Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el día de ayer, el buque “Super-Fast Levante” estuvo realizando pruebas en aguas de la bahía de Algeciras y regresó a su amarre en Gibraltar. Esta tarde ha salido en dirección a Barcelona. En el momento de escribir esta información navega al rumbo 083º a una velocidad de 14,6 nudos. De modo que, contrariamente a lo que habíamos publicado, el buque ha sido reactivado y entrará de nuevo en servicio en la línea de Baleares.

Estaba previsto que entrara en línea el pasado 9 de junio para cubrir el triángulo Barcelona-Mahón-Ibiza. A pesar de que se trata de un barco relativamente nuevo, puesto en servicio en marzo de 2001, una década después (marzo de 2011) fue amarrado en el puerto de Cartagena, donde permaneció inactivo hasta octubre de 2014, en que viajó a Gibraltar, donde se ha procedido a su puesta a punto hasta que se ha decidido su reactivación.

En diciembre de 2010, el buque “Super-Fast Levante” –conocido en el argot marítimo como el “mazinger zeta” por la forma del puente y sus alerones– estuvo haciendo la línea Algeciras-Tánger Med hasta finales de febrero de 2011, con dos viajes diarios y escasa ocupación y después hizo un viaje extraordinario Alicante-Orán cargado con material para la caravana del Sahara. Luego, a su regreso a Cartagena, quedó amarrado por espacio de tres años y medio, informa el jefe de máquinas, entonces primer oficial, Hugo Meré.    

El buque “Super-Fast Levante”, ayer, en aguas de la bahía de Algeciras

Foto: Francis Ferro

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente Trasmediterránea ha decidido que el rolón “Super-Fast Levante” siga amarrado en Gibraltar, donde se encuentra desde octubre de 2014. En el astillero del Peñon fue puesto a punto, después de una larga etapa de amarre en Cartagena, Estaba previsto que entrara en servicio el pasado 9 de junio en el tráfico de Baleares, en una línea semanal de carga rodada con escalas en Barcelona, Mahón e Ibiza, pero no ha sido así. 

El buque “Super-Fast Levante” tiene una capacidad de carga de 1.900 metros lineales y estaba previsto que relevara al buque rolón finlandés “Miranda”, que ya ha encontrado flete por cuenta de Grimaldi en Italia. El servicio de carga rodada está a cargo del rolón “Super-Fast Baleares” y la capacidad de bodega de los buques “Zurbarán”, “Juan J. Sister”, “Tenacia”, “Snav Adriático”, “Isabella I” y “Scandola”. Estos cuatro últimos están fletados a otros armadores.

El rolón “Super-Fast Levante” está amarrado desde octubre de 2014 en Gibraltar

El último de los barcos mercantes construidos en el astillero Unión Naval de Levante (construcción número 280), puesto en servicio en marzo de 2001, es un buque de 17.505 toneladas brutas y 7.200 toneladas de peso muerto, en un casco de 158 m de eslora total, 25,20 m de manga y 6,50 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 6L46C, con una potencia de 34.268 caballos, que accionan dos ejes e igual número de hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 22 nudos.  En la actualidad está abanderado en Chipre.

Foto: Daniel Ferro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Super-Fast Levante”, que se encuentra amarrado en Gibraltar donde recientemente ha sido puesto a punto, entrará de nuevo en servicio. El próximo 9 de junio llegará al puerto de Palma de Mallorca y pasará a cubrir una línea semanal de carga rodada con escalas en Barcelona, Mahón e Ibiza. Tiene una capacidad de carga de 1.900 metros lineales y relevará al buque finlandés “Miranda”, lo que permitirá que el buque “Super-Fast Baleares” pase a la línea Valencia-Palma.

El último de los barcos mercantes construidos en el astillero Unión Naval de Levante (construcción número 280), puesto en servicio en marzo de 2001, es un buque de 17.505 toneladas brutas y 7.200 toneladas de peso muerto, en un casco de 158 m de eslora total, 25,20 m de manga y 6,50 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila, con una potencia de 25.204 kw, que accionan dos ejes e igual número de hélices de paso varaible y le permite mantener una velocidad de 22 nudos.  

El buque “Super-Fast levante”, en su amarre en el puerto de Gibraltar

Foto: Daniel Ferro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Convertido en uno de los iconos de la decadencia de Trasmediterránea, el buque “Super-Fast Levante” ha sido atracado hace dos días en el puerto de Algeciras, después de haber permanecido en el muelle de reparaciones de Gibraltar, donde ha sido sometido a trabajos de pintura y otras actuaciones, que le han devuelto una imagen más acorde. Durante la maniobra fue asistido por los remolcadores “VB Siroco” y “VB Andalucía”. Anteriormente había permanecido largo tiempo amarrado en Cartagena.

El buque “Super-Fast Levante”, propiedad de Newco (Trasmediterránea) y abanderado en Chipre, es el último mercante construido en el astillero Unión Naval de Levante (Valencia) y entró en servicio en marzo de 2001. De 17.505 toneladas brutas, mide 158 m de eslora total y tiene una capacidad de carga de 2.000 metros lineales (102 trailers y 117 coches) y está propulsado por cuatro motores Wärtsila, con una potencia de 34.000 caballos que accionan dos ejes y hélices de paso variable, lo que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9204362.

Maniobra de atraque del buque “Super-Fast Levante” en el puerto de Algeciras

Foto: Juan Gabriel Mata

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de una larga temporada de amarre en el puerto de Cartagena, desde hace una semana el buque “Super-Fast Levante” se encuentra amarrado en el muelle de reparaciones del puerto de Gibraltar, como se aprecia en la foto de nuestro amigo y colaborador Daniel Ferro. Observamos las señales inequívocas del escaso mantenimiento, chorreando el óxido por los costados después de una larga inactividad. En Gibraltar se encuentra, asimismo, el fast-ferry “Almudaina Dos”, mientras que el buque “Alcántara Dos” zarpó para incorporarse a la línea Almería-Nador.

El buque “Super-Fast Levante”, propiedad de Newco (Trasmediterránea) y abanderado en Chipre, es el último mercante construido en el astillero Unión Naval de Levante (Valencia) y entró en servicio en marzo de 2001. De 17.505 toneladas brutas y 7.200 toneladas de peso muerto, mide 158 m de eslora total, 25,20 m de manga y 6,50 m de calado. Tiene una capacidad de carga de 2.000 metros lineales (102 trailers y 117 coches) y está propulsado por cuatro motores Wärtsila, con una potencia de 34.000 caballos que accionan dos ejes y hélices de paso variable, lo que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9204362.

El buque “Super-Fast Levante” se encuentra en Gibraltar desde hace una semana

Foto: Daniel Ferro