Juan Carlos Díaz Lorenzo

La naviera finlandesa Finnlines amplía la cobertura de la línea que cubre entre el norte de Europa y el norte de España. Además de la escala en Bilbao, hará también escalas en Ferrol y Santander y en el puerto de Paldiski (Estonia). La rotación quincenal está asegurada con el empleo de tres buques rolones de 28.000 toneladas brutas, llamados “Finnsun”, “Finntide” y “Finnnwave”.

La rotación se inicia en Ferrol (sábado), Santander (domingo), Bilbao (lunes), Amberes (jueves), Paldiski (lunes), St. Petersburgo (martes), Kotka (miércoles), Helsinki (jueves) y Rauma (viernes). La naviera finlandesa, propiedad del Grupo Grimaldi, transporta carga rodada, contenedores, cargas de proyecto, coches, camiones y furgonetas. Los buques asignados fueron construidos en China y entraron en servicio en 2012.

El buque “Finnsun” es uno de los tres barcos asignados a la línea

Foto: Aleksi Lindström (shipsppoting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía naviera finlandesa Finnlines, propiedad del Grupo Grimaldi, inauguró el pasado 10 de julio una nueva línea entre puertos del Báltico y Santander, en la que operan cuatro buques rolones de nueva generación que aseguran la puntualidad de la rotación semanal. La nueva línea garantiza, entre otros cometidos, los tráficos de importación de papel tras los acuerdos firmados entre las compañías papeleras UPM Kymmenne y Stora Enzo.

El nuevo servicio incluye una escala en el puerto de Ferrol cada dos semanas. La línea de Finnlines conecta cinco países, cuyas escalas finales son los citados puertos españoles: Helsinki, Kotka y Rauma (Finlandia), San Petersburgo (Rusia), Hull (Reino Unido) y Le Havre y Radicatel (Francia). Finnlines opera, asimismo, otra línea entre Finlandia, Rusia, Bélgica y Bilbao y permite conexiones con el entramado que ofrece Grimaldi. 

El buque rolón “Finnkraft”, primero de la nueva línea que hace escala en Santander

Foto: Pascal Bredel (shipspotting.com)

Redacción

En declaraciones que recoge el boletín de noticias de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), el presidente del Grupo Grimaldi, Emanuele Grimaldi, afirma, refiriéndose a la situación por la que atraviesa el sector de la Marina Mercante en Europa, que “muchos bancos están ayudando a los armadores porque no saben qué hacer con tantos barcos” y se pregunta si “¿acaso los bancos pueden gestionar 400 buques mejor que los armadores? La situación hoy en día es crítica. En 2009 muy pocas compañías navieras producirán beneficios. Nos vamos a sorprender con lo malas que van a ser las cuentas de resultados de las navieras en este ejercicio.”

Por lo que se refiere al Grupo Grimaldi, declaró, “no está pensando en hacer ninguna adquisición. Ahora, para nosotros, es tiempo de digerir Finnlines”, una de las principales navieras de ro-ro del norte de Europa, en la que el grupo italiano tiene una participación del 64,5% desde finales de 2007. “Cuando compras una compañía, ya sabes que te va a llevar un tiempo organizarla hasta que consigues el valor de adquisición. Por eso, es momento para trabajar y reorganizar mucho mejor Finnlines, lo que no es tarea fácil.” Grimaldi reconoció que tanto esta naviera como la griega Minoan Lines, otra de las recientes compras de su grupo, en la que tiene un 85% de participación, han tenido un año difícil. “Los primeros seis meses fueron los peores que nunca he visto.”

El accionista mayoritario de Finnlines ha creado nuevas líneas, reforzado otras existentes y reorientado la estrategia de esta naviera finlandesa para su relanzamiento. Desde el pasado mes de mayo, Finnlines ofrece un nuevo servicio semanal, denominado BalticEuroMed Service, con destino a más de 20 puertos mediterráneos (Chipre, Egipto, España, Francia, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Libia, Malta, Siria, Túnez y Turquía).

Asimismo, Finnlines opera desde el pasado mes de junio nuevos servicios de corta distancia para carga rodada y pasaje entre Finlandia y Polonia (Helsinki-Gdynia) y entre Polonia y Alemania (Gdynia-Travemünde), ofreciendo en cada uno de ellos tres salidas semanales y, al mismo tiempo, cubre un nuevo servicio semanal entre Finlandia y Rusia (Helsinki-San Petersburgo).

La naviera finlandesa también ha aumentado a diez las salidas semanales de su servicio entre Finlandia y Alemania (Travemünde-Helsinki) y al mismo tiempo ha puesto en marcha una nueva estrategia más centrada en el transporte de pasajeros, con la introducción de “un enfoque ‘bajo coste’, una política de marketing más agresiva y un servicio a bordo más atractivo”.

Durante el primer trimestre de 2009, Finnlines registró unas pérdidas antes de impuestos de 26,6 millones de euros. “Este proceso se está acercando a su final y creo firmemente que, una vez finalizado, mejorará el nivel de servicio ofrecido a nuestros clientes”, afirmó Emanuele Grimaldi, quien añadió que Finnlines ha estado operando al 50% de su capacidad y que las nuevas iniciativas aumentarían esta cifra hasta un “más aceptable 70% hacia mediados de año. Finnlines nunca ha estado tan activo en la creación de nuevas líneas, servicios y oportunidades de negocio, en beneficio de los importadores y exportadores finlandeses. Esto se ha hecho teniendo un cuidado especial en reestructurar la compañía mejorando la eficiencia y reduciendo los costes.”

Fuente: ANAVE

Finnlines está siendo reorganizada para prestar un mejor servicio