron al astillero fundado por los marqueses de Comillas donde tuvieron ocasión de disfrutar de los recuerdos que allí  se conservan de mejores épocas; gracias a la iniciativa y esfuerzo de algún o algunos homenajeables  historiadores que tanto están haciendo por preservar la historia de lo que fue uno de los mayores centros de trabajo de la zona.

Tras disfrutar de esta parte del programa, los entrañables compañeros que lo fueron y amigos que lo siguen siendo, se trasladaron a un conocido restaurante gaditano donde disfrutaron de las delicias de la tierra que les evocaron aquellas escalas en Cádiz, previas a poner rumbo al “270º” que los llevaría hasta tierras americanas. La tertulia posterior a la comida se prolongó hasta altas horas de la tarde, permitiendo a todos los asistentes, evocar recuerdos y situaciones por ellos vividas en los ya históricos buques de “la Compañía” o en los puertos recalados.

Lo entrañable de la jornada vivida y el éxito obtenido, hizo que se pusiera fecha y lugar para el tercer y próximo encuentro: Vigo, 13 de junio de 2015.   

Fotos: Juan Cárdenas Soriano     

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los responsables de Trasmediterránea realizaron ayer una visita institucional al nuevo presidente de la Autoridad Portuaria  de Baleares, Alberto Pons, en las oficinas de la APB en el puerto de Palma.  El presidente  de la compañía, Jorge Vega-Penichet; el director general, Ignacio Aguilera y el delegado en Baleares, Antonio Mercant, participaron en este encuentro en el que también estuvo presente el director de la APB, Juan Carlos Plaza.

Trasmediterránea, una empresa del grupo Acciona, es uno de los principales clientes de los puertos de Baleares desde su creación en 1917. Mantiene una importante presencia en los puertos de interés general que gestiona la APB y, al mismo tiempo, hace posible conexiones diarias con Barcelona y Valencia.

Directivos de Trasmediterránea y la APB, en un momento del encuentro

Foto: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos veces al año, un grupo de antiguos directivos, capitanes, jefes de máquinas y oficiales de flota se reúnen en Madrid en torno a la amistad y la memoria fértil de la Compañía Trasatlántica Española, la centenaria naviera española que feneció hace unos años, víctima de una discutible gestión empresarial.

Quienes de alguna manera mantienen vivo el espíritu de la “otra Trasatlántica”, la que dio prestigio a la compañía y a la Marina Mercante española en la época de los trasatlánticos y los barcos de carga, conocida en el exterior como Spanish Line, mantienen un vínculo entrañable, al que en esta oportunidad se han unido dos capitanes: José Ángel González Guisande y Francisco Bilbeny Costa, recién jubilados de prácticos de los puertos de Vigo y Cádiz, respectivamente.

De izq. a dcha: Carlos Peña, José Ignacio de Ramón, Luis Mínguez, José A. González Guisande, Juanjo Loredo, Lucinio Martínez Santos, Francisco Bilbeny y Manuel Marrero

Al encuentro también acudieron José Ignacio de Ramón, Carlos Peña Alvear, Juanjo Loredo, Lucinio Martínez Santos, Luis Mínguez Escolano y Manuel Marrero Álvarez. Excusaron su asistencia Rafael Jaume Romaguera, Manuel Padín García, Juan Cárdenas Soriano y quien suscribe.

Un encuentro entrañable y emotivo, nos dice Manuel Marrero, reforzado con las nuevas incorporaciones de los capitanes González Guisande y Bilbeny Costa, coprotagonistas de muchos años de singladuras en el cruce del Atlántico. Memoria lúcida de una compañía que entonces era un referente en el sector naviero y que no merecía el final que tuvo. Pero esa es otra historia.

Foto: Manuel Marrero Álvarez