Un clásico llamado “Black Watch”

septiembre 28, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La presencia del buque “Black Watch” en el puerto de Vigo nos trae el recuerdo de cuando hace ya unos años tuvimos la ocasión de viajar a bordo en un crucero por los fiordos y Cabo Norte. Arribó el pasado 25 de septiembre procedente de Leixoes en viaje a A Coruña y durante su estancia salieron seis autobuses a Bayona la real y Mondariz. Otros optaron por visitas a la ciudad “en un día nublado, lluvioso, más propio de invierno, con densa niebla por la mañana”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acopmpañan.

Con 41 años de vida marinera sobre sus cuadernas, se trata del antiguo “Royal Viking Star”, construcción número 395 del astillero Wärtsila, factoría de Helsinki y, botado el 12 de mayo de 1971, entró en servicio en 26 de junio de 1972 enarbolando la contraseña de la histórica Royal Viking Line. Forma parte de una serie de tres buques gemelos: “Royal Viking Sky”, actual “Boudicca” y “Royal Viking Sea”, actual “Albatros”.

Es un barco bonito, elegante, representante de otra época

No acompañó el buen tiempo, que se presentó otoñal, propio de la época

En su primera etapa tenía capacidad para 539 pasajeros y era un buque de 21.847 toneladas brutas y 3.595 toneladas de peso muerto, en un casco de 177,70 m de eslora total, 25,19 m de manga y 7,30 m de calado. Estaba propulsado por cuatro motores Sulzer –fabricados, bajo licencia, en el astillero finlandés–, con una potencia de 13,240 kw y una velocidad de 21 nudos.

Entre los meses de agosto y noviembre de 1981 se sometió a obras de alargamiento del casco en el astillero Seebeckwerft, en Alemania y desde entonces registra 28.221 toneladas brutas y 5.656 toneladas de peso muerto, siendo su eslora actual de 205,47 m. Puede alojar a un máximo de 820 pasajeros. En abril de 2004 se procedió a la sustitución de los motores principales, que desde entonces son cuatro motores Man 7L32/40 con una potencia de 14.000 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable.

Vendido en 1988 a Kloster Cruise y rebautizado “Westawrd”, en abril de 1994 pasó a la contraseña de Royal Cruise Line y recibió el nombre de “Star Odyssey”. En octubre de 1996 lo compró Fred. Olsen Cruise Line y se rebautizó “Black Watch”, tercero con este nombre en la historia de la compañía. Es un barco bonito, elegante, bien proporcionado y recodamos la calidad de la cocina y la buena conservación de sus instalaciones, así como el trato exquisito de su tripulación. 

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: