Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos podido admirar hoy, 28 de noviembre, en su atraque de la Dársena de Los Llanos, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, la avanzada estampa marinera del megayate Skat, abanderado en las Islas Caymán y propiedad de uno de los grandes magnates del imperio Microsoft, Charles Simonyi. Por evidentes razones, la superestructura del llamativo barco resaltaba en el entorno portuario, en una jornada en la que también formaron parte de la crónica portuaria, entre otros buques destacados, los cruceros Queen Victoria y Aidaluna.  

Construcción número 13.621 de los astilleros Lurssen, en Bremen (Alemania), de larga tradición en grandes yates y buques militares ligeros, y puesto en servicio en 2002, el megayate Skat es un buque de 70,70 metros de eslora total -62,50 entre perpendiculares-, 13,5 de manga y 3,72 de calado. Es el resultado del denominado Proyecto 9906. El diseño del buque pertenece al arquitecto naval Alan Denae y el aspecto exterior es resultado del estudio Espen Øino Naval Architects, en estrecha colaboración con Lürssen Yachts, mientras que el diseño interior se debe a Marco Zanini y Flavia Alves de Sousa.

De 1.998 toneladas brutas (GT), el casco es de acero naval y la superestructura de aluminio y posee la máxima clasificación del Lloyd’s Register. Dispone de una plataforma de vuelo para las operaciones de un helicóptero ligero. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico compuesto por dos motores MTU 16V4000 M79, con una potencia de 2.717 caballos cada uno y tres motores eléctricos de la misma marca, dos de ellos de 280 km y el tercero, de 212 kw, que le permiten desarrollar una velocidad máxima de 17 nudos. Tiene capacidad para alojar a 10 invitados en cinco cabinas y una tripulación máxima de 20 personas.

El megayate "Skat", visto por la banda de estribor

El megayate "Skat", huésped singular del puerto tinerfeño

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios