Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de poco más de un año de estancia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, ayer zarpó la plataforma petrolífera “GSF Arctic I”, a remolque del remolcador “Salvanguard”, camino de Aliaga (Turquía), donde será desguazada. En la maniobra de salida de la Dársena de Los Llanos participaron cuatro prácticos y varios remolcadores del servicio portuario, así como el remolcador “VB Balear”, que vino desde Las Palmas. Está previsto que el remolque llegue a su destino el próximo 15 de julio.

La plataforma “GSF Arctic I” llegó al puerto tinerfeño el 25 de mayo de 2014, a remolque del remolcador “Sean Bear”, procedente de Las Palmas de Gran Canaria, en cuya bahía había permanecido fondeada por espacio de algo más de un año, cuando llegó procedente de Brasil después de haber concluido su trabajo. Permaneció varios días frente a Santa Cruz de Tenerife hasta que las condiciones de tiempo lo permitieron y el 3 de junio siguiente quedó atracada en la Dársena de Los Llanos. Durante este tiempo ha generado ingresos para la Autoridad Portuaria y poco más.

La plataforma “GSF Arctic”, a su llegada hace un año a Tenerife

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Habrá que esperar a que mejoren las condiciones meteorológicas en aguas de Santa Cruz de Tenerife para que la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” pueda entrar en la Dársena de Los Llanos, donde tiene asignado atraque hasta que llegue el día en que encuentre trabajo. Es curioso, pero también hay paro en este tipo de artefactos, pues pertenece a una generación que ya está tecnológicamente superada. El remolcador “Sea Bear” está a cargo del remolque y el remolcador anclero “Maersk Tender” permanece en las proximidades.

Clasificada por Det Norske Veritas, se trata de un diseño de la firma Friede & Goldman L-907 Enhanced Pacesetter y fue construida en el astillero de Rauma-Repola Oy, en Pori (Finlandia), con el nombre de “Global Arctic I”. En servicio desde 1983, en enero de 2004 cambió de nombre. Puede perforar a una profundidad máxima de 25.000 pies, mide 78 x 61 m, tiene 12.072 toneladas brutas y es de tipo semi-sumergible. Es propiedad de la compañía norteamericana Transocean Inc., con sede en Houston y está abanderada en Vanuatu. Código IMO 8751320.

La plataforma “GSF Arctic I” y el remolcador “Sea Bear”, en aguas del antepuerto

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde esta tarde está a la vista de Santa Cruz de Tenerife la plataforma petrolífera “GSF Arctic I”, que viene desde Las Palmas de Gran Canaria, a remolque del remolcador de altura “Sea Bear”. Como ya hemos informado, este artefacto llevaba más de un año fondeada, desde que en marzo de 2003 llegó procedente de Brasil. Está previsto que mañana, si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, que se proceda a la maniobra de amarre y anclaje en el muelle de ribera de la Dársena de Los Llanos, en la zona que antaño ocupó la terminal de contenedores La Candelaria.

El remolcador anclero “Maersk Tender” se encuentra en el citado atraque, perpendicular al muelle. Debido al sistema de posicionamiento dinámico que posee, no necesita dar cabos. En la noche del pasado viernes estuvo descargando cadenas y otros equipos, para asegurar la maniobra y estadía de la plataforma petrolífera, que pasará a formar parte del paisaje urbano-marítimo de Santa Cruz de Tenerife durante una temporada, no sabes si corta o larga, pues eso depende de su propietario, la compañía norteamericana Transocean, a la que también pertenece la plataforma “SEDCO 710”, que se encuentra atracada en el dique del Este.

La plataforma “GSF Arctic I” viene a remolque del remolcador “Sea Bear”

El remolcador anclero “Maersk Tender”, atracado perpendicular al muelle

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador “Sea Bear”, esta tarde, en torno a las 18 h aproximadamente, comenzó el viaje de la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” desde el antepuerto de Las Palmas de Gran Canaria hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, el próximo lunes la veremos entrar en la Dársena de Los Llanos, donde permanecerá por tiempo indefinido, hasta que su propietario le encuentre trabajo. En la noche de ayer, el remolcador “Maersk Tender” trajo cadenas para afianzar el amarre del artefacto flotante, que descargó en el atraque previsto.  

La citada plataforma lleva más de un año fondeada en aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, desde que en marzo de 2013 llegó remolcada procedente de Brasil. En el puerto tinerfeño, aunque en diferentes atraques, hará compañía a la plataforma “SEDCO 710”, propiedad de la compañía norteamericana Transocean, a la que también pertenece la plataforma “GSF Arctic I”. Bien es verdad que ambas “vienen a pasar el rato”, de modo que quien único gana es la Autoridad Portuaria, con el cobro de las tasas correspondientes. Está prevista la llegada de una tercera plataforma, aunque más pequeña, para los próximos días.

El lento viaje del remolque de la plataforma comenzó esta tarde

Como ya hemos dicho en esta misma sección, al igual que la anterior viene de rebote, pues en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria no hay espacio para aquellas que no vengan a reparar o a efectuar revisiones, es decir, las que dejen dinero añadido. En torno a esta actividad se ha montado en los últimos años una considerable actividad de reparaciones navales, de las que carece el puerto tinerfeño, agravado desde la desaparición de la antigua NUVASA. Estas plataformas no tienen trabajo pues pertenecen a una generación anterior, por lo que la compañía propietaria prefiere tenerlas amarradas y lo único que demandan son puntuales servicios de avituallamiento para la escasa tripulación que se ocupa de su mantenimiento.

Foto: patalavaca (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Lleva más de un año fondeada en aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, desde que en marzo de 2013 llegó remolcada procedente de Brasil. Por lo que publica el periódico “La Provincia”, dentro de unos días la plataforma petrolífera “GSF Artic I” será remolcada hasta el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde hará compañía a la plataforma “SEDCO 710”, propiedad, asimismo, de la compañía norteamericana Transocean. Bien es verdad que “viene a pasar el rato”, hasta que le salga contrato. De modo que quien único gana es la Autoridad Portuaria, con el cobro de las tasas correspondientes.

Lo curioso del caso es que, al igual que la anterior, vendrá de rebote, pues en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria no hay espacio para aquellas que no vengan a reparar o a efectuar revisiones. En torno a esta actividad se ha montado en los últimos años una considerable actividad de reparaciones navales, de las que carece, en buena medida, el puerto tinerfeño, agravado desde la desaparición de la antigua NUVASA. Como no tienen trabajo, pues pertenecen a una generación anterior, la compañía propietaria prefiere tenerlas amarradas, ya que lo único que demandan son puntuales servicios de avituallamiento para la escasa tripulación que se ocupa de su mantenimiento.

La plataforma “GSF Arctic I” está fondeada en el puerto de Las Palmas

Foto: patalavaca (shipspotting.com)