Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es el más pequeño de los barcos de Costa Cruceros y desde hace tiempo figura entre los clientes asiduos del puerto de Vigo. Se llama “Costa Voyager” y ayer estuvo de nuevo en viaje procedente de Le Havre a Lisboa, con una expedición de 822 pasajeros y 371 tripulantes, “en día apacible, con brumas, que luego fueron disipándose durante la mañana, salidas de excursiones por lo que utilizaron ocho autobuses desplazándose a zonas de interés, Compostela, Bayona, Cambados…visitando bodegas, degustando nuestro caldos; otros recorrieron en grupos guiados diversas partes de la ciudad, en la zona portuaria, animación en las terrazas y en el área comercial”, señala Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Es un barco de tipo medio y el más pequeño de la flota de Costa Cruceros

Maniobra de salida del puerto de Vigo, del que es un cliente asiduo 

Construido en el astillero Blohm & Voss (Hamburgo, Alemania) y puesto en servicio en junio de 2000 con el nombre de “Olympic Voyager”, en noviembre de 2011 llegó procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, etapa en la que navegó con el nombre de “Grand Voyager”. Dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Es un buque de 24.391 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 180,40 m de eslora total, 25,50 m de manga y 7,30 m de calado. Tiene capacidad para 800 pasajeros y entre otros servicios a bordo dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

Fotos: Alfredo Campos Brandrón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy una nueva escala del crucero de turismo “Costa Voyager”, que arribó procedente de Lisboa en viaje a Guernsey, con 522 pasajeros y 329 tripulantes. Estadía de diez horas y media de duración, en “un día medio nublado y frío, que a rachas nos muestra un sol que ya está haciendo falta por estas latitudes”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Puesto en servicio en 2000 y procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, el buque “Costa Voyager” dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Entre otros servicios a bordo, dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

El buque “Costa Voyager” accede a la ría de Vigo por el canal de entrada

Se trata, en la actualidad, del barco más pequeño de Costa Cruceros

Visto en toda su eslora por el costado de estribor

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió el pasado martes 17 de julio una nueva escala del crucero de turismo “Costa Voyager”,  que arribó procedente de El Havre en viaje a Lisboa, con 830 pasajeros y 350 tripulantes. Estadía de once horas de duración, en “día espléndido propio de verano, con temperatura que alcanzó los 32 grados, a lo que no estamos acostumbrados, lo que dio un ambiente muy agradable en toda la zona, con las cafeterías llenas, con ventas del comercio, al menos por el aspecto de las bolsas que tenian los turistas, a su regreso a bordo”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Este buque es un viejo conocido del puerto de Vigo. En su anterior etapa, fletado por Ibero Cruceros, realizó frecuentes escalas en una programación con escalas en Madeira y Canarias. Ahora, pintado con los colores de Costa Cruceros, “sigue siendo recibido con simpatía”. De la consignación se ocupó Bergé Marítima, “con la colaboración y eficacia que le distingue”, concluye nuestro estimado amigo y colaborador.

El buque “Costa Voyager” entra por la ría de Vigo

Comienzo de una escala veraniega con temperatura elevada

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy la escala del crucero de turismo “Costa Voyager” (24.391 GRT), un viejo conocido en sus anteriores etapas, ahora explotado por Costa Cruceros. Arribó procedente de Lisboa en viaje a Guernsey (Reino Unido), con una expedición de 613 pasajeros y 346 tripulantes, consignado por Bergé Marítima.

El buque adelantó su llegada sobre la hora prevista y retrasó su salida, pues de las 14,30 h inicial pasó a las 19,30 h, es decir, cinco horas más, ya que una parte importante de su pasaje eligió la excursión a Santiago de Compostela, consiguiendo con ello más tiempo para el recorrido. En ocasiones los tiempos de escala están demasiado ajustados y ello limita en exceso el disfrute de los turistas.

Por lo que nos dice Alfredo Campos Brandón, estimado amigo y autor de las fotos que acompañan, “el día, a chaparrones y algo frío, aunque se animó la zona portuaria y el centro de la ciudad, con una exposición de antigüedades en el centro comercial de A Laxe, que se celebra todos los terceros domingos de mes”.

Es un barco de tipo medio, construido en 2000 en Alemania

Chimenea y contraseña del buque “Costa Voyager”

El buque, visto por estribor. Un diseño avanzado

El buque “Costa Voyager”, atracado en el muelle de trasatlánticos

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía italiana Costa Crociere ha tomado la decisión de vender para desguace el buque “Costa Allegra”. El reciente accidente de un incendio en la sala de máquinas, que afectó a los generadores de electricidad y dejó el barco al garete, ha acelerado la decisión, pues en los planes de la compañía ya se preveía la baja de este buque, el más antiguo de su flota junto al “Costa Marina”, vendido hace unos meses a la compañía asiática Harmony Cruises.

Se ha dicho que la reparación del buque no es asumible debido a su coste y la antigüedad, si bien, en realidad, todo parece indicar que han preferido quitarse del barco de encima, ante el agravamiento de la imagen de la compañía, después del accidente del buque “Costa Concordia”. No es comparable, por supuesto, pero el siniestro vivido en aguas del Índico con 927 pasajeros a bordo durante tres días ha vuelto a golpear el buen nombre de Costa Crociere, que vive la crisis más grave de su historia en la última década.

Con dos barcos menos en apenas dos meses, la situación ha obligado a una reorganización de las rutas de Costa Crociere, modificando algunas programaciones, como la del “Costa Voyager” en el Mar Rojo para posicionarlo precipitadamente en el Mediterráneo occidental, así como los buques “Costa neoRomántica” y “Costa Mágica”, cuyas capacidades no cubren la del malogrado “Costa Concordia”.

"Costa Allegra" en sus buenos tiempos. Una imagen para el recuerdo

Foto: Costa Crociere

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Costa Cruceros ha incorporado recientemente a su flota el buque “Costa Voyager”, con el que está presente desde comienzos de este mes en el Mar Rojo. El barco ofrece itinerarios de una semana de duración por la zona, con salidas los lunes desde Sharm-el-Sheikh, donde atraca durante dos días, y escalas en Eilat (Israel), Aqaba (Jordania), Safaga (Egipto) y Sokhna (Egipto).

Los itinerarios del buque “Costa Voyager” combinan relax y cultura desde un extremo al otro del Mar Rojo, como bien apunta nuestro estimado amigo Pedro Jesús López Muñoz. La escala en Eilat permite conocer un oasis natural en el desierto de Negev, la fortaleza de Masada y los paisajes del Mar Muerto. Desde Aqaba se podrá visitar la ciudad de Petra, excavada en la montaña. Desde Safaga se puede llegar a Luxor y el Valle de los Reyes, visitando las tumbas de los faraones, o disfrutar de la belleza natural de Hurghada y la isla de Mahamya. En Sohkna se ofrecen preciosas playas.

Puesto en servicio en 2000 y procedente de Iberocruceros, la marca española del grupo Costa, el buque “Costa Voyager” dispone de 416 cabinas, entre ellas 16 suites panorámicas y 12 suites con terraza privada. Entre otros servicios a bordo, dispone de tres restaurantes, cuatro bares, un teatro, un centro de bienestar con gimnasio, salas de tratamiento, sauna y baño turco, piscina, discoteca, centro comercial y el espacio para niños Squok club.

El buque "Costa Voyager" fue acondicionado en el puerto de Génova

El buque, visto de popa por la aleta de babor

Foto: naviearmatori.net