Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desaparecida Compañía Trasatlántica y a falta de navieros españoles, viene la compañía italiana Grimaldi a ocupar ese espacio y ha anunciado una nueva línea de carga rodada entre Barcelona y Valencia y cinco puertos de la costa este de Norteamérica: Halifax, New York, Baltimore, Jacksonville y Galveston. Serán cinco salidas mensuales, una de las cuales hará escala dos veces al mes en los puertos de Gemlik, Civitavecchia, Savona, Halifax, New York y Baltimore y una segunda línea conectará tres veces al menos los puertos de Civitavecchia, Baltimore, Jacksonville y Galveston.

Aunque el servicio tiene como argumento la cobertura al contrato con Fiat para transportar su producción europea y turca con destino al mercado norteamericano, también aceptará todo tipo de carga rodada y cargas de proyecto, algo que la naviera se puede permitir por la elevada flexibilidad operativa que tienen sus buques. Hasta ahora las líneas de carga rodada a EE.UU. se llevaban a cabo desde África Occidental y Norte de Europa”. Grimaldi es uno de los mayores operadores de buques ro-ro en el mundo, pues controla una flota de más de 100 buques.

grimald

Grimaldi tiene una flota formada por más de cien buques

Foto: Grimaldi Lines

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dos de los mejores barcos rolones que ha tenido Trasmediterránea, los buques “Super-Fast Canarias” y “Super-Fast Andalucía”, están de nuevo en servicio por cuenta de su actual propietaria, la compañía italiana Grimaldi y cubren la línea Patras-Bari-Ravenna, aunque ahora ambos se encuentran en el puerto de Rijeka. Rebautizados “Eurocargo Patrasso” y “Eurocargo Trieste”, están pintados de color azul y blanco y mantienen bandera de Malta. En su última etapa con Trasmediterránea, permanecieron largo tiempo amarrados en Almería tras la incorporación de los buques “José María Entrecanales” y “Super-Fast Baleares”.

Ambas unidades fueron adquiridas a finales de 1998 a Fred. Olsen & Co. Son buques de diseño nórdico construidos en el astillero Fincatieri, en Ancona y habían entrado en servicio en abril de 1998 y diciembre de 1997, bautizados con los nombres de “Brabant” y “Bayard” y abanderados en Noruega. Llamados a sustituir a los rolones “negros”, entraron en servicio en la línea Cádiz-Canarias el 9 de enero y el 27 de febrero de 1999. Sus notables características, ampliadas en 2001 con unas obras realizadas en Astilleros de Santander, permitieron incrementar su capacidad de 2.600 a 3.465 metros lineales.  

Aspecto del buque “Eurocargo Patrasso”, ex “Super-Fast Canarias”

Y su gemelo “Eurocargo Trieste”, ex “Super-Fast Andalucía”

Fotos: Dragec (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A remolque del remolcador italiano “Brucoli”, el buque “Super-Fast Andalucía” navega rumbo a Nápoles, a donde tiene previsto arribar el próximo lunes, 25 de mayo. Remolcador y remolcado zarparon el pasado día 14 desde el puerto de Almería, donde este buque de Trasmediterránea ha permanecido amarrado largo tiempo. Pronto le tocará el turno a su gemelo “Super-Fast Canarias”. Pasarán a formar parte de la flota de la poderosa naviera italiana Grimaldi, previo recorrido general en astillero y atenderán una línea entre Venecia, Trieste, Ravenna, Ancona, Brindisi, Igoumenitsa y Patras.

Ambos buques estaban en venta a un precio de catálogo de “bróker” de 20 millones de dólares cada uno, por lo que la operación podría rondar algo menos de 40 millones de dólares. El amarre vino determinado por un plan de ajuste y la puesta en servicio de los buques “José María Entrecanales” y “Super-Fast Baleares”. Aunque inspirados en éstos, por las noticias que tenemos de los profesionales que trabajan en ellos, son de inferior calidad. Los buques vendidos a Grimaldi son de proyecto nórdico encargado en su día por Fred. Olsen Lines y construidos en 1998 en astilleros italianos con el nombres de “Brabant” y “Bayard”.

Comienza el remolque del buque “Super-Fast Andalucía” en el puerto de Almería

Foto: José Ignacio Marco Petro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De acuerdo con las previsiones iniciales, el ferry italiano “Sorrento” atracó ayer tarde en el puerto de Sagunto, tras la estela del remolcador de su misma nacionalidad “Gianemilio C”.  Según estimaciones de los técnicos permanecerá entre diez y doce días para operaciones de limpieza de  productos contaminantes y descarga de los vehículos dañados por el fuego antes de llevárselo a Italia, donde previsiblemente será reconstruido. Aunque los daños en la superestructura son apreciables, parece que el casco está en buenas condiciones, por lo que no sería la primera vez que la cirugía naval sustituya lo quemado por obra nueva y lo volvamos a ver navegando dentro de un tiempo.

Ahora queda un trabajo importante a los técnicos especialistas en la materia, para determinar las causas del incendio, aunque parece que todo apunta a un cortocircuito en uno de los camiones embarcados en la cubierta número cuatro. Se ha confirmado de que no hay peligro de vertido, después de que extinguido el fuego se procediera al sellado de sentinas y tuberías para evitar cualquier derrame. Parece que no será necesario descargar el fuel que contienen los tanques de combustible. El fuego ha deformado y atascado algunas estructuras sobre las que ahora se trabaja. Pese a los temores iniciales, el buque ha resistido bien el siniestro. Pasajeros y tripulantes están a salvo, que es lo más importante y el barco sigue a flote.

Aspecto del estado del buque “Sorrento” en la zona de popa

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry “Sorrento” llegará mañana al puerto de Sagunto (Valencia) tras la autorización de la Dirección General de la Marina Mercante, que ha dado el visto bueno al plan presentado por la compañía Grimaldi, propietaria del buque. El remolque lo hace un remolcador italiano llamado “Gianemilio C”, cuya tripulación ya ha afirmado cabos y es seguido por una patrullera de la Guardia Civil y el buque de salvamento español “Clara Campoamor”.

El ferry “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, sufrió el pasado martes un devastador incendio cuando cubría la línea Palma-Valencia. Pasajeros y tripulantes consiguieron ponerse a salvo con la ayuda de las tripulaciones de los buques “Visemar One” y “Puglia”, que fueron los primeros que acudieron a la llamada de socorro. El puerto de Sagunto dispone de medios adecuados para atender casos como éste, mientras los técnicos prosiguen su trabajo de inspección.

Todavía humeante, los daños exteriores provocados por el fuego son graves

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Todo está preparado para el remolque del ferry “Sorrento” al puerto que finalmente se decida, que podría ser Palma de Mallorca, Tarragona o Valencia, según se dice en los medios marítimos. La decisión está pendiente de que Grimaldi –que es la compañía propietaria del buque– presente un plan de salvamento a las autoridades de Capitanía Marítima. Los técnicos que han subido a bordo y lo han inspeccionado han informado de que la estructura ha aguantado los efectos del fuego y de que está en condiciones de ser remolcado.

No parece probable que pudiera hundirse y una segunda inspección trata de determinar daños estructurales internos provocados por el fuego. El desguace será el destino final del ferry “Sorrento”, después de que se pueda descargar unas 750 toneladas de fuel, aceites y otros productos, además de retirar los camiones, remolques y coches. A los efectivos de Salvamento Marítimo se ha sumado el buque de salvamento “Clara Campoamor”, así como otro de bandera italiana llamado “Gian Emilio”, enviado por la naviera propietaria.

Los informes técnicos dicen que el buquie ha resistido los efectos del fuego

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A medida que van pasando las horas vamos conociendo datos más precisos del incendio que ha destruido al ferry italiano “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea y adscrito a la línea Palma-Valencia. El siniestro ha sido muy grave y ha ocurrido a unas 18 millas de la isla de Dragonera. Se especula con la posibilidad de que el barco pueda hundirse. El fuego se inició en la cubierta número 4, a la banda de babor y no en la sala de máquinas como inicialmente se había dicho. Todos los pasajeros y tripulantes están a salvo, aunque cuatro de ellos tuvieron que ser evacuados en helicóptero y atendidos en centros hospitalarios de Mallorca.

Hay versiones contradictorias sobre lo vivido a bordo, pues mientras algunos de los pasajeros hablan de “relativa calma”, otros se refieren a situaciones de nerviosismo e histeria. Se ha informado de que alguno de los botes del ferry italiano “Sorrento” no pudo arriarse. El incendio no pudo ser controlado con los medios disponibles, por lo que a las 13,50 h se pidió la intervención de Salvamento Marítimo y el capitán ordenó el abandono después de concentrar a los pasajeros en los puntos de reunión. La evacuación se realizó por la banda de estribor.

Las imágenes del incendio a bordo del “Sorrento” son impresionantes

Algunos pasajeros han informado de que durante su permanencia en los botes se escucharon varias explosiones provenientes del buque siniestrado, debidas posiblemente a reventones de neumáticos y los tanques de gasoil de los camiones. Un comunicado de la compañía afirma que no hay mercancías peligrosas a bordo. Dos barcos italianos fletados por Balearia, “Visemar One” y “Puglia”, el primero en la misma línea y el segundo en la línea Ibiza-Barcelona, fueron los primeros en acudir en ayuda del siniestrado “Sorrento”, sumándose después la lancha de salvamento “Salvamar Acrux” y entre todos participaron en las labores de rescate.

Se informa de que uno de los botes, con un centenar de personas a bordo, quedó inclinado y atascado en el momento del arriado, lo que provocó mayor nerviosismo. El estado de la mar ha dificultado el trasbordo de los ocupantes de los botes al costado del buque “Puglia”, al que accedieron 143 personas, entre ellos una madre y su bebé de un año. Tuvieron que hacerlo por una escala de gato hasta el portalón y a las 21 h llegaron al puerto de Palma.

Entre los 170 pasajeros y tripulantes que iban a bordo del ferry “Sorrento” suman trece nacionalidades, aunque en su mayoría son españoles. Además de Salvamento Marítimo, Cruz Roja, el Servicio de Emergencias 112, 061, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de Palma de Mallorca se han sumado al dispositivo montado en el puerto mallorquín. La intensidad del fuego hizo que la columna de humo fuera divisable desde larga distancia. La ministra de Fomento, Ana Pastor, se ha desplazado a la capital insular para hacer un seguimiento de las operaciones.

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El grupo naviero italiano Grimaldi ha adquirido los buques “Super-Fast Canarias” y “Super-Fast Andalucía”, que se encuentran amarrados en el puerto de Almería desde hace bastante tiempo. Al menos así lo confirma el periódico digital puertosynavieras.es y es un rumor insistente en el sector. Tampoco es un secreto que ambos barcos estaban en venta, a un precio de catálogo de “bróker” de 20 millones de dólares cada uno, por lo que la operación podría rondar algo menos de 40 millones de dólares.

Al mismo tiempo, Trasmediterránea, que está necesitada de flota moderna y competitiva, mantiene la moda de alquilar barcos italianos y tiene un nuevo fichaje llamado “Forza”, de la misma serie del buque “Tenacia”, destinado a las líneas de Baleares. No compra barcos adecuados para mantener empleo con sus propias tripulaciones ni tiene planes de construcción, sino que echa mano de contratos de arrendamiento y mantiene barcos inadecuados, caso del ferry “Albayzin”, que opera en la línea Cádiz-Canarias.

El buque “Super-Fast Canarias”, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Grimaldi tendrá que gastarse un buen dinero en ponerlos en condiciones

Confirmada la noticia de que la compañía del grupo Acciona ha resultado ganadora del contrato de las líneas Málaga-Melilla y Almería-Melilla, a las que en un derroche de generosidad por importe de apenas 7,1 millones de euros en dos años -frente a una licitación de 25 millones de euros, del Ministerio de Transportes- aporta los ferries “Sorolla” y “Fortuna”, más el catamarán “Milenium Dos”, los citados buques “desaparecerán” de las líneas de Baleares durante los dos próximos años y, por supuesto, se esfuma la posibilidad de que uno de ellos pudiera venir a Canarias durante la campaña de verano.

El amarre de los buques “Super-Fast Canarias” y “Super-Fast Andalucía” vino determinado por el plan de ajuste emprendido en su momento y la puesta en servicio de los buques “José María Entrecanales” y “Super-Fast Baleares”. Aunque inspirados en éstos, por las noticias que tenemos de los profesionales que trabajan en ellos, son de inferior calidad. Los buques ahora vendidos a Grimaldi son de proyecto nórdico encargado en su día por Fred. Olsen Lines y construidos en 1998 en astilleros italianos con el nombres de “Brabant” y “Bayard”.

Fotos: Patalavaca y Canguro (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La naviera finlandesa Finnlines amplía la cobertura de la línea que cubre entre el norte de Europa y el norte de España. Además de la escala en Bilbao, hará también escalas en Ferrol y Santander y en el puerto de Paldiski (Estonia). La rotación quincenal está asegurada con el empleo de tres buques rolones de 28.000 toneladas brutas, llamados “Finnsun”, “Finntide” y “Finnnwave”.

La rotación se inicia en Ferrol (sábado), Santander (domingo), Bilbao (lunes), Amberes (jueves), Paldiski (lunes), St. Petersburgo (martes), Kotka (miércoles), Helsinki (jueves) y Rauma (viernes). La naviera finlandesa, propiedad del Grupo Grimaldi, transporta carga rodada, contenedores, cargas de proyecto, coches, camiones y furgonetas. Los buques asignados fueron construidos en China y entraron en servicio en 2012.

El buque “Finnsun” es uno de los tres barcos asignados a la línea

Foto: Aleksi Lindström (shipsppoting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aviso de temporal en Trasmediterránea. Fuentes sindicales nos informan del fuerte malestar existente entre el personal de flota de la compañía, tras el anuncio del fletamento en “time charter” del buque italiano “Sorrento” a la compañía Grimaldi para cubrir líneas de Baleares en sustitución del buque “Zurbarán”, que pasa a la línea que une Barcelona con Mahón. Salvo el ferry “Murillo” –al que sacaron de la línea Cádiz-Canarias con la excusa de la varada anual y lo han sustituido por el ferry “Albayzin”–, casi no quedan barcos propios en los servicios de Levante, pues priman los alquilados y en su mayoría italianos.

Los sindicatos protestan por lo que entienden una política errática de la dirección de la compañía, el incumplimiento del Plan de Flota y la aplicación del ERTE cuyos términos incumple y no consulta. Afirman que los barcos alquilados lo son a un mayor coste que la explotación de los barcos propios. El excedente de personal produce que una parte esté en sus casas y otros hayan sido despedidos, como sucede con los afectados por la creación de Newco, conocida como la “naviera mala” de Trasmediterránea, a la que han sido transferidos todos los barcos amarrados y abanderados en pabellón de conveniencia.   

El ferry “Ciudad de Málaga” cubre la línea Algeciras-Tánger Med

De modo que si no hay acuerdo en una próxima reunión con la Comisión de Arbitraje y Conflictos, habrá preaviso de huelga para los días 13 y 14 de marzo. Según los sindicatos de flota, las pérdidas del ejercicio de 2013 superan los 40 millones de euros, cantidad que es casi la misma que se ha pagado en concepto de fletes de barcos extranjeros. La masa salarial se ha reducido de 50 a 30 millones de euros, se sigue gastando más en barcos alquilados que en el mejor uso de los propios, con el desgaste económico que ello está suponiendo. El desgaste de la imagen de la compañía es considerable y la calidad del servicio a bordo en los barcos alquilados no es la misma que en los barcos propios, pese a que en los puestos clave (sobrecargo, mayordomo, cocinero, jefe de bares…) se encuentre personal de Trasmediterránea, que trata de velar, como mejor puede, por mantener el tipo.

En Baleares, Trasmediterránea tiene cuatro barcos fletados: “Tenacia”, “Miranda”, “Scandola” y ahora, “Sorrento”. En la línea Cádiz-Canarias está el ferry “Albayzin”; en la línea Algeciras-Tánger Med el ferry “Vronskiy”; y en la línea Almería-Nador, el ferry “Sherbatsky”. Barcos propios en servicio son “José María Entrecanales”, “Sorolla”, “Juan J. Sister”, “Ciudad de Málaga”, “Las Palmas de Gran Canaria”, “Murillo” y “Alborán”. El ferry “Fortuny”, los fast ferries “Milenium Dos”, “Milenium Tres” y “Almudaina Dos” y el rolón “Superfast Baleares” están amarrados. El catamarán “Alcántara Dos” está alquilado a Caflaja a través de un bróker. A Newco han pasado todos los barcos rolones inactivos: “Superfast Canarias”, “Superfast Andalucía”, “Superfast Baleares”, “Superfast Galicia” y “Superfast Levante”.

Foto: Daniel Ferro