Juan Carlos Díaz Lorenzo

Madeira parece que está más cerca de tener de nuevo una línea marítima con el continente. Paradójicamente, y pese a las ingentes cantidades de dinero procedentes de Europa que han llegado al archipiélago, el transporte marítimo sigue siendo una asignatura pendiente. Ahora, el  gobierno de Madeira, muy presionando por la opinión pública –especialmente lideraba por el activo bloguero Paulo Farinha– y las iniciativas de la oposición, ha decidido tomar cartas en el asunto y la Secretaría Regional de Economía ha convocado un concurso cuyas plicas se abrirán el próximo día 30 de septiembre.

Cuatro navieras, tres de ellas españolas, han presentado sus ofertas. Se trata de Naviera Armas, Trasmediterránea y Balearia. La cuarta es el grupo portugués Sousa que, según ha trascendido, es posible que lo haya hecho en colaboración con alguna de las navieras españolas citadas. El pliego exige un buque que mantenga una velocidad de 21 nudos y cubra en 24 horas la distancia entre Funchal y Portimao o puertos alternativos (Lisboa o Leixoes). Y con la bonificación del descuento de residente en Madeira, al igual que ocurre con el transporte aéreo.

Naviera Armas abrió la línea y ahora entra en competición

Como el lector puede apreciar, el pliego repite las condiciones idóneas del servicio que en su día abrió Naviera Armas y en el que cesó después de una serie de obstáculos que lo hicieron inviable. Se aliaron en su contra el Gobierno de Madeira, el grupo Sousa –cuya miopía estratégica y torpeza es lamentable, en perjuicio de su pueblo– y los prácticos del puerto madeirense pusieron la guinda, con trabas a lo que antes había sido bien recibido. Y eso que Antonio Armas Fernández hizo una apuesta muy fuerte, hasta el punto de que contrató la construcción del ferry “Volcán de Tinamar” para que cubriera la línea Canarias-Funchal-Portimao. Dentro de unos días conoceremos quién será el adjudicatario.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es frecuente que los grandes cruceros de turismo europeos hagan noche en los puertos de escala en itinerarios de tipo medio. Pero en esta ocasión, el majestuoso “Britannia” –que ayer estuvo en Santa Cruz de Tenerife y anteayer en Las Palmas de Gran Canaria– llegó esta mañana al puerto de Funchal en una escala de 32 horas, pues tiene prevista la salida para las 16,30 h de mañana. A bordo, en esta oportunidad, 3.910 pasajeros y 1.315 tripulantes.

La prensa madeirense celebra la decisión de P & O Cruises, en la segunda escala de este imponente buque con un hondo sentimiento británico, pues en la proa luce en grandes caracteres la bandera de la Union Jack. En las décadas de los años ochenta y noventa, el buque “Queen Elizabeth 2” también pernoctó en Funchal en varias ocasiones, aprovechando los turistas para jugar en el Casino de la ciudad y disfrutar de la tradicional hospitalidad del pueblo madeirense y de sus indudables atractivos turísticos.   

El buque “Britannia” arribó esta mañana al puerto de Funchal

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al menos 87 personas han resultado heridas de diversa consideración en un accidente ocurrido a bordo del jet-foil “Madeira”, cuando el buque de alta velocidad navegaba en aguas de Victoria Harbour, al oeste de Hong Kong, hacia Macao, después de colisionar el “strut” trasero con un objeto desconocido, informa la prensa de la ciudad china. Tres pasajeros revisten gravedad.

El impacto se produjo a las 01,20 h local del pasado viernes, cuando el jet-foil “Madeira” viajaba en dirección a la ciudad del juego asiático, con 105 pasajeros a bordo. La mayor parte de los heridos resultaron contusionados como consecuencia del fuerte golpe y es parece claro que el elevado número de accidentados se debe a que no hicieron uso del cinturón de seguridad, lo que es obligatorio en este tipo de embarcaciones.

Estampa marinera del jet-foil “Madeira”, puesto en servicio en 1975

El citado buque es propiedad de la compañía Shun Tak China Travel Ship Management Ltd. La ruta Hong Kong-Macao es una de las más activas del mundo para este tipo de embarcaciones rápidas. Hace el viaje en una hora, funciona las 24 horas y la frecuencia es cada 15 minutos. El coeficiente de ocupación es, asimismo, de los más elevados del mundo.  

El jet-foil “Madeira” es el segundo buque de su clase construido por Boeing Marine Co. Entró en servicio en febrero de 1975 y es gemelo del “Princesa Voladora”, con el que Compañía Trasmediterránea inició en agosto de 1980 el “puente marítimo” entre las dos capitales canarias. Los otros cuatro jet-foil que navegaron en Canarias están en la actualidad en China y Japón.De su etapa en Canarias se registraron algunos accidentes, uno de ellos con un fallecido.

Foto: CCL (marinelink.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de cuarenta años de ausencia en el puerto de Funchal, que ha visitado 15 veces a lo largo de su dilatada vida marinera, hoy se hizo de nuevo a la mar el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” -comandante, capitán de navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba-, coincidiendo con el ecuador del crucero piloto de instrucción de guardiamarinas y alumnos de marinería.

La presencia del elegante velero ha sido la nota destacada de la actividad portuaria del puerto de Funchal, constantemente visitado por cruceros de turismo. Las puertas del buque-escuela español se abrieron para que lo visitara la población madeirense y la comunidad española residente en la isla, que contó también con la asistencia del embajador de España en Portugal.

El buque partió el 9 de enero de de San Fernando (Cádiz) para embarcar a los alumnos en la Escuela Naval de Marín, donde comenzó su viaje de instrucción el 16 de enero, habiendo recorrido hasta la fecha algo más de 1.600 millas náuticas. Está previsto que el 15 de febrero arribe a Ferrol donde finalizará el recorrido y luego continuará viaje a Cádiz, donde el 2 de marzo próximo emprenderá su 84º crucero de instrucción.

Apenas hacerse a la mar comenzó a largar todo el aparejo

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siguen agitadas las aguas en Madeira con la polémica que rodea la marcha de Naviera Armas de la línea Canarias-Funchal-Portimao. El lector debe ponerse en situación para comprender fácilmente el enojo que produce la desaparición del tramo Funchal-Portimao-Funchal, pues con ello se suprime el enlace marítimo entre la capital madeirense y el continente europeo y lo que ello representa.

Javier Jalvo, ingeniero naval y director de la delegación de Naviera Armas en Tenerife, ha sido quien ha llevado el peso de las negociaciones con el Gobierno regional de Madeira, sin resultado positivo. Según dijo, las tasas aplicadas en el puerto de Funchal son de “las más altas de Europa” y lamentó que el servicio prestado por la compañía nunca obtuviese el reconocimiento de las entidades oficiales del archipiélago madeirense.

Más leña al fuego ha echado la secretaria de Turismo del Gobierno regional, Conceiçao Estudante, restando primero importancia a la polémica y alegando después que existen “otras alternativas”, pues la mayoría del transporte era carga rodada, siendo “residual” la actividad turística que generaba. Parece ser que no tuvo en cuenta los 22.000 pasajeros, en números redondos, movidos en 2011, ni el abaratamiento de la cesta de la compra y el suministro de productos frescos.

Lo cierto es que Naviera Armas se ha ganado ampliamente el favor de la sociedad madeirense, que critica con gran contundencia el comportamiento de su Gobierno autónomo y de la Autoridad Portuaria (APRAM), que se ha encargado de poner todas las trabas posibles para que la línea fuera una constante carrera de obstáculos. Cuando no eran los prácticos, era la demora en la salida del ferry “Lobo Marihno” y las largas esperas en el antepuerto pendiente de atraque.

Los prácticos pusieron mucho de su parte para obstaculizar la línea de Naviera Armas

Y por si todo lo relatado fuera poco, en medio de la tormenta política que ha provocado la situación, sale el presidente de la Comunidad Autónoma, Alberto Joao Jardim –instalado en la poltrona desde hace tres décadas- y dice que el Gobierno regional que preside “fue chantajeado” por los responsables de Naviera Armas. Se excusa argumentado que la petición de exención de tasas portuarias le llegó después de que la compañía hubiera iniciado negociaciones con los clientes para el aumento de las tarifas, debido al incremento del precio del combustible.

Tenemos la impresión de que Madeira es un coto cerrado y el Gobierno ha cedido a las presiones de determinados intereses, aún a costa de perjudicar a la ciudadanía y deteriorar su imagen pública. Medios de comunicación y blogueros marítimos portugueses están siendo muy críticos y contundentes con la situación y han forzado la intervención de la oposición, representada por el Partido Socialista (PS), cuyo diputado Jacinto Serrao ha pedido la presencia de Naviera Armas en la Comisión de Economía y Obras Públicas, para que se esclarezcan los problemas que han conducido a esta situación. Asimismo, el diputado socialista ha solicitado la comparecencia de la secretaria regional de Turismo y Transportes, Conceiçao Estudante, para que explique la situación ante el Parlamento.

Conscientes de la importancia que tiene el transporte marítimo en la macaronesia, y para una isla en la que viven 240.000 personas, nos preguntamos ¿qué clase de gobernantes tiene Madeira que se permite el lujo de sacrificar una conexión marítima que se ha demostrado necesaria? Han sido muchos los pasajeros y turistas que han llegado a la isla en su propio coche y han disfrutado de una magnífica estancia, se han alojado en hoteles, han consumido en restaurantes y han comprado multitud de detalles de la producción local. Pues eso ya no será posible.

Porque lo que son los armadores portugueses –que están detrás de este embrollo- no han hecho ni la más mínima apuesta por dotar a la isla de un servicio como el que hasta ahora les ha proporcionado Naviera Armas y se han limitado al transporte de mercancías en contenedores. No parece fácil, a día de hoy, que pueda restablecerse a corto plazo la línea perdida. Madeira está más lejos de Europa.

Foto: Luis Miguel Correia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Bonita imagen de Joao Abreu, en la que vemos el buque “Boudicca” poco después de su salida del puerto de Funchal, con las islas Desertas como telón de fondo. Son tres islas alargadas llamadas Ilhéu Chao, Deserta Grande y Bugio. No hay población y  forman una reserva natural desde 1995. Las dos islas habitadas son Madeira y Porto Santo.

Madeira, lo mismo que Canarias, es uno de los destinos preferidos de las compañías de cruceros de turismo todo el año y, especialmente, en la temporada invierno. La capital madeirense se prepara ya para el espectáculo de fuegos artificiales de fin de año, famoso en toda Europa.

La elegante silueta del buque "Boudicca" y, al fondo, las islas Desertas

Foto: Joao Abreu (sergio@cruises)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace tiempo que la isla de Porto Santo, la segunda habitada del archipiélago de Madeira, es motivo del interés de las compañías de cruceros de turismo. Está situada a unos 40 kilómetros al nordeste de Madeira, dominada por el Pico do Castelo (437 m), en cuya cima fue construida en el siglo XII una pequeña fortaleza para defenderse de los ataques berberiscos.

Vila Baleira es la ciudad principal y su principal atractivo es su espléndida playa de arena dorada de casi diez kilómetros de longitud. La isla fue descubierta en 1418 por los navegantes portugueses Joao Gonçalves Zarco y Bartolomeu Perestrelo. La tradición dice que aquí vivió Cristóbal Colón y la casa en la que habitó es, desde hace tiempo, un pequeño museo. Tiene aeropuerto, a 20 minutos de vuelo desde Madeira y puerto, que comunica con la isla principal en un viaje de dos horas.

Ayer fondeó frente a Vila Baleira el buque de cruceros de turismo Amadea, que el día antes había estado en el puerto de Funchal. Dio fondo a las siete de la mañana y viró cadena a las 14 horas rumbo a Leixoes. La mayoría de los 440 pasajeros que van a bordo desembarcaron por medio de las lanchas del barco, y disfrutaron de la breve estancia en la isla de Porto Santo. El citado buque está operado por Phoenix Reisen, importante y selecto tour operador alemán.

El buque "Amadea", fondeado frente a Vila Baleira

El buque está al servicio de Phoenix Reisen para turismo alemán

Panorámica de la playa principal de Porto Santo

La playa es el gran atractivo de esta isla portuguesa

Fotos: Nuno Jesús (sergio@cruises)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días realiza un viaje de doce noches el crucero británico Oriana, con la particularidad de que incluye escalas en tres archipiélagos de la Macaronesia. El día 18 de agosto hizo escala en Ponta Delgada (Azores), el día 19 fondeó en Horta (Azores), el día 21 atracó en Funchal (Madeira) y el día 22 estuvo en Santa Cruz de Tenerife, cuya maniobra vemos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez.

En los últimos tiempos, y es algo que celebramos, está creciendo el interés de las compañías navieras turísticas por las islas del archipiélago de las Azores, combinando y/o alternando con Madeira y Canarias y, desde luego, esta oportunidad que P & O Cruises ha brindado a sus pasajeros, resulta muy atractiva.

El crucero británico "Oriana" amanece frente a Santa Cruz de Tenerife

Con las primeras luces del día, el barco maniobra entre puntas

Detalle de la chimenea del crucero británico "Oriana"

El barco, atracado en el muelle sur, donde pasó unas horas

A media tarde, el crucero "Oriana" continuó su viaje

Fotos: Antonio Sáez