Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió hoy la escala del buque “Europa 2” que, como ya publicamos en esta misma sección, está considerado el más lujoso del mundo en su nivel, por su refinada decoración y sus elevados estándares en calidad y servicio a bordo. Acompañó un día magnífico y una parte del medio millar de pasajeros que viajan a bordo tuvieron la ocasión de disfrutar durante unas horas de la hospitalidad y el indudable atractivo de la capital palmera y de la isla. De la maniobra a la entrada y a la salida se ocupó el práctico Francisco Noguerol Cajén.

El buque, abanderado en Malta, es propiedad de la compañía alemana Hapag Lloyd AG y está operado por Hapag-Lloyd Kreuzfahrten. Así como los otros tres barcos de la empresa, “Bremen”, “Europa” y “Hanseatic”, están orientados exclusivamente al mercado germano, éste admite clientes de otras nacionalidades que puedan pagar los precios establecidos. No está al alcance de cualquiera. Dispone de seis restaurantes sin horarios ni mesas asignadas y con una carta muy amplia. Tiene capacidad para 516 pasajeros en 251 cabinas y una tripulación de 370 personas.

El buque “Europa 2”, a su salida esta tarde del puerto de Santa Cruz de La Palma

Ningún otro buque de los que actualmente se dedican a esta actividad ofrece más espacio por pasajero. Y es que el lujo también se mide en superficie. Tiene siete tipos de suites, que van desde 28 hasta 99 metros cuadrados, todas ellas con veranda. En las suites a 42 metros cuadrados hacia arriba disponen de mayordomo privado las 24 horas.  Existen, también, “spa suites” con vistas panorámicas desde el jacuzzi y sauna.

Construido en el astillero STC Europe, en St. Nazaire (Francia), entró en servicio en mayo de 2013, coincidiendo con el 824 aniversario de la fundación del puerto de Hamburgo. Es un buque de 42.830 toneladas brutas, en un casco de 225,62 m de eslora total, 26,70 m de manga y 6,30 m de calado. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico Mak, con una potencia de 24.000 kw, que accionan dos azipods y en pruebas de mar alcanzó una velocidad de 21,4 nudos. Código IMO 9616230.

Foto: Pedro de la Fuente

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Peter Deilmann Reederei ha vendido el buque “Deutschland” a Crystal Cruises en 50 millones de euros, informa la prensa alemana especializada. La operación se cerrará en los próximos días y el buque continuara prestando servicio en el mercado alemán, aunque cambiará de bandera. Vamos a ver si este anuncio de cambio de pabellón de produce, pues recordamos a mediados de 2012 la sonada reacción de la tripulación del buque, capitán incluido –que escribió una carta a su armador, en la que, entre otras cosas, apelaba al honor que representa el pabellón patrio–, lo que obligó a posponer los planes para abanderar el barco en algún registro de conveniencia, por aquello de los costes de explotación, salarios y tripulaciones.

Construido en el astillero de Kiel, entró en servicio en mayo de 1998. Es un barco coqueto, con una decoración interior al estilo victoriano, en un ambiente íntimo y de lujo, evocación de la época de los grandes trasatlánticos alemanes de la primera mitad del siglo XX. Registra 22.496 toneladas brutas y 3.460 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 175,49 m de eslora total, 23 m de manga y 5,79 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Krupp DMR, con una potencia de 16.520 caballos acoplados a reductoras que accionan dos ejes y desarrolla una velocidad de 20 nudos. Tiene capacidad para 520 pasajeros. Código IMO 9141807.

Es un barco bonito, elegante y diferente de los cajones flotantes actuales

Foto: Elías Delgado Cañedo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

TUI Cruises GmbH recibirá en 2015 un nuevo buque bautizado “Mein Schiff 4”, que actualmente está en construcción en el astillero Meyer Turku, en Finlandia. Es gemelo del buque “Mein Schiff 3”, que en estos días anda de estreno en aguas de Canarias. La compañía alemana ha contratado otros cuatro buques del mismo modelo en el citado astillero, que tiene el honor de haber construidos los dos mayores cruceros del mundo: “Oasis of the Seas” y “Allure of the Seas”, propiedad de Royal Caribbean International.

La secuencia de entrega prevista será la siguiente: “Mein Schiff 5”, en 2016; “Mein Schiff 6”, en 2017; “Mein Schiff 7”, en 2018; y “Mein Schiff 8”, en 2019.  De modo que el sector sigue creciendo y la compañía alemana TUI, de fuerte implantación en su país, consolida su posición con una serie de buques dirigidos exclusivamente al mercado de esta nacionalidad. Celebrity Cruises, una de las compañías del grupo Royal Caribbean, es la que se ocupa de la explotación, pues tiene experiencia y un elevado nivel profesional.

Del modelo del buque “Mein Schiff 3” vendrán otros cinco gemelos

Los buques “Mein Schiff 1” y “Mein Schiff 2” han consolidado TUI Cruises 

Fundada en 2007, TUI Cruises GmbH comenzó sus operaciones en mayo de 2009 con el buque “Mein Schiff”, que en noviembre de 2011 fue rebautizado “Mein Schiff 1”. Unos meses antes, en mayo, había incorporado el buque “Mein Schiff 2” y a partir de ahí ha ido posicionándose en el mercado alemán, cuyo poder adquisitivo y las perspectivas de crecimiento, a razón de dos dígitos anuales, le ha hecho dar el pasado para construir nada menos que seis buques de nueva generación, en una inversión que supera los dos mil millones de euros.

Los buques “Mein Schiff 1” y “Mein Schiff 2” son viejos conocidos. Se trata, en origen, de los buques “Galaxy” y “Mercury”, construidos por encargo de Celebrity Cruises en el astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania) y puestos en servicio en noviembre de 1996 y octubre de 1997. Son unos barcos muy bonitos, con capacidad para 1.896 pasajeros. Tienen un registro de 76.522 toneladas brutas, en un casco de 259,70 m de eslora, 32,20 m de manga y 7,70 m de calado. Están propulsados por cuatro motores MAN B&W, con una potencia de 29.250 kw acoplados a dos ejes, que le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Códigos IMO 9106297 y 9106302.

Fotos: Francisco M. Jiménez Acosta y Clive Harvey (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

AIDA Cruises ha contratado con el astillero Mitsubhisi Heavy Industries la construcción de dos nuevos buques, que serán los mayores de su flota. El primero de ellos ya tiene nombre: “AIDAprima” y entrará en servicio en marzo de 2015. El segundo está previsto para 2016. Los nuevos buques suponen un salto importante en la estrategia de la compañía del grupo Carnival y reforzarán el protagonismo de AIDA Cruises en el mercado alemán.

El viaje inaugural comenzará en la ciudad de Yokohama el 22 de marzo de 2015 y arribará a Hamburgo el 16 de junio siguiente, donde se procederá a la ceremonia oficial de bautizo del nuevo buque. El viaje, con una duración de 86 días, hará escalas en 39 puertos de 22 países. Los precios oscilan entre 9.490 euros por pasajero en cabina interior, 12.130 euros en cabina exterior y 14.090 euros en cabina con balcón. A su llegada realizará viajes de siete días con base en Hamburgo.

La imagen nos aproxima a la apariencia externa del nuevo “AIDAprima”

Visto desde otra perspectiva. El turismo alemán está de enhorabuena

“2015: rediscover cruising” es el lema con el que AIDA Cruises ha presentado la nueva generación de AIDA, con los que la compañía turística pretende acomodarse a la nueva era del crucero, según manifestó su director general, Michael Ungerer: “Animados por los deseos de nuestros huéspedes, estamos pensando constantemente más allá del horizonte. Nuestro nuevo buque insigne ofrece más espacio, más variedad, más individualidad que nunca antes”.  

La construcción de los nuevos buques de AIDA Cruises concede protagonismo a la industria naval japonesa, que hasta ahora ha tenido un papel discreto en la producción de este tipo de barcos. Por las imágenes que hemos visto de su estampa marinera, vuelve la proa recta, evocación de los trasatlánticos de finales del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX y el resto, al menos en apariencia, es un enorme cajón flotante con muchos balcones, como es habitual en los buques de su clase de nueva generación.

De 124.500 toneladas brutas (GRT), medirán 300 m de eslora, 37,60 m de manga y 8,10 m de calado máximo. Estarán propulsados por cuatro motores con una potencia de 14,4 MW que accionarán una hélice de paso variable y dos “pods” y para las maniobras dispondrá de tres hélices transversales con una potencia de 3.000 kw. La velocidad de crucero será de 16 nudos y la velocidad máxima, según contrato, de 21,5 nudos. 

Foto: AIDA Cruises