Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los cruceros temáticos están teniendo cada vez más interés entre un tipo determinado de turistas, a los que les atrae ofertas concretas. Es el caso de la ruta del vino, del vino de la Rioja alavesa y el vino gallego del Salnés, Cambados y Condado en este caso, pues el buque “Celebrity Infinity” realiza un viaje con ese motivo con muy buena ocupación, si tenemos en cuenta que en la escala del pasado martes en el puerto de Vigo venían a bordo 2.162 pasajeros y 954 tripulantes. 

El barco llegó con algo de retraso, pues el tiempo en la mar no es bueno. Atracó a las 11,45 h procedente de Bilbao y continuó viaje a las 19,45 h rumbo a Harwich. Tampoco acompañó el tiempo, con un día inestable y gris, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. Salieron 20 autobuses para el recorrido vinícola y los que se quedaron y bajaron a tierra animaron la zona comercial portuaria. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía., con su eficacia acostumbrada en la gestión y trato a los turistas.

Estampa marinera del buque “Celebrity Infinity”, en su reciente escala

Volverá el próximo 27 de septiembre y coincidirá con el gigante “Oasis of the Seas”

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Celebrity Cruises es una compañía del grupo Royal Caribbean International. En la actualidad dispone de una flota de nueve buques, entre ellos cinco de la clase Solstice, que figuran entre los mayores que operan en Europa, puestos en servicio entre 2008 y 2012. Los otros cuatro son buques algo más antiguos, de principios del siglo XXI, pero muy llamativos, todos los cuales anteponen el prefijo Celebrity, como es el caso: “Celebrity Infinity”. 

Estuvo el 26 de septiembre en el puerto de Vigo, con una expedición de 2.140 pasajeros y 962 tripulantes, en viaje a Bilbao a Leixoes. Amplia demanda de excursiones a bordo que ocuparon a 22 autobuses y otro vehículo especial para conocer Cambados, Santiago de Compostela, Bayona la Real y Mondariz, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Estampa marinera del buque “Celebrity Infinity”, a su llegada a Vigo

Flota de autobuses esperando por los turistas para las excursiones

Construido en Chantiers de l’ Atlantique, en St. Nazaire (Francia), entró en servicio en febrero de 2001 bautizado con el nombre de “Infinity” y contraseña de Celebrity Cruises. En junio de 2007 pasó a llamarse “Celebrity Infinity” y la bandera liberiana de su estreno enarbola bandera de Bahamas desde 2002. El viaje inaugural lo hizo en marzo de 2001 desde Port Everglades hasta San Diego, vía canal de Panamá. 

Es un buque de 90.280 toneladas brutas y 11.788 toneladas de peso muerto, en un casco de 294 m de eslora total, 32,30 m de manga y 8 m de calado. Puede alojar a un máximo de 2.499 pasajeros, aunque la acomodación estándar está en 1.950 pasajeros. La planta propulsora está formada por dos turbinas de gas General Electric, con una potencia de 50.000 kw, que accionan dos “pods” Rolls-Royce Mermaid, lo que le permite una gran maniobrabilidad y una velocidad de crucero de 24 nudos. Código IMO 9189421. 

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En viaje de posicionamiento en el mercado europeo, a media mañana de hoy arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el megacrucero “Celebrity Equinox”, abanderado en Malta, procedente de Nassau (Bahamas) en viaje a Arrecife de Lanzarote. Es un cliente destacado y ya conocido –el 12 de noviembre de 2009 hizo su primera escala–, propiedad de Celebrity Cruises, una de las sociedades del grupo norteamericano Royal Caribbean.

Construcción número 676 de los astilleros Jos. L. Meyer, en Papenburg (Alemania), fue puesto a flote el 6 de agosto de 2008 y entregado a sus armadores, Celebrity Equinox Inc., una filial de Celebrity Cruises, el 17 de julio de 2009. El coste final asciendió a la cifra de 750 millones de dólares. Es el segundo de una serie de cinco buques, de los cuales el primero se llama “Celebrity Solstice”, entregado el 24 de octubre de 2008; el tercero, “Celebrity Eclipse”, el 15 de abril de 2010; el cuarto, “Celebrity Silhouette”, el 18 de julio de 2011 y el quinto, “Celebrity Reflection”, el 9 de octubre de 2012.

Es un buque de 121.878 toneladas de registro bruto (GT), 82.363 netas (NT) y 9.500 de peso muerto (TPM), siendo sus principales dimensiones 317,20 metros de eslora total, 36,90 de manga y 8,30 de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 16V46, que desarrollan una potencia de 67.200 kilowatios y le permite alcanzar una velocidad de 24 nudos. Tiene capacidad máxima para 2.850 pasajeros. Código IMO 9372456.

El megacrucero “Celebrity Equinox”, de nuevo en el puerto tinerfeño

Foto: Pedro de la Fuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Su presencia no pasa desapercibida. Es un barco llamativo y lo destaca su tamaño y las dos curiosas chimeneas que lucen la contraseña de Celebrity Cruises, una compañía del grupo Royal Caribbean. Se llama “Celebrity Silhouette” y el pasado sábado, 8 de diciembre, estuvo de nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, como vemos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez.

Es uno de los cinco buques de la clase “Solstice”, construidos todos ellos en el astillero Jos L. Meyer, en Papenburg (Alemania). Tiene capacidad para 2.850 pasajeros y entró en servicio el 18 de julio de 2011. De 122.210 toneladas brutas, 88.427 toneladas netas y 9.500 toneladas de peso muerto, mide 317,20 m de eslora total, 36,80 m de manga y 8,30 m de calado. Propulsado por cuatro motores MAN, con una potencia de 67.200 kw y una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9451904.

El buque “Celebrity Silhouette” enfila la bocana de la bahía del puerto tinerfeño

Visto en toda su eslora por la banda de babor

A la caída de la tarde, el megacrucero siguió su viaje

Doblando la punta del muelle y cayendo a estribor, enmendando el rumbo

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los dos últimos días el puerto de Vigo ha recibido igual número de escalas turísticas, que refrendan el atractivo que Galicia tiene en la industria marítima de cruceros. Varios factores coinciden para hacer de esta opción una de las más atrayentes de la oferta de las grandes compañías que operan en esta zona del Atlántico: un paisaje excepcional, unos recursos atractivos y una hospitalidad entrañable. Además de unas instalaciones portuarias seguras y cómodas y una logística fiable.

El buque “Aurora” figura entre los barcos clásicos de P & O Cruises

Visto por la aleta de estribor, mientras maniobra para atracar

El buque es una versión mejorada de su casi gemelo “Oriana”

El domingo 25 llegó el crucero “Aurora” procedente de Southampton en viaje a Lisboa y lo hizo con una hora de retraso debido al temporal reinante en la zona. A bordo, en esta oportunidad, 1.725 pasajeros y 825 tripulantes. Ocho autobuses atendieron las excursiones previamente contratadas a bordo con destino a Compostela, La Toja y las bodegas del Salnés. “Importante actividad en las instalaciones portuarias, sobre todo en la hostelería y la zona de la Piedra, con degustación de mariscos”, señala Alfredo Campos Brandón, autor de los comentarios y las fotos que acompañan.

El buque “Celebrity Constellation” es un distinguido cliente del puerto de Vigo

Visto en toda su eslora por la banda de estribor

Es un barco llamativo, resaltado por sus colores corporativos

Ayer, lunes, casi a mediodía entró el buque “Celebrity Constellation” procedente de Bilbao en viaje a Leixoes, en esta ocasión con 1.894 pasajeros y 953 tripulantes, “que dieron animación a la zona portuaria, y con la movida de la excursiones a Compostela La Toja Cambados, Bayona la Real, bodegas del Salnés, para lo que utilizaron 16 autobuses. Esto es una pasada, con las visitas las  bodegas, a saborear un excelente vino nuevo albariño y los mariscos que están este año increíbles, dado que hubo poco pulpo y cuando ocurre hay nécoras en cantidad  y centollas de la rías al faltar el depredador natural de las mismas”. De la consignación de ambos buques se ocupó la delegación de Pérez y Cía. “con la eficacia  que siempre nos demuestran, y animo de colaboración para la realización de este trabajo”, concluye nuestro estimado amigo y colaborador.

La contraseña de Celebrity Cruises es una evocación de Chandris Lines

Atracado estribor al muelle y visto de popa por la aleta de babor

El puerto de Vigo es una escala favorita en el Atlántico europeo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nueva escala en el día de ayer del crucero de turismo “Celebrity Constellation” en el puerto de Vigo, que arribó a primera hora de la mañana procedente de Leixoes en viaje a Southampton, hacia donde partió a media tarde. En esta oportunidad viajan a bordo 1.954 pasajeros y 938 tripulantes, consignado por la delegación de Pérez y Cía. El buen tiempo en esta ocasión no acompañó.

Se realizaron las actividades habituales con salidas a los puntos de interés en 16 autobuses, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. El buque es propiedad de Celebrity Cruises, compañía del grupo de Royal Caribbean Cruise Line y es un barco muy llamativo, tanto por su diseño como por lo destacado de su color azul intenso y la contraseña de su chimenea.

A su llegada el cielo estaba gris plomizo y muy cerrado de nubes

Es un barco llamativo, tanto por sus formas como por el color azul intenso

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy una nueva escala del crucero de turismo “Celebrity Constellation”, propiedad de Celebrity Cruises. Arribó casi a mediodía procedente de Bilbao en viaje a Leixoes, con una expedición de 1.949 pasajeros y 923 tripulantes a bordo. De la consignación se ocupó la agencia Pérez y Cía., “con la capacidad de coordinación de la que siempre hace gala”.

Entre los muchos pasajeros que bajaron a tierra y los tripulantes libres de servicio que pudieron salir unas horas, “dieron un aire alegre a la zona portuaria, con la presencia de puestos de antigüedades, salidas a la ruta del vino para la que se utilizaron 12 autobuses. Toda el área comercial portuaria tuvo hoy gran actividad”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Es un barco vistoso, llamativo y no pasa desapercibido

Visto en toda su eslora por la banda de estribor

La ruta del vino gallego es uno de los atractivos de la escala

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Celebrity Cruises es una de las compañías del grupo Royal Caribbean. Desde 2008 ha ido incorporando progresivamente a su flota los buques de la clase “Solstice”, el último de los cuales, “Celebrity Reflection” (121.800 GRT), recién entregado, estuvo ayer en escala inaugural en el puerto de Vigo. Es el quinto buque de la serie, construido, al igual que los anteriores, en el astillero Jos. L. Meyer, en Papenburg (Alemania).

Arribó a las 09 h procedente de Gijón en viaje a Málaga, con 2.703 pasajeros y 1.798 tripulantes a bordo. Tal cantidad de gente –el número de tripulantes es superior al habitual, debido al entrenamiento de una parte de ellos- “animó la zona portuaria, sus comercios, restaurantes, las salidas de autobuses a las bodegas próximas, catas de caldos de la tierra y degustación de productos de Galicia en un día de invierno, muy propio de estas fechas”, señala Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos y comentarios que acompañan.

Un día típicamente invernal recibió la primera escala del buque “Celebrity Reflection”

Es el quinto buque de la serie “Solstice”, construido en Alemania

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la contraseña de Celebrity Cruises pertenece el buque “Celebrity Constellation”, que en el día de ayer hizo escala en el puerto de Vigo. Arribó procedente de Bilbao a las 11 h y continuó viaje a Oporto a las 17,30 h. A bordo, en esta oportunidad, 2.227 pasajeros y 918 tripulantes. Veintiocho autobuses hicieron posible las excursiones contratadas a bordo, a Santiago de Compostela y Bayona la Real, con parada en alguna bodega para degustar los excelentes caldos gallegos.

En un día “de espléndido verano, con 32º de temperatura, la estancia de los pasajeros animó el ambiente portuario y de la ciudad, incrementando la actividad de los comercios y los establecimientos de hostelería”, señala nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotografías y los comentarios que acompañan. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía.

Un día espléndido recibió la escala del buque “Celebrity Constellation”

El buque es propiedad de Celebrity Cruises, una compañía del grupo Royal Caribbean

Unas pinceladas sobre el buque “Celebrity Constellation”. Construcción número U31 de los astilleros de l’Atlantique, en St. Nazaire, entró en servicio en mayo de 2002 con el nombre de “Constellation”. Propiedad de Celebrity Cruises, se estrenó abanderado en Liberia y la ceremonia de su bautizo se celebró en el puerto de Barcelona. Tiene otros tres gemelos llamados “Infinity”, “Summit” y “Milennium”. En marzo de 2003, el buque fue abanderado en Bahamas y en mayo de 2007 pasó a llamarse “Celebrity Constellation”. Desde enero de 2008 navega abanderado en Malta.

Es un buque de 90.280 toneladas brutas y 11.928 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 294 m de eslora total, 32,30 m de manga y 8,20 m de calado. Es uno de los pocos buques de su tipo propulsado por turbinas de gas, con una potencia de 50.000 kw que accionan dos “pods” Rolls Royce Mermaid y le permite alcanzar y mantener una velocidad de 24 nudos. A cambio, el consumo de combustible es muy considerable. Código IMO 9192399.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dice Celebrity Cruises que “algunos de los mejores arquitectos del mundo, han elevado el estilo de nuestros barcos a alto diseño”. Viendo la foto que acompaña, del comedor de un buque de la clase Solstice, podemos comprobar, en efecto, tal afirmación. La imagen habla por sí sola. Si a eso le añadimos calidad y servicio, como es el caso, sobran comentarios.

Celebrity Cruises es una de las compañías de la matriz Royal Caribbean International. Figura entre las punteras a nivel mundial. El concurso de arquitectos navales y diseñadores de los espacios interiores, públicos y privados, ha dado alas a un sector en alza que parece no tener límites. Su trabajo se traduce en logros de esta naturaleza.

Comedor de uno de los buques de la clase “Solstice”

Foto: Celebrity Cruises