Juan Carlos Díaz Lorenzo

Kristina Cruises ha resuelto su crisis financiera con la venta del buque “Kristina Katarina”, que se encuentra amarrado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. La entrega se producirá el próximo primero de agosto y el comprador es una sociedad con sede en Miami (EE.UU.). Con esta decisión, la compañía finlandesa propiedad de la familia Partanen queda sin flota, aunque todo parece indicar que continuará en la gestión de cruceros de turismo, en especial los de tipo fluvial.

El cese de operaciones de Kristina Cruises conlleva el despido de los tripulantes del buque “Kristina Katarina”, que pasarán a engrosar las listas del paro de Finlandia. Mikko Partanen, capitán y director gerente de la compañía, les ha agradecido públicamente su dedicación y esfuerzo. La campaña turística de 2014 ha sido cancelada, por lo que a los afectados se les está ofreciendo la devolución del importe de sus reservas o el acomodo en un buque e itinerario similar. 

Kristina Cruises pone final a su actual etapa con la venta del buque “Kristina Katarina”

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía finlandesa Kristina Cruises, propietaria del buque “Kristina Katarina”, ha solicitado concurso voluntario de acreedores y ha tomado la decisión de cancelar la campaña de cruceros de turismo que actualmente realiza en Canarias, informan medios finlandeses. Kristina Cruises es una empresa propiedad de la familia Partanen con sede en Kotka.

Según ha informado la compañía, la suspensión de actividades se debe a la caída de los precios de las vacaciones en Canarias y la situación económica de la empresa, que viene sufriendo problemas financieros desde hace tres años. De hecho, su cuota de capital propio al final del ejercicio de 2012 fue de cero. Procede, por tanto, reorganizar las cuentas para ver si es posible la continuidad en el sector.

La sustitución del buque “Kristina Regina”, con capacidad para 245 pasajeros, por el buque “Kristina Katarina”, que puede alojar a 450 pasajertos, se ha revelado ineficaz, pues aunque tiene una clientela muy fiel, no ha conseguido incrementarla en la proporción necesaria para sumar pasajeros adicionales que mejorasen la rentabilidad del negocio. 

Kristina Cruises se ha visto obligada a suspender su actividad ante las dificultades

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En alguna ocasión hemos publicado en esta misma sección el hecho de que la compañía finlandesa Kristina Cruises, propietaria del buque “Kristina Katarina”, no es una empresa turística marítima al uso. Tiene planteamientos diferentes y ello le permite ofrecer alternativas que escapan a la oferta de las grandes compañías del sector.

Un ejemplo lo tenemos en las escalas de este buque en el puerto de Santa Cruz de La Palma, en el que pasa la noche. Ello permite que grupos de turistas finlandeses, atraídos por la oportunidad de acceder a la altura máxima de la isla y conocedores de que su país participa en la propiedad del telescopio NOT, por ejemplo, hayan podido disfrutar de excursiones nocturnas al observatorio del Roque de los Muchachos.

Los itinerarios de Kristina Cruises ofrecen alternativas diferentes y con éxito

Segmento singular que tiene un gran atractivo entre los turistas nórdicos y con interesantes posibilidades. Oportunidad que el nuevo equipo de gobierno del Cabildo Insular de La Palma debe aprovechar y potenciar, de suerte que la excursión al Roque de los Muchachos se convierta en una oferta diferenciada, sobre la que caben diversas opciones. Un asunto a tratar con más detalle, implicando a los posibles actores. 

Foto: José Javier Pérez Martín

El barco que viene del frío

noviembre 8, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En ocasiones anteriores nos hemos referido en esta misma sección al buque “Kristina Katarina”, que nos visita con cierta frecuencia desde la lejana y, sin embargo, cercana Finlandia. En estos días anda dando vueltas por Canarias, siendo el único buque de su bandera que en la actualidad está dedicado a esta actividad en el mercado europeo. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador José Javier Pérez Martín lo vemos atracado en el puerto de Santa Cruz de La Palma.

Este buque se estrenó en su actual etapa en agosto de 2010 y releva al veterano “Kristina Katarina”, vendido a una sociedad que lo utiliza como hotel flotante, restaurante y museo en la ciudad de Turku. Kristina Cruises es una empresa familiar fundada en 1985 y tiene su sede en Kotka. En el citado año comenzó sus operaciones con la incorporación del buque “Kristina Brahe”, adquirido a Fagerlines Ltd., ofreciendo viajes cortos en el área del lago Saimaa, así como cruceros con base en Helsinki y destinos como Vyborg, Kotka, Lappeenranta, St. Petersburg y Tallin.

Bonito encuadre del buque “Kristina Katarina” en Santa Cruz de La Palma

En 1987 la compañía compró el buque “Bore”, rebautizado “Kristina Regina”, con el que amplió sus horizontes. Su estampa clásica, con dos chimeneas –a pesar de tratarse de un barco de 1960- se convirtió en una enseña del buen quehacer de sus propietarios, situando la bandera de Finlandia en diversos puertos del norte de Europa, Mediterráneo y africanos, caso de Gambia, Cabo Verde y Senegal.

Durante las temporadas de invierno de 2001 a 2007, el citado buque se convirtió en un asiduo visitante de los puertos canarios y le correspondió el privilegio de haber sido el primero que en diciembre de 2002 atracó en el nuevo puerto de Tazacorte, contribuyendo con su presencia a la celebración de los fastos de su inauguración.

Vista nocturna, en la tranquilidad de la noche palmera

La aplicación del convenio SOLAS 2010 suponía una seria amenaza para la continuidad del veterano “Kristina Regina”. Sus propietarios sondearon el mercado disponible y encontraron un sustituto acorde a sus previsiones. Se trata del buque “Kristina Katarina”, construido en astilleros polacos y puesto en servicio en 1982 con el nombre de “Konstantin Simonov”, enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía estatal Baltic Shipping Co., con sede en Leningrado.  Se estrenó, precisamente, como ferry en la línea Leningrado-Helsinki.

Entre 1996 y 2009 navegó con los nombres de “Francesca” (Columbia Ship Management) e “Iris” (Abcus Shipping Ltd.). Es un buque de 12.700 GRT, mide 137,61 metros de eslora y tiene capacidad para 450 pasajeros en 193 cabinas, de las cuales 119 son exteriores y 74 interiores y con unas superficies que oscilan entre 9 y 30 metros cuadrados. Está propulsado por cuatro motores Sulzer, con una potencia de 12.779 kw acoplados a dos ejes y una velocidad de 16 nudos. El buque tiene ha sido completamente remodelado de acuerdo con el diseño finlandés, público al que está preferentemente destinado. Mantiene la clasificación para navegar en mares con hielos, aunque su proyección especial está orientada a ambientes más cálidos.

Fotos: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cuatro cruceros de turismo y un buque escuela han adornado hoy la estampa portuaria en Las Palmas de Gran Canaria. Tres de ellos –“Maasdam”, “Columbus 2” y “Kristina Katarina” – coincidieron ayer en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Sin embargo, la novedad ha sido la primera escala del megacrucero “Carnival Sunshine” –capitán, Giuseppe Giusa–, que ha sido homenajeado por la Autoridad Portuaria. Para este mes son esperados casi un centenar de barcos de turismo en el puerto grancanario.

Pleno de barcos en el muelle de Santa Catalina, con algo más de cuatro mil personas entre turistas y tripulantes, lo que ha generado una considerable animación y un buen día para el comercio de la zona. Completa la escena portuaria el buque-escuela noruego “Christian Radich”, que es mercante y no militar, como se ha publicado. El sector crecerá un 20 % en las dos próximas campañas, según estimaciones del presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra.

Maniobra del megacrucero “Carnival Sunshine”, en aguas de Las Palmas

Foto: Manuel Figueroa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cuatro cruceros de turismo, ordenados de mayor a menor, atracaron ayer en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en los que viajan 4.875 pasajeros y algo más de dos mil turistas. Por orden de tamaños atracaron los buques “Celebrity Reflection”, “Maasdam”, “Columbus 2” –éste en su primera escala– y “Kristina Katarina”. En las fotos de Tave Myliu que acompañan vemos dos magníficas imágenes nocturnas de estos dos últimos.

La temporada de cruceros tiene un relevante protagonismo en el puerto tinerfeño y en las próximas semanas se espera un número importante de escalas, con la coincidencia incluso de siete de ellos en una sola jornada. Estos barcos alegran la vista y en el entorno portuario, mueven miles de pasajeros y tripulantes, el centro de la ciudad se llena de gente y las excursiones recorren el interior de la isla. Una actividad interesante. 

El buque “Columbus 2” está fletado por Hapag-Lloyd

“Kristina Katarina”, presencia de turismo finlandés en aguas de Canarias

Fotos: Tave Myliu

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo la compañía finlandesa Kristina Cruises vuelve a Canarias en la temporada de invierno. Se estrenó en los circuitos interinsulares hace casi veinte años con el buque “Kristina Regina”, un bonito barco de dos chimeneas, evocación de otra época de la navegación, que actualmente está amarrado en el río Aura, en Turku (Finlandia), como hotel flotante y restaurante rebautizado con su antiguo nombre de “Bore”. Los palmeros recuerdan a este buque por su protagonismo en diciembre de 2002 en la inauguración del puerto de Tazacorte.

El relevo lo tomó el buque “Kristina Katarina”, al que José Javier Pérez Martín fotografió en la quietud de la noche palmera. La programación de Kristina Cruises es atípica para los cruceros al uso, en el sentido de que sus horarios no se ajustan a los estándares conocidos. Las estadías en puerto suelen ser más largas e incluso viajan de día entre islas, por ejemplo. Leemos en la página facebook del CIT Tedote: “Un año más vuelve el buque Kristina Katerina, cruceristas finlandeses muy amables y cordiales, como no podía ser de otra manera visitan el municipio de El Paso y su oficina de turismo. Kiitos”.

El buque “Kristina Katarina”, de nuevo en La Palma en la temporada invernal

La silueta del buque “Kristina Katarina” se recorta en la noche palmera

Bella imagen de la noche plena de quietud en Santa Cruz de La Palma

Fotos: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Vigo, ayer, la estampa marinera del buque finlandés “Kristina Katarina”, que arribó en escala programada a primera hora de la mañana procedente de Brest (Francia), en viaje a Lisboa, hacia donde partió a media tarde, con una expedición de 294 pasajeros y 92 tripulantes. Durante su estancia, los turistas realizaron las excursiones contratadas a bordo a Santiago de Compostela y Bayona la Real y otros recorrieron la ciudad y los centros comerciales “disfrutando de un día caluroso, en terrazas y en la zona portuaria”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Pérez y Cía., “con la eficacia en ellos habitual, de coordinación y atención al pasaje”.

El buque mantiene la continuidad de la compañía finlandesa Kristina Cruises

Este buque se estrenó en su actual etapa en agosto de 2010 y releva al veterano “Kristina Regina”, vendido a una sociedad que lo utiliza como hotel flotante, restaurante y museo en la ciudad de Turku. Kristina Cruises es una empresa familiar fundada en 1985 y tiene su sede en Kotka. En el citado año comenzó sus operaciones con la incorporación del buque “Kristina Brahe”, adquirido a Fagerlines Ltd., ofreciendo viajes cortos en el área del lago Saimaa, así como cruceros con base en Helsinki y destinos como Vyborg, Kotka, Lappeenranta, St. Petersburg y Tallin.

En 1987 la compañía compró el buque “Bore”, rebautizado “Kristina Regina”, con el que amplió sus horizontes. Su estampa clásica, con dos chimeneas –a pesar de tratarse de un barco de 1960- se convirtió en una enseña del buen quehacer de sus propietarios, situando la bandera de Finlandia en diversos puertos del norte de Europa, Mediterráneo y africanos, caso de Gambia, Cabo Verde y Senegal.

La aplicación del convenio SOLAS 2010 suponía una seria amenaza para la continuidad del veterano “Kristina Regina”. Sus propietarios sondearon el mercado disponible y encontraron un sustituto acorde a sus previsiones. Se trata del buque “Kristina Katarina”, construido en astilleros polacos y puesto en servicio en 1982 con el nombre de “Konstantin Simonov”, enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía estatal Baltic Shipping Co., con sede en Leningrado.  Se estrenó, precisamente, como ferry en la línea Leningrado-Helsinki.

La apariencia externa del buque evoca la construcción naval polaca

El buque ha sido remodelado siguiendo el gusto del diseño finlandés

Entre 1996 y 2009 navegó con los nombres de “Francesca” (Columbia Ship Management) e “Iris” (Abcus Shipping Ltd.). Es un buque de 12.700 GRT, mide 137,61 metros de eslora y tiene capacidad para 450 pasajeros en 193 cabinas, de las cuales 119 son exteriores y 74 interiores y con unas superficies que oscilan entre 9 y 30 metros cuadrados. Está propulsado por cuatro motores Sulzer, con una potencia de 12.779 kw acoplados a dos ejes y una velocidad de 16 nudos.

El buque tiene ha sido completamente remodelado siguiendo los patrones del diseño finlandés, público al que está preferentemente destinado. Mantiene la clasificación para navegar en mares con hielos, aunque su proyección especial está orientada a ambientes más cálidos, preferentemente del Mediterráneo y Mar Rojo, destino en el que Kristina Cruises ha encontrado su espacio.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de unas semanas haciendo viajes por el Caribe, está de nuevo en Canarias el buque finlandés “Kristina Katarina”, que realiza unos viajes entre las islas antes de continuar al mar Rojo, donde realizará la campaña de verano. Los turistas viajan en avión desde Finlandia a Gran Canaria, donde tiene el barco tiene su base y viajan durante una semana con escalas en todas las islas, excepto Fuerteventura.

Las escalas de este buque no son al uso de los cruceros de turismo clásicos. Llegó esta mañana al puerto de Santa Cruz de Tenerife procedente de Arrecife de Lanzarote y zarpará mañana, a las seis de la madrugadar, rumbo a San Sebastián de La Gomera. Luego seguirá a Santa Cruz de La Palma, Valverde de El Hierro y Las Palmas de Gran Canaria, consignado por Hamilton y Cía.

Estampa marinera del crucero de turismo finlandés “Kristina Katarina”

Kristina Cruises es una empresa familiar fundada en 1985 y tiene su sede en Kotka. En el citado año comenzó sus operaciones con la incorporación del buque “Kristina Brahe”, adquirido a Fagerlines Ltd., ofreciendo viajes cortos en el área del lago Saimaa, así como cruceros con base en Helsinki y destinos como Vyborg, Kotka, Lappeenranta, St. Petersburg y Tallin.

En 1987 la compañía compró el buque “Bore”, rebautizado “Kristina Regina”, con el que amplió sus horizontes. Su estampa clásica, con dos chimeneas –a pesar de tratarse de un barco de 1960– se convirtió en una enseña del buen quehacer de sus propietarios, situando la bandera de Finlandia en diversos puertos del norte de Europa, Mediterráneo y africanos, caso de Gambia, Cabo Verde y Senegal.

Durante las temporadas de invierno de 2001 a 2007, el citado buque se convirtió en un asiduo visitante de los puertos canarios y le corresponde el privilegio de haber sido el primero que atracó en el nuevo puerto de Tazacorte, contribuyendo con su presencia a la celebración de los fastos de su inauguración.

La aplicación del convenio SOLAS 2010 suponía una seria amenaza para la continuidad del veterano “Kristina Regina”. Sus propietarios sondearon el mercado disponible y encontraron un sustituto acorde a sus previsiones. Construido en astilleros polacos y puesto en servicio en 1982 con el nombre de “Konstantin Simonov”, enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía estatal Baltic Shipping Co., con sede en Leningrado, se estrenó, precisamente, como ferry en la línea Leningrado-Helsinki.

Entre 1996 y 2009 navegó con los nombres de “Francesca” (Columbia Ship Management) e “Iris” (Abcus Shipping Ltd.). Es un buque de 12.700 toneladas brutas. mide 137,61 metros de eslora y tiene capacidad para 450 pasajeros en 193 cabinas, de las cuales 119 son exteriores y 74 interiores y con unas superficies que oscilan entre nueve y 30 metros cuadrados. Está propulsado por cuatro motores Sulzer, con una potencia de 12.779 kw acoplados a dos ejes y una velocidad de 16 nudos.

El buque tiene ha sido completamente remodelado de acuerdo con el diseño finlandés, público al que está preferentemente destinado. Mantiene la clasificación para navegar en mares con hielos, aunque su proyección especial está orientada a ambientes más cálidos, preferentemente del Mediterráneo y Mar Rojo, destino en el que Kristina Cruises ha encontrado un espacio atractivo para el mercado finlandés.

Foto: Antonio Sáez

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En medio de la desazón y la acentuación de la crisis que padece la isla de El Hierro, a consecuencia de la preocupante coyuntura económica por la que atravesamos y los efectos de la crisis volcánica submarina, un alivio entre tanto marasmo económico están aportando los cruceros de turismo que hacen escala en la Séptima Isla, como la llamaba José Padrón Machín, durante muchos años auténtico valedor de su tierra natal en los medios de comunicación. Excursiones, compras, visitas… algo queda y viene muy bien en estos momentos.

El pasado 21 de noviembre hicieron escala dos buques, que han puesto un acento especial en la actividad marítima y turística de esa fecha: “Albatros” y “Kristina Katarina”. Lo triste del caso, como se queja nuestro estimado colaborador Alexander Geistlinger, es que no se le dio el recibimiento que merecían, a diferencia de lo que ocurre en otros puertos de la provincia. Y es un detalle que la Autoridad Portuaria debería tener en cuenta. Y los responsables del Cabildo Insular también, que no todo es quejarse en los medios de comunicación.

Los buques “Kristina Katarina” y “Albatros” comparten atraque en El Hierro

Detalle de la proa lanzada del buque “Albatros”

Buena combinación de turismo marítimo en la isla de El Hierro

Desde su aparición en Canarias, Kristina Cruises apuesta por El Hierro

Fotos: Alexander Geistlinger