Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador “Sea Bear”, esta tarde, en torno a las 18 h aproximadamente, comenzó el viaje de la plataforma petrolífera “GSF Arctic I” desde el antepuerto de Las Palmas de Gran Canaria hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Si las condiciones meteorológicas son las adecuadas, el próximo lunes la veremos entrar en la Dársena de Los Llanos, donde permanecerá por tiempo indefinido, hasta que su propietario le encuentre trabajo. En la noche de ayer, el remolcador “Maersk Tender” trajo cadenas para afianzar el amarre del artefacto flotante, que descargó en el atraque previsto.  

La citada plataforma lleva más de un año fondeada en aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, desde que en marzo de 2013 llegó remolcada procedente de Brasil. En el puerto tinerfeño, aunque en diferentes atraques, hará compañía a la plataforma “SEDCO 710”, propiedad de la compañía norteamericana Transocean, a la que también pertenece la plataforma “GSF Arctic I”. Bien es verdad que ambas “vienen a pasar el rato”, de modo que quien único gana es la Autoridad Portuaria, con el cobro de las tasas correspondientes. Está prevista la llegada de una tercera plataforma, aunque más pequeña, para los próximos días.

El lento viaje del remolque de la plataforma comenzó esta tarde

Como ya hemos dicho en esta misma sección, al igual que la anterior viene de rebote, pues en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria no hay espacio para aquellas que no vengan a reparar o a efectuar revisiones, es decir, las que dejen dinero añadido. En torno a esta actividad se ha montado en los últimos años una considerable actividad de reparaciones navales, de las que carece el puerto tinerfeño, agravado desde la desaparición de la antigua NUVASA. Estas plataformas no tienen trabajo pues pertenecen a una generación anterior, por lo que la compañía propietaria prefiere tenerlas amarradas y lo único que demandan son puntuales servicios de avituallamiento para la escasa tripulación que se ocupa de su mantenimiento.

Foto: patalavaca (shipspotting.com)

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Lleva más de un año fondeada en aguas del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, desde que en marzo de 2013 llegó remolcada procedente de Brasil. Por lo que publica el periódico “La Provincia”, dentro de unos días la plataforma petrolífera “GSF Artic I” será remolcada hasta el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde hará compañía a la plataforma “SEDCO 710”, propiedad, asimismo, de la compañía norteamericana Transocean. Bien es verdad que “viene a pasar el rato”, hasta que le salga contrato. De modo que quien único gana es la Autoridad Portuaria, con el cobro de las tasas correspondientes.

Lo curioso del caso es que, al igual que la anterior, vendrá de rebote, pues en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria no hay espacio para aquellas que no vengan a reparar o a efectuar revisiones. En torno a esta actividad se ha montado en los últimos años una considerable actividad de reparaciones navales, de las que carece, en buena medida, el puerto tinerfeño, agravado desde la desaparición de la antigua NUVASA. Como no tienen trabajo, pues pertenecen a una generación anterior, la compañía propietaria prefiere tenerlas amarradas, ya que lo único que demandan son puntuales servicios de avituallamiento para la escasa tripulación que se ocupa de su mantenimiento.

La plataforma “GSF Arctic I” está fondeada en el puerto de Las Palmas

Foto: patalavaca (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos adelantado en esta misma sección, esta mañana arribó el puerto de Santa Cruz de Tenerife la plataforma petrolífera “SEDCO 710”, a remolque del remolcador “off shore” “Pacific Champion”. Desde el pasado fin de semana ha estado dando vueltas y vueltas al resguardo del suroeste de Tenerife, a la espera de que se acondicionase su atraque en el dique del Este. A bordo del artefacto flotante se encuentra una dotación de 130 tripulantes, especializados en este tipo de actividad.

La plataforma es propiedad del grupo norteamericano Transocean Ltd., de rango internacional en el sector, que tiene otros 78 artefactos de similar naturaleza. Por lo visto la vamos a tener durante tres meses, o quizás más tiempo, dependiendo de su próximo contrato, previsiblemente en el golfo de Guinea. Por lo que informa la Autoridad Portuaria, han sido instalados ocho bolardos de cien toneladas y uno de 150 toneladas, para reforzar la fortaleza del atraque.

Los remolcadores de Boluda se hacen cargo de la plataforma “SEDCO 710”

La plataforma tipo semisumergible, entrada en años y muy superada desde el punto de vista tecnológico, entró en servicio en 1983. Corresponde a un diseño Earl & Wright serie SEDCO 700 y es de factura japonesa, construida en el astillero Mitsubhisi, en Tamano. Puede operar en aguas con una profundidad máxima de 1.300 m y perforar aproximadamente unos 7.600 m. Las condiciones operativas son, como máximo, de olas de siete metros, vientos de 40 nudos y corrientes de 2,4 nudos. De 16.386 toneladas brutas, mide 90 m de eslora, 76 m de manga y tiene un calado máximo de 34 m. Código IMO 8755182.

El remolcador “Pacific Champion” es propiedad de Swire Pacific Offshore. Es un buque de 3.350 toneladas de peso muerto, en un casco de 86 m de eslora total -73,50 m de eslora entre perpendiculares-, 19,90 m de manga, 8,80 m de puntal y 7,30 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores RRM Bergen con una potencia de 16.314 caballos, que accionan un sistema azimutal y le permite mantener una potencia de tiro de 190 toneladas. Es un buque nuevo, construido en el astillero Sekwang Heavy Industries Co. Ltd., en Singapur –bandera de su nacionalidad– y entró en servicio en febrero de 2011. Código IMO 9455129.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde hace unos días se encuentra al resguardo de la costa suroeste de Tenerife la plataforma petrolífera “SEDCO 710”, abanderada en Liberia, a remolque del remolcador de altura “Pacific Champion”. Está haciendo tiempo hasta el próximo jueves, o quizás antes, en que la veremos llegar al puerto de Santa Cruz de Tenerife. Permanecerá una temporada atracada en el dique del Este en trabajos de mantenimiento y algunas reparaciones. La demora en atracar se debe a la necesidad de implantar norayes de mayor resistencia.

La plataforma “SEDCO 710” es propiedad de la compañía Transocean. Construida en el astillero Mitsui, en Tamano (Japón), está en servicio desde 1983. En noviembre del año pasado estuvo atracada durante un tiempo en el puerto de Arinaga. Ahora llega a Tenerife para pasar una temporada. La actividad “off shore” en el Golfo de Guinea es impresionante y los empresarios del sector buscan lugares seguros donde reparar, avituallar y descansar. Es una buena noticia y confiamos en ver más chismes de estos, que dejan buen dinero en la débil economía local. 

La plataforma “SEDCO 710” y el remolcador “Pacific Champion”, al resguardo de la costa suroeste de Tenerife. El jueves entrarán en el puerto tinerfeño

Foto: Helena Somervalli