Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea incrementó en un diez por ciento sus pasajeros este verano, con 1.200.000 viajeros frente a un 1.084.000 pasajeros del verano anterior, informa la compañía. Destacan los crecimientos del 14 % de media en la zona de Sur y Estrecho  y  del  2 0%  entre Valencia e Ibiza, donde la compañía este verano aumentó su oferta con ferry además de alta velocidad. Se mantienen los resultados del verano anterior en el resto de  líneas con Baleares y en la conexión Cádiz-Canarias, en el periodo analizado del 15 de junio a 15 de septiembre.

Alcanza un crecimiento notable del 20 % en pasaje la línea de Melilla-Almería con la incorporación este verano del ferry “Sorolla”, uno de los mejores buques de la flota que ha registrado en la que ha sido su primera OPE (Operación Paso del Estrecho) un índice de puntualidad del 98,26 %  en sus salidas y llegadas. Y aumentan también los pasajeros en el resto de líneas de la zona Sur y Estrecho: el 16 % en las conexiones de Melilla-Málaga, con ferry y alta velocidad; el 14 % entre Almería y Nador y el 12 %  de Algeciras-Tánger.

El ferry «Murillo», adscrito a la línea Cádiz-Canarias de Trasmediterránea

La incorporación de servicio gratuito de wifi en buques y la ampliación de oferta de restauración y ocio a bordo, son los servicios más valorados por los pasajeros durante la temporada que ahora termina, según la última encuesta de satisfacción del  cliente de Trasmediterránea. la cobertura se ofrece de manera gratuita en zonas comunes de ocho  buques –“Zurbarán”, “Murillo”, “Juan J. Sister”, “Fortuny”, “Alborán”, “Albayzin”, “Scandola” y “Tenacia”-, así como en la estación marítima de Barcelona.

“Pronto habrá también servicio gratuito de wifi en el  resto de buques, terminales marítimas de Trasmediterránea (Valencia y Las Palmas de Gran Canaria) y ventanillas de compra y zonas de embarque de pasajeros en otros puertos donde opera la compañía”, señala el director de  Marketing y Servicio al Cliente de Trasmediterránea, José Luis Fernández Day.

En su opinión, la valoración positiva que los pasajeros otorgan también a “la oferta de ocio a  bordo, con la creación de la mayor terraza al mar del Mediterráneo en el ferry “Scandola” de la línea Valencia-Ibiza, fiestas con djs y discotecas locales, una nueva carta y demostraciones de cóctel, la incorporación de videoconsolas y  programas de animación para los más pequeños en todos los ferries. Los clientes destacan favorablemente, asimismo, la incorporación de menús infantiles y pizzerías  en líneas en las que es importante el segmento de viaje de jóvenes y familias”.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

P & O Cruises ha hecho público hoy el nombre del nuevo megacrucero de su propiedad que entrará en servicio en marzo de 2015. Se llamará “Britannia” y con ello rinde homenaje a la tradición secular del país. Será el buque mayor de su clase de cuantos hayan enarbolado la contraseña de la centenaria compañía naviera y uno de los mayores de la industria turística en Europa, con 141.000 toneladas brutas, unas siete mil menos que el mítico “Queen Mary 2”. El pasado 15 de mayo se celebró en el astillero Fincantieri, en Monfalcone, la ceremonia de puesta de quilla.  

Está proyectado para alojar entre 3.600 y 4.300 pasajeros y una tripulación máxima de 1.350 personas. Los técnicos dicen que el diseño del casco permitirá un ahorro de combustible del 20 % en relación a buques de similares características, además de otros aspectos para su consideración como buque ecológico. A pesar de que como todos los barcos de su clase es un enorme cajón flotante con muchos balcones, el nuevo buque insignia de P & O combina la vanguardia con la tradición británica más arraigada y que tanta fama le ha proporcionado.

El nuevo buque insignia de P & O Cruises se llamará «Britannia»

Imagen: P & O Cruises

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia prevé comenzar en octubre próximo el calendario de pruebas de equipos y sistemas instalados a bordo del buque “Adelaide”, segundo LPD construido en el astillero de Ferrol y a flote desde julio de 2012.  Las pruebas se refieren a propulsión, planta eléctrica, ascensores, rampas, equipos contra incendios, conducciones, habilitación y otros sistemas interiores.

Técnicos de Navantia y BAe Systems –que es la parte contratante de los dos buques– se encuentran verificando el interior del buque y en la actualidad han aceptado el 70 %.  Antes de que finalice el año se procederá a su remolque a la ría de La Coruña o la ría de Vigo para proceder a su embarque en el buque dique “Blue Marlin”, que será el encargado de llevarlo a Australia donde se procederá a su terminación.

El buque LPD «Adelaide», en la grada ferrolana el día de su botadura 

Como conocen nuestros lectores, el citado buque fue el encargado del transporte del primer LPD australiano, llamado “Canberra”, entregado en octubre de 2012. Desde su llegada, BAe Systems se está ocupando de su armamento final con la instalación de la superestructura en la que se encuentra el puente de mando, el sistema de combate, los equipos de comunicaciones, navegación y otros alojamientos.

La entrega oficial del buque “Canberra” está prevista para el primer cuatrimestre de 2014 y la del buque “Adelaide” a mediados de 2015. En el cumplimiento del contrato firmado con Navantia para el segundo LPD –inspirado en el proyecto del buque “Juan Carlos I”, en la actualidad trabajan unas 800 personas de la factoría ferrolana y empresas auxiliares, informa la edición digital de “La Voz de Galicia”.

Foto: Navantia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace tiempo que MSC Cruceros tiene al puerto de Vigo entre sus preferidos en la zona atlántica. En dos días consecutivos, 18 y 19 de septiembre, han hecho escala dos buques de esta compañía de cruceros de turismo llamados “MSC Ópera” y “MSC Poesía”, como apreciamos en las fotografías de Alfredo Campos Brandón. El primero arribó procedente de St. Peter Port en viaje a Lisboa, con una expedición de 1.687 turistas y 699 tripulantes y a bordo del segundo viajan 2.294 turistas y 965 tripulantes.                      

La oferta de Vigo y su comarca para las horas de estancia en puerto resulta atractiva: Santiago de Compostela, Cambados, Bayona la Real y la comarca del Salnés, rica en vinos de albariño, además del atractivo que ejerce la ciudad de Vigo propiamente dicha y la zona portuaria, en constante renovación. Hemos de citar que del buque “MSC Ópera” desembarcaron 114 pasajeros y embarcaron otros 113 y las excursiones se movieron en nueve autobuses, que fueron 20 en el caso del segundo. De la consignación se ocupó Bergé Marítima.  

Con las primeras luces del alba llegó a Vigo el buque «MSC Ópera»

El buque «MSC Ópera» atracó babor al muelle, en un día espléndido

Estampa marinera del buque «MSC Poesía» en la mañana de la ría viguesa

MSC Cruceros envía a Vigo a sus mejores barcos y de mayor capacidad

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los buques de la Armada “Tofiño” (A-32) y “Antares” (A-23) zarparon el pasado 10 de septiembre de su base en Cádiz para iniciar una campaña hidrográfica en el Golfo de Almería y la zona costera del mar de Alborán, que se prolongará hasta mediados de octubre, informa la Armada española. La campaña permitirá la actualización de la cartografía y las publicaciones náuticas de las costas de Almería, preservando con ello la seguridad en la navegación. 

El buque “Tofiño” realizará la mayor parte de sus actividades entre Cabo Sacratif y Cabo de Gata, incluyendo los puertos de Roquetas, Aguadulce, Genovés y San José. El buque “Antares”, además de operar en la misma zona, realizará también trabajos de batimetría en aguas someras entre Cabo de Gata y Mesa de Roldán. Ambos buques dependen del Instituto Hidrográfico de la Marina, que dirige el capitán de navío José Ramón Fernández de Mesa y Temboury. Los datos obtenidos formarán parte de la base de datos del IHM y serán publicados en la cartografía náutica oficial.

El buque hidrográfico «Antares» (A-23), en una escala en el puerto de Vigo

Foto: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero “Alborán” (P-62) se encuentra desde hace dos semanas navegando en aguas del Atlántico nororiental para participar en dos campañas de inspección pesquera, en un despliegue que durará 38 días, informa la Armada española. En la actualidad toma parte en la campaña “Pelágicos”, enmarcada en el Plan de Despliegue Conjunto de la EFCA (Agencia Europea de Control de Pesca). Su misión será el control y la inspección de las pesquerías de especies pelágicas reguladas (arenque, caballa, jurel, anchoa y bacaladilla) en las aguas del Atlántico Nordeste y el mar Cantábrico. 

A continuación, el patrullero “Alborán” iniciará una nueva campaña de inspección pesquera denominada “Cuatripartito”, en la que patrulleros de los estados miembros (Irlanda, Reino Unido, Francia y España) llevan a cabo programas de control, inspección y vigilancia en sus aguas jurisdiccionales, que abarcan desde el Golfo de Vizcaya hasta el suroeste de Irlanda (Gran Sol). El patrullero tiene previsto hacer dos escalas, una en Santander y otra en Cork (Irlanda), para efectuar el relevo de inspectores de pesca y dar descanso a la dotación, informa la Armada española.

Estampa marinera del patrullero «Alborán»

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por lo que ha trascendido en medios navales y publica “La Voz de Galicia”, parece que se han desvanecido las posibilidades de que alguna Marina extranjera pudiera estar interesada en la adquisición del portaaeronaves “Príncipe de Asturias”, por lo que el desguace será el destino del emblemático buque de la Armada española, dado de baja prematuramente en tiempos de crisis. 

Ha habido contactos, incluso con desplazamiento a Ferrol de comisiones técnicas de Indonesia y Angola, pero no se ha concretado nada. En el caso del país africano, el interés se extendía a otras unidades de la Armada que han causado baja recientemente y que podrían tener una vida operativa más larga. Medios oficiales se muestran prudentes ante la pregunta de si realmente hay interés por el portaaviones y la respuesta ha sido “no se tiene conocimiento”. 

Mientras tanto, el calendario de desarme del buque sigue adelante y en principio está previsto que concluya el 15 de diciembre próximo. La fecha se ha prorrogado sobre la inicialmente establecida, por si apareciera “a última hora” algún cliente interesado. De no ser así, y todo parece indicar que no habrá sorpresas, a partir de entonces se iniciará el proceso oficial para la subasta y posterior desguace. Es un trámite que lleva su tiempo y durará varios meses. 

Todo parece indicar que, salvo sorpresas de última hora, el barco irá al desguace

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica (BIO) “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Javier Moreno Susanna– zarpó en la mañana del pasado martes de su base en el Arsenal de Cartagena para iniciar una nueva campaña científica a poniente del Archipiélago Canario, informa la Armada Española. El objetivo principal de esta campaña es continuar con los trabajos de topografía y análisis de los fondos marinos de la plataforma continental, con la finalidad de solicitar su extensión más allá de las 200 millas al oeste de Canarias. El BIO “Hespérides” regresará a su base 29 de octubre y tiene previsto realizar a mitad de campaña una escala en el puerto de Funchal. 

La expedición científica está compuesta por personal del Instituto Español de Oceanografía, Instituto Geológico y Minero de España y del Instituto Hidrográfico de la Marina, asistidos por personal de la Unidad de Tecnología Marina del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El BIO “Hespérides” depende de la Fuerza de Acción Marítima, que manda el vicealmirante Salvador Delgado Moreno, responsable de la coordinación y ejecución de la Acción Marítima de la Armada, entendida como la contribución que ésta hace a la acción del Estado en la mar que incluye, entre otras, las actividades científicas de este buque.

El BIO «Hespérides» navega hacia el oeste de Canarias para proseguir con su campaña

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El almirante de la Flota, Santiago Bolíbar Piñeiro (Pontevedra, 1950), asumió ayer el mando de la Fuerza Marítima Europea (EUROMARFOR), relevando en el cargo al vicealmirante francés Philippe Coindreau, informa la Armada española. La ceremonia naval estuvo presidida por el almirante jefe Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río y se celebró a bordo del buque “Juan Carlos I”, atracado en la Base Naval de Rota. 

EUROMARFOR es una fuerza no permanente que, en función de sus necesidades, configura su organización, tipo de fuerza a emplear y apoyos logísticos. Tiene capacidad para operar de forma independiente o integrada con otras fuerzas y está formada por España, Francia, Portugal e Italia. Desde su creación en 1995 ha participado en numerosas operaciones internacionales y ejercicios, destacando la operación de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas en Líbano (UNIFIL) y la operación Atalanta contra la piratería en el Océano Índico.

El almirante Santiago Bolibar (segundo por la izq.) junto al AJEMA y los almirantes representantes de Francia, Italia y Portugal

Foto: Armada española

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Juan Carlos I” recibió ayer en el puerto de Cádiz la Bandera de Combate de manos de la reina Sofía, en un acto que presidió y en el que ejerció de madrina de la ceremonia naval, a la que asistieron las autoridades civiles y militares de la provincia y de las Junta de Andalucía, así como el ministro de Defensa, Pedro Morenés Eulate; el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado y Díaz del Río y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz Pacheco.

Al comienzo del acto, el AJEMA ofreció la Bandera a Su Majestad. Previa bendición de la enseña por parte del vicario de la Armada, doña Sofía hizo entrega de la misma al comandante del buque “Juan Carlos I”, capitán de navío Antonio Piñeiro Sánchez quien, antes de tomarla, hizo el antiguo gesto de pleitesía de besarla con la rodilla izquierda en tierra.

La reina Sofía recibe la Bandera de Combate de manos del AJEMA

A continuación, el comandante izó la Bandera de Combate en el buque de su mando, auxiliado por su oficial ayudante de derrota y se interpretó el Himno de la Armada. En la ceremonia participó un batallón de honores compuesto por una compañía de marinería de unidades de la Flota, una compañía de Infantería de Marina y una compañía del Ejército de Tierra. Completaban el batallón, la banda de cornetas y tambores del Tercio Sur y una escuadra de gastadores.

La reina Sofía entrega la Bandera de Combate al comandante del «Juan Carlos I»

Foto de familia de la reina Sofía y la dotación del buque «Juan Carlos I»

Fotos: Armada Española