Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos tiempos ha aumentado considerablemente la actividad “off shore” en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. No sólo son buques “suppliers”, muy característicos a modo de grandes remolcadores especializados dotados de potentes grúas; o buques sísmicos, entre ellos los novedosos “bow x” o proa invertida, varios de los cuales han sido construidos en los astilleros de Galicia, sino también plataformas petrolíferas de diversos tipos, como la coincidencia de las que vemos en la foto de Sebastián Marrero: “Cajun Express” y “Deepwater Discovery”.

La actividad “off shore” genera un considerable movimiento económico, referido a reparaciones navales, trabajos de mantenimiento, suministros de repuestos y provisiones, combustible, agua, relevos de tripulaciones (guaguas, taxis, coches de alquiler, comidas, entretenimientos…) e ingresos para la Autoridad Portuaria. La actividad que se genera en el Golfo de Guinea y la inseguridad que allí existe, se han convertido en magníficos aliados del puerto de Las Palmas de Gran Canaria, que cada día crece en este segmento y es más conocido a nivel internacional. Nada que ver con lo que sucede a 50 millas de distancia.

Bonita foto tomada al amanecer desde el catamarán “Bonanza Express”

Foto: Sebastián Marrero

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace tiempo que el puerto de Las Palmas de Gran Canaria ha consolidado su protagonismo como escala “off shore”, dando así cobertura a un sector en notable crecimiento en el Golfo de Guinea, donde las prospecciones y extracciones de petróleo están al alza. Varios elementos confluyen para que eso sea así: un tejido empresarial sólido y competitivo, reparaciones navales capaces desde el punto de vista técnico, una logística consolidada, diversos servicios auxiliares y una Autoridad Portuaria competente y formada por profesionales que demuestran con su trabajo constante y exitoso su amor por su puerto.

Uno de los ejemplos más recientes es la presencia de la plataforma “Cajun Express”, cuya maniobra de llegada ha captado nuestro estimado amigo y colaborador Jorge Rodríguez Suárez.  Ha llegado para una estancia de un mes, aproximadamente, con la finalidad de realzar reparaciones navales  y avituallamiento, antes de emprender una nueva campaña en el oeste de África. Leemos en la prensa de Las Palmas el impacto económico que ello supone para la ciudad, con un movimiento de pertrechos, repuestos y unos 250 tripulantes.

La plataforma “Cajun Express”, a su llegada al puerto de Las Palmas

El remolcador “Uranus” tiene a su cargo el remolque de la plataforma

La plataforma, lista de maniobra, muestra su llamativa estampa marinera

Entre los repuestos que esperan sobre muelle vemos dos hélices azimutales

Propiedad de Transocean y abanderada en Liberia, la plataforma “Cajun Express” está contratada desde mayo pasado por el plazo de un año por la firma escocesa Cairn Energy para una campaña de prospecciones en aguas de Senegal, Mauritania y Marruecos. Arribó al puerto de Las Palmas a remolque del remolcador de altura “Uranus”. Se trata de una plataforma semisumergible de la clase “Forex Xpress” preparada para perforar en ambientes moderados y profundidades de hasta 8.500 metros.

Con la llegada de esta plataforma, han coincidido en el puerto grancanario cuatro unidades de esta naturaleza: “GFS Artic I”, propiedad de Transocean, fondeada desde hace varios meses frente a Vegueta, pendiente de alquiler o comprador; “Noble Globetrotter II”, en viaje de estreno, subcontratada por Shell; y “Stena Drillmax”, de la que ya nos hemos ocupado en esta misma sección, que se encuentra en trabajos de mantenimiento a cargo de ASTICAN.

Fotos: Jorge Rodríguez Suárez